SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número1Diseño curricular en correspondencia con los perfiles ocupacionales de los egresadosExperiencia cubana en la formación de recursos humanos de enfermería índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

Bookmark

  • |

Revista Cubana de Enfermería

versión On-line ISSN 1561-2961

Rev Cubana Enfermer v.21 n.1 Ciudad de la Habana ene.-abr. 2005

 

Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí"

Algunos factores influyentes en la calidad de vida laboral de enfermería

Lic. Rita Herrera Sánchez1 y Lic. Maura Cassals Villa1

Resumen

La calidad de vida laboral es el grado en que los miembros de un colectivo son capaces de satisfacer las necesidades personales a través de sus experiencias en el contexto organizacional. Se realizó un estudio descriptivo de algunos factores que influyen en la calidad de vida en el trabajo en el área de enfermería. Se emplearon diversos instrumentos para medir el estrés laboral y su vulnerabilidad, la satisfacción, y la autoestima. La muestra se conformó con 20 enfermeros escogidos al azar en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí". Se encontró una buena calidad de vida laboral basada en bajos índices de riesgo de estrés laboral, elevada autoestima y satisfacción, contrario a los resultados de investigaciones similares alrededor del mundo.

Palabras clave: Estrés laboral, calidad de vida laboral.

La calidad de vida en el trabajo es el grado en que los miembros de un colectivo son capaces de satisfacer las necesidades personales, a través de sus experiencias, en el contexto organizacional donde se adoptan las más variadas políticas de gestión de los recursos humanos, esta calidad influye de forma importante en la satisfacción del trabajo.1

La calidad de vida en el trabajo actúa sobre aspectos importantes para el desenvolvimiento psicológico y socio-profesional del individuo y produce motivación para el trabajo, capacidad de adaptación a los cambios en el ambiente de trabajo, creatividad y voluntad para innovar o aceptar los cambios en la organización.

Si la calidad de vida en el trabajo fuera pobre puede originar insatisfacción y comportamientos desajustados (errores de desempeño, ausentismo y otros). Por el contrario, una elevada calidad de vida en el trabajo conduce a un clima de confianza y de respeto mutuo, en el que el individuo puede activar su desenvolvimiento psicológico y la propia organización puede reducir los mecanismos rígidos de control.

También las personas, en función de su manera de ser, pueden influir en las condiciones de trabajo. Las diferencias individuales son un componente importante en el mundo del trabajo y, por eso, es necesario contemplar esta problemática a través de una perspectiva integral que considere un ajuste dinámico entre la persona, el puesto de trabajo y la propia organización.

Las personas en su trabajo buscan satisfacer sus necesidades biológicas, de seguridad, de relación social, de autoestima y de autorrealización.2 Debido a que la realidad del trabajo es muy diversa, este estudio valora los elementos de estrés laboral considerados tradicionalmente por muchos autores.

El estrés de origen ocupacional se debe a la interacción entre múltiples factores de riesgo e incluye aquellos que provienen del ambiente físico, trastornos de las funciones biológicas, el contenido y organización del trabajo, y diversos componentes psicosociales, tanto laborales como extra laborales.3

Varios estudios han demostrado que las condiciones en que se desempeña un puesto de trabajo, la oportunidad de controlar, la adecuación entre las exigencias del cargo y las capacidades de la persona que lo desempeña, las relaciones interpersonales, la remuneración y la seguridad física, entre otros, son factores relevantes para el bienestar psicológico de los trabajadores y para su salud mental.4

El conocimiento de los factores que influyen en la calidad de vida laboral resulta de extrema importancia para la institución pues el trabajo es una actividad humana individual y colectiva, que requiere de una serie de contribuciones (esfuerzo, tiempo, aptitudes, habilidades, entre otras), que los individuos desempeñan esperando en cambio compensaciones económicas y materiales, más también psicológicas y sociales, que contribuyan a satisfacer sus necesidades.

Desde el triunfo de la Revolución Cubana existió una alta preocupación por la calidad de vida de los ciudadanos, se realizaron numerosos estudios y adoptaron múltiples leyes que garantizaron condiciones laborales adecuadas al desempeño, beneficio y seguridad de los trabajadores y se lograron, además, altos índices de empleo y elevada capacitación profesional.5

Utilizar indicadores para valorar la calidad de vida en el trabajo que incluyan diferentes factores de estrés laboral presentes en el área de enfermería y precisar la vulnerabilidad a los mismos, autoestima y satisfacción del persona; contribuye eficazmente al monitoreo necesario para mantener y promover un clima laboral satisfactorio, con importantes resultados no sólo para el trabajador sino muy especialmente para la atención de excelencia a los pacientes, pues si bien es cierto que la buena calidad de vida en el trabajo no es condición suficiente para la atención de excelencia es al menos una condición necesaria.

La enfermería es una de las profesiones que está sometida a altos niveles de estrés, lo cual puede conducir a una situación de insatisfacción.6

Dado que el personal de enfermería del Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí" (IPK), trabaja con enfermedades muchas veces terminales y contagiosas por lo que está sometido a considerables factores de tensión, las autoras de este trabajo se propusieron determinar algunos de estos factores que influyen en la calidad de vida en el trabajo, identificar los agentes estresores del personal de enfermería del IPK según sus características socio demográficas y profesionales y valorar su grado de vulnerabilidad, autoestima y satisfacción.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo de algunos factores que influyen en la calidad de vida laboral del personal de enfermería en el IPK. El universo de estudio fue de 69 enfermeros, el total de ellos y la muestra estuvo representada por 20 enfermeros escogidos al azar de entre los que laboraron en enero de 2004.

El instrumento para la recogida de datos fue un cuestionario auto administrado desarrollado por las autoras que tomaron en cuenta principalmente las recomendaciones de Goldberg (1988)7 y la Escala de Estrés de Enfermería (Nursing Stress Scale) para medir el estrés laboral, resumida por Trucco (1998)8 a partir de la escala validada en el ámbito latino que ha demostrado ser económica, fácil de aplicar, aceptable para los sujetos de estudio y discriminante entre diferentes grupos ocupacionales.

Se recogió información, además, sobre diversas variables demográficas y profesionales como sexo, edad, nivel de especialización y años de trabajo en la institución.

Todas las variables utilizadas aparecen recogidas en la encuesta (anexo) y se clasificaron como sigue:

Dependiente: calidad de vida en el trabajo (cualitativa).
Independientes: factores relacionados en la encuesta (cuantitativa):
Factor I. Agonía y muerte.
Factor II. Relación con los médicos.
Factor III. Preparación inadecuada.
Factor IV. Carencia de sostén.
Factor V. Conflicto con otros enfermeros.
Factor VI. Sobrecarga de trabajo.
Factor VII. Incertidumbre respecto al tratamiento.
Factor VIII. Vulnerabilidad.
Factor IX. Satisfacción.
Factor X. Autoestima.
De confusión: datos demográficos y profesionales.

Operacionalización de variables

Factores. Se evaluaron a partir del promedio simple de las respuestas de cada inciso en escala continua.

Todos los incisos de cada factor fueron cuantificados numéricamente en escalas absolutas de 0 a 3.

Los factores del I al VIII con 41 incisos, se procesaron de modo que las mayores puntuaciones se correspondieran con las situaciones más negativas.

Los factores IX y X se procesaron de modo contrario lo que garantiza que las puntuaciones mayores correspondieran a las situaciones más positivas.

La calidad de vida en el trabajo se consideró:

Buena: cuando las puntuaciones de los factores del I al VIII reflejaron valores aproximados a la unidad y los factores IX y X sobrepasaron la puntuación de 2.

Mala: cuando cualesquiera de los factores I al VIII sobrepasaron la puntuación de 2 y los factores IX ó X se aproximaron a la unidad.

Regular: cuando no se pudo clasificar como buena o mala.

Las variables de confusión: para evitar la influencia en los resultados de los datos relacionados a estas variables se determinó su influencia mediante comparación de medias, desviación estándar y porcentajes. Se utilizó la t de Student, para muestras independientes cuando la variable estimada no seguía una distribución normal y se estableció la significación estadística para p < 0,05.

Resultados

Al procesar los datos de la tabla 1, se comprobó que no existieron diferencias significativas entre las diferentes categorías o niveles profesionales. Los licenciados (12), los especializados (7) y los técnicos (1) mostraron estadígrafos muy similares.

Los índices t no reflejaron diferencias para p < 0,05, similar a lo ocurrido entre sexos (18 mujeres y 2 hombres) como muestra la tabla 2.

La homogeneidad entre los resultados de las diferentes estratificaciones permitió obviar las diferencias y tratar a todo el colectivo como un solo grupo.

Tabla 1. Datos generales de los enfermeros encuestados según especialidad

Nivel
No.
Edad (años)
Años de graduado
Años en el IPK
Media
DE
Media
DE
Media
DE
Técnico
1
33,00
0,00
16,0
0,00
10,00
0,00
Especializado
7
38,80
10,53
14,7
12,88
4,30
3,30
Licenciado
12
34,60
5,78
12,3
6,80
8,60
7,49
Totales
20
36,00
7,68
13,4
9,00
7,15
6,38

Fuente: encuesta.
DE: desviación estándar.

Tabla 2. Datos generales de los enfermeros encuestados según sexo

Sexo
No.
Edad (años)
Años de graduado
Años en el IPK
Media
DE
Media
DE
Media
DE
Femenino
18
36,50
7,85
14,30
8,96
7,61
6,54
Masculino
2
31,00
4,24
4,50
0,71
3,00
2,83
Totales
20
36,00
7,68
13,40
9,00
7,15
6,38

Fuente: encuesta.
DE: desviación estándar.

La tabla 3, mostró que la principal causa generadora de estrés entre el personal de enfermería está relacionada con la agonía y muerte de los pacientes.

El factor "conflicto con otros compañeros" fue en este trabajo sensiblemente bajo, así mismo, la relación con los médicos fue notoriamente buena.

Tabla 3. Promedio de estrés laboral según factores relacionados con la Escala de Estrés de Enfermería por especialidad

Nivel
Agonía y muerte
Relación con los médicos
Preparación inadecuada
Carencia de sostén
Conflicto con otros enfermeros
Sobrecarga de trabajo
Incertidumbre con el tratamiento
Técnico
2,00
0,60
1,00
1,67
0,00
0,50
0,50
Especializado
1,02
0,29
0,43
0,29
0,07
0,21
0,14
Licenciado
1,49
0,70
0,46
0,72
0,42
0,54
0,48
Total
1,35
0,55
0,48
0,61
0,28
0,43
0,36

Fuente: encuesta.

La tabla 4 mostró indicadores bajos de vulnerabilidad ante el estrés y una elevada autoestima y satisfacción.

Tabla 4. Promedio de vulnerabilidad, satisfacción y autoestima según las escalas correspondientes por especialidad

Nivel
Vulnerabilidad
Satisfacción
Autoestima
Técnico
1,00
3,00
2,67
Especializado
1,38
2,36
2,17
Licenciado
1,31
2,29
2,02
Totales
1,32
2,35
2,11

Fuente: encuesta.

Discusión

No es de extrañar que la preocupación mayor de la enfermería estuviera relacionada con la agonía y la muerte de los pacientes.

La motivación de preservar la vida y evitar el sufrimiento es la más importante expectativa de la profesión, por lo que en términos del estrés esta preocupación se produce como resultado de las diferencias entre la posibilidad y la realidad.9

Estos resultados son coincidentes con los de múltiples investigaciones realizadas alrededor del mundo.

Sin embargo, otras investigaciones señalan cifras mucho más importantes a las reflejadas en la tabla 3, como por ejemplo en el estudio comparativo de Reig, Caruana y Peralba,10 tanto en el ámbito español como norteamericano.

Las diferencias con los resultados de los autores arriba citados pudiera deberse a que el personal entrevistado trabaja en un instituto de investigación (IPK) atendiendo generalmente pacientes con enfermedades graves, muchas hasta el momento incurables, como el VIH/SIDA, por lo que las expectativas de mejoría de los pacientes no pueden ser muy elevadas y el personal de enfermería por tanto se preparó psicológicamente para asimilar la muerte y el sufrimiento de los enfermos como forma de modular los efectos negativos del estrés, sin que llegara a producirse en ellos la deshumanización.

Ello concuerda con la opinión de Matteson e Yivancevich11 que incorporan las diferencias individuales a sus estudios por lo que en aras de la salud mental de los trabajadores, consideran que es posible introducir técnicas moduladoras para potenciar las capacidades de adaptación del individuo y reducir la influencia negativa de los factores estresantes siempre que sea posible.

Las bajas cifras encontradas en los diferentes factores, no alertaron sobre el Bournout pues los resultados de vulnerabilidad, satisfacción y autoestima más bien hicieron referencia a un personal preparado para enfrentar adecuadamente los factores negativos, como destaca Peiró12 en su estudio sobre el estrés laboral y su control donde se da un valor especial a la capacidad del individuo.

En general todos los factores contemplados por la Escala de Estrés de Enfermería tuvieron comparativamente cifras menores de riesgo al estrés laboral que en los estudios mencionados.

Se destacó muy positivamente la relación con los compañeros, que fue en este trabajo sensiblemente bajo. Ello indicó un clima favorable de camaradería y amistad entre los enfermeros del IPK.

Desde el punto de vista del interés laboral este resultado se fundamenta en la perspectiva clásica de Selye 13 que supone a la persona y su ambiente, incluido en él, el contexto social.

Así mismo, la relación con los médicos fue notoriamente buena. Sin embargo, los mayores conflictos en este sentido se presentaron con los licenciados, al parecer porque se sintieron en muchos casos más capacitados para la toma de decisiones aún cuando conocían que estas debían ser asumidas por el médico.

Las dificultades que se encuentran en la toma de decisión dependen muchas veces de una adecuada comunicación o pueden reducirse a una imposibilidad de predecir el futuro.14

Aunque este estudio no tuvo el propósito de realizar diagnósticos individuales, resultó significativa la coincidencia en un enfermero, de bajos niveles de satisfacción y autoestima con los mayores puntajes de estrés laboral aún cuando mantuvo ambos por debajo de las cifras consideradas como críticas por Felton,15 para índices similares.

Desde el punto de vista de la vulnerabilidad se observó en las enfermeras una baja motivación por los ejercicios físicos. Por lo general las mujeres en Cuba son menos propensas a practicar algún deporte físico y en la profesión las mujeres son significativamente mayoritarias.

Además se observó un consumo bastante alto de café y la presencia del dañino hábito de fumar en algunos de los encuestados.

Aunque no fue objetivo del estudio investigar sobre el hábito de fumar y las cifras promedio encontradas no sean indicadores válidos para este tipo de análisis, se puede abundar, por el interés que reporta, que el 35 % (7/20) de los enfermeros fuman aunque fuera ocasionalmente, mientras el 15 % (3/20) lo hace habitualmente, sin que ello signifique que lo hagan en lugares expresamente prohibidos o durante su trabajo.

Es oportuno señalar que estas dañinas costumbres, a juicio de las autoras, no están relacionadas con el clima laboral sino con la cultura del pueblo cubano.

Por otra parte tradicionalmente el café y el tabaco han sido consumidos desde la época de los aborígenes y son hábitos muy extendidos entre toda la población.

Las figuras 1 y 2 resumen la coincidencia entre los bajos índices de riesgo frente a los estresores tradicionalmente reconocidos y los altos niveles de satisfacción y autoestima.

Fig 1. Promedios por factor según la Escala de Estrés Laboral de Enfermería.

Fig.2. Escala de vulnerabilidad, satisfacción y autoestima.

La comparación de ambas imágenes permite comprobar la buena calidad de vida laboral existente en el IPK.

Del análisis de los factores analizados se puede concluir que la calidad de vida laboral en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí", es buena. Los indicadores tradicionales medidos por la Escala de Estrés de Enfermería tuvieron cifras bajas, el factor de la agonía y muerte de los pacientes se destacó entre los otros factores estresantes. Se constató una baja vulnerabilidad ante los factores negativos así como una alta autoestima y satisfacción.

Anexo
Encuesta anónima

Sexo: _____
Enfermero: Licenciado (a)____ Especializado (a)___ General____
Años de graduado_____ Años de trabajo en la Institución _______

Instrucciones: debajo hay una lista de situaciones que comúnmente ocurren en un hospital. En cada inciso circule cuan a menudo se dan en su trabajo estás situaciones (Factor I al VII). Por favor valore los incisos dentro del rango de 0 a 3,
0 = Nunca 1 = Ocasionalmente 2 = Frecuentemente 3 = Muy frecuentemente.

Factor I. Agonía y muerte  
Realizar procedimientos dolorosos para el paciente. 0 1 2 3
Sentimiento de desesperanza por el empeoramiento del paciente. 0 1 2 3
Oír hablar a la (al) paciente acerca de su muerte inminente. 0 1 2 3
La muerte de un paciente. 0 1 2 3
La muerte de un paciente con el que nos relacionamos estrechamente. 0 1 2 3
Mirar a un paciente sufrir. 0 1 2 3
Factor II. Relación con los médicos  
Exceso de crítica por parte de los médicos. 0 1 2 3
Conflictos con los médicos. 0 1 2 3
Temor de cometer errores en el tratamiento del paciente. 0 1 2 3
Desacuerdo con el tratamiento del paciente. 0 1 2 3
Tomar una decisión concerniente al paciente cuando el médico no se encuentra de inmediato disponible. 0 1 2 3
Factor III. Preparación inadecuada  
Ser interrogado(a) por el paciente sobre cuestiones que no poseo una respuesta satisfactoria. 0 1 2 3
Sentir inadecuada preparación para enfrentar las necesidades emocionales de los pacientes .

0 1 2 3

Factor IV. Carencia de sostén  
Carencia de oportunidades para hablar francamente con los compañeros acerca de los problemas de la unidad. 0 1 2 3
Carencia de oportunidades para compartir experiencias con otros compañeros en la unidad. 0 1 2 3
Carencia de oportunidades para expresar a otros compañeros de
la unidad mis sentimientos negativos hacia los pacientes .
0 1 2 3
Factor V. Conflicto con otros enfermeros  
Conflictos con mis superiores. 0 1 2 3
Dificultades para trabajar con un compañero en particular de otra sala. 0 1 2 3
Exceso de crítica de los supervisores. 0 1 2 3
Dificultades para trabajar con un compañero en particular de la misma sala. 0 1 2 3
Factor VI. Sobrecarga de trabajo  
Grupo de compañeros y horarios impredecibles. 0 1 2 3
Carencia de tiempo para ofrecer soporte emocional al paciente. 0 1 2 3
Carencia de tiempo para completar todas mis tareas. 0 1 2 3
Carencia de personal adecuado para cubrir la unidad. 0 1 2 3
Factor VII. Incertidumbre respecto al tratamiento  
Inadecuada información del médico sobre el paciente. 0 1 2 3
Indicación médica que parece ser inapropiada para el correcto tratamiento del paciente. 0 1 2 3
Desconocimiento de lo que puede informarse a un paciente o su familia. 0 1 2 3
Incertidumbre respecto a la operación o funcionamiento de un equipo especializado. 0 1 2 3
Factor VIII. Vulnerabilidad  
Dormir por lo menos 4 noches a la semana durante 7 u 8 horas. 0 1 2 3
Confiar en un familiar cercano dentro de un radio de 10 km. 0 1 2 3
Hacer ejercicios hasta sudar. 0 1 2 3
Fumar. 0 1 2 3
Tomar bebidas alcohólicas. 0 1 2 3
Tomar café. 0 1 2 3
Asistir a actividades sociales o recreativas. 0 1 2 3
Confiar mis problemas personales a mis amigos. 0 1 2 3
Enfermar. 0 1 2 3
Conversar sobre asuntos domésticos con las personas que convivo. 0 1 2 3
Divertirme. 0 1 2 3
Dedicar durante el día un rato a mi tranquilidad. 0 1 2 3
Organizar racionalmente mi tiempo. 0 1 2 3
Factor IX. Satisfacción  
Me siento feliz con mi trabajo. 0 1 2 3
Quisiera cambiar de profesión. 0 1 2 3
Quisiera cambiar de institución en la que trabajo. 0 1 2 3
Me siento feliz en mi hogar. 0 1 2 3
Factor X. Autoestima  
Los problemas me afectan. 0 1 2 3
Puedo tomar una decisión fácilmente. 0 1 2 3
Me gustaría ser otra persona. 0 1 2 3
Soy una persona simpática. 0 1 2 3
Me cuesta trabajo acostumbrarme a algo nuevo. 0 1 2 3
Soy popular entre las personas de mi edad. 0 1 2 3
Se tienen en cuenta mis sentimientos. 0 1 2 3
Me doy por vencido (a) fácilmente. 0 1 2 3
Me cuesta mucho trabajo aceptarme como soy. 0 1 2 3

Summary

Some factors influencing on the quality of the nursing working life

The quality of working life is the degree in which the members of a group are able to meet the personal needs through their experiences in the organizational context. A descriptive study of some factors influencing on the quality of life in the nursing working area was conducted. Different instruments were used to measure the working stress and its vulnerability, satisfaction and self-steem. The sample was composed of 20 patients selected at random at "Pedro Kouri" Institute of Tropical Medicine. It was found a good quality of working life based on low indexes of working stress and high self-steem and satisfaction, contrary to the results of similar researches carried out in the world.

Key words: Working stress, quality of working life.

Referencias bibliográficas

1. Chiavenato I. Recursos humanos. S. Paulo: Editora Atlasa; 1995.

2. Peiró JM. Desencadenantes del estrés laboral. Salamanca: Endema; 1993.

3. Marcelo Trucco B, Paulina Valenzuela AI, Daniela Trucco. Estrés ocupacional en personal de salud. Rev Med Chile. 1999; 127 (12).

4. da Conceição de Almeida Martíns M. Factores de risco psicossociais para a saúde mental. Disponible en: http://www.esenfviseu.pt/ficheiros/artigos/factores_risco.pdf

5. Castro Ruz F. Informe Central al I Congreso del Partido Comunista de Cuba. La Habana:Editora Política; 1990.

6. Simón García M, Blesa Malpica AL, Calvo Gutierro MA, Bermejo de Pablos C, Gómez de Enterria MC. Estresores laborales y satisfacción en la enfermería de una unidad de críticos clínicos. Madrid: San Carlos; 1996.

7. Goldberg D, Williams P. A user's guide to the general health questionnaire. Windsor: Berkshire; 1988.

8. Trucco M, Valenzuela P. Una batería de cuestionarios para el estudio de estrés ocupacional. Rev Ch Neuro-Psiq. 1998; 36: 159-65.

9. Lazarus R S. Why we should think of estrés as a sugset of emotion. In: Goldberg L, Bredmitz S, editors. Handbook of Estres, Theoritical and Clinical Aspects. New York: Free Press; 1993:21-39.

10. Reig A, Caruana A, Peralba JI. Estudio comparativo de estresores profesionales en personal de enfermería español y norteamericano. Enfermería Científica.1989; (91):4-44.

11. Matteson MT, Yivancevich JM. Controling work estrés. Effective human resource and management strategies. San Francisco: Josey-Bas Publishers; 1987.

12. Peiró JM, Salvador A. Estrés Laboral y su control. Madrid: Endema;1993.

13. Selye H. The estrés of life. New York: Van Nostrand Reiñold; 1976.

14. Groen JJ, Bastians J. Psychosocial estrés, interhuman communication and psychosomati disease. Washington: Hemisphere Pub;1975

15. .Felton JS. Burnout as a clinical entity, its importance in health care workers. Occup Med (Oxf). 1998; 48: 237-50.

Recibido: 1 de diciembre de 2004. Aprobado: 20 de diciembre de 2004.
Lic. Rita Herrera Sánchez. Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí". La Habana, Cuba. Teléfono: 262 -5401.

1Licenciada en Enfermería. Miembro Titular de la Sociedad Cubana de Enfermería.