SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 número1Evolución de valores formativos y realidad social docente: acciones para incorporar la educación ambiental a ArquitecturaConocimiento y frecuencia del uso de las tecnologías de información y comunicación en la práctica educativa. Variables sociodemográficas de los docentes en la Universidad de Los Andes índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Educación Superior

versión On-line ISSN 0257-4314

Rev. Cubana Edu. Superior vol.39 no.1 La Habana ene.-abr. 2020  Epub 01-Abr-2020

 

Artículo Original

La enseñanza de la lengua portuguesa en la formación superior

Teaching the Portuguese Language in Higher Education

1Facultad de Lenguas Extranjeras, Universidad de La Habana, Cuba.

RESUMEN

La clase de idiomas es un ejercicio docente que enseña a comunicarse en lengua extranjera. Todas las clases, en su conjunto, forman una unidad dirigida al logro de los objetivos planteados por el sistema de educación, la disciplina, la asignatura, el grado y el programa. El proceso de enseñanza-aprendizaje constituye en sí mismo un proceso de formación de la personalidad del estudiante, a partir de que se estructura y desarrolla la relación entre lo cognitivo (sistema de conocimientos, hábitos y habilidades, o sea, lo instructivo) y lo afectivo (lo educativo). Este trabajo propone acciones que pueden contribuir a una mejor realización del proceso docente-educativo vinculado a la enseñanza de la lengua portuguesa, con adecuación a cada entorno académico y la flexibilización de los contenidos según el ritmo de aprendizaje de los alumnos de rendimiento académico promedio.

Palabras clave: clases de idiomas; habilidades comunicativas; portugués

ABSTRACT

Language lessons are intended for people to communicate in a foreign language. The whole body of lessons constitutes a unity aimed at achieving goals set by education system, degree, program, and subject. Teaching-learning process is of itself a student personality development process, because it structures and develops the relation between the cognitive (knowledge, habits, and skills) and the affective (attitudes). This work suggests practical measures which may contribute to a better teaching-learning process of the Portuguese language, adapting it to every academic environment, and making contents more flexible depending on the pace at which average students learn.

Keywords: language classes; communication skills; Portuguese

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo propone acciones y fundamentos que pueden contribuir a una mejor realización del proceso docente-educativo vinculado a la enseñanza de la lengua portuguesa, cuya divisa fundamental radica en la adecuación a cada entorno académico y la flexibilización de los contenidos según el ritmo de aprendizaje de los alumnos de rendimiento académico promedio, en los altos centros de estudios. El objetivo es facilitar algunas propuestas que podrían resultar de utilidad para docentes de lengua extranjera, particularmente de lengua portuguesa.

Por su carácter sistémico, el proceso de enseñanza-aprendizaje, en general, constituye en sí mismo un proceso de formación de la personalidad del estudiante, a partir de que en él se forma y desarrolla la relación entre lo cognitivo (sistema de conocimientos, hábitos y habilidades, o sea lo instructivo) y lo afectivo (lo educativo). Por esta razón, es considerado como un proceso de carácter pedagógico, ya que la pedagogía como ciencia se encarga precisamente del estudio de ese proceso de formación de la personalidad de los estudiantes, mediante el proceso docente-educativo (González, 2009).

DESARROLLO

1. INCORPORACIÓN DE CONTENIDOS DE CARÁCTER POLÍTICO-EDUCATIVO, A PARTIR DEL APROVECHAMIENTO DE LAS COBERTURAS IDIOMÁTICAS

En las clases de práctica integral de idiomas, dentro de ellas de lengua portuguesa, existe la posibilidad de introducir algún contenido de corte patriótico sin desviarse de sus objetivos específicos. Esto debe hacerse en armonía con la extensión universitaria, en el caso de la educación superior, y con el trabajo político educativo en el Ministerio de Educación. Por ejemplo, se pide escribir la fecha en la pizarra (o se pregunta) y, tras la respuesta del día, mes y año, se tratan las efemérides.

La variedad idiomática, según el curso que se esté impartiendo, estriba en que los estudiantes podrán responder en presente histórico, pretérito perfecto o imperfecto del modo indicativo, de acuerdo con el nivel de aprendizaje en que se encuentren; así el docente podrá exigir que le combinen los tiempos compuestos del indicativo y que posteriormente incluyan el subjuntivo, mientras que cada día los alumnos se irán apropiando de nuevos elementos históricos y lexicales. Por ejemplo:

  • Que se comemora hoje? Para Presente Histórico

  • Que aconteceu hoje (ontem)? Para Pretérito Perfecto del Indicativo.

  • Que acontecia em Cuba enquanto os mercenários preparavam a invasão da Baia dos Porcos? Para Imperfecto del Indicativo.

  • Que aniversário importante se celebrará amanhã? Futuro del Presente del Indicativo.

Se trata de una técnica útil que obliga al estudiante a prepararse, mediante el acceso a fuentes de información abiertas, la transformación automática de todo lo que recibe hacia la lengua extranjera con la aplicación de los conocimientos de lengua y la incorporación de nuevos elementos para su cultura general integral. No se descarta la posibilidad de que alguna fecha importante para los países de expresión portuguesa sea coincidente con momentos trascendentales de la historia cubana, como, por ejemplo, la batalla de Cuito Cuanavale, en el sur de Angola, como punto de cambio radical dentro del mapa geopolítico de África Austral, en especial, de Namibia y de Sudáfrica. Asimismo, resulta importante aprovechar las clases de estudios socioculturales con esta remembranza cronológica.

Los conocimientos relacionados con el país cuya lengua se enseña, se pueden hacer llegar mediante charlas en la lengua materna y extranjera, de filmes subtitulados o no, siempre que el nivel lingüístico de los estudiantes lo permita. En opinión de González (2009), en cualquier lengua extranjera hay elementos propios de la idiosincrasia del país de origen que, por sus características específicas, no poseen un equivalente en la lengua materna de los estudiantes. Los países lusófonos tienen días patrios y días feriados de celebración, en algunos casos por motivos religiosos; muchos en cifras mayores de diez, como Portugal.

Las reseñas biográficas de escritores, científicos y otras personalidades famosas incluyen fechas de contextos históricos, nacimiento y óbito. A partir de esto el docente puede crear un stock que le servirá para su autopreparación con vistas a encuentros con futuros grupos. Se trata de preparar al alumno ante la excesiva cantidad de información que no siempre está bien organizada ni intencionada. La sistematicidad de su selección hace que el estudiante esté en condiciones de expresar funciones lingüísticas básicas orales en la lengua portuguesa sobre los acontecimientos de mayor relieve de cada día, algo que lo preparará mejor para sus futuras contingencias profesionales.

Tal sistematización no es necesariamente aplicada así por todos los especialistas extranjeros acreditados en Cuba, ya que algunos no contemplan esa particularidad en sus planes de estudios de Práctica Integral de la Lengua en sus países de origen; la nuestra, obviamente, responde al fortalecimiento del trabajo político-ideológico desde los preceptos del modelo cubano.

2. INFORMARSE SOBRE LA ACTUALIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL

Los alumnos que hoy se tienen en el aula nacieron bajo un constante bombardeo de noticias. En una entrevista concedida al canal Cubavisión de la televisión cubana, Noya Martínez (2018), director del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), dijo que tenían estadísticas claras sobre el aumento de la demanda informativa de jóvenes a los espacios informativos, en particular, al Noticiero Nacional de Televisión (NTV). El profesor de idioma portugués puede aprovechar las fortalezas que esta eventualidad le puede brindar en el proceso docente-educativo, para lo cual tiene que darle seguimiento sistemático. Al aplicarla, puede hacerles más atractiva la clase a los alumnos, al usar sus propias «armas».

En el plano internacional, el profesor de lengua portuguesa puede afiliarse rápidamente a las redes sociales y a muchas otras fuentes informativas digitales de que pueda disponer en cada caso. Importantes son los sitios como Cubadebate y las agencias cablegráficas nacionales e internacionales, aunque es sabido que, principalmente entre estas últimas, las del norte geográfico mundial responden, en algunos casos, a los intereses financieros que las apuntalan. Como dijera Lenin (1983) en sus tesis sobre la prensa y el partido: «Toda prensa es partidista» (p. 7).

Lo anteriormente afirmado se puede ilustrar con el siguiente ejemplo extraído de la vida real: al profesor X se le apareció un alumno en el aula y le dijo que cierta información derivada de las elecciones del 2017 en la República de Angola solo podía ser generada por una fake news. El aludido intentó desentrañar aquello sin mucho éxito. No estaba informado sobre el término «falsas noticias», en relación con la desinformación de las transnacionales, a las medias verdades mezcladas entre la ficción y lo parcialmente verdadero, que sugieren que el lector lo asuma todo como veraz y se creen estados de opinión controversiales en una suerte de «democracia de Internet». Peor aún, no estaba totalmente informado del desarrollo de las elecciones de ese año en Angola que, al final, concluyeron con una importante victoria del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA). Es fundamental estar actualizado con las fuentes más fiables. La preparación general integral previa debe destinarse a enfrentar con conocimiento de causa las posibilidades de ser sorprendido por alguna información inesperada de que dispongan los alumnos.

El docente deberá enfrentar retos particulares en la superación posgraduada y el subsistema de educación para adultos, pues todos los años puede tener ante sí a una nueva y amplia gama de estudiantes-profesionales de diferentes ramas del saber, algunos con altas categorías docentes y científicas; otros, con la experiencia de años de trabajo y misiones de colaboración en el exterior. No faltan en las aulas de portugués quienes ya cumplieron misión en países de expresión portuguesa y desean convalidar los conocimientos idiomáticos que adquirieron empíricamente, a veces queriendo exponer sus experiencias idiomáticas como las únicas válidas.

Se debe poseer sagacidad para, desde el diagnóstico inicial, detectar cuáles son las áreas del conocimiento predominantes o de preferencia en los alumnos y documentarse sobre ellas, tanto en lengua materna como en lengua extranjera. El profesor de idiomas imparte la asignatura de lengua, lo que implica adentrarse correctamente en el léxico con que la va a barnizar. Lo contrario lo demerita frente a los alumnos. En las clases de idioma para adultos esto puede conducir al abandono espontáneo de las clases y repercutir sobre los índices de retención escolar. Solo un gesto facial es más que suficiente para saber qué opina el alumno de su profesor: él es su más agudo evaluador.

3. DOMINIO A CABALIDAD DE LAS LENGUAS MATERNA Y EXTRANJERA DE ENSEÑANZA, ASÍ COMO DEL CONTENIDO QUE SE VA A IMPARTIR

Pensar que se tiene la verdad absoluta de las lenguas que se van a tratar en clases es, sencillamente, encerrarse en una urna de cristal. La primera lectora portuguesa del Instituto Camões en la Universidad de La Habana, MSc. Natividade Lemos2 decía que «asistir a un posgrado es un gesto de humildad, pues de esa forma se reconoce la necesidad de saber más» (Lemos, 2016, p. 2), a lo que se agrega la consabida frase de: «El conocimiento no ocupa espacio». La superación es una necesidad de la educación continua para cualquier docente. Innumerables estudios realizados por docentes cubanos y extranjeros lo reafirman.

El profesor de idiomas tiene que emplear el 90 % de su clase en la fase de preparación de métodos y procedimientos, para que el 10 % se convierta en la realización de los objetivos. Ese porcentaje debe estar permeado de la actualización de contenidos en relación con cursos precedentes.

En el caso de la lengua portuguesa hay tendencia a esquivar determinados contenidos por desconocimiento general. Así, por ejemplo, las unidades temáticas sobre deportes o mecánica automotriz son poco tratadas, por el desconocimiento casi unánime de la terminología, cuando esas expresiones derivadas del deporte pueden ser usadas muy fácilmente en la vida cotidiana. Trasladar un problema de un responsable a otro puede ser tratado como Passar a bola, mientras que Cartão amarelo o Cartão Vermelho podría estar relacionado con una llamada de atención en dependencia de su grado de severidad. Por otra parte, si se debe llevar un auto a reparación en un país de habla portuguesa, ¿se tendrán que señalar las piezas con el dedo para identificarlas como hacían los primeros habitantes del Macondo garciamarquiano?

La lengua materna española está llena de secretos. Si se toma un nuevo libro de enseñanza primaria de Español y se leen las dosificaciones de conceptos, se verán renovados enfoques sobre la lengua de Cervantes. Si en vez de tomar un libro de primaria, se asiste a un posgrado sobre Redacción y Estilo o Comunicación Científica, se verán nuevos caminos del saber lingüístico, con enfoques renovados de acuerdo con las últimas exigencias de la Real Academia de la Lengua Española y, sobre todo, del costumbrismo cubano.

Obsérvese que, por ejemplo, la palabra «vosear» nos depara una trampa semántica, pues puede ser interpretada inicialmente como sinónimo de gritar, vociferar, anunciar… En materia de idiomas, cuando se cree que se está llegando a la meta, se abren otras puertas con más enigmas. Se deja al lector escudriñar el significado del vocablo referido.

Anualmente, la Real Academia de la Lengua Española aprueba nuevos modismos o acepciones para las regiones hispanohablantes del Planeta. Ello acontece con la Real Academia de Lengua Portuguesa y las acepciones y modismos que asume de los países lusófonos. El profesor de idiomas tiene que dar seguimiento esmerado a estas modificaciones y, para impartir concienzudamente la lengua integral del portugués y, en especial, asignaturas relativas a teoría y práctica de la traducción e interpretación, tiene que dominar la gramática, lexicología y semántica maternas, pues ambas lenguas tienen su raíz en el latín.

Llegar a una clase con dudas en el uso de un vocablo o en la conjugación de un verbo, ya sea en lengua extranjera o materna, mostrar inexactitudes en el contenido que se va a impartir dejando al análisis casuístico de los alumnos su explicación, escribir con errores ortográficos en la pizarra e incluso repetirlos oralmente adoptándolos como ciertos es fatal para el desenvolvimiento ulterior de las habilidades comunicativas de los educandos.

Los programas de posgrados de la Universidad de La Habana y de la Universidad de Ciencias Pedagógicas «Enrique José Varona» brindan excelentes posibilidades de superación profesional en la lengua materna.

4. EVITAR ASUMIR UNA NORMA LINGÜÍSTICA COMO EXCLUYENTE

En lengua portuguesa se pueden identificar muchas variantes lingüísticas, aunque generalmente se hace una arbitraria subdivisión en dos grandes subgrupos de normas: la brasileña, de preferencia carioca o paulista, presuponiendo su extensión hacia el resto del país, y la europea, extendiendo sus raíces hacia las variantes cultas africanas y de Oceanía.

El profesor cubano ha aprendido el portugués como lengua extranjera y lo debe impartir para que abarque todas las extensiones geográficas. No es un nativo con total dominio de una variante específica, por lo que tampoco debe presumir de usarla de manera exclusiva. Ello significa negarle áreas del conocimiento al alumno y limitarle sus saberes en caso de que tenga que trabajar con otras variantes a las que ha estado recibiendo.

Al entrar a la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana, alguien dijo que no se podían usar las conjugaciones ni tratamientos en segundas personas porque no eran política de la Facultad. Nunca se supo, hasta hoy, de dónde había salido semejante versión miope y, por supuesto, se hizo caso omiso a la observación. Puede deberse a una tendencia de los manuales brasileños de trabajar con las primeras y terceras personas, cuando ellos mismos tienen regiones donde tutearse (segunda persona del singular) es bastante común.

Por otra parte, quienes han debido enfrentar ambientes científicos, académicos o protocolares de envergadura saben que la norma europea no ha desechado el tratamiento ocasional de la segunda persona del plural y sus conjugaciones, a pesar de que haya quienes se empeñen en calificarlo como arcaico. Se entiende como más apropiado buscar un portugués patrón o integrador de normas, al estilo de lo que se usa en un evento internacional o de la ONU, y lograr impartir de modo general las normas básicas más difundidas para su conocimiento. Es lo que a veces se llama «dividir la pizarra en dos» para que el alumno vaya seleccionando cuál variante le resulta más cómoda o más conveniente. Hay detractores de este bregar, pero se preparan profesionales para trabajar con textos y nativos de ocho países de habla portuguesa, no para una sola región geográfica.

¡Cuántos escollos han encontrado aquellos que, creyendo dominar el portugués a partir de una norma única, se han encontrado «otro portugués» en sus prácticas preprofesionales o en su propia vida laboral!3 ¡Cuántos talleres de superación se habrán preparado en centros de idiomas, como el Equipo de Servicios de Traductores e Intérpretes (ESTI) del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde trabajan jóvenes egresados de idiomas por la Universidad de La Habana como traductores e intérpretes!

Queda en manos de la competencia didáctica del profesor discernir cuándo es oportuno intensificar la acomodación de su lenguaje y cuándo procede restringirla al máximo, a tenor con los tipos de actividades que se estén desarrollando y su foco.

5. IDENTIFICACIÓN DE LAS DIFICULTADES DEL ESTUDIANTE CUBANO DE LENGUA PORTUGUESA

Para el estudiante cubano, el aprendizaje de la lengua portuguesa puede revelar varios momentos de difícil comprensión, dados por un exceso de confianza; cree que lo que está estudiando es fácil. Desde la iniciación existe la tendencia a confundir términos por los denominados falsos amigos, que no son más que palabras que en portugués significan una cosa y se cree que al trasladarlas directamente al español son lo mismo, pero en realidad significan otra cosa (Anexo 1). Cuesta trabajo lograr fijar en la clase que, en portugués, el verbo «ir», acompañado de infinitivo, no se acompaña de la preposición «a», por ejemplo:

  • Vou espreitar (Voy a observar, escudriñar, etc.).

  • Vamos percorrer (Vamos a recorrer).

Momentos de vencer obstáculos serios son aquellos en los que el estudiante enfrenta las vibraciones fonéticas de la «s», la «x» y la «z» portuguesas, según su posición en la palabra, así como los sonidos nasales que son acompañados por la marca nasal «til» (lo que comúnmente se conoce como la pequeña ola). El profesor debe saber de antemano que encontrará estas y otras dificultades según el tipo de alumno que tenga y, en consecuencia, adaptar el ritmo del aprendizaje y la intensidad de las ejercitaciones a ello.

6. UNIFICAR LAS HABILIDADES EN CADA CLASE

Es posible definir la habilidad como «la asimilación por el sujeto de los modos de realización de la actividad, que tienen como base un conjunto determinado de conocimientos y hábitos, sustentado por un conjunto de características, cualidades y valores del desarrollo de la personalidad» (Lara et al., 2000, p. 5). Si se refiere a características, cualidades y valores, es a un conjunto dialéctico donde las habilidades no se sobreponen unas sobre las otras, sino que se complementan.

No se descarta que en una fase del aprendizaje se haga más hincapié en una habilidad sobre otra en la asignatura de Lengua Portuguesa, según las necesidades del aprendizaje, pero no se concibe una programación cerrada donde sistemáticamente hoy se trabaja una habilidad, mañana otra y pasado mañana otra.

6.1. ¿Se motiva al alumno? ¿Se hace amena la clase?

La pedagogía cubana tiene ilustres pensadores, como José de la Luz y Caballero, Félix Varela, José Martí, Carlos de La Torre y muchos más que han defendido la idea de unir teoría y práctica, en un todo único. Ello, llevado a la clase de lengua extranjera, significa explotar todas las habilidades posibles en una clase, partiendo de un texto o audio; es decir, desde las comprensiones hasta las producciones, pasando por las reproducciones.

Con la idea de la experimentación e interactuación de los alumnos como forma efectiva del aprendizaje, es desafortunado concebir clases de lengua portuguesa donde se concentre en una de las cuatro habilidades básicas; es decir, las comprensiones de texto o auditivas y/o las producciones escritas y orales, pasando siempre por las competencias gramaticales. Es preciso insertarse en el modelo integrador de las clases dentro del pragmatismo más avanzado de las clases de idiomas a nivel nacional internacional. Al igual que en otros idiomas, se puede comenzar una clase por una comprensión.

Por ejemplo, en portugués, si se va a tratar el tema ROPA (roupas) y puede comenzar con el texto «Fazendo Compras II» (haciendo compras), del manual Falar, Ler, Escrever (Eberlein y Lunes, 1999). Con esta acción ya se facilita la comprensión auditiva, el diálogo es repetido (reproducción oral) y transcrito. Se hacen preguntas de comprensión (comprensión de texto) y se pasa a la ampliación del léxico concerniente a la unidad temática, pudiéndose repetir el ciclo en espiral cuesta arriba, según el nivel de percepción de los alumnos, hasta dejar un trabajo independiente sobre redacción de un texto sobre ropas de ocasión (expresión escrita).

¿Se pueden concebir, de forma permanente, la impartición de las clases con una sola habilidad? La enseñanza de idiomas debe concebirse como un todo y no por niveles o planos.

7. LLEVAR EL PULSO DE LA CLASE A PARTIR DEL APROVECHAMIENTO MEDIO

Generalmente se pueden discernir tres tipos de alumnos en las clases de idiomas: los más aventajados, los de percepción media y los más atrasados. El profesor no puede pensar que el más aventajado es la referencia para llevar el ritmo de las clases. No se debe implementar el proceso docente-educativo asumiendo que todo el grupo asimila las lecciones de la misma forma que el más aventajado. Es necesario tener la suficiente destreza para identificar a los alumnos de entendimiento mediano y trazar de esa forma la estrategia comunicativa con la generalidad del grupo. Por ahí se puede llevar el ritmo de la dosificación. Los más adelantados pueden ser monitores, ayudantes o, sencillamente, «padrinos» de los más atrasados, pero nunca el paradigma sobre el cual se cimente el ritmo del programa.

Ningún plan anual de clases se parece al otro. Ellas deben regirse por los factores objetivos y por la cantidad de alumnos de aprovechamiento medio que existan en cada caso. Por ejemplo, en un curso de Inglés IV en la ciudad de Cárdenas, en medio del Período Especial, se terminó la clase con quinqués, que impedían la comprensión de texto y la producción escrita. La profesora decidió repetirlo en otro horario y su propuesta fue muy bien aceptada por los alumnos. Hoy, muchos de aquella hornada son profesionales con excelentes cargos en la economía matancera y el turismo en Varadero.

Hay grupos que avanzan más rápido que otros en el aprendizaje y el profesor no puede incomodarse con los más retrasados. Si asisten al aula, es porque desean aprender un idioma. A veces estas eventualidades hacen variar las dosificaciones porque dependen del grupo sobre el que se aplicarán. Sánchez (2011), exdirectora de la Escuela de Idiomas «Abraham Lincoln», refería que un grupo no se parece al otro. El profesor de lenguas extranjeras debe identificar las fortalezas y debilidades de cada grupo y adecuar su dosificación a ellas, defendiéndolas con los argumentos necesarios ante su departamento o dirección, en caso de que fuera necesario.

El idioma portugués, tiene un plan para cumplir, pero no se puede forzar el conocimiento por su ejecución. Si, por ejemplo, la colocación de pronombres clíticos, que se conocen como pronominalizaciones, no son suficientemente entendidas, se debe ampliar las horas de su tratamiento, tanto en teoría, como en ejercitaciones individuales y colectivas.

Es preferible adecuar los programas al ritmo de aprendizaje de cada grupo. En el Subsistema de Educación para Adultos, la Unidad 4 del primer nivel se subdivide en dos, una mitad antes y otra después del primer Trabajo de Control Parcial (TCP). Se puede sugerir su modificación según las aptitudes de cada grupo; es decir, al grupo más aventajado se le puede dar antes del TCP, y al menos aventajado después, exponiendo así unidades temáticas monolíticas. Este fenómeno también se verifica en los cursos para trabajadores de la enseñanza superior, aunque en esta última existe una recurrente flexibilidad, que hace que el profesor vaya conduciendo el ritmo, readecue la impartición de contenidos, en dependencia de la visión vertical de la asignatura. Es lo que se conoce como pedagogía diferenciada, que permite al estudiante orientarse en el aprendizaje por sus propios itinerarios.

8. LAS VENTAJAS DE LAS TIC

Nos encontramos en la era de la informatización de la sociedad, con gran acceso a Wikipedia, Ecured e Internet, además de sitios como Cubadebate, Minrex e Icap, entre otros. Los alumnos tienen la oportunidad de escudriñar variados puntos de vista al explorar muchas publicaciones y sitios con millones de informaciones variadas en pocos segundos. Poseen en sus manos aplicaciones como Skype, Imo, Instagram, YouTube, Twitter, Zapya, Facebook, Messenger, Whatsapp, diccionarios digitales y buscadores como Google, entre otros, mediante los cuales agilizan en tiempo y espacio sus interrelaciones y se introducen en diferentes formas de acceso a conocimientos en lenguas extranjeras.

Es imposible a estas alturas hablar solamente de datilográficas cuando se está en plena era de la informatización de la sociedad y se pretende el mayor acceso posible a computadores pessoais y tablets. Este fenómeno no es una amenaza para el profesor, sino una fortaleza, pues haciendo uso de ellas estará entrenando al alumno para enfrentar todo el andamiaje informático al que se deberá enfrentar en un futuro. En el caso de los alumnos universitarios, ya para sus trabajos de curso y de diploma deberán exhibir algunas habilidades en el dominio de las herramientas del usuario informático como apoyo para sus ponencias.

CONCLUSIONES

Es evidente que la preparación profesional más avanzada de los docentes influye en el proceso de una superior formación profesional. Las fórmulas expuestas, que no abarcan la totalidad de iniciativas para ese fin son proposiciones, no imposiciones, y persiguen el logro del anhelado propósito de unificar determinados criterios de acción de los docentes de la lengua extranjera, en particular de lengua portugesa. Cada profesor y cada grupo son una realidad diferente y en el transcurso de una clase pueden surgir muchas iniciativas, a veces hasta poco convencionales, pero efectivas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Lima Eberlein, O. F. y Samira, Lunes (1999): Falar, Ler, Escrever, Editora Pedagógica Universitária de São Paulo, Brasil. [ Links ]

González, Roberto (2009): La clase de lenguas extranjeras, Editorial Pueblo y Educación, La Habana. [ Links ]

Lara, Lidia et al. (2000): «Las habilidades docentes», conferencia magistral, Universidad de Cienfuegos «Carlos Rafael Rodríguez», Cienfuegos. [ Links ]

Lemos, Natividade (2016): «Palabras de apertura del posgrado de Didáctica la Enseñanza de la Lengua Portuguesa», Universidad de La Habana, octubre 15, La Habana. [ Links ]

Lenin, Vladimir Ilich (1983): La prensa y el partido, Editorial Progreso, Moscú. [ Links ]

Noya-Martínez, Alfonso (2018): Entrevista concedida al canal Cubavisión, 23 de agosto, La Habana. [ Links ]

Sánchez, Julia Aurora (2011): «La preparación metodológica de lenguas extranjeras», conferencia en la Escuela de Idiomas «Abraham Lincoln», 25 noviembre 2011, La Habana. [ Links ]

Notas aclaratorias

22Natividade Lemos (Portugal, 1973): Primera Lectora del Instituto Camões en Cuba y Co-directora de la Cátedra Honorífica «Eça de Queirós» de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana entre los años 2016-2017.

33En el último lustro el ESTI ha coordinado al menos tres cursos de superación en Portugal, también en São Paulo, Brasil, y se han realizado aproximadamente cinco talleres de perfeccionamiento hacia un portugués de carácter más integrador.

Anexo 1. Algunos falsos amigos

Recibido: 06 de Febrero de 2019; Aprobado: 04 de Septiembre de 2019

*Autor para la correspondencia. ajperez@flex.uh.cu

El autor declara que no existen conflictos de intereses.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons