SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.94 suppl.1Problemas de salud en niños y adolescentes durante la pandemia ocasionada por la COVID-19 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Pediatría

versión impresa ISSN 0034-7531versión On-line ISSN 1561-3119

Rev Cubana Pediatr vol.94  supl.1 La Habana  2022  Epub 20-Mayo-2022

 

Artículo de revisión

Abuso sexual infantil en tiempos de COVID-19

Child sexual abuse in times of COVID-19

Sebastián Andrés Maluenda Toro1  * 
http://orcid.org/0000-0002-2049-0575

1Departamento de Psicología, Universidad de La Serena. La Serena, Chile.

RESUMEN

Introducción:

La crisis del COVID-19 representa un fenómeno sanitario mundial que afecta a diversos aspectos de la salud de las personas. Los niños y adolescentes representan a la población más afectada; debido al aumento del maltrato infantil y del abuso sexual, lo cual puede comprender el bienestar y desarrollo integral de la población infantil y adolescente.

Objetivo:

Examinar la situación actual del abuso sexual infantil durante la pandemia e identificar los factores de riesgo asociado a esta problemática.

Métodos:

Se realizó una revisión bibliográfica de estudios publicados entre 2010 y 2021 en las bases de datos Pubmed/medline, Science Direct, SciElo, Scopus, Dialnet. Se utilizaron las palabras clave: abuso sexual infantil, maltrato infantil, COVID-19, Pandemia.

Análisis y síntesis de la información:

Se registró un incremento del abuso sexual y maltrato infantil durante la pandemia por los efectos específicos de la COVID-19. Se identificaron factores de riesgo como los problemas económicos, aislamiento social y acceso a internet.

Conclusiones:

La pandemia por causa de la COVID-19 propició un aumento de las vulneraciones en los niños y adolescentes. Por estas razones se deben tomar medidas preventivas para disminuir cualquier tipo de agresión física, psicológica y sexual hacia la población infantil.

Palabras clave: abuso sexual infantil; maltrato infantil; COVID-19; pandemia

ABSTRACT

Introduction:

The COVID-19 crisis represents a global health phenomenon that affects various aspects of people's health. Children and adolescents represent the most affected population due to the increase in child maltreatment and sexual abuse, which may include the well-being and integral development of the child and adolescent population.

Objective:

To examine the current situation of child sexual abuse during the pandemic and identify the risk factors associated with this problem.

Methods:

A literature review of studies published between 2010 and 2021 in the databases Pubmed/medline, Science Direct, SciELO, Scopus, Dialnet was conducted. The keywords used were: child sexual abuse, child maltreatment, COVID-19, Pandemic.

Analysis and synthesis of information:

There was an increase in sexual abuse and child maltreatment during the pandemic due to the specific effects of COVID-19. Risk factors such as economic problems, social isolation and internet access were identified.

Conclusions:

The COVID-19 pandemic led to an increase in violations among children and adolescents. For these reasons, preventive measures must be taken to reduce any type of physical, psychological and sexual aggression towards the child population.

Keywords: child sexual abuse; child abuse; COVID-19; pandemic

Introducción

El abuso sexual infantil (ASI) se comprende como cualquier tipo de maltrato infantil, el cual es tipificado como un delito de índole sexual ante un niño, niña y adolescente (NNA). El ASI puede implicar diversas conceptualizaciones, sin embargo, un aspecto esencial es cuando un adulto o alguien con relación de poder, autoridad, desconfianza y responsabilidad sobre un NNA lo involucra en actividades de connotación sexual con el objetivo de tener una gratificación o satisfacción personal o para un tercero, este puede utilizar diversas estrategias explícitas e implícitas para involucrar al niño/a en este tipo de vulneración.1,2

El ASI es una forma de violencia que afecta las diferentes dimensiones de la persona, desde las relaciones de género y poder, las esferas público-privada, lo cual permite una perturbación en el desarrollo psicosocial y evolutivo de los niños.3

El abuso sexual se comprende como un fenómeno relacional, en el cual, un adulto transgrede y perturba la relación que ha formado con un niño/a. Esta relación de abuso, implica la presencia de dos ejes centrales: una relación de poder asimétrica, explícita o implícita, que permita la obediencia, sumisión o confianza en el NNA a partir de mecanismos y transgresiones de conductas y pautas socio/culturales del contexto del NNA. Desde la perspectiva de las víctimas, se crea una situación de sumisión y sometimiento en la cual los NNA pierden la propiedad y la intimidad de sus propios cuerpos y sentimientos. Son víctimas de un proceso de captación, manipulación y sometimiento por parte del victimario, quien realiza diversos comportamientos que permiten crear y sostener un vínculo secreto y culpabilizador, el cual afecta directamente al NNA.1

De igual modo, esta situación de abuso se perpetúa por el miedo y vulnerabilidad en que se encuentra la víctima, pues, este evalúa que no están dadas las condiciones para que su palabra sea escuchada, ya sea por problemas familiares, económicos, sociales e incluso por el mismo sentimiento de culpa que se genera en esta relación. Esta situación de desamparo se agrava con la convivencia permanente y obligada con el abusador, pues no encuentra refugio en donde canalizar las agresiones sufridas.1

Es importante destacar que generalmente los agresores sexuales suelen ser personas cercanas y de confianza tanto de la familia del niño/a como del niño/a. El 75 % de las circunstancias de abuso que padecen los NNA el mundo son realizadas por familiares o personas cercanas al círculo familiar, los cuales frecuentemente corresponden a hombres: tíos, padres, abuelos, hermanos y otros.2,3,4) Por lo que, la gran parte de los NNA que sufren algún tipo de abuso deben convivir frecuentemente con los agresores, lo cual, puede intensificar y agravar la sintomatología y conductas de abuso con el abusador.

Esta dinámica abusiva contra la víctima no solo provoca perjuicios directos al niño/a abusado, sino genera una vulneración interna en la familia, se crea un fenómeno sociocultural que desintegra el cuidado del adulto y la institución familiar de NNA. Se transgreden los límites de poder y la confianza del niño/a por parte de un adulto que tiene una relación cercana con el infante.3,4,5) Por otro lado, se producen diversas reacciones dentro del entorno familiar, las cuales incluyen la negación de los hechos, alteración de las relaciones entre los integrantes, sentimientos de culpa y estigmatización frente a la comunidad y los procesos judiciales posteriores.6

De igual modo, es relevante destacar que la violencia intrafamiliar que se crea en el contexto del abuso sexual infantil puede ser comprendida desde el concepto de recursividad, el cual señala la relación que tiene este contexto de violencia con otras estructuras sociales, las cuales reproducen estos patrones de intimidación al interior de la familia o en los comportamientos propios de las personas.3 Es decir, las agresiones sufridas por los niños/as pueden causar comportamientos violentos y agresivos en otros contextos y a otras personas, como otros familiares, pares, entre otros.

Un aspecto relevante a considerar cuando se analiza la problemática del abuso sexual infantil en la actualidad, son las condiciones de pandemia y cuarentena sanitaria que genera los masivos contagios de COVID-19 en el mundo. La UNICEF4 indica que, a partir de los antecedentes de anteriores crisis de salud, los NNA se encuentran más expuestos a sufrir algún tipo de violencia, ya sea explotación, abuso y manipulación, pues los servicios sociales y las escuelas dejan de funcionar de forma regular, lo cual permite una mayor presencia de los NNA y de los abusadores en el hogar, donde ocurren los abusos.

En tiempos de crisis sanitaria, los NNA se encuentran limitados al contacto físico y directo con las redes de apoyo extrafamiliares, debido al cierre de los colegios y a los espacios de participación como pueden ser equipos deportivos, hobbies, grupos de pares y otros. Además, los espacios de salud y servicios de protección de la infancia como hospitales, ONGs y fundaciones se encuentran saturados por la misma pandemia o se encuentran deshabilitados por el contexto de cuarentena sanitaria.1,2,4,7,8

A partir de estos antecedentes, es oportuno realizar una revisión de la literatura actual sobre el fenómeno del abuso sexual infantil en tiempos de pandemia y considerar sus factores de riesgo. Por otro lado, existen pocos estudios que aborden esta temática en este contexto específico de pandemia. De modo que, el objetivo de este trabajo es examinar la situación actual del abuso sexual infantil durante de la pandemia e identificar los factores de riesgo asociado a esta problemática.

Métodos

Revisión teórica de investigaciones sobre el abuso sexual infantil durante la pandemia. En este trabajo se incluyeron artículos publicados entre los años 2010 y 2021, con énfasis en los estudios realizados en 2020 y 2021 por la pandemia COVID-19.

La búsqueda de los estudios se realizó en las bases de datos Pubmed/Medline, Science Direct, SciELO, Scopus, Dialnet, además, se utilizaron bases de datos de instituciones nacionales e internacionales. Las palabras claves que se aplicaron como criterios de búsqueda fueron: abuso sexual infantil en pandemia, agresión sexual infantil en pandemia.

Los criterios de inclusión fueron:

  • Estudios cuantitativos y cualitativos.

  • Los artículos debían estudiar el maltrato infantil físico, psicológico o sexual en pandemia.

  • Las investigaciones debían centrarse en el abuso sexual infantil.

  • Artículos de investigación, reportes y documentos institucionales nacionales e internacionales.

  • Artículos redactados en español o inglés.

  • Artículos publicados desde 2010 hasta la fecha actual.

Proceso de selección de artículos

Se realizó una búsqueda con los años y palabras clave escogidas, se encontraron 345 artículos relacionados con dichas palabras y años De estos, 70 abordaban la problemática de abuso sexual infantil. De cada uno de estos artículos, se revisó y evaluó el resumen, objetivos y resultados, por ende, hubo reducción de ellos y quedaron 57 estudios para su revisión final. En definitiva, luego de la aplicación de los criterios de inclusión, solo 25 estudios cumplieron cabalmente con los criterios y con los objetivos específicos del trabajo.

La búsqueda inicial fue realizada por un revisor con los conceptos (palabras clave) o las combinaciones de ellos. Una vez saturados los campos exploratorios en las bases de datos, los trabajos seleccionados se organizaron en una matriz en la que se dio cuenta de los antecedentes bibliográficos, año, el tipo de metodología y el tipo de estudio (Tabla 1).

Tabla 1 - Muestra de artículos seleccionados 

Autor Año Metodología Tipo de estudio
Aprile M, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Vásquez J 2020 Cuantitativo exploratorio Documento institucional
Carrero J 2021 Cuantitativo exploratorio Artículo
Celik G. et al 2018 Cuantitativo descriptivo Artículo
Collin-Vezina, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Conrad A, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
ECLAC, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Documento institucional
Frías S. 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Galiano MD, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Gutiérrez C, et al 2020 Cuantitativo descriptivo Artículo
Kishore J, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Magaña I., et al 2014 Cualitativo exploratorio Artículo
Marcal K. 2018 Cuantitativo experimental Artículo
McElvaney et al 2012 Cuantitativo descriptivo Artículo
Mekaoui N., et al 2021 Cuantitativo exploratorio Artículo
UNICEF 2020 Cuantitativo exploratorio Documento institucional
Palacio J, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Pereda Diaz 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Pérez N. 2020 Cualitativo exploratorio Artículo
Roje D, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Tener M 2015 Cuantitativo exploratorio Artículo
Tener D, et al 2020 Cuantitativo descriptivo Artículo
Ulmann S. 2011 Cuantitativo descriptivo Artículo
Unni J. 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo
Wang G, et al 2020 Cuantitativo exploratorio Artículo

Posteriormente, se realizó una revisión focalizada en el marco teórico, resultados, discusiones y conclusiones de los estudios, a partir de esta revisión se construyeron los criterios y directrices que permitieron desarrollar los apartados del estudio.

Análisis y síntesis de la información

Pandemia de COVID-19 y abuso sexual infantil

El fenómeno sanitario que impacta al mundo afecta también la vida regular de los NNA, los cuales dejaron de ir al colegio y a las actividades extracurriculares. Esto permitió diversos abusos como la explotación sexual y física por parte de adultos. Estas circunstancias se desprenden de otras catástrofes sanitarias similares como la crisis del ébola que afectó a África hace unos años y produjo un aumento del trabajo infantil, abusos sexuales y malos tratos a los niños/as.9,10,11

Cualquier tipo de catástrofe que perjudique la rutina de los NNA y los prive de libertad y relación con sus figuras de apoyo y cuidado, provoca un aumento de sus vulnerabilidades, es decir, una problemática global genera y permite una mayor desprotección en la población infantil del mundo.

Esta imposibilidad de asistir a los colegios, genera que los niños/a se queden en casa durante gran parte del día, lo que genera un aumento de los abusos y maltratos, debido a que generalmente, los abusadores se encuentran en el círculo cercano del niño/a. El confinamiento provoca que esta cercanía aumente, debido a que los/as adultos deben permanecer en casa por teletrabajo. Por otro lado, esto también permite que las situaciones de abuso persistan, pues, los NNA podrían sentir vergüenza o estigma ante dicha situación de agresión sexual.11

En este sentido, la permanencia de los dos participantes de esta relación abusiva en un mismo lugar de forma prolongada genera que las cifras negras de abuso sexual aumenten, pues un problema concreto que se desarrolló en la pandemia, fueron los casos “no denunciados” por el silencio de los miembros del hogar donde vive el NNA, ya que, los principales abusadores de las victimas conviven junto a ellos y son padres, abuelos, tíos y otros. Esto genera un conflicto dentro del núcleo familiar, pues se tiende a dudar y a cuestionar la situación de abuso.11

Estos casos “no denunciados” son aquellos en los cuales la víctima ni siquiera habla con algún familiar cercano, lo que produce una sintomatología agravada por la situación de silencio y secreto. Este ocultamiento que comete el niño/a es causa principalmente por la educación de los padres y de la sociedad, la cual enfatiza en disminuir y evitar temas sobre la educación sexual o cualquier tópico relacionado a ello.11

De igual modo, la develación y el ocultamiento de la situación de abuso dependen de diversos factores socioculturales y circunstancias que rodean a la víctima durante los hechos. El estudio Tener Murphy12) documenta que algunos de los factores que pueden implicar en el ocultamiento de los hechos es la autoridad y poder del agresor y la dependencia del niño/a de él; el aislamiento social y por último un contexto familiar disfuncional que carece de canales de comunicación efectivos. Si consideramos estos elementos en tiempos de pandemia, el ocultamiento del abuso sexual podría fortalecerse, pues, una mayor presencia e interacción rutinaria con agresor generará una mayor dependencia y poder sobre la víctima, a su vez, el aislamiento social se incrementa considerablemente, debido al cierre de instituciones y la disminución de relaciones sociales que realiza el niño. Por último, una familia disfuncional puede presentar más dificultades en tiempos donde la libertad se reduce y el desempleo aumenta.

Estas situaciones pueden provocar el “efecto de olla presión”, en la cual los niños/a que sufren algún tipo de agresión física o sexual quieren expresarlo a los demás, pero al mismo tiempo no quieren que los demás se enteren de lo que está sucediendo.13

El confinamiento y el aislamiento causado por la pandemia sanitaria ha producido un aumento de los riesgos de violencia en el hogar. El cierre de instituciones como colegios y organizaciones posibilitan menos alertas y denuncias en relación con hechos de agresiones y abusos sexuales infantil.8,9,14,15

Este fenómeno de cierre de instituciones también genera efectos económicos sobre la población, pero también problemas de violencia y abuso.

Las consecuencias de la pandemia en las instituciones gubernamentales del sector de salud permiten que consecuencias colaterales al confinamiento social se propaguen y acentúen, pues, los periodos largos y los cambios de comportamiento dentro del círculo familiar generan la aparición de conductas agresivas, aumento de estrés, agresiones físicas, psicológicas y emocionales entre las personas del entorno familiar. Una situación particular que se ha acrecentado se relaciona con la violencia infantil y el aumento de casos de abuso sexuales a NNA.16

La UNICEF4 registrar que la gran mayoría de los niños y niñas han sufrido algún tipo de violencia en sus hogares durante la época de pandemia COVID-19.

Los principales efectos del confinamiento social, se centran en el aumento de la vulnerabilidad de la población infantil, ya que el hogar se ha convertido en un factor de riesgo, debido al aumento de violencia emocional, física y sexual en contra de los NNA.15

Por otra parte, la situación de pandemia puede provocar episodios ansiosos y efectos psicológicos en los padres o adultos responsables de los niños/as, lo cual puede permitir una disminución de las capacidades parentales y de cuidado, lo que posibilita la exposición de abusos emocionales, físicos, morales, psicológicos y sexuales por parte de un tercero.5,8,10,13,15

Del mismo modo, las tensiones y la disminución del cuidado parental han permitido que otros fenómenos problemáticos en la infancia se incrementen, pues, los niños/as son utilizados de forma abusiva, a través de la explotación sexual, el trabajo infantil y mendigar en las calles para generar algún ingreso para los padres.7,14,16

Por otra parte, hasta el momento nos referimos a las víctimas que se encuentran recluidas en sus hogares por los efectos de las normativas sanitarias, sin embargo, una parte de la población que sufre de abusos sexual infantil no se encuentran en las mismas condiciones y circunstancias. Se ha reportado que los NNA que se encuentran en instituciones públicas están en situaciones de vulneraciones aún mayores que en condiciones regulares, pues, en días sin COVID-19 se han registrado carencias de servicios básicos, falta de supervisión y situaciones de violencia física, emocional y sexual que afectan directamente a los niños/as de las instituciones. Por lo que, en una situación de pandemia sanitaria los de instituciones y/o los que se quedan en casa experimentan un mayor abandono, un aumento de las falencias administrativas y de seguridad.7

Estas condiciones de maltrato continuo por causa de los efectos de la pandemia en el entorno familiar del NNA puede repercutir en su desarrollo socioafectivo y psicológico, perjudicar las habilidades sociales y el establecimiento de relaciones empáticas y altruistas que ayuden a lograr un bienestar integral para el niño/a.16 Es por ello que es importante reconocer y actuar de forma eficaz ante los abusos sexuales dentro de los hogares, con el objetivo de disminuir y prevenir cualquier tipo de efecto a largo plazo que condicione la integridad física, emocional y cognitiva de las víctimas.

Algunos indicadores de abuso sexual en NNA son manifestaciones de tensiones y conductas relacionadas con la frustración y el aislamiento, además de expresiones de emociones negativas e inestabilidad como ira e intolerancia hacia los demás. Por otro lado, si el NNA se encuentra en una situación de abuso físico aparte de un abuso sexual, puede presentar conductas agresivas y de inseguridad con respecto al entorno familiar. A estos rasgos se agregan los sentimientos de desvalorización, emociones negativas con respecto autoconcepto de la persona y sentimientos de culpa.16Asimismo, el niño/a puede presentar una disminución del placer al realizar actividades que le gustaban, incluso abandonar por completo estas acciones. Igualmente, los NNA pueden manifestar un estado de confusión, desorganización y ansiedad ante las agresiones sexuales, debido a los sentimientos y pensamientos contradictorios, los cuales provocan una desestructuración en la confianza hacia los demás.16 No obstante, si la sintomatología es muy grave, esta suele caracterizarse por la aparición de pensamientos suicida y el desarrollo de trastornos psicopatológicos como trastornos depresivos, trastornos de estrés o trastornos de estrés postraumático.15,16,17

Por otra parte, el abuso sexual hacia un niño, niña o adolescente (NNA) también genera consecuencias directas en la dinámica relacional de la víctima, se produce un aislamiento social que posibilita el victimario para realizar el acto abusivo, se minimizan los canales comunicativos del NNA lo cual perjudica su expresión emocional y de la situación que está viviendo. A su vez, esta relación de poder permite una especie de chantaje, en el cual el victimario induce a la víctima a realizar un voto de silencio que mantiene la situación de abuso, e incomunicación con el círculo familiar del NNA.12,13,14,15,16

El abuso sexual no es la única problemática de violencia sexual de la que son víctimas los NNA, oros asuntos han aumentado durante la pandemia, ellos son las situaciones de explotación/abuso sexual por medios electrónicos y plataformas online. Según la UNICEF4) estas problemáticas se pueden distinguir en tres categorías: riesgos de contenido, riesgos de contacto y riesgos de conducta (Tabla 2).7,18)

Tabla 2 - Tipos de riesgos de violencia sexual 

Tipo de riesgo: Descripción
Riesgo de contenido Situaciones de victimización y abuso indirectas, en las cuales los NNA se encuentran expuestos a un contenido inadecuado y no deseado como, por ejemplo, pornografía, violencia, paginas e información que promuevan conductas peligrosas y de riesgo como suicidio, autolesiones y páginas de trastornos alimentarios.
Riesgo de contacto Situaciones en las cuales los NNA contacta o tiene un acercamiento con terceras personas que buscan satisfacción personal que atenta con la integridad del niño/a como puede ser acoso sexual online, situaciones de engaños para que los NNA realicen una conducta determinada (Grooming), las cuales pueden terminar en explotación sexual.
Riesgo de conducta Consisten en cualquier comportamiento que promueva que se genere contenido o contacto riesgoso con otras personas, las cuales pueden derivar en victimización directa autogenerada, sin que esto implique que el NNA tenga responsabilidad del hecho. Uno de estos hechos es conocido como Sexting, que consiste en compartir material o contenido de carácter sexual, que después son difundidos a través de internet sin la aprobación efectiva de la persona. La difusión de este material puede generar hechos de extorsión a los NNA para que no se hagan públicos y para que el agresor tenga cierto control de la conducta de la víctima.

Estos hechos de abuso y explotación sexual por la red online generan una mayor vulneración en los niños y niñas, pues estos no cuentan con las herramientas para comprender la gravedad de los riesgos, por lo que, sin una supervisión parental adecuada, pueden estar expuestos a distintas maneras de victimización.7 Esto se incrementa al estar gran parte del día en el hogar con acceso a internet y sin supervisión, ya que a pesar de que los padres se encuentren en la casa, el uso del internet para continuar la rutina educativa de los niños/as permite que su uso sea normalizado y cotidiano.

Factores de riesgo en el abuso sexual infantil en tiempos de COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha generado gran incertidumbre en las familias por el aumento de contagios y muertes por el virus, además de las medidas sanitarias que han afectado la economía de las personas por el aumento del desempleo y de la pobreza.19) Esto ha repercutido directamente en el bienestar familiar de los NNA, lo cual puede implicar conflictos dentro del círculo familiar y situaciones de estrés.

Esta situación de desempleo y estrés en las familias genera una mayor tensión en los padres trabajadores, pues, consideran que se encuentran en una situación de incertidumbre laboral, lo cual afecta su función como cuidador de los hijos/as, ya que presentan diversas preocupaciones económicas, problemas de salud mental y falta de apoyo y recursos.19

A partir de estos antecedentes, un factor de riesgo a considerar es el estrés económico y el desempleo generado por la pandemia, debido a que estos factores son ejes centrales en la vida familiar, si los padres o cuidadores de los NNA se encuentran sin trabajo, se reduce directamente las capacidades de estos para satisfacer de forma adecuada las necesidades básicas de los niños/as. En las familias que presentan vulnerabilidades socioeconómicas, existe menor seguridad para los NNA y generan mayor probabilidad de negligencia infantil y maltrato físico y sexual.19,20,21

Por lo demás, las familias con niños/a que habían sufrido alguna situación de abuso sexual antes de la pandemia, presentan mayor dificultad para afrontar los efectos del abuso, pues los cuidadores se encuentran sin recursos económicos y las instituciones encargadas para proteger y brindar apoyo en estas situaciones se encuentran colapsadas por la pandemia COVID-19.22

Un segundo factor es el aislamiento social, pues a pesar de que los aspectos económicos afectan gravemente a la dinámica familiar, el encierro obligatorio por las normativas sanitarias ha provocado un aislamiento social para muchas familias, padres y niños/as. Este distanciamiento genera una ausencia sorpresiva de los sistemas sociales formales e informales en la vida de las familias. En la anterior crisis sanitaria del ébola, se documentó un aumento del maltrato infantil y del abuso sexual hacia NNA mientras se encontraban cerrados los establecimientos educacionales.23 Este aumento considerable de abuso sexual puede ser debido a que el aislamiento propicia la cercanía del agresor con la víctima, asimismo, el cierre de escuelas e instituciones de apoyo permiten que la situación abusiva continúe, pues las familias no cuentan con la ayuda institucional encargada.24,25

Por último, un tercer factor de riesgo, es el acceso a internet que cuentan los NNA durante el tiempo de pandemia, el cual puede incrementar el contacto con agresores sexuales tanto conocidos como desconocidos por los niños/as. Durante tiempos de COVID-19 se incrementaron los casos de sexteo (sexting) y producción de material de abuso sexual en niños, niñas y adolescentes, esto debido principalmente al aumento de la actividad de acceso a internet y la precaria supervisión de los adultos responsables.18

Como propuestas futuras se recomienda realizar estudio más exhaustivo, que consideren más información y de distintos idiomas. Igualmente, sería oportuno realizar estudios de las diversas regiones del mundo, para comparar resultados y el fenómeno del abuso sexual infantil en tiempos de pandemia.

El ASI es una problemática grave que afecta a una gran cantidad de niños, niñas y adolescentes, y se debe destacar que ni el virus COVID-19 ni las medidas sanitarias dispuestas por los servicios de salud de los países son causas directas de la violencia y abuso sexual infantil, no obstante, la crisis sanitaria ha permitido que diversos factores de riesgo aumenten en las diversas familias de la población. Como resultado, el grupo etario más afectado por la epidemia social y sanitaria han sido los niños y adolescentes, que padecieron un cambio imprevisto en su rutina diaria, relaciones interpersonales y una mayor exposición a la violencia física, psicológica y sexual.

Por ello, se sugiere que para prevenir y disminuir las agresiones sexuales dentro del ámbito familiar y especialmente en los NNA, se recomienda que las familias desarrollen un espacio seguro y abierto en el hogar, en el cual los niños puedan expresarse libremente en relación con sus inquietudes y sentimientos con respecto a cualquier contenido. Este clima de confianza es primordial para que los niños y adolescentes agredidos tanto física como sexualmente puedan acudir a una zona segura dentro de la casa, familia y entorno.

Conclusiones

En este tiempo de incertidumbre provocado por la pandemia y los confinamientos obligatorios han permitidos que las agresiones sexuales a niños y adolescentes aumenten, por lo que es importante fomentar la educación sexual en las familias y en los niños/as, con el objetivo de promover una adecuada expresión, ya sea, en forma de guía informativas, vídeos interactivos y otros. Es relevante que los NNA conozcan y analicen sobre su propio desarrollo sexual, anatomía del cuerpo y los diferentes cambios y procesos que conlleva la infancia y la adolescencia.

Referencias bibliográficas

1. Aprile M, Barcos A, BarrosS, CarlisMF, CuadradoS, Di VitoA. Cuando el tapabocas no protege: pandemia y abuso sexual en las infancias. Red Sociales, Revista del Departamento de Ciencias Sociales. 2020 [acceso 20/01/2021];7(2):38-45. Disponible en: http://ri.unlu.edu.ar/xmlui/handle/rediunlu/746Links ]

2. Gutiérrez C, Steinberg M, Capella C. Develación de las Agresiones Sexuales: Estudio de Caracterización de Niños, Niñas y Adolescentes Chilenos. Psykhe. 2016;25(2):1-15. DOI: https://doi.org/10.7764/psykhe.25.2.852Links ]

3. Magaña I, Ramírez C, Menéndez L. Abuso Sexual Infantil (ASI): Comprensiones y Representaciones Clínicas desde las prácticas de Salud Mental. Terapia psicol. 2014;32(2):133-42. DOI: https://doi.org/10.4067/s0718-48082014000200006Links ]

4. UNICEF. Los niños deben ser protegidos de la pedofilia y el abuso exacerbado por la pandemia del coronavirus. 2020. United Nations: UNICEF; 2020[acceso 20/03/2021]. Disponible en: Disponible en: https://news.un.org/es/story/2020/04/1472542Links ]

5. Ullman SE. Is Disclosure of Sexual Traumas Helpful? Comparing Experimental Laboratory Versus Field Study Results. J Aggr Maltreat Traum. 2011;20(2):148-62. DOI: https://doi.org/10.1080/10926771.2011.546751Links ]

6. Celik G, Tahiroglu A, Yoruldu B, Varmis D, Çekin N, Avci A, Evliyaoglu N, Nasiroglu S. Recantation of Sexual Abuse Disclosure Among Child Victims: Accommodation Syndrome. J Child Sexual Abuse. 2018;27(6):612-621. DOI: https://doi.org/10.1080/10538712.2018.1477216Links ]

7. Frías S. Desdibujados en la pandemia: los niños/as y adolescentes en la pandemia del COVID-19. Notas de Coyuntura del Centro regional de investigaciones multidisciplinarias, México. 2020 [acceso 20/01/2021];(8):1-6. Disponible en: https://ru.crim.unam.mx/xmlui/handle/123456789/85Links ]

8. Pered N, Díaz-Fases DA. Family violence against children in the wake of COVID-19 pandemic: a review of current perspectives and risk factors. Child Adolescent Psychiatr Mental Health. 2020;14(1). DOI: https://doi.org/10.1186/s13034-020-00347-1Links ]

9. ECLAC, UNICEF, Office of the Special Representative of the Secretary-General on Violence against Children. Violence against children and adolescents in the time of COVID-19. United Nations: UNICEF; 2020. [acceso 20/01/2021] 15 p. Covid - 19 Report. Disponible en: Disponible en: https://www.cepal.org/sites/default/files/publication/files/46486/S2000610_en.pdfLinks ]

10. Kishore J. Child Sexual Abuse during COVID-19 Pandemic. Internat J Preven Curativ Comm Med. 2020;6(01):30-6. DOI: https://doi.org/10.24321/2454.325x.202005Links ]

11. Palacio-Ortiz JD, Londoño-Herrera JP, Nanclares-Márquez A, Robledo-Rengifo P, Quintero-Cadavid CP. Trastornos psiquiátricos en los niños y adolescentes en tiempo de la pandemia por COVID-19. Rev Colombiana Psiquiatr. 2020;49(4):279-88. DOI: https://doi.org/10.1016/j.rcp.2020.05.006Links ]

12. Tener D, Murphy SB. Adult Disclosure of Child Sexual Abuse. Trauma Violence Abuse. 2014;16(4):391-400. DOI: https://doi.org/10.1177/1524838014537906Links ]

13. McElvaney R, Greene S, Hogan D. Containing the secret of child sexual abuse. J Interpersonal Violence. 2012;27(6):1155-75. DOI: https://doi.org/10.1177/0886260511424503Links ]

14. Jorquera Vásquez C. Niños, niñas y adolescentes en un contexto de crisis sanitaria. Serie Minutas N°50-20. Santiago de Chile: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile; 2020[acceso 04/03/2021]. Disponible en: Disponible en: https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/28709/3/N%C2%B050-20%20Ni%C3%B1os,%20ni%C3%B1as%20y%20adolescentes%20en%20un%20contexto%20de%20crisis%20sanitaria.pdfLinks ]

15. Galiano Ramírez MD, Prado Rodríguez RF, Mustelier Bécque RG. Salud mental en la infancia y adolescencia durante la pandemia de COVID-19. Rev Cubana Pediatr. 2020 [acceso 14/03/2021];92(Supl. especial):e 1342. Disponible en: http://www.revpediatria.sld.cu/index.php/ped/article/view/1342Links ]

16. Carrero JA. Maltrato infantil. Una mirada al interior de la familia en tiempos de confinamiento social. Inter-Am J Med Health. 2021;4:1-12. DOI: https://doi.org/10.31005/iajmh.v4i.177Links ]

17. Wang G, Zhang Y, Zhao J, Zhang J, Jiang F. Mitigate the effects of home confinement on children during the COVID-19 outbreak. 2020;395(10228):945-7. DOI: https://doi.org/10.1016/s0140-6736(20)30547-xLinks ]

18. Pérez Domínguez ME. Digital communication between pleasure and danger: a feminist reading of youth sexting. Comunicación Sociedad. 2020:1-24. DOI: https://doi.org/10.32870/cys.v2020.7432Links ]

19. Tener D, Marmor A, Katz C, Newman A, Silovsky J, Shields J. How does COVID-19 impact intrafamilial child sexual abuse? Comparison analysis of reports by practitioners in Israel and the US. Child Abuse Neglect. 2021;116(2):204779. DOI: https://doi.org/10.1016/j.chiabu.2020.104779Links ]

20. Conrad-Hiebner A, Byram E. The temporal impact of economic insecurity on child maltreatment: a Systematic Review. Trauma, Violence, Abuse. 2018;21(1):157-78. DOI: https://doi.org/10.1177/1524838018756122Links ]

21. Marcal K. The Impact of Housing Instability on Child Maltreatment: A Causal Investigation. J Family Soc Work. 2018;21(4-5):331-47. DOI: https://doi.org/10.1080/10522158.2018.1469563Links ]

22. Unni JC. Social effects of Covid-19 pandemic on children in India. Indian J Pract Pediatr.. 2020. [acceso 04/02/2021];22:102-4. Disponible en: https://www.ijpp.in/Files/2020/ver2/Social-effects-of-COVID-19.pdfLinks ]

23. Roje Ðapic M, Buljan Flander G, Prijatelj K. Children Behind Closed Doors Due to COVID-19 Isolation: Abuse, Neglect and Domestic Violence. Arch Psychiatr Res. 2020;56(2):181-92. DOI: https://doi.org/10.20471/dec.2020.56.02.06Links ]

24. Mekaoui N, Aouragh H, Jeddi Y, Rhalem H, Benjelloun Dakhama BS, Karboubi LS. Child sexual abuse and COVID-19 pandemic: another side effect of lockdown in Morocco. Pan African Med J. 2021;38. DOI: https://doi.org/10.11604/pamj.2021.38.57.27385Links ]

25. Collin-Vézina D, Brend D, Beeman I. When it counts the most: Trauma-informed care and the COVID-19 global pandemic. Developm Child Welfare. 2020;2(3):172-9. DOI: https://doi.org/10.1177/2516103220942530Links ]

Financiamiento

El autor afirma que no hubo fuentes externas de financiación para este artículo.

Recibido: 23 de Septiembre de 2022; Aprobado: 08 de Octubre de 2022

*Autor para la correspondencia: sebastian.maluendat@gmail.com

El autor declara que no existe conflicto de intereses.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons