SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número2GRUPOS DE SUELOS Y SU DISTRIBUCIÓN EN LAS ÁREAS DEL INGENIO CENTRAL MOTZORONGO, VERACRUZ, MÉXICOCOMPORTAMIENTO DE ALGUNAS PROPIEDADES FÍSICO-QUÍMICAS DEL SUELO CON DIFERENTE SISTEMA SILVOPASTORIL EN LA LLANURA NORTE DE NAYARIT índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Bookmark

  • |

Cultivos Tropicales

versión ISSN 0258-5936

cultrop vol.31 no.2 La Habana abr.-jun. 2010

 

CARACTERÍSTICAS Y CLASIFICACIÓN DE LOS SUELOS CULTIVADOS DE ARROZ EN LA PALMA, PINAR DEL RÍO



CHARACTERISTICS AND CLASSIFICATION OF SOILS rice cultivation in LA PALMA, Pinar del Rio



Dr.C. A. HernándezI y Ms.C. Irene MorenoII


I Investigador Titular del departamento de Biofertilizantes y Nutrición de las Plantas. Email: ahj@inca.edu.cu

II Investigadora Agregada del departamento de Fitotecnia, Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA), gaveta postal 1, San José de las Lajas, La Habana, Cuba, CP 32 700.




RESUMEN

En este trabajo se estudian las características morfológicas, físico-químicas y de fertilidad de seis perfiles de suelos cultivados de arroz en fincas de La Palma, Pinar del Río. Se comprueba que los suelos están afectados por el proceso de gleyzación y presentan estructura del horizonte A desfavorable. Al mismo tiempo, en dos de esos perfiles, como resultado del cultivo del arroz, se presenta un horizonte antrópico que se denomina hidrágrico. Además, los seis perfiles de suelos se clasifican según el sistema de Cuba, así como del World Reference Base (WRB) y Soil Taxonomy. Se demuestra que hay una buena aplicación de los dos primeros sistemas de clasificación; sin embargo, en los suelos con el horizonte antrópico no se pudo aplicar el Soil Taxonomy.

Palabras clave: características morfológicas suelo, clasificación de suelos, propiedades fisico-químicas suelo, fertilidad del suelo.

ABSTRACT

The morphological, physicochemical and fertility characteristics of six soil profiles from La Palma, Pinar del Rio, cultivated with rice are studied in this paper. Soils proved to be affected by gleyzation process and have an unfavorable A horizon structure. At the same time, as a result of rice growth, there is an anthropic horizon named hydragric in two of these profiles. Besides, the six soil profiles are classified by Cuban system, as well as those of World Reference Base and Soil Taxonomy. The two first soil classifications were correctly applied; however, Soil Taxonomy could not be applied to soils having an anthropic horizon.

Key words: soil morphological features, soil classification, soil chemicophysical properties, soil fertility.





INTRODUCCIÓN

En el estudio de los suelos cultivados de arroz hay dos problemáticas que son de actualidad a nivel mundial desde hace tiempo. Por una parte, se tienen las limitaciones que presentan los suelos y el clima para el desarrollo adecuado de este cultivo y, por otra, las transformaciones que ocurren en los suelos por la influencia del cultivo continuado del arroz, sobre todo por el cultivo del suelo bajo inundación (fangueo). El cultivo del arroz es el que mayor degradación provoca en las propiedades del suelo (1); así, la influencia hidromórfica y el fangueo, así como el cambio de las condiciones de oxidación-reducción del suelo conllevan a la destrucción rápida de los agregados estructurales del suelo, con la formación de horizontes en forma de bloques con muchas manchas de reducción del hierro y manganeso.

En Cuba, se han publicado algunos trabajos sobre la influencia del cultivo del arroz en las propiedades de los suelos (2), aunque enfocados principalmente al cambio de su fertilidad (nutrientes). En el Manual para el Cultivo del Arroz, recientemente publicado por el Instituto de Investigaciones del Arroz, no se abordaron los problemas del cambio de las propiedades de los suelos por esta gramínea (3).

Este problema adquiere tal relevancia en la actualidad, ya que en las clasificaciones internacionales, fundamentadas principalmente en las propiedades de los suelos a través de horizontes y características de diagnóstico en relación con su génesis, se incluyen calificativos para distinguir la influencia antropogénica por el cultivo continuado del arroz en la clasificación de los suelos.

En la nueva versión de clasificación de suelos de China (4) se tienen varios horizontes de diagnóstico superficiales y subsuperficiales, para clasificar los suelos transformados por el cultivo del arroz, como el horizonte superficial (epipedón) antrostágnico y el subsuperficial hidrágrico, que se emplean en el diagnóstico y la clasificación del orden de Antrosoles, con los subórdenes Antrosoles Stánicos y los grupos Antrosoles Stágnicos gléyicos, Antrosoles Stágnicos lixiviados con hierro, Antrosoles Stágnicos con hierro acumulado, Antrosoles Stágnicos típicos. En esta clasificación para cada grupo de suelos hay varios subgrupos.

En el World Reference Base (5) se tiene el calificativo de horizonte antrácuico para la influencia del cultivo de arroz en las propiedades de los suelos, similar al horizonte antrostágnico de la clasificación china, y el hidrágrico, similar al hidrágrico de la clasificación china. En esta clasificación se tiene dentro del grupo de Antrosoles la unidad de Antrosoles Hidrágrico, que es cuando el suelo tiene un horizonte superficial antrácuico y, al mismo tiempo, subsuperficial hidrágrico; sin embargo, a diferencia de la clasificación de suelos de China, tiene dentro del grupo de los Gleysoles la unidad de Gleysol Antrácuico y Gleysol Antrácuico Abrúptico, que son propios de Gleysoles con influencia de transformaciones por el cultivo del arroz.

En la Soil Taxonomy, en su última versión de las claves (6), no se desarrollaron aún horizontes ni características de diagnóstico en relación con las transformaciones que sufren las propiedades de los suelos por el cultivo del arroz.

En la última versión de la clasificación cubana de suelos (7), las transformaciones de los suelos por el cultivo del arroz se expresan de modo muy general, pero aún resultan insuficientes.

Es decir, que a pesar de que ya en la última versión de nuestra clasificación de suelos se abordan algunos criterios, para clasificar los suelos con transformaciones en sus propiedades, como resultado del cultivo del arroz bajo aniego, al compararlos con el nivel internacional (sobre todo con la clasificación de suelos de China y el World Reference Base), esta resulta insuficiente. El objetivo de este trabajo fue presentar los resultados de las características de suelos destinados al cultivo del arroz y analizar algunos casos que presentan propiedades transformadas por este cultivo, mostrando al mismo tiempo sus dos clasificaciones mundiales: Soil Taxonomy y World Reference Base, así como la clasificación genética de los suelos de Cuba.



MATERIALES Y MÉTODOS

El estudio se realizó en las parcelas de seis productores individuales de La Palma, Pinar del Río (Angel, Ler, Reyno, Andrés, Chite y Sergio). Estas parcelas son poco extensivas (menos de 2-3 ha) y están ubicadas en las partes depresionales del relieve, algunas de ellas con construcciones de pequeñas terrazas. El arroz se cultiva en secano, la preparación de la tierra es con tracción animal y la siembra se realiza por trasplante.

Se tomó un perfil representativo de cada área, después de recorrer las parcelas y tomar puntos con barrenas para seleccionar el perfil representativo. Los perfiles fueron tomados en abril, al final del período de seca.

La descripción de los perfiles se realizó por el Manual Metodológico para la Cartografía en escala detallada y evaluación integral de los suelos (8) y en la clasificación de suelos se aplicó la Nueva Versión de Clasificación Genética de los Suelos de Cuba (7), correlacionándola con la World Reference Base (5) y Soil Taxonomy (6).

Las muestras se analizaron en los laboratorios del Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA), mediante los siguientes métodos analíticos:

. pH por potenciometría
. composición mecánica por el método de Bouyoucos modificado, usando pirofosfato para la eliminación de los microagregados y NaOH como dispersante
. composición de microagregados por el método de Bouyoucos sin utilizar reactivos químicos
. factor de dispersión resultante de la división del por ciento de arcilla de microagregados entre el por ciento de arcilla del análisis mecánico por 100
. cationes intercambiables por el método con AcNH4
. materia orgánica por Walkley y Black.



RESULTADOS Y DISCUSIÓN


Condiciones de formación de los suelos. La región de La Palma se encuentra enclavada en la parte occidental de Cuba, dentro del macizo Alturas de Pizarras de la Cordillera de Guaniguanico. El clima es tropical subhúmedo, con un promedio anual de 1400-1600 mm, con períodos alternantes de lluvia (mayo-octubre) y seca (noviembre-abril); la temperatura media es de 24oC.

La geología está constituida por la formación San Cayetano del Jurásico, compuesta por esquistos y pizarras, alternando con calizas en forma de mogote. El relieve es ondulado-alomado, pre-montañoso, con alturas entre 200-300 m sobre el nivel del mar.

La formación del suelo es del Cuaternario antiguo, con presencia de cortezas de intemperismo profundas formadas de esquistos, que da lugar a suelos ácidos, ricos en aluminio cambiable de color rojo a rojo-amarillento en las partes altas del relieve. En las partes de los mogotes se desarrolla una formación de carso cónico, con suelos muy poco evolucionados del tipo de Protorrendzinas negras.

La agricultura se desarrolla en los suelos formados de esquistos y pizarras, la cual tradicionalmente ha sido de tabaco, frijoles, yuca y maíz, con áreas depresionales donde se cultiva el arroz. El tabaco se ha cultivado aproximadamente por un siglo, principalmente en las partes onduladas-alomadas del relieve, lo que ha dado lugar al proceso erosivo muy fuerte, con la pérdida del horizonte A o gran parte de él en muchas áreas donde se desarrollan estos suelos rojos y rojo-amarillentos evolucionados.

Por las formas del relieve, es común la redeposición de materiales hacia las partes bajas con parte del suelo y las cortezas de intemperismo redepositadas, formando el material de origen del suelo en las partes más bajas del relieve. La diversidad de materiales redepositados da lugar a que la composición químico mineralógica de los suelos sea diversa: alítica, ferralítica y fersialítica (9).

El material redepositado desde las partes altas del relieve hacia las depresiones, de naturaleza alítica, ferralítica o fersialítca, está sometido a transformaciones, debido a las condiciones de oxidación-reducción que tienen lugar por la acumulación del agua en las partes bajas del relieve, dando lugar al proceso de gleyzación, típicamente en los suelos que tienen manto freático o de estagnogleyzación, cuando el agua se acumula en la parte superior del perfil sin la presencia de un manto freático.

Características de los suelos. La complejidad de la geología de la zona, con la formación de cortezas de intemperismo y redeposición de estos materiales, da lugar a que en las partes bajas del relieve los suelos no resultan homogéneos, sobre todo por sus características morfológicas, textura y composición químico-mineralógica. A continuación se presentan las descripciones de los perfiles estudiados.



PERFIL 1 DE PARCELAS DE ARROZ DE ANGEL

Fecha: 29 de marzo de 2006
Relieve: llano con terrazas formadas por el hombre
Material de origen: ferralitizado
Vegetación: cultivado todos los años de arroz, a veces dos cosechas/año; se inunda con riego cuando hace falta
Horizontes de diagnóstico por la clasificación cubana:
Principal: Antrópico
Normales: argílico, ócrico, nodular ferruginoso
Características del diagnóstico: propiedades gléyicas a menos de 50 cm de profundidad
Clasificación de los suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Antrosoles
Tipo: Hidromórfico Antrópico
Subtipo: Hidromórfico Antrópico gléyico
Género: Hidromórfico Antrópico gléyico ferrálico
Clasificación: World Reference Base (5):
Grupo de suelo: Antrosol
Unidad de suelo: Antrosol hidrágrico gléyico ferrálico (éutrico)
Clasificación: Soil Taxonomy (6): No tiene aplicación





PERFIL 2 DE PARCELAS DE ARROZ DE LER

Fecha: 29 de marzo de 2006
Relieve: llano con terrazas formadas por el hombre al lado de una loma
Material de origen: transportado fersialitizado
Vegetación: cultivado todos los años de arroz, con una cosecha al año, en período de lluvia cuando se inunda con las lluvias de verano
Horizontes de diagnóstico:
Principal: Vértico
Normales: Ócrico
Características de diagnóstico: propiedades gléyicas a menos de 50 cm de profundidad, con contenido variable de carbonatos
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Vértico
Subtipo: Gley Vértico crómico
Género: Gley Vértico crómico, carbonatado en superficie, formado de materiales transportados fersialitizados
Clasificación: World Reference Base (5):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol mólico, líxico (abrúptico, calcárico, arcilloso)
Clasificación: Soil Taxonomy (6):
Orden: Inceptisol
Suborden: Aquept
Grupo: Endoaquept
Sugrupo: Chromic Endoaquept




PERFIL 3 DE PARCELAS DE ARROZ DE REYNO

Fecha: 30 de marzo de 2006
Relieve: llano con terrazas formadas por el hombre al lado de una ondulación
Material de origen: transportado de composición ferrálica
Vegetación: cultivado todos los años de arroz
Horizontes de diagnóstico:
Principal: Ferrálico
Normales: Ócrico en el horizonte A y nodular ferruginoso en el B
Características de diagnóstico: propiedades gléyicas a menos de 50 cm de profundidad y también sin carbonatos
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Nodular Ferruginoso
Subtipo: Gley Nodular Ferruginoso típico
Género: Gley Nodular Ferruginoso típico, dístrico, formado de materiales transportados de composición ferrálica
Clasificación: World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol háplico (éutrico, arcilloso)
Clasificación: Soil Taxonomy (5):
Orden: Inceptisol
Suborden: Aquept
Grupo: Endoaquept
Subgrupo: Typic Endoaquept



PERFIL 4 DE PARCELAS DE ARROZ DE ANDRÉS

Fecha: 30 de marzo de 2006
Relieve: llano con terrazas formadas por el hombre al lado de una loma
Material de origen: transportado ferrálico
Vegetación: cultivado todos los años de arroz
Horizontes de diagnóstico:
Principal: Ferrálico
Normales: Ócrico en el horizonte A y nodular ferruginoso en el B
Características de diagnóstico: propiedades gléyicas, pero a una profundidad mayor de 50 cm y sin carbonatos
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Nodular Ferruginoso
Subtipo: Gley Nodular Ferruginoso típico
Género: Gley Nodular Ferruginoso típico, eútrico, ferrálico, formado de materiales transportados
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol háplico (éutrico, arciloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5):
Orden: Inceptisol
Suborden: Aquept
Grupo: Endoaquept
Subgrupo: Typic Endoaquept



PERFIL 5 DE PARCELAS DE ARROZ DE CHITE

Fecha: 31 de marzo de 2006
Relieve: llano con terreno bajo, supeditado a una loma con 30 % de pendiente, con suelos rojos; hacia abajo la llanura es aún mas baja. En general, esta parte donde se tomó el perfil tiene sobre-pastoreo, que se manifiesta por los hoyos de las pisadas de los animales en el terreno húmedo y plástico, formadas por el hombre al lado de una loma
Material de origen: transportado fersialitizado
Vegetación: cultivado todos los años de arroz
Horizontes de diagnóstico:
Principal: Vértico
Normales: Ócrico en el horizonte A
Características de diagnóstico:
Propiedades gléyicas, a una profundidad menor de 50 cm y sin carbonatos
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Vértico
Subtipo: Gley Vértico crómico
Género: Gley Vértico crômico sin carbonatos
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol antrácuíco (dístrico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5):
Orden: Entisol
Suborden: Aquent
Grupo: Endoaquent
Subgrupo: Typic Endoaquent



PERFIL 6 DE PARCELAS DE ARROZ DE SERGIO

Fecha: 12 de abril de 2006
Lugar: finca de Sergio en La Palma
Relieve: parte baja con terrazas de arroz, donde se cultiva el arroz por más de 50 años
Vegetación: en estos momentos no está sembrado, el arroz se cultiva en primavera y se dejan las terrazas, que se cubren en un 40-50 % por gramíneas
Estado de la superficie del terreno: En forma de montículos pequeños con grietas escasas
Material de origen: sedimentos de suelos de las partes altas, principalmente de composición alítica, con acidez
Altura sobre el nivel del mar:
Horizontes de diagnóstico:
Principal: Antrópico
Normales: Ócrico
Características de diagnóstico:
Propiedades gléyicas, a una profundidad menor de 50 cm y sin carbonatos
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Antrosoles
Tipo: Hidromórfico Antrópico
Subtipo: Hidromórfico Antrópico gléyico
Género: Hidromórfico Antrópico gléyico alítico
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Antrosol
Unidad de suelo: Antrosol hidrágrico gléyico (dístrico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5): No tiene aplicación
Características morfológicas de los suelos



Las descripciones de los perfiles muestran semejanzas y diferencias en sus características morfológicas. En primer lugar, resalta la variación de los colores debido a la diversidad de los sedimentos. Además, se presentan diferencias por el tipo de perfil; hay suelos que tienen horizonte B y otros no; hay suelos con propiedades gléyicas desde la superficie y otros desde la parte media del perfil; hay suelos con horizonte Bt argílico y otros no. Todo esto se puede observar en las descripciones de los perfiles estudiados. También se tienen diferencias en la textura del horizonte superficial, que varía desde franco arcilloso a franco arcillo-arenoso y la más frecuente que es arcillosa. En cuanto a la estructura se refiere, predomina la de bloques, con bloques prismáticos y bloques sub-angulares, aunque en los perfiles de Ler y Chite, la estructura se desmenuza en granular, pero en estos dos perfiles hay presencia de horizontes subyacentes de color pardo oliváceo, con estructura prismática que le infiere el carácter vértico.

Igualmente hay diferencias en la consistencia, la cual está muy relacionada con el estado de humedad del suelo. Es friable en superficie en los perfiles de Ler y Chite, compactada a compacta en los de Andrés, Sergio y Reyno (cuando la humedad está en la categoría de fresco o ligeramente húmedo) y plástico en la mayoría de los horizontes donde hay buena humedad. También los perfiles se diferencian por la presencia de nódulos ferruginosos (perfiles 1, 3 y 4) o no (perfiles 2, 5 y 6), lo que está en dependencia de la composición química del suelo e influencia de los procesos de oxidación y reducción.

A pesar de estas diferencias, los suelos son comunes por las manchas que evidencian las condiciones de oxidación-reducción en ellos (propiedades gléyicas) y la presencia de estructuras de bloques sub-angulares a prismática, sobre todo en la parte media-inferior del perfil. Estas características se deben a la influencia hidromórfica del riego por inundación y también a la técnica de fangueo que se practica en el cultivo del arroz. Para el caso de los perfiles 1 y 6, se observan características propias del horizonte de diagnóstico “hidrágrico”, que resulta un horizonte antrópico empleado en la clasificación de suelos del World Reference Base.

Composición mecánica de microagregados y factor de dispersión

Los suelos cultivados de arroz en las parcelas resultan variados por su composición mecánica, con un contenido en arcilla en el horizonte húmico acumulativo que varía entre 34,7 y 62,8 %, lo que está relacionado con las características de los sedimentos que resultan en el material de origen en los suelos (Tabla I). Conjuntamente con ese contenido relativamente alto en arcilla en los suelos, se constata además un buen contenido en las partículas arenosas de hasta 56 % en el perfil 1.

Los perfiles estudiados también se diferencian por la distribución de partículas en profundidad. En los perfiles 1, 2 y 5 se presenta diferenciación textural, llegando en el perfil 2 a tener el cambio textural abrupto. Es notable, además, la distribución irregular de las partículas con la profundidad en los perfiles 4 y 6, como resultado de las sedimentaciones en estas partes del relieve.

Si los suelos se diferencian por su composición mecánica, en ellos se nota un carácter común en la composición de microagregados y es el contenido relativamente alto de la arcilla, por lo que los valores del factor de dispersión resultan muy altos (Tabla II). Esto se debe a la influencia hidromórfica en la formación del suelo, coincidiendo con la presencia de  una estructura desfavorable (bloques sub-angulares a prismáticos) desde el horizonte húmico acumulativo en casi todos los perfiles. El perfil de la parcela de Ler resulta una excepción, con una buena estructura en el horizonte A y el valor de dispersión más bajo, lo que es debido a que este suelo está situado al lado de un arroyo que viene desde los mogotes, que posibilita que en el horizonte A se presente reacción al HCl.

En los perfiles 1 y 6 es notable la presencia de una estructura prismática con muchas manchas, debido a los procesos de oxidación reducción, coincidiendo con lo que se denomina horizonte hidrágrico (agricultura en condiciones hidromórficas) en la clasificación del WRB. Es decir, en los suelos de estas parcelas la influencia del cultivo del arroz da lugar a la formación de estos bloques con esas manchas, lo que los diferencia de los suelos de las otras parcelas.


Tabla I. Composición mecánica de los perfiles




Tabla II. Composición de microagregados y factor de dispersión de los perfiles


Características físico-químicas y contenido en nutrientes

La reacción del suelo se manifiesta en el pH determinado en agua (Tabla III), el cual es variable. En el perfil 2 (parcela de Reyno) es ligeramente alcalino, en los perfiles 1, 4 y 5 es adecuado (entre 6 y 7), en el perfil 3 es ácido y en el perfil 6 (parcela de Sergio) es muy ácido, coincidiendo en este último caso con una composición alítica del suelo.

Por el contenido en bases cambiables, se puede deducir que los suelos no son ricos en esmectitas, ya que en solamente dos casos es mayor de 20 cmoles. El caso extremo se presenta en el perfil 6, en el cual la suma de bases cambiables es muy baja. Dentro de los cationes cambiables predomina el catión calcio, pero la relación calcio magnesio en todas las muestras analizadas (20 en total) presenta que esta relación es inadecuada (menos de 2) en el 25 % de ellas, entre 2 y 3 en el 55 % y entre 3 y 4 en el 20 %, lo que indica que hay deficiencias de calcio en los suelos arroceros estudiados.

Por los resultados analíticos en materia orgánica, fósforo y potasio asimilables, se puede dar una caracterización del estado nutricional de los suelos (Tabla III). La materia orgánica es alta (mayor de 4 %) en los horizontes húmico acumulativos de los perfiles 1 y 2 (parcelas de Angel y Ler), poca en el perfil 3 (Reyno) y muy poca en los perfiles 4, 5 y 6. El contenido en potasio es muy bajo (menos de 0,25 cmoles) en todos los perfiles, excepto en los dos primeros horizontes del perfil 1 (parcela de Angel). Prácticamente lo mismo sucede con el contenido en fósforo asimilable, que solamente es alto en el primer horizonte del perfil 1, mientras que en el resto de las muestras analizadas es muy bajo.

En síntesis, se puede apreciar que los suelos en general son deficitarios en calcio, con tendencia a la acidificación y pérdidas de materia orgánica y contenidos muy bajos en fósforo y potasio asimilables. Los contenidos altos en fósforo y potasio asimilables en el perfil 1 están relacionados con la aplicación de fertilizantes que hizo recientemente Angel. De todos los perfiles analizados, el 1 de la parcela de Sergio resulta el más malo, con reacción muy ácida, deficiencia en calcio, muy bajo en materia orgánica y contenido muy bajo en fósforo y potasio asimilables. Es necesario aplicar abonos orgánicos en estos suelos, para mejorar su estado estructural y nivel de fertilidad.


Tabla III. Características físico-químicas y de fertilidad de los perfiles


Clasificación de los suelos

A los seis perfiles de suelos estudiados, les es común el proceso de gleyzación, manifestándose a menos de 50 cm de profundidad, lo que hace que se consideren del agrupamiento Hidromórfico, según la Clasificación de Suelos de Cuba (7). No obstante, en los perfiles 1 y 6, de las parcelas de Angel y Sergio respectivamente, se manifiesta en el horizonte B una estructura prismática con abundantes manchas de oxidación-reducción, propia del horizonte hidrágrico de las clasificaciones de suelos de China (4) y WRB (5). En las fotos 1, 2 y 3 se muestran estos bloques para cada perfil.

Por ello, estos dos perfiles se clasifican en forma diferente a los cuatro restantes. En las descripciones de cada perfil se pone la clasificación de los suelos siguiendo la Nueva Versión de Clasificación de Suelos de Cuba y del WRB. En el caso de los suelos con horizonte hidrágrico, no se aplica la clasificación Soil Taxonomy, pues no tiene parámetros para la influencia antropogénica en el cambio de las propiedades de los suelos.

Es de destacar que tanto para la clasificación de suelos de Cuba como para la del WRB, los suelos Hidromórficos se clasifican en el primer nivel, mientras que en la Soil Taxonomy surge al segundo nivel que es el suborden. Además, como los suelos con influencia antrópica marcada se clasifican como Antrosoles en la de Cuba y en la del WRB, en la Soil Taxonomy no tiene aplicación.
Los perfiles de suelos se clasifican de la forma siguiente:


Perfil 1: parcelas de Angel
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento. suelos Antrosoles
Tipo: Hidromórfico Antrópico
Subtipo: Hidromórfico Antrópico gleýcio
Género: Hidromórfico Antrópico gléyico ferralítico (se propone este género)
Clasificación: World Reference Base (5):
Grupo de suelo: Antrosol
Unidad de suelo: Antrosol hidrágrico gléyico ferrálico (éutrico)
Clasificación: Soil Taxonomy (6): No tiene aplicación


Perfil 2: parcelas de Ler
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento. suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Vértico
Subtipo: Gley Vértico crómico
Género: Gley Vértico crómico, carbonatado en superficie, formado de materiales transportados fersialitizados
Clasificación del World Reference Base (5):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol mólico, líxico (abrúptico, calcárico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (6):
Orden: Inceptisol
Suborden: Aquept
Grupo: Endoaquept
Sugrupo: Typic Endoaquert


Perfil 3: parcelas de Reyno
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Nodular Ferruginoso
Subtipo: Gley Nodular Ferruginoso típico
Género: Gley Nodular Ferruginoso típico, dístrico, formado de materiales transportados de composición ferrálica
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol háplico (éutrico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5):
Orden: Inceptisol
Suborden: Aquept
Grupo: Endoaquept
Subgrupo: Typic  Endoaquept


Perfil 4: parcelas de Andrés
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Nodular Ferruginoso
Subtipo: Gley Nodular Ferruginoso típico
Género: Gley Nodular Ferruginoso típico, eútrico, ferrálico, formado de materiales transportados
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelos: Gleysol
Unidad de suelos: Gleysol háplico (éutrico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5):
Orden: Inceptisol
Suborden: Aquept
Grupo: Endoaquept
Subgrupo: Typic Endoaquept


Perfil 5: parcelas de Chite
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Hidromórficos
Tipo: Gley Vértico
Subtipo: Gley Vértico crómico
Género: Gley Vértico crômico, sin carbonatos.
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Gleysol
Unidad de suelo: Gleysol antrácuíco (dístrico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5):
Orden: Entisol
Suborden: Aquent
Grupo: Endoaquent
Subgrupo: Typic Endoaquent


Perfil 6: parcelas de Sergio
Clasificación de suelos de Cuba (7):
Agrupamiento: suelos Antrosoles
Tipo: Hidromórfico Antrópico
Subtipo: Hidromórfico Antrópico gléyico
Género: Hidromórfico Antrópico gléyico alítico
Clasificación del World Reference Base (6):
Grupo de suelo: Antrosol
Unidad de suelo: Antrosol hidrágrico gléyic0 (dístrico, arcilloso)
Clasificación Soil Taxonomy (5): No tiene aplicación


CONCLUSIONES

Como se puede apreciar en las descripciones, los perfiles de suelos estudiados tienen diferencias y semejanzas. Para ellos es común la manifestación del proceso de gleyzación, a menos de 50 cm de profundidad, por lo que se deben clasificar como del agrupamiento Hidromórfico, del tipo Gley. Sin embargo, el proceso hidromófico tiene lugar en diferentes condiciones, ya que hay tres perfiles de estos suelos (1, 2 y 5) que tienen presencia de manto freático (gleyzación típica) y en los otros (3, 4 y 6) la hidromorfía es por estancamiento superficial, sin presencia de manto freático, lo cual hoy día se conoce como Stagnogley (5).

Otra característica es que hay perfiles que presentan diferenciación textural marcada (1, 2 y 5) y otros no (3, 4 y 6). De la misma forma, hay un perfil muy bien estructurado (2) y los otros no tienen buena estructura, siendo el caso más extremo el 6 (finca de Sergio), en el cual la parte superficial del suelo está ya influida muy fuertemente por el cultivo del arroz, similar a lo que se denomina paddy soil en regiones de Asia (Japón, China, Viet Nam, Tailandia).

Para todos los perfiles (excepto el 2 de las parcelas de Ler) es común un factor de dispersión muy alto, acorde a la influencia del cultivo de arroz.

De la misma forma se tiene que con contenidos bajos en materia orgánica y fósforo y potasio asimilables (excepto el perfil 1 de las parcelas de Angel).

En general, se puede apreciar que hay dos grupos de suelos: Hidromórfico e Hidromórfico Antrópico. Este último está representado por los perfiles 1 y 6 y se caracterizan por presentar el horizonte antrópico denominado hidrágrico, según la clasificación de suelos de China y del WRB.
Dentro de los suelos Hidromórricos hay dos tipos genéticos: Gley vérico (perfiles 2 y 5) y Gley Nodular Ferruginoso (perfiles 3 y 4). El otro grupo de perfiles (1 y 6) presenta el horizonte antrácuico en superficie o manifestaciones con el hidrágrico subyacente, lo que hace que sean clasificados como Antrosoles o Gleysoles hidrágricos (por el WRB) o Antrosoles (por la clasificación cubana)

Por las características químicas y de fertilidad, es necesaria la aplicación de abonos orgánicos en los suelos estudiados.


REFERENCIAS

  1. Guerasimova, M. I., Stroganova, M. N., Mosharova, N. V. y Prokofieva, T. V. Suelos Antropogénicos, Génesis, Geografía, Recultivación. Manual de Estudio (en ruso). Bajo la redacción del Académico G.V. Dobrovolskii. Smolensk, Oikumena, 268p., 2003.
  2. Díaz, G.T., López, A., Hernández, M. J. Efecto del monocultivo del arroz en las propiedades físicas y químicas del suelo Gley Nodular Ferruginoso petroférrico de Los Palacios, Pinar del Río. En: VI Congreso Nacional de la Ciencia del Suelo (16:2006 Marzo 8-10: La Habana). Memorias. CD-ROM. Sociedad Cubana de la Ciencia del Suelo. ISBN 959-7023-35-0. 2006.
  3. Sánchez, S. y Socorro, M. Tecnología del cultivo del arroz en pequeña escala. Ciudad de la Habana: Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF), 2008. 36 p.
  4. Cooperative Research Group on Chinese Soil Taxonomy (CRGCST. Chinese Soil Taxonomy. 3a. ed. Beijing-New York: Science Press, 2001. 203p.
  5. FAO. World reference base for soil resources 2006: A framework for international classification, correlation and communication. [on line] World Soil Resource Reports No. 103, ISSN 0532-0488. Rome, 2006. 128 p. ISBN 92-5-105511-4.
  6. Soil Survey Staff. Keys to Soil Taxonomy. 10th Edition. Washington, DC: Natural Resource Conservation Service. USDA, 2006. 328p.
  7. Hernández, A., Pérez, J. M., Bosch, D., Rivero, L. Nueva versión de clasificación genética de los suelos de Cuba. La Habana: AGRINFOR, 1999. 64p.
  8. Instituto de Suelos. Metodología para la cartografía detallada y evaluación integral de los Suelos. La Habana: MINAGRI, 1995. 55p.
  9. Hernández, A., Ascanio, M. O., Morales, M., Bojórquez, J. I., García, N. E. y García, J. D. El Suelo: Fundamentos sobre su formación, los cambios globales y su manejo. Nayarit: Universidad Autónoma de Nayarit., 2006. 255 p. ISBN 968833072-8.


Recibido: 30 de enero de 2009
Aceptado: 6 de enero de 2010