SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.33 número3El efecto del VIH y el SIDA sobre la odontología en la próxima décadaLos microbios en el agua de las unidades dentales índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Estomatología

versión impresa ISSN 0034-7507versión On-line ISSN 1561-297X

Rev Cubana Estomatol v.33 n.3 Ciudad de La Habana sep.-dic. 1996

 

La esterilización de los instrumentos manuales: ¿es realmente necesaria?

Dr. John M. Youngi
  1. Tomado de: Handpiece sterilization: Is it Really necesasary? CDA Journal 1996;24(1):34-7.
La desenfrenada paranoia tanto por parte de los pacientes como de los estomatólogos en relación con el VIH y la hepatitis, abate a la población, según esta comienza a comprender mejor estas enfermedades y sus vías de transmisión. Quizás algunas personas, dentro de esta profesión, se sienten confundidos ante un falso sentido de seguridad y comienzan a creer que podría no ser necesaria la esterilización de todos los instrumentos. Por el contrario, en la actualidad toda la población de pacientes "espera" una obediencia total de las recomendaciones de la agencia, incluida la esterilización de todos los instrumentos utilizados para su atención.

Cuando conversamos con los estomatólogos y los grupos de la profesión, comienzo con la siguiente pregunta: ¿cuántos de ustedes esterilizan sus instrumentos manuales entre cada paciente? El número de manos que se levantan ha aumentado significativamente en los últimos años, pero algunos no ven aún la necesidad de la esterilización rutinaria entre pacientes. Aquellos que no lo hacen afirman que la razón fundamental de esto es la económica. Se sienten preocupados por los perjudiciales efectos de la esterilización por vapor (¿presión?) sobre la longevidad del instrumento.

Seguidamente, a menudo utilizo una simple analogía para ilustrar el concepto de esterilización de los instrumentos manuales, entonces pregunto: ¿cuántos de ustedes esterilizan sus espejos para examinar la cavidad bucal entre las visitas de los pacientes?

Obviamente todas las manos se levantaron. Entonces traje a colación la otra pregunta: ¿cómo puede usted, éticamente hablando, esterilizar un espejo que no tiene partes que se mueven y muy pocas hendiduras y no esterilizar un instrumento manual que tiene numerosas áreas que pueden albergar patógenos o contaminantes que podrían pasarse a los siguientes pacientes? La respuesta ante estos comentarios es por lo general una de estas dos. En primer lugar, que a ellos nunca se les ha demostrado que un instrumento manual transmite una enfermedad de un paciente a otro. Por el contrario, nunca he visto pruebas documentadas acerca de que los espejos para examinar la cavidad bucal sean transmisones de enfermedades, aunque todavía los esterilizamos sin vacilar. Sin embargo, los Dres. Lewis y Boe ilustraron claramente los riesgos de infección cruzada asociados con los instrumentos manuales. En segundo lugar, las opiniones del público se centran económicamente alrededor de las preocupaciones con respecto a los daños al instrumento o el tiempo de los procedimientos adecuados de esterilización.

Es obligación del estomatólogo garantizar la seguridad de sus pacientes y del equipo que labora con él. Muchos estados, así como el gobierno federal y las respectivas organizaciones profesionales, recomiendan la esterilización de los instrumentos manuales como parte de un programa global de esterilización a favor de la asepsia.

Los estomatólogos y los investigadores están seguros de sus recomendaciones acerca de la esterilización de los instrumentos manuales entre cada visita de los pacientes.

¿Puede la esterilización dañar los instrumentos manuales o acortar su vida? Sí, especialmente si los procedimientos pre y pos esterilización no se siguen de forma adecuada.

El componente del instrumento manual que con más frecuencia se daña en la esterilización por vapor es el espaciador no metálico que sostiene las conexiones de esferas en sus adecuadas posiciones en la armadura de la turbina. Cuando esta parte falla, le permite a las conexiones de esferas recobrar las posiciones aleatorias y provoca descentramiento de las arandelas, vibraciones y eventuales interrupciones. Los restos se pueden trasladar hacia la cámara de la turbina mediante la acción de su rotor. Algunos instrumentos manuales modernos establecen un "sello" en la parte final inferior del tubo de la turbina para ayudar a prevenir la aspiración de restos.

Sin embargo, estos también pueden penetrar desde la parte superior de la cámara o desde las líneas de aire comprimido contaminado. El factor determinante es que no importa cuán meticulosamente sellado parezca estar la cámara de la turbina, la utilización por parte del paciente y otros contaminantes internos aún serán un problema que conduce a la esterilización de los instrumentos manuales entre cada paciente.

Se le debe prestar atención a:

  • Seguir exactamente los procedimientos según se señala en las instrucciones del productor para el instrumento.
  • Utilizar los lubricantes recomendados (si se necesitan).
  • Limpiar de forma adecuada el exceso de lubricantes del instrumento manual PRIOR a la esterilización.
  • Asegurarse de que el instrumento se extraiga inmediatamente de los esterilizadores que contienen agua y vapor y se seque a continuación.
  • Limpiar todos los contaminantes de las expuestas superficies fibrópticas antes y después de la esterilización.
La mayoría de los problemas reportados para la esterilización de los instrumentos manuales se pueden encontrar en la errónea utilización de las directrices a seguir.

Si faltan las instrucciones originales para la esterilización de los instrumentos manuales, los procedimientos genéricos, según aparecen en la tabla 1, serán suficientes. Sin embargo, debe estar seguro de que el equipo se clasifica para la esterilización vapor/presión. La mejor forma de comprobarlo es si se contacta al productor como se puede observar en la tabla 2. Si un instrumento manual no se lista en la tabla, podría no ser esterilizable a menos que se estampe en el cuerpo de éste. Aplicar a un instrumento manual no esterilizable al procedimiento de vapor/presión a menudo conduce a su inmediata rotura.

TABLA 1. Resumen. Protocolo de esterilización para los instrumentos manuales.

Paso # 1. Limpiar las líneas de agua y aire del instrumento manual antes de la extracción del tubo.
Paso # 2. Limpiar y secar el instrumento.
Paso # 3. Aplicar el limpiador al instrumento y/o el lubricante.
Paso # 4. Obligatorio. Botar todos los restos de lubricantes.
Paso # 5. Limpiar las fibrópticas.
Paso # 6. Empaquetar y calentar el instrumento de proceso.
Paso # 7. Limpiar las líneas de agua y aire (20-30) en el tubo antes de incorporar el HP.
Paso # 8. Abrir la bolsa (si es necesario lubricar con un nebulizador diferente) unir al tubo y operar brevemente para expulsar los restos.

TABLA 2. Esterilización y asepsia del instrumento manual. Procedimientos recomendados por el productor (Información actual hasta octubre de 1995)
 

Marca  Limpieza ultrasónica  Tipo de limpieza y lubricación.
Tiempo de lubricación Temperatura Máxima  Secado por vapor.

Nota:

B & A = Antes y después de la esterilización.
# = Solución que no contiene cloro o solución corrosiva para el aluminio.
## = También, no esterilizar en "autoclaves de alcohol".
± = Sólo esterilización de "secado rápido por vapor".
Y = Usar solamente agua destilada.
oo = La cinética tiene su propio sistema de desinfección de alto nivel.
= Limpiar las superficies fibrópticas con alcohol isopropil inmediatamente después del enfriamiento de la esterilización.
= Later Lare puede ser rápidamente esterilizado mediante el secado por vapor.
+ = Utilizar sólo el limpiador "Life cycle" para las turbinas de aire ultrasónicas y los accesorios de poca velocidad. No para los motores ultrasónicos "Shorty".
++ Before = limpiador "Lifecycle"; After = nebulizador "Spray A Day".
= Las turbinas Star "LS" (libres de nebulizadores) no necesitan lubricación (puede usuarse limpiador para localización), las Lube Star y los accesorios.

LA UTILIZACION Y LA SELECCION DEL ESTERILIZADOR

La mayoría de los instrumentos manuales clasificados como esterilizables resistirán temperaturas de hasta 275 grados Fahrenheit. El uso de los esterilizadores de secado por vapor que a menudo llegan hasta 375, se deben reservar para aquellos instrumentos que se clasifican específicamente en esas temperaturas.

Un seguimiento erróneo de estos principios podría conducir a una prematura rotura del instrumento. La mayoría de los equipos esterilizables se clasifican para usarse en autoclaves de vapor y esterilizadores químicos de vapor. La utilización del "ciclo corto", el flash u otra forma de rápida esterilización tiene que estar acorde con los requisitos de tiempo, temperatura y presión de los protocolos de esterilización. Además, el ciclo corto, el flash o los ciclos de rápida esterilización, demandan que los instrumentos se procesen sin envoltura. Estos sólo se deben utilizar cuando los instrumentos manuales se vayan a emplear inmediatamente. Si no se siguen estos parámetros seguramente se llegará a la no esterilización del equipo y la consiguiente utilización de la instrumentación contaminada en los pacientes que estén por asistir a la consulta.

CONCLUSIONES

La esterilización adecuada de los instrumentos manuales entre cada paciente es sólo un componente de la operación de un programa de asepsia para todo el consultorio. La asepsia no se limita a la economía o a la inconveniencia. Es simplemente una función de un profesional responsable con moral y ética. Entonces, como solución a la pregunta que sirve de título a este trabajo mi respuesta es SI.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Centro para el Control de las Enfermedades. Prácticas recomendadas para el control de la infección en la estomatología. MMWR May 28, 41(RR-8):1-12, 1993.
  2. Lineamientos clínicos recomendados para el control de la infección en las instituciones educacionales. J Dent Educ 55(9):621-30, 1991.
  3. Lewis DL, et al. Potencial de contaminación cruzada con el equipo dental. Lancet Nov, 340:1252-4, 1992.
  4. Lewis DL, Boe RK. Riesgos de la infección cruzada asociados con los procedimientos actuales para usar piezas manuales dentales de alta velocidad. J Clin Microbiol 30(2):401-6, 1992.
  5. Reglas para el Control de la Infección. Papel Estatal de Examinadores Dentales de Ohio, Columbus, Ohio, 1987.
  6. Ley Pública de Indiana 123-1988. Lista de revisión sobre la adaptabilidad al sitio dental. Departamento de Salud del Estado de Indiana, Dirección de Salud Dental, Indianapolis, 1990.
  7. Reglas para el Control de la Infección. Departamento de Salud del Estado de Washington, Junta Dental Disciplinaria, Olympia 1992.
  8. Departamento de Asuntos Gubernamentales de la Asociación Dental Estadounidense. Cinco estados avanzan rápidamente hacia la esterilización de las piezas de mano. JADA 123(11):119-20, 1992.
  9. Asociación Dental Estadounidense, Esterilización de las piezas dentales de mano: resultados de un taller sobre piezas manuales y otros instrumentos en la estomatología. JADA 123(10):44-7, 1992.
  10. Consejos de la Asociación Dental Estadounidense para Materiales Dentales, Instrumentos y Equipos; Práctica Dental; Investigación Dental; y Terapéutica Dental, Recomendaciones sobre el control de la infección en la consulta y el laboratorio dental. JADA (Suplemento), S246, 1992.
  11. Lineamientos para el Control dela Infección. Fundación para la Investigación de los Procedimientos de Asepsia y Esterilización de la Consulta, Denver, 1992.
  12. Howard WW. Esterilice sus piezas de mano, Impacto del AGD 19(11):3, 1991.
  13. Young J. Mantenimiento del equipo dental. JADA 122(3):83--8, 1991.
  14. Young J. Habilidades esenciales actualmente para la esterilización de las piezas de mano. Dentist 67(8):23-8, 1989.
  15. Young J. Dilema en la estomatología: puesta en práctica del control de la infección y los riesgos. Dental Sch Q 4(2):1-8, 1988.
  16. Young J. Piezas dentales de mano accionadas por aire comprimido 4(1):1-7,1987.
  17. Gildersleeve J, Hardage J, Young J. Piezas dentales manuales de fibra óptica: recomendaciones para su uso adecuado. JADA 114(2):200-3, 1987.
  18. Young J. Control de la infección en la estomatología. Dental Advisor 3(3):1-8, 1986.
  19. Angelini E. Influencia de la esterilización sobre la resistencia a la corrosión de las piezas dentales manuales de alta velocidad. Quintessence International 23(3):215-22, 1992.
  20. Miller C, Shelldrake M. La esterilización de las líneas internas de las piezas dentales de mano de alta velocidad. Transmissions 7(2):4, 1992.
  21. Young J. Piezas de mano accionadas por aire comprimido: selección, uso y esterilización. Compend Contin Educ Dent 14(3):358-68, 1993.
  22. Young J. Piezas dentales de mano accionadas por aire comprimido: selección y control de la infección. Penn Dent J 60(5):64-7, 1993.
  23. ______. Las piezas dentales de mano y el clínico: selección y cuidado de los sistemas de baja y alta velocidad. Dental Teamwork 7(2): 33-6, 1994.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons