SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.53 número1Dengue hemorrágico en dengue primarioNovedoso esquema de inmunización para la obtención de anticuerpos anti-LPS de Haemophilus influenzae tipo B índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Medicina Tropical

versión impresa ISSN 0375-0760versión On-line ISSN 1561-3054

Rev Cubana Med Trop v.53 n.1 Ciudad de la Habana ene.-abr. 2001

 

Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí"

Infestación del cabello por Phthirus pubis (Anoplura: Pediculidae)

Lic. Natividad Hernández Contreras,1 Dra. Mariela Isla García2 y Dra. Esther Vega Correa3

RESUMEN

Se reportó un caso de parasitación del cabello por piojos en un joven de 24 años, la identificación entomológica de los adultos y estadios inmaduros del vector, confirmaron la presencia de Phthirus pubis Linnaeus, 1758, como único parásito existente. Este insecto hematófago usualmente infesta la región del pubis, axilas, pestañas y otras partes del cuerpo, pero no es habitual encontrarlo en la cabeza.

DeCs: PHTHIRUS; CABELLO; INFESTACIONES POR PIOJOS/quimioterapia.

Phthirus pubis, Linnaeus 1758, es una de las especies de piojos que infestan al hombre. El mecanismo principal de transmisión de este parásito hematófago es por contacto sexual, por lo que está asociado con enfermedades de transmisión sexual.1,2 Generalmente se localiza en la región genital y su prevalencia es alta entre los trabajadores del sexo,3 en ocasiones parasita las partes pilosas de la cara incluidas cejas, axilas y superficies corporales,4,5 además existe la posibilidad de otros mecanismos de transmisión. Wierrani y Crin, lo reportaron localizado en un tumor ovárico,6 se encuentra con alta prevalencia en cárceles, burdeles y lugares similares.7 El presente trabajo describe un caso no usual de infestación por P. pubis en el cabello de un paciente adulto.

Reporte del caso

El afectado resultó un joven de 24 años de edad, de la raza blanca, pelo castaño y con adecuados hábitos higiénicos. Según refiere en el interrogatorio, había adquirido el parásito por contacto sexual 1 año antes de este reporte, y se le alojó en los pelos del pubis, pero en aquella ocasión aparentemente el parásito había sido eliminado, al tomar las medidas al respecto. Él conocía que la persona que se lo transmitió estaba parasitada. Durante el interrogatorio el joven refirió, que 1 año después de esa relación comenzó a observar algunos insectos no identificados por él, en los pelos de las axilas y del pecho, después se percató que los tenía en la cabeza y allí no lograba controlarlos, por lo que decidió enviar al laboratorio con otra persona, algunas muestras para identificarlos y solicitar orientación para su eliminación definitiva.

Por las características morfológicas, las muestras fueron reconocidas por los autores de este reporte, al microscopio estereoscópico, como adultos de P. pubis (fig.). Después, con el objetivo de observar el caso y aplicar tratamiento se acudió donde el joven, al que se le realizó un examen visual en las partes pilosas del cuerpo, en especial en la cabeza, único lugar donde se encontró la infestación. A pesar de estar recién cortado el cabello, se observaron abundantes liendres en zonas en las que habitualmente se establecen las de Pediculus capitis, es decir, a ambos lados de la cabeza, por encima y delante de las orejas y hacia la parte baja de esta. De esos sitios, se colectaron de forma manual muy pocos piojos, por lo difícil de su extracción, por lo corto del cabello y por la forma de agarrarse al pelo, entonces fue necesario incrementarlos después de pasar un peine fino por el cabello una vez aplicada la crema Nopucid 10 (permetrina 1 %). Se colectaron 27 adultos, 7 larvas y un gran número de liendres, se confirmó que ciertamente se trataba de una Phithiriasis en el cabello.

 

Fig. Adulto de Phithirus pubis extraído de la cabeza del paciente.

De las 3 especies de piojos que parasitan al humano, en Cuba solo se han observado 2, P. capitis y P. pubis, pues de Pediculus humanus no se conoce ningún reporte en el país. La que mayor efecto psicológico causa es P. pubis, casi siempre el infestado evita que su padecimiento sea del conocimiento de los demás, y si por sus medios no logra eliminar el parásito entonces solicita ayuda, toma su propia muestra y oculta la identidad y los verdaderos datos de procedencia. En los niños no sucede igual, pues la infestación se observa fácilmente porque es común localizarla en lugares visibles. P. pubis no alcanza los niveles de prevalencia que se reportan en P. capitis, pero se ha observado que su presencia en la población se ha ido incrementando. Esta conducta "anómala" que sobre este insecto hematófago se describe y es poco reportada en la literatura, puede ser un indicador de los cambios de hábitos que en este se están manifestando. Cambios en el comportamiento de estos insectos han sido reportados para P. capitis,8,9 que ha dejado de ser una infestación exclusiva de personas con falta de higiene, para aparecer en cualquier individuo. Es posible que en P. pubis se estén produciendo manifestaciones de conducta semejantes, lo que obliga a mantener una constante vigilancia en la lucha contra este parásito y sensibilizar a la población para que contribuya a su control.

SUMMARY

A case of lice infestation of the hair in a 24 years-old man was reported. After the entomological identification of adults and immature stages of the vector; it was confirmed that the only existing parasite was Phtihirus pubis Linnaeus 1758, a hematophagous insect that usually infests pubis, armpit, eyelids, and other parts of the body but is rarely found in the head.

Subject headings: PHTHIRUS; HAIR; LICE INFESTATIONS/drug therapy.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Routh HB, Mirensky YM, Parish LC, Witkowski JA. Ectoparasites as sexually transmitted diseases. Semin Dermatol 1994;13(4):243-7.
  2. Skinner CJ, Viswallingam ND, Goh BT. Phthirus pubis infestation of the eyelids: a marker sexually transmitted diseases. Int J Stud AIDS 1995;6(6):451-2.
  3. Imandeh NG. Prevalence or Phthirus pubis (Anoplura: Pediculidae) among sex workers in urban Jos Nigeria. Appl Parasitol 1993;34(4):275-7.
  4. Rundle PA. Phthirus pubis Infestation of the eyelids. Br J Opthalmol 1993;77(12):815-6.
  5. Klaus S, Shvil Y, Mumcougly KY. Generalized infestation in a 3 ½ year old girl with the pubic louse. Pediatr Dermatol 1994;11(1):26-8.
  6. Wierrani F, Grin W, Gvunberger W. Phthirus pubis as the cause of tubo-ovarian conglomerate tumor, Geburtshilfe Frauenheilkd 1993;53(10):721-2.
  7. Ragne DA, Morsy TA, Abdala HM, Abou-Gamra MM. In vitro control of Phthirus pubis with four pediculocides: eurax. Elimite, licid and benzamil. J Egypt Soc Parasitol 1995;25(3):677-8.
  8. Chunge RN, Scott FE, Underwood JE, Zavarella KS. A review of the epidemiology, public health importance, treatment and control of head lice. Can J Public Health 1991;82:196-200.
  9. Morsy TA, Kamadan NI, Mahmound NS, Lashen AH. On the efficacy of cotrimaxole as an oral treatment for pediculosis capitis infestation. J Egypt Soc Parasitol 1997;26(1):73-7.

Recibido: 12 de febrero del 2000. Aprobado: 6 de junio del 2000.
Lic. Natividad Hernández Contreras. Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí". Apartado 601, Marianao 13, Ciudad de La Habana, Cuba. Correo electrónico: natividad@ipk.sld.cu

 

  1. Licenciada en Biología. Investigadora Agregada. Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí".
  2. Especialista en Medicina General Integral. Policlínico "Vedado".
  3. Especialista de I Grado en Parasitología Clínica. Profesora Asistente. Facultad de Medicina Comandante "Manuel Fajardo".

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons