SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.47 número3Conocimientos vigentes en torno a la hemorragia digestiva alta varicosa índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Medicina Militar

versión impresa ISSN 0138-6557versión On-line ISSN 1561-3046

Rev Cub Med Mil vol.47 no.3 Ciudad de la Habana jul.-set. 2018

 

REVISIÓN HISTÓRICA

 

Memorias para la historia de la docencia en el Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay"

 

Memories for the teaching history at Dr. Carlos J. Finlay Central Military Hospital

 

 

Eusebio Cristo Morón1

 

1Hospital Militar Central Dr. Carlos J. Finlay. La Habana, Cuba.

 


RESUMEN

Se realiza un recuento de la historia de la docencia en el Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay", según las memorias y apuntes del autor, desde el año 1959 hasta el 2009. En los 50 años narrados, se produjeron una serie de acontecimientos, que fueron sedimentando la tradición y el prestigio docente de esta institución. El artículo está basado en las memorias y apuntes del autor, quien ha estado relacionado, usualmente como participante o de forma cercana, con los hechos que se narran.

Palabras clave: Historia Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay"; historia docencia; historia de la formación; historia medicina militar.


ABSTRACT

A history of teaching is recounted at Dr. Carlos J. Finlay Central Military Hospital according to the memoirs and notes of the author, from 1959 to 2009. In those 50 years a series of events took place, which set up the tradition and the teaching prestige of this institution. This paper is based on the memories and notes of the author, who has been closely connected, usually as a participant, with the events that are narrated.

Keywords: History of Central Military Hospital Dr. Carlos J. Finlay; History of teaching; Formation history; Military Medicine history.


 

 

ANTECEDENTES

Los primeros momentos tras el triunfo revolucionario de 1959, estuvieron marcados por la sustitución de los cargos de dirección -ocupados por elementos fieles a la dictadura derrotada- y el éxodo del personal de la salud, fundamentalmente de médicos, debido a las contradicciones económicas e ideológicas surgidas como consecuencia de la aplicación de medidas y leyes revolucionarias de beneficio popular.

Entre 1959 y 1961, dirigió el hospital el comandante Raúl Trillo Gómez. Sin embargo, por contradicciones ideológicas, constituía un freno en la aplicación de la política de la revolución y pronto abandonó el país. Desde marzo hasta abril de 1961, el puesto de director fue ocupado por una comisión integrada por el capitán de navío Teobaldo Cuervo Castillo, como presidente, el segundo teniente médico Antolín Villamando Prieto, como ejecutivo y el primer teniente médico Fidel Ilizástegui Dupuy, como asesor.

A raíz del ataque mercenario a Playa Girón, Cuervo Castillo abandonó el país y fue designado director el segundo teniente médico, Antolín Villamando Prieto. Su nombramiento se hizo oficial el 5 de diciembre de 1961, por orden directa (No. 12/9161) del comandante Sergio del Valle Jiménez, jefe de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en ese momento. El Dr. Villamando ocupó el cargo hasta el 4 de septiembre de 1962, cuando le fueron asignadas otras tareas.

Hasta esa fecha, la única estructura docente en el hospital era la escuela de enfermeras, que había sido creada en 1960.

En el transcurso del año 1961, se creó una comisión científica, que inició los denominados staff - meeting. Este fue el primer paso en la organización científica del trabajo hospitalario, tarea en la que se destacó el profesor José A. Llorens Figueroa. Fueron incorporados alumnos de medicina, militares que realizaban guardias médicas, primero de cirugía y posteriormente de otras especialidades. Estos alumnos procedían del propio hospital y de otras unidades militares, donde ocupaban cargos de soldados de primera clase o de sanitarios.

Entre 1959 y 1960 se graduaron, los que pueden considerarse los primeros médicos militares, entre ellos, Pedro Regalado Ortiz González, José Linares y Martín Portela (anexo 1) .

 

INICIO Y DESARROLLO DE LA DOCENCIA DE PREGRADO

A finales de 1961 se incorporan a las Fuerzas Armadas Revolucionarias los primeros becados de la entonces Sanidad Militar (hoy Dirección de Servicios Médicos) y en septiembre de ese año, un pequeño número de estudiantes de medicina (militares del último año de la carrera) comenzaron un internado de seis meses de duración. Se graduaron en abril de 1962.

A este grupo pertenecieron: Fernando Fernández Reverón, Roberto Méndez Catasús, José Ruiz Sánchez, Salvador Casas, Pedro Vilorio Barreras, José Fresnedo, José González Valdés, Luis D'Jonhg y el combatiente del Ejército Rebelde, Octavio de la Concepción y de la Pedraja (caído en combate el 12 de octubre de 1967, en Bolivia, seis años después).

En aquellos primeros años, en el hospital no existía experiencia, personal docente, instalaciones, ni otras condiciones necesarias para enfrentar las necesidades de formación, especialización y perfeccionamiento médico y estomatológico de los servicios médicos de las FAR. El entonces jefe de la Sanidad Militar, el comandante José Ramón Balaguer Cabrera, tomó un conjunto de medidas y realizó coordinaciones con las autoridades de la Escuela de Medicina y Estomatología, que facilitaron y crearon las bases para el desarrollo científico y docente de la institución y de los servicios médicos de las FAR. Esta tarea fue continuada por su sucesor en el cargo, el capitán Guillermo Rodríguez del Pozo.

Durante el año 1962, se efectuó una reunión con estudiantes de medicina de las FAR, que cursaban los últimos años de la carrera, dirigida por el comandante Balaguer, quien les planteó la necesidad de que con el objetivo de desarrollar la docencia, realizaran el internado en el Hospital "Carlos J. Finlay". Algunos estuvieron dispuestos y otros se fueron a los hospitales docentes tradicionales. Estuvieron presentes en esa reunión, el teniente Antolín Villamando Prieto, director del hospital, y los alumnos Juan Castañer Moreno, Miguel Ángel Moreno, Harley Borges Muñío, entre otros.

Todos los internados (militares) realizados en el Hospital "Finlay" desde 1961 hasta 1964 fueron reconocidos por las autoridades académicas de la Universidad de la Habana.

Estos llamados se repitieron en 1963 y en 1965, dentro de las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), con los cuales fueron incorporados gran cantidad de jóvenes estudiantes de medicina a las filas de las FAR, como becados de los servicios médicos.

Según el comandante Balaguer, fueron estos becados, el motor que impulsó la docencia. Estos, junto con los médicos combatientes del Ejército Rebelde, los de la lucha clandestina y los provenientes de la vida civil, conformaron la fuerza, que más tarde asumiría la tarea, del desarrollo de las instituciones médicas militares de todo el país; en la asistencia, la docencia, la investigación, las acciones de prevención y promoción de la salud de las tropas, entre otras de los servicios médicos de las FAR.

En 1964 ocurrió un hecho de especial relevancia. La población civil, que con anterioridad a esa fecha recibía atención solo en determinadas áreas (fundamentalmente en servicios de urgencias), comenzó a ser atendida con todos los derechos y en la totalidad de los servicios. Este hecho satisfizo el reclamo de las autoridades docentes, de incrementar el número de pacientes a atender, con mayor diversidad de enfermedades, y así garantizar una formación profesional más integral.

El año académico 1964 - 1965 fue rico en acontecimientos: la Facultad de Ciencias Médicas y la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana, reconocieron al Hospital Militar "Dr. Carlos J. Finlay" como hospital docente y autorizaron que los estudiantes militares del último año realizaran el internado en este hospital, hecho que, por indicación de la jefatura de los servicios médicos, adquirió desde entonces carácter obligatorio.

En ese mismo curso, las autoridades docentes de la facultad de ciencias médicas realizaron una visita al hospital y concluyeron que estaba preparado para recibir oficialmente estudiantes, tanto civiles como militares, a partir del tercer año de las carreras de medicina y estomatología. Estos alumnos procedían del Instituto Superior de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón, creado en 1962, donde recibían los primeros dos años de la carrera.

Los internos de ese curso fueron los primeros médicos y estomatólogos graduados enteramente por la Revolución. Comenzaron sus estudios en 1959 y se graduaron en el pico Turquino el 14 de noviembre de 1965, con la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien firmó, junto a las autoridades docentes de la Universidad de La Habana, el título de Doctor en Medicina. En esta graduación se encontraba un nutrido grupo de alumnos militares (anexo 2).

También fue creado en la Escuela de Medicina, el internado vertical de Higiene y Epidemiología (que cursaron estudiantes militares y civiles) en el cual participó como profesor el doctor José Real Rodríguez, jefe del grupo epidemiológico de las FAR y profesor de la Universidad de La Habana. Este profesor fue nombrado en 1963 jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicina, creado ese mismo año.

Cursaron ese internado nueve civiles y los militares Dr. Martín Chang Puga, Dr. Ángel Fernández Vila y el Dr. Ramón Prado Peraza. Este último fue posteriormente director del Hospital Militar "Dr. Carlos J. Finlay" y el Dr. Fernández Vila fue jefe de Servicios Médicos de las FAR.

En el curso académico siguiente (1965-1966) se inauguró la primera escuela de medicina militar, conocida entonces como "internado militar". Estaba integrada por estudiantes militares de varios años de la carrera de medicina y tenía una organización y disciplina militares. Los estudiantes eran becados y durante un tiempo se alojaron en el tercer piso del edificio que ocupa la actual consulta externa del hospital. En ese curso comenzó la docencia médica de pregrado en toda su extensión e ingresaron además, alumnos civiles de tercero a sexto año.

En esta etapa, procedentes de otras instituciones, llegaron al hospital para apoyar la docencia un número importante de profesores de alta calificación y experiencia, que se unieron a los profesores y especialistas militares existentes en el Hospital "Finlay" y realizaron una contribución invaluable al desarrollo de la docencia y demás actividades hospitalarias. Entre estos profesionales estuvieron: Juan Antonio Presno Albarrán, Roberto Guerra Valdés , Eugenio Torroella Martínez-Fortún, Edilberto Castaño, Mario Pérez Bugallo, Florencio Gamio Capestany, Juan Govea Peña, Eduardo Rivero Valdés-Castro, José Jordán Desquirón, Julio Martínez Páez, Guillermo Fernández Hernández-Baquero, Leonardo Abreu Pérez, Raúl Toledo Requena, Alberto López Cascales, Julio Rodríguez Docal, Juan Rodríguez Loeches Fernández, Virgilio Camacho Duvergel, Nicolás Monzón Pérez, Antonio Solás Hernández, Gonzalo Álvarez Flores, José Berguer Núñez, Pablo Pérez, Gerardo De la Yera Domínguez, Luis Díaz de Villegas D'Strampes, Leopoldo García Huerta, Yolanda Alonso Carmona, Guillermo López Álvarez, Martín Portela Morales, Wenceslao Martínez García, Andrés Degournay Bles, Rafael Martínez Pimienta y Alberto Fraga Zaldívar.

También contribuyeron desde los primeros años a la formación de un número considerable de médicos, estomatólogos y especialistas, un grupo de destacados profesores.

En 1970 fue creada la subdirección docente, la primera de la que se tiene información en el país. El cargo de Vicedirector lo ocupó el profesor José A. Llorens Figueroa. En los reglamentos hospitalarios generales del Ministerio de Salud Pública (Minsap) anteriores a 1973, no se contemplaba la existencia de subdirecciones docentes. Los asuntos relativos a la docencia eran atendidos por el subdirector Facultativo. Estas subdirecciones fueron creadas en los hospitales del Minsap, al ponerse en vigor el reglamento general hospitalario de ese año (anexo 3).

El período comprendido entre 1966 hasta 1970 puede ser considerado como la etapa de despegue, desarrollo y consolidación del proceso docente educativo en el hospital. Ya este contaba con los recursos humanos necesarios para muy pronto demostrar su potencialidad de "exportar" cuadros, es decir, cubrir necesidades de otros hospitales militares (el "Dr. Luis Díaz Soto", el de Santa Clara y de Santiago de Cuba) y también de hospitales, policlínicos y otras unidades del Minsap.

En ese período, la docencia en el Hospital "Finlay" se hizo de notable prestigio y logró situarse al nivel de las unidades médicas de su tipo, con mayor tradición.

En 1970 se impartió por primera vez un curso para la formación de técnicos de rayos X y de laboratorio clínico.

En 1976 fue fundado el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana y dentro de este, la Facultad de Medicina número 3, que abarcaba las áreas docentes de los hospitales: "Dr. Carlos J. Finlay", "Joaquín Albarrán" y "Enrique Cabrera". Este último, después de 1980 pasó a otra facultad y los dos primeros, junto a otras instituciones, conformaron la actual Facultad de Ciencias Médicas "Finlay-Albarrán".

El 30 de noviembre de 1989 se inauguró el Hospital Pediátrico "Juan Manuel Márquez", que se integró como unidad docente a la Facultad de Ciencias Médicas "Finlay-Albarrán" y como consecuencia, los servicios de pediatría del Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay", pasaron a esa institución.

La formación de técnicos medios en enfermería se mantuvo ininterrumpidamente hasta el año 2001, cuando fueron creados los llamados cursos emergentes. Los profesores del Instituto Politécnico de Enfermería "Clara Louise Maas", ubicado en áreas del hospital, se trasladaron en calidad de prestación de servicios, a apoyar la docencia en esas escuelas.

El 12 de noviembre del 2001, fue inaugurada la Escuela de Sanitarios Mayores de las FAR en las instalaciones que ocupaba este politécnico de enfermería.

A partir del año 2002 el hospital apoyó significativamente el programa Revolución en la Salud, con profesores y especialistas de experiencia que impartieron cursos de perfeccionamiento a especialistas de Medicina General Integral, en las temáticas siguientes: trombolisis, ultrasonido, endoscopia, rehabilitación y actualización en ortopedia y traumatología.

El hospital participó en los nuevos planes de formación de técnicos medios de la salud en imagenología, medicina física y rehabilitación, banco de sangre y laboratorio clínico. Paralelamente, mediante convenios, contribuyó a la formación de técnicos medios de otras especialidades, de residentes y especialistas de diversas instituciones.

Desde 2008, el hospital pasó a ser el escenario docente principal de la Universidad de Ciencias Médicas de las FAR, reabierta en nuevas instalaciones, en las áreas donde antes radicó el Instituto Politécnico de Enfermera y luego la Escuela de Sanitarios Mayores.

 

INICIO Y DESARROLLO DE LA DOCENCIA DE POSTGRADO

Antes de 1959 no existían criterios establecidos para la formación de especialistas. Estos surgían producto de la dedicación a una determinada especialidad, sin que los graduados se sometieran a una evaluación que garantizara su capacitación para desempeñarse en ella.

Después del triunfo de la Revolución se implantaron los exámenes estatales para el otorgamiento del título de Especialista de primer grado a los médicos dedicados a las diferentes especialidades.

A partir de 1963, comenzó la formación de especialistas en pediatría y cirugía general en el Hospital Militar "Dr. Carlos J. Finlay", de acuerdo con las nuevas concepciones surgidas en relación con la preparación de los recursos humanos en las especialidades médicas, a través del régimen de residencias.

La residencia de pediatría, estuvo a cargo del profesor Gonzalo Álvarez Flores, reconocido precursor de la pediatría en los servicios médicos de las FAR. Alcanzó rápidamente un prestigio notorio por su organización, exigencia y calidad de la docencia, que trascendieron las fronteras del hospital. Los primeros residentes de pediatría formados en esta institución fueron: Fernando Fernández Reverón, Santos Canetti, José Fresnedo, Pedro Vilorio Barrera y José González Valdés. Les siguieron Roberto Hernández Huerta, Hermenegildo Menéndez, Carlos García Morejón, Raúl Gómez Cabrera y José Verdasco.

Dirigido por el comandante René Vallejo Ortiz, el 1ro de mayo de 1962 se fundó el Instituto Nacional de Cirugía y Anestesiología (INCA), en el Hospital "Freyre de Andrade" (Hospital de Emergencia). Esta institución fue creada por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, para dar respuesta a la apremiante necesidad de formación acelerada de cirujanos y anestesiólogos mediante un plan intensivo, con un programa y un sistema de evaluación trimestral, rigurosos, a partir de médicos jóvenes con experiencia quirúrgica. Esta idea fue controvertida en aquel entonces, pero rindió frutos.

En 1963 ocurre un importante acontecimiento; promovido por el Jefe de Sanidad Militar, el comandante José R. Balaguer Cabrera, fueron incorporados al plan del Instituto Nacional de Cirugía y Anestesiología, residentes de algunos servicios quirúrgicos del hospital.

En el primer grupo de residentes se encontraban Roberto Méndez Catasús, Luis F. D'Jonhg Díaz, Salvador Casas Rodríguez, José Ruiz Sánchez, Eloy Frías, Carlos Scorza Sánchez y Saturnino Alemán. A estos les siguieron Ibrahim Rodríguez Rodríguez, Milton Hechevarría, Rómulo Soler Vaillant, Abelardo Calderín González, Andrés Degournay Bles y Ariel Soler, entre otros. En el plan del INCA se impartieron además las residencias de Neurocirugía y Cirugía Máxilo Facial.

De los especialistas militares graduados de la referida institución, muchos fueron nombrados instructores y posteriormente dirigieron la docencia de cirugía en el hospital; uno de ellos, José Ruíz Sánchez, fue enviado al hospital militar de Santa Clara. Al de Santiago de Cuba fueron asignados Roberto Méndez Catasús, Carlos Scorza Sánchez, Eloy Frías y Abelardo Calderín González. De esta forma se crearon las condiciones para el inicio de la docencia en esas instituciones.

En 1966 comenzó la residencia de Medicina Interna. Los primeros residentes fueron Nelson Patayo, Juan Castañer, Hernández Clavijo, Armando Romero Gallardo y Ezra Nápoles.

Sucesivamente fueron acreditados por el Minsap diferentes servicios para la formación de especialistas civiles y militares. Entre 1970 y 1975 ya el Hospital Militar "Dr. Carlos J. Finlay" formaba residentes de la mayoría de las especialidades existentes, estaban acreditados para docencia de pregrado y postgrado, los servicios: Ortopedia y Traumatología, Cirugía General, Medicina Interna, Anestesiología y Reanimación, Otorrinolaringología, Psiquiatría, Laboratorio Clínico, Imagenología, Microbiología (pregrado), Dermatología, Anatomía Patológica, Urología, Angiología, Neurocirugía, Coloproctología, Medicina, Física y Rehabilitación, Oftalmología, Cirugía Máxilo Facial, Estomatología y Medicina Tradicional y Natural.

En el año 2001 fueron acreditados para la docencia, el servicio de Medicina Intensiva y de Emergencias y el Centro Nacional de Toxicología (Cenatox).

Desde 2009, como resultado del proceso de perfeccionamiento hospitalario, la Vicedirección Docente pasó a denominarse Centro de Desarrollo.

 

ESCUELA DE ENFERMERÍA

En 1959 ya existía en el Hospital Militar "Dr. Carlos J. Finlay" una escuela de enfermería, donde estudiaban alumnos beneficiados por el régimen de Batista. Había otra escuela formadora de enfermeros/as en el hospital del poblado de Mazorra.

Debido a la situación política en el hospital en este año y con el propósito de sustituir los elementos vinculados al antiguo régimen, se decidió dar continuidad a la escuela de enfermería, pero con los alumnos que estudiaban en Mazorra. En 1960 se graduaron los primeros enfermeros/as. Entre ellos se recuerdan a René Rodríguez Rivera, Jofre y Rivero. En 1961 terminaron entre otros; Eulogio Deschapelles, Oviedo y Exidio Borges. En 1963 cerró esta escuela, después de la graduación.

La primera escuela de enfermería del hospital, posterior al triunfo de la Revolución, fue creada en 1960. Su primera directora fue Elvira Guin Achón, que al jubilarse fue sustituida por Dalia Fernández Vila.

Las alumnas eran llamadas "las azules", por el color de su uniforme, que en 1962 cambió a rosado. Hasta esa fecha, la escuela estuvo situada en el edificio donde se encuentra el servicio de Medicina Física y Rehabilitación. En 1963 fue trasladada al edificio que perteneció al Buró de Represión de Actividades Comunistas (BRAC), frente a la actual sexta Estación de Policía. Allí comenzó el primer curso de auxiliares de enfermeras generales, de nueve meses de duración, bajo la dirección de la enfermera Cruz María González Silva, a la que relevó Ángela Garrido, en 1964.

En 1965 fue nombrada directora, la instructora Matilde Ramírez. En ese año la escuela pasó a ocupar el edificio que hoy ocupa el Centro Nacional de Toxicología y donde antes de 1959 radicaba el Archivo General del Ejército. La Escuela recibió el nombre de la enfermera voluntaria Clara Louise Maas, colaboradora del sabio cubano Dr. Carlos J. Finlay.

En 1967 ocupó la dirección Eduarda Ancheta Niebla. En 1968 es relevada por Carmen Cárdenas y se inició un curso de auxiliares de enfermeras de 12 meses de duración. A partir de entonces, el régimen disciplinario cambió a una modalidad de escuela militar. El uniforme rosado fue sustituido por uno blanco, con bieses verde olivo en las mangas, y el año que cursaban, señalado en el bolsillo. Este uniforme era para el área práctica, pues en las clases teóricas y para salir de pase, se utilizaba el uniforme militar verde olivo.

En 1970, pasa a ocupar la dirección Yolanda Cruz Hernández. Hasta 1985, ocurrieron cambios significativos en los planes de estudio, en relación con las necesidades de formación de los recursos humanos de enfermería en Cuba. Se realizaron varios cursos, como el de Enfermería General Plan III, de Enfermería Pediátrica Plan III, de Auxiliares Generales y Pediátricas, de Complementación de Auxiliares Generales y Pediátricas a Enfermeras y de Enfermeras Generales Plan II.

En el segundo semestre de 1985, asumió la dirección la instructora Adelina Pérez Suárez y la escuela fue trasladada para las instalaciones que estaban ubicadas en el terreno que hoy ocupa la Universidad de Ciencias Médicas de las FAR.

En 1990 fue nombrada directora a la Lic. Xiomara Bravo Gálvez y a partir de ese año, para el otorgamiento del título de enfermera, se implanta el examen general integral, con tribunales nacionales.

Desde 1998 la escuela fue dirigida por la Lic. Mayra Reguera Luis. En el curso 2000-2001 se realizó, solo por ese año, un curso de Asistentes en Enfermería, de 12 meses de duración.

A partir del año 2001- 2002 comenzaron en el país los planes emergentes de formación de técnicos medios en enfermería, y el claustro pasó, en calidad de prestación de servicios, a apoyar la docencia en esas escuelas.

Desde el 12 de noviembre del 2001, las instalaciones de la escuela de enfermeras fueron destinadas para la escuela de Sanitarios Mayores de las FAR.

El hospital se mantuvo como escenario práctico fundamental para la formación de enfermeros/as, fundamentalmente de la Facultad "Finlay - Albarrán". En el año 2007, el Instituto Politécnico de Enfermería "Clara Louise Maas" deja de existir como estructura y sus profesores, regresan de la formación emergente para pasar a otras instituciones, fundamentalmente a la Facultad "Finlay - Albarrán". Como unidad docente de esta facultad, se retoma la formación con un curso de enfermeros básicos, de dos años de duración, que inició con 120 alumnos y se mantuvo en años sucesivos, pero con cifras menores de estudiantes. Al frente de la unidad docente fue designada la Lic. Mercedes Matienzo.

 

ESCUELA DE SANITARIOS MAYORES DE LAS FAR

El primer curso de sanitarios mayores impartido en el hospital, comenzó en noviembre de 1966 y tuvo una duración de 18 meses. El primer director de la escuela fue el teniente Rodobaldo de la Caridad Romo Lorenzo; y su subdirector, el sargento de primera Antonio Zaragoza. En el año 1971 es nombrado director Ramón Hidalgo Lara, y a partir de entonces se imparten cursos de 11 meses de duración. Aparece como texto básico el Manual del sanitario mayor.

En 1980, de acuerdo con una resolución conjunta de la Dirección de Servicios Médicos y el Minsap, se homologa al sanitario mayor como auxiliar de enfermería. En ese año es nombrado director el Mayor Miguel Machado Medina.

La escuela fue traslada a la ciudad de Santa Clara en 1982, donde funcionó hasta 1983. En 1994 fue reabierta en el entonces Instituto Superior de Medicina Militar (ISMM) "Dr. Luis Díaz Soto" donde funcionó hasta 1996. En ese momento, por la Orden 122/96 del Jefe del Estado Mayor General, fue descentralizada la formación de sanitarios por los diferentes mandos.

Fue reinaugurada el 12 de noviembre del 2001 en el hospital, donde se mantuvo hasta el año 2003, con 2 cursos al año, de 4 meses de duración cada uno. Fue dirigida por el teniente coronel Clipton Elejalde Abreu.

 

UNIVERSIDAD DE CIENCIAS MÉDICAS DE LAS FAR

La formación de cadetes de medicina militar comenzó en el año 1982, luego de que el año anterior fuera aprobada la creación de la Escuela de Medicina Militar (por el acuerdo 1074 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros).1 Inicialmente aceptaba estudiantes a partir del tercer año de la carrera, pero cinco cursos más tarde, comenzó a formarlos desde primer año.

Primero funcionó en edificaciones cercanas al Hospital "Dr. Luis Díaz Soto" y posteriormente en Tiscornia, ambas en Habana del Este, donde permaneció hasta que fue descentralizada la formación, en 2003.

En septiembre de 2008, reinició la formación centralizada, con la reapertura de la Escuela de Medicina Militar. En febrero de 2009 esta institución fue denominada Universidad de Ciencias Médicas de las FAR, por el acuerdo 1067 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Las instalaciones edificadas en el terreno antes ocupado por Instituto Politécnico de Enfermería, luego por la Escuela de Sanitarios Mayores, tenían como propósito inicial, el funcionamiento de un hotel de la salud para pacientes de la misión milagro; fue destinado para la base material de estudio y de vida de los cadetes de medicina militar.

Durante el curso 2008 - 2009 comenzaron estudiantes del tercero al quinto año de la carrera, que previamente se estaban preparando para las FAR, desde las universidades médicas del Minsap. Al año siguiente se incorporó el sexto año y en el 2010 - 2011 asumió la formación desde el primer año de la carrera, completando el ciclo de formación de médicos militares.

El Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay" asumió las funciones de escenario docente principal de la formación de médicos militares en el país, las cuales adoptó sin abandonar sus compromisos como escenario docente de la Facultad "Finlay - Albarrán".

Esta nueva tarea enriqueció su potencial docente, creció la cifra de profesores y se diversificó el empleo de los servicios asistenciales y su preparación para la docencia médica.

Anexo

Anexo 1. Primeros alumnos militares, hasta el año 1961 (regresar)

Abelardo Calderín González,
Alfredo Rodríguez Pérez,
Alina Llop Hernández,
Ángel Fernández Vila,
Aniceto Laucerique Lauzán,
Asdrúbal de la Vega,
Berta Beauballet Fernández,
Bibiana Pérez Porras,
Carlos García Morejón,
Carlos Maristany Garcés,
Daniel Inclán López,
Dolores Luzúa Estrada,
Domingo Díaz Delgado,
Eneido Llada García,
Esteniel Amaro Trápaga,
Eulogio Deschapelles Himelys,
Eusebio Cristo Morón,
Exidio Borges Bacaró,
Félix Pupo Rojas,
Fernando Charadan López,
Fernando Fernández Reverón,
Harley Borges Muñío,
Haroldo Pérez Arbucia,
Hermenegildo Menéndez Dago,
Ibrahim Rodríguez Rodríguez,
Jaime Mustelier Bueno,
Jesús Pérez,
Joaquín Ojeda,
José Capdevila Scull,
José Casanova Cancio,
José Fresnedo,
José Linares Delgado,
José Luis Gómez,
José Ruiz Sánchez,
Juan Castañer Moreno,
Juan Ignacio Robert García,
Juan R. Izquierdo Valdivia,
Julio Tejas Pérez,
Luis D'Jongh Díaz,
Marco Taché Jalak,
Martín Chang Puga,
Miguel Ángel Moreno Rodríguez,
Miguel Zerguera Palacios,
Nelson Patayo Herrero,
Octavio de la Concepción y de la Pedraja,
Pedro Beauballet Fernández,
Pedro Regalado Ortiz González,
Pedro Rodríguez Fonseca,
Pedro Vilorio Barrera,
Rafael Navas Manssur,
Rafael Zerguera Palacios,
Ramón Prado Peraza,
Ramón Salas Perea,
Raúl Calderón,
Raúl Currás Regalado,
Raúl Gómez Cabrera,
Roberto Hernández Huerta,
Roberto Méndez Catasús,
Rolando Hurtado Loy,
Rómulo Soler Vaillant,
Salvador Casas Rodríguez,
Santiago Milton Echevarria Ferrera,
Santos Canetti,
Saturnino Alemán López,
Sergio Casariego de la Vega,
Teudy Ojeda,
Víctor Cortina,
Virgilio Camacho Duvergel y
Vitelio Monagas Curbelo.

Anexo 2. Alumnos militares que se graduaron en el pico Turquino, el domingo 14 de noviembre de 1965, a las 0800 horas (regresar)

Alfredo Rodríguez Pérez,
Andrés Galván Pérez,
Ángel Fernández Vila,
Aniceto Laucerique Lauzán,
Arnaldo Espinosa Delgado,
Daniel Inclán López,
Dolores Luzúa Estrada,
Domingo Díaz Delgado,
Eneido Llada García,
Eugenio Urrutia Zerguera,
Eulogio Deschapelles Himelys,
Eusebio Cristo Morón,
Exidio Borges Bacaró,
Hardi Creach,
Haroldo Pérez Arbucia,
Jesús Pérez,
José Casanova Cancio,
José Hurtado de Mendoza Amat,
Juan Ignacio Robert García,
Leonel Tula Suárez,
Luis Bowe Gafernón,
Luis Gálvez Rodríguez,
Manuel Durán,
Marco Taché Jalak,
Martín Chang Puga,
Miguel Zerquera Palacios,
Néstor Pérez Lache,
Pozo Rodríguez,
Rafael Pozo Lauzán,
Ramón Prado Peraza,
Ramón Salas Perea,
Raúl Currás Regalado,
Reinaldo Casín Herrera,
Reinaldo del Río Rojo,
Ricardo Hernández Rollero,
Rolando Hurtado Loy,
Sergio Casariego de la Vega,
Teresa Menéndez Ruiz,
Teudy Ojeda, Víctor Cortina y
Vitelio Monagas Curbelo.

Anexo 3. Vicedirectores docentes del Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay", desde que se creó este cargo en 1970, hasta el 2009, de forma secuencial (regresar)

José A. Llorens Figueroa,
Alina Llop Hernández,
Nelson Patayo Herrera,
Carlos García Morejón,
Francisco Gómez Crespo,
Ezra Nápoles Díaz,
Orlando Rodríguez Castillo,
Mariana Ortega Pérez,
Juan Jesús Llibre Rodríguez,
Eusebio Cristo Morón,
Carlos Rafael Quevedo Fonseca,
Silvia Irenia González Rodríguez.

Conflictos de intereses

El autor refiere no presentar conflictos de intereses.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Vázquez Torres W, Correa Betancourt I, Pérez Escribano J. Treinta y cinco años haciendo historia en la formación y superación de médicos para las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Rev Cubana Med Milit [Internet]. 2016 [citado 16 ene 2017];45(4):[aprox. 2 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mil/vol45_4_16/mil01416.htm

 

Recibido: 22 de febrero de 2018.
Aprobado: 15 de marzo de 2018.

 

Eusebio Cristo Morón. Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay". Ave 114 y 31, Marianao, La Habana, Cuba.
Correo electrónico: revistamil@infomed.sld.cu

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons