SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.37 número2Cuidados de enfermería que fortalecen la lactancia materna en neonatos de un hospitalClima organizacional y cultura de seguridad de enfermería en un Instituto de Salud Materno Perinatal índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Enfermería

versión impresa ISSN 0864-0319versión On-line ISSN 1561-2961

Rev Cubana Enfermer vol.37 no.2 Ciudad de la Habana abr.-jun. 2021  Epub 01-Jun-2021

 

Artículo original

Práctica pedagógica de un curso como base del aprendizaje del cuidado enfermero

Pedagogical Practice of a Course as a Foundation for Learning Nursing Care Provision

Esther Justina Ramírez García1  * 
http://orcid.org/0000-0001-7903-5326

Flor María del Rosario Huertas Angulo1 
http://orcid.org/0000-0002-7033-3367

Rose Mary Costa-Rosa Andrade-Silva1 
http://orcid.org/0000-0002-6403-2349

1Universidad Nacional de Trujillo, Facultad de Enfermería. Trujillo, Perú.

RESUMEN

Introducción:

Formar para el cuidado implica profundizar en temas relacionados a la práctica pedagógica y en el cuidado de enfermería.

Objetivo:

Describir la práctica pedagógica del curso Introducción a Enfermería como base para el aprendizaje del cuidado enfermero.

Métodos:

Estudio cualitativo con perspectiva explicativa, realizado con estudiantes de la Escuela de Enfermería de la Universidad Nacional de Trujillo, Perú; durante el año 2017. Población conformada por 192 estudiantes. Los datos fueron recolectados a través de tres grupos focales y analizados a partir de la codificación, categorización y teorización.

Resultados:

Para el aprendizaje del cuidado se identificó la categoría Fortalecer el Aprendizaje para el Cuidado con las sub-categorías: Aplicar Estrategias activas de aprendizaje, acompañamiento docente, visualizar la profesión e internalizar el cuidado enfermero.

Conclusiones:

La práctica pedagógica desarrollada en el curso introducción a enfermería, ofrece al estudiante de enfermería elementos prácticos y conceptuales base para el aprendizaje del cuidado enfermero.

Palabras clave: atención de enfermería; educación en enfermería; enfermería; estudiantes de enfermería

ABSTRACT

Introduction:

Training for care provision implies deepening on issues related to pedagogical practice and nursing care.

Objective:

To describe the pedagogical practice of the Introduction to Nursing course as a basis for learning nursing care.

Methods:

Qualitative study with an explanatory perspective, carried out, during the year 2017, with students from the School of Nursing of National University of Trujillo, Peru. Population made up of 192 students. The data were collected through three focus groups and analyzed by means of coding, categorization and theorizing.

Results:

For the learning of care provision, the category strengthening learning for care was identified, together with the subcategories applying active learning strategies, teacher support, visualizing the profession and internalizing nursing care.

Conclusions:

The pedagogical practice developed in the Introduction to nursing course offers the nursing student practical and conceptual elements as a basis for learning nursing care provision.

Keywords: nursing care; nursing education; Nursing; Nursing students

Introducción

La motivación para realizar el trabajo fue la participación de los autores como docentes del curso de Introducción a Enfermería para estudiantes de primer ciclo de la Universidad Nacional de Trujillo, durante seis años consecutivos. El curso considera como resultados de aprendizajes: el desarrollo del autoconcepto de la profesión, las bases filosóficas y teóricas; el análisis del sujeto, objeto y método de trabajo. Asimismo, el reconocimiento del rol profesional de la enfermera, entre otros. Situación que motivó interrogantes como: ¿es posible que las estudiantes de primer ciclo, que aún no están inmersas en cursos sobre cuidado comprendan la importancia de temas sobre cuidado? ¿Su participación en el curso les dará las bases necesarias para los siguientes cursos?

El análisis de estas y otras preguntas, así como el desarrollo de metodologías participativas en el proceso enseñanza-aprendizaje de los estudiantes y considerar como eje el Cuidado enfermero conduce a investigar si el trabajo realizado en el primer año de la carrera proporciona las bases para el aprendizaje del cuidado.

En las últimas décadas, la enfermería se ha constituido en una disciplina con un cuerpo de conocimientos, una profesión autónoma y un campo de investigación abierto. Esto enfrenta a la enfermera a desafíos profesionales, científicos y éticos, así como a un compromiso social con los sujetos de cuidado y con las instituciones donde labora. En este contexto, cobra importancia lo mencionado por Watson,1 la profesión de enfermería sin una orientación disciplinar clara y una base para guiar su desarrollo es fácil que pierda el rumbo. Sin la base disciplinaria puede ser fácilmente guiada por la cultura hospitalaria, visión curativa de las experiencias humanas en salud y enfermedad que contrasta con la cosmovisión unitaria de la disciplina de enfermería. Al respecto, Waldow2 considera que el cuidado es el fenómeno resultante del proceso de cuidar, el cual representa la forma en que ocurre el encuentro o situación de cuidar entre la cuidadora y el ser cuidado. El desarrollo de las actividades de enfermería es traducido en conocimientos y habilidades manuales, creatividad, sensibilidad, pensamiento crítico y capacidad de decisión.

La formación para el cuidado implica considerar al estudiante como sujeto protagonista de su aprendizaje, a partir de experiencias vividas, interrogándose sobre aquello que necesita conocer para cuidar de manera competente y le permita progresar hacia una práctica autónoma. Para ello, es importante la relación pedagógica, que simultáneamente es una relación de cuidado, que potencie las habilidades para brindar cuidados humanizados, vinculando experiencias, conocimientos, habilidades, valores, ética y motivación para trabajar por y para otros.3,4

De otro lado, se evidencian obstáculos para la formación en el cuidado, los mismos que responden al modelo biologista imperante en los servicios de salud y modelos educativos tradicionales aun presentes en las universidades, distantes de una filosofía que priorice la comprensión integral del ser humano.5Kérouac y otros6 consideran el desarrollo de la enfermería a partir de tres paradigmas, esos que influyen en la formación profesional y caracterizan el cuidado. Aspectos importantes a tener en cuenta en la medida que tanto la formación como la atención dependen de la visión y conocimiento que se tenga sobre el cuidado.

Waldow7) considera que la enseñanza centrada en el cuidado no deviene en un discurso con prácticas fragmentadas y conservadoras. La educación que priorice el cuidado requiere pensar y reflexionar sobre una propuesta que considere una reconceptualización de la disciplina y del ejercicio docente, ya que se debe de trabajar sobre una base sólida en conceptos y afirmaciones teóricas.

La formación de enfermería en la Universidad Nacional de Trujillo se inicia en el año 1965, desde entonces ha mostrado un desarrollo creciente. En este marco, se desarrolla el curso Introducción a Enfermería, diseñado para proporcionar al estudiante una visión global de la enfermería como ciencia, disciplina, profesión y arte.8,9

El propósito de la investigación fue describir la práctica pedagógica del curso Introducción a Enfermería como base para el aprendizaje del cuidado enfermero.

Métodos

Estudio cualitativo con perspectiva explicativa,10 realizado con estudiantes de enfermería de la Universidad Nacional de Trujillo, Perú, durante el año 2017. La población estuvo conformada por 192 estudiantes del III, V y VII ciclo, que aprobaron el curso de Introducción a Enfermería. La muestra la constituyeron 15 estudiantes con disponibilidad de participar en el estudio. La inclusión de los sujetos en la investigación fue por muestreo teórico tipo progresivo utilizando el criterio de saturación para definir el tamaño de la muestra.10

Los datos fueron obtenidos por las investigadoras a través de entrevistas en tres grupos focales. Las entrevistas ocurrieron entre abril y junio de 2017, con duración de 40 a 60 minutos, fueron audio grabadas en medios digitales y transcritas posteriormente. Se utilizó una guía de entrevista semiestructurada. A cada participante se le asignó la letra “E” seguido del ciclo de estudios y un subíndice correlativo.

El análisis de la información se realizó en forma simultánea con la recolección, siguiendo los principios de la teoría fundamentada lo cual implicó un proceso de codificación abierta, axial y selectiva. Para ello, se realizó la lectura y relectura de cada entrevista y, a través de la comparación constante, se efectuó la codificación abierta. Posteriormente se describió e interpretó el significado de las categorías en la codificación axial y, finalmente, la codificación selectiva con la generación de interpretaciones, hipótesis y teoría. Esto permitió definir las categorías analíticas relacionadas con el tema de estudio.11 El estudio observó los aspectos éticos de la investigación, con participación consentida y autorización institucional, de acuerdo con lo indicado por la Declaración de Helsinki y el código de ética para la investigación de la Universidad Nacional de Trujillo.12

Desarrollo

Se identificó una categoría y cuatro sub-categorías:

  1. Fortalecer el aprendizaje para el cuidado

    1. Aplicar Estrategias activas de aprendizaje

    2. Acompañamiento docente

    3. Visualizarla profesión

    4. Internalizar el cuidado enfermero

Waldow refiere que el educar y cuidar están íntimamente relacionados.7 En este contexto, si cuidar es lo que caracteriza las acciones de enfermería y es parte de ser cuidador, las acciones que realizan tanto la enfermera como la docente, se deberían inscribir en el cuidado. Por ende, las docentes deben acompañar al estudiante, sobre todo en sus primeros años. El análisis realizado define una categoría central: Fortalecer el aprendizaje para el cuidado, con sus cuatro sub-categorías:

  1. Estrategias activas de aprendizaje

Una enseñanza centrada en el cuidado requiere que los currículos propongan disciplinas que incentiven prácticas pedagógicas que habiliten al estudiante para el cuidado, con docentes preparados para ello. En este contexto, enseñar no es transmitir conocimientos y hechos estáticos, sino crear una actitud pedagógica en la que el estudiante se descubra a sí mismo, tome conciencia del mundo que le rodea y actúe sobre él para modificarlo. Waldow señala que al ser el cuidado un proceso interactivo que implica confianza, ésta debe partir del docente en su habilidad para cuidar al estudiante que promueva una atmósfera amigable y segura para el aprendizaje.7 Al respecto, las estudiantes refieren:

“Lo que más recuerdo es el video que hicimos sobre las teoristas, al entrar en el personaje aprendíamos más y tratamos de ser como ellas. (…) también el trabajo en comunidad nos aproxima a la realidad” EV-1

“las exposiciones fueron un método para expresar nuestros conocimientos, los vídeos y dramatizaciones reforzaron nuestros conocimientos (…) el estar en campo nos da confianza para poder conocer la realidad” EIII-2

“la infografía de la historia de enfermería, el desarrollo de temas mediante diapositivas fueron dinámicos y fortalecieron nuestro aprendizaje” EIII-5

“Los mapas conceptuales sobre las teorías e historia de enfermería nos permitían leer. Las actuaciones al representar a las teoristas nos ayudaron a desenvolvernos, conocernos e interactuar” EVII-1

Alfaro sostiene que el uso de experiencias de aprendizaje simuladas, así como dibujar mapas, diagramas y árboles de decisión, son estrategias útiles para desarrollar habilidades de pensamiento crítico.13 Identificar resultados observables y medibles ayuda a ser realista y centra la atención desde el principio. Cuando la estudiante elabora su propio diagrama, les ayuda a personalizar la información y aprenden más rápidamente por que el cerebro responde mejor a las imágenes que a las palabras. Esta situación es referida por las estudiantes como buenas prácticas pedagógicas que deben fortalecerse en los años superiores. Así lo muestran los discursos:

“Cada tema tenía una dinámica diferente de trabajar, infografía, entrevistas, trabajos grupales, debate, análisis de casos, vimos las características del desarrollo humano según etapas, fue una manera muy didáctica de valorar las características del ser humano. (…) para el autoconcepto entrevistamos a estudiantes de ciclos superiores, enfermeras y docentes, fue muy buena experiencia” EVII-3

“(…) conocimos el código de ética y visitamos el colegio de enfermeros, nos recibió la Decana. Conocimos también los niveles de atención. También hicimos un trabajo en comunidad” EV -2.

“La línea de tiempo sobre la historia de enfermería, el vídeo sobre las teorías, las visitas de observación a los niveles de atención de los hospitales y centros de salud; también las prácticas ayudaron a tener experiencias para los futuros ciclos. Fue la primera vez que realizamos una jornada en comunidad” EIII-3

Cuando se refiere a propedéutica de la calidad, Demo afirma que propedéutica y formación formal, metodológica e instrumental, significa construir la capacidad del conocimiento, apunta a la competencia humana de aprender a aprender, saber pensar.14 En este sentido, las estudiantes sostienen que realizar estrategias metodológicas variadas les permitió tener un conocimiento significativo. También sostiene que la calidad formal implica manejar medios, instrumentos, formas, técnicas y procedimientos.14

Formar para el cuidado implica además de humanizar el conocimiento, construir un proceso educativo que considere una formación propedéutica de calidad que le permita el logro de las competencias para poder brindar un cuidado integral.

“Todos hemos crecido progresivamente para aportar nuestras ideas, los trabajos nos han ayudado a desenvolvernos, (…) se necesitaba que todos estemos activos, para poder hacer buenos trabajos, yo creo que nos ayudado bastante y hemos crecido poco a poco” EIII-3

“Los trabajos de grupo nos permiten conocernos y se forma una buena amistad” EV-4

“Rescato la formación en grupos, con el debate allí se demuestra si sabe realmente el tema” EVII-5

“Deben continuar los trabajos grupales, permite el debate, llegar a un consenso, fortalecer el trabajo en equipo desde el primer ciclo, y la estrategia de formar pequeños grupos con un docente es excelente, permite una comunicación eficaz.” EVII-5

Los estudiantes resaltan la importancia del trabajo en equipo, igualmente Demo sostiene que trabajar en equipo supone competencia personal pues, la construcción conjunta representa el concurso articulado de varios constructores capaces.14 Teniendo en cuenta que el profesional de enfermería se integra al equipo de salud, es importante que desde el inicio de su formación profesional desarrolle habilidades para trabajar en equipo.

  1. Acompañamiento docente

El profesor que cree en el cuidado y se involucra con él, sabe que será capaz de ayudar al estudiante a crecer a su propio ritmo y estilo. Cuidar implica aprendizaje continuo acerca del otro; el profesor, como un ser de cuidado, también es consiente que siempre existe algo por aprender. En esa perspectiva, al ayudar al estudiante el profesor también crece en el proceso de enseñanza-aprendizaje; es responsable por el crecimiento y desarrollo de los alumnos, agregando más experiencias y conocimiento.7 Así lo muestran las estudiantes cuando refieren:

“Recordamos mucho este curso, porque en nuestra formación tuvieron mucho que ver las docentes, fueron docente de calidad, nos ayudaron aprender, (…) el alumno aprende por el docente que está a su lado” EVII-2

“La perseverancia y paciencia que nos brindaron las profesoras, nos dio confianza para seguir en nuestra carrera enfocándonos en el cuidado del paciente” EIII-2

“Los docentes nos enseñaron a ser más responsables, lo cual nos ha servido a lo largo de nuestra carrera” EVII-1

En una enseñanza centrada en el cuidado; tanto la clase, el laboratorio, como el campo clínico se tornan en lugares de encuentros de aprendizajes, donde cada uno es valorado; respetando el valor de la experiencia de cada uno y el valor de la vida humana. Todos se sienten implicados, comprometidos y responsables de cuidar.7

El apoyo docente se evidencia también en los siguientes discursos:

“en la teoría es importante cómo la docente nos trasmite el mensaje (…) los contenidos son fundamentales y básicos para iniciar la carrera, pues gracias a eso hemos ido avanzando en los demás ciclos y ahora que vamos al internado rumbo a ser futuras enfermeras” EVII-5.

“La supervisión constante de las profesoras nos da seguridad. Me hubiese gustado rotar con cada una de las profesoras” EV-4

“El apoyo de las docentes, el compromiso de ayudarnos a comprender la importancia de ser hacedores y creadores de nuestro propio aprendizaje” EIII-1

“Las profesoras retroalimentaban las exposiciones (…) trataban de comprender nuestros problemas, nos sentíamos en confianza” EVII-3

En el proceso pedagógico, intervienen el estudiante y el profesor. Al respecto, Demo considera que para que exista educación es preciso que haya construcción y participación, donde la relación profesor-estudiante se torne constructivo y participativo.14 Para ello se requiere docentes con capacidad investigativa, donde lo que trasmite en el aula sea parte de su proceso de construcción que permita la emergencia de un proyecto pedagógico propio. El mismo autor considera que el profesor debe ejercer influencia para el logro de la autonomía por parte del estudiante. En este marco, el estudiante no es llamado, solamente, para oír, copiar y hacer prueba, sino para construir su propio aprendizaje. Los estudiantes refieren que el acompañamiento del docente les ayudó a superar sus temores y a tener una mejor participación.

“Yo rompí mis miedos con ayuda de las docentes y me di cuenta que puedo participar, ahora me gusta participar en todo lo pueda “EIII-I

“Al inicio y hasta casi media unidad no participaba, (…) pero ya poco a poco en los grupos he aportado y así he ido aprendiendo cada vez a participar más y espero que esto siga” EV-2

“La forma como las docentes llegan con sus conocimientos nos permite desarrollarnos en forma progresiva y positiva. Me di cuenta que todas cooperamos y apoyamos, así pude por fin desarrollarme en equipo” EIII-3.

Como lo afirman Flores y otros:15 los docentes tienen el compromiso en la formación del estudiante y en la transformación de la práctica enfermera mediante el ejercicio de un verdadero cuidado de enfermería, que es donde ponen en práctica diversas estrategias que se consideran determinantes para promover el aprendizaje significativo del cuidado. Recomiendan tener en cuenta el contexto la perspectiva paradigmática del cuidado y de la enfermería y el modelo pedagógico, así como las relaciones entre los actores del proceso enseñanza-aprendizaje. Tejada y otros señalan que en la enseñanza del cuidado se revelan comportamientos que expresan una adecuada convivencia entre docentes/docentes, estudiantes/estudiantes y docentes/estudiantes, así docentes y estudiantes viven un clima de cuidado impregnado de valores.16

  1. Visualizar la profesión

La enfermería como profesión ha evolucionado en el contexto de los acontecimientos históricos y movimientos sociales sucedidos durante estos últimos siglos. En las últimas décadas han surgido cambios con repercusiones trascendentales para la enfermería, impulsados principalmente por los estudios universitarios de grado y el postgrado. De modo que la enfermería está en un periodo de ampliación de funciones, crecimiento y enriquecimiento de la formación académica e investigadora, a través de las cuales se desarrolla el cuerpo de conocimientos y avanza como disciplina.17

El cuidado a la persona ha existido en todas las sociedades, así́ como personas que cuidan de otros. Cuidar a un ser humano es el resultado del esfuerzo, conocimiento y experiencia. Cuando se habla de este tipo de cuidado se trata de un compromiso científico, profesional, filosófico y moral hacia la protección de la dignidad y la conservación de una vida. Esto es, precisamente, la esencia de la profesión de enfermería. Actividad valiosa encaminada al mantenimiento, restablecimiento y autocuidado de la vida, fundamentada en la interacción terapéutica enfermera-paciente y reflejada en cada persona que demanda servicios de salud, en los establecimientos de todos los niveles de atención.18 Así lo detallan las estudiantes:

“Me marcó la visión general, panorámica de lo que íbamos a desarrollar en todos estos años (…) es como tener aquella tierra fértil en el cual vamos a sembrar todas las semillas, es fundamental e importante” EVII-4

“Nos permite conocer la carrera en sus diferentes aspectos y es aquí donde el estudiante define si continúa o no la carrera, aquí empieza a amar la carrera” EV-4

“me sorprendieron mucho las áreas y funciones que desempeña la enfermera, antes yo tenía la noción que era más el aspecto asistencial, porque es lo que se ve. Las profesoras tienen doctorado, es otra visión que me sorprendía y me motivaba a seguir con una visión diferente a como habíamos entrado” EV-I

“Recuerdo a la profesora hablando sobre el cuidado enfermero, que la enfermera cuida y el médico cura, diferenciando la labor de enfermería. (…)” EVII-1

“hemos conocido un poco más de lo que realmente es enfermería. (...) saber los fundamentos que vamos a llevar en los cinco años de estudios” EIII-5

“Muchas de nosotras hemos entrado con la idea de que las enfermeras ponen inyecciones, o solo ayudan al médico, pero ahora vemos que las enfermeras se desarrollan en muchos campos.” EIII-4.

Como evidencian los discursos, el desarrollo del curso facilitó tener una visión amplia del ejercicio de su profesión, desmitificando las ideas erróneas sobre el quehacer de la enfermera. Actualmente, se revalora el legado de las filosofías, modelos conceptuales y teorías que explican el fenómeno de la enfermería. Aportes que han afianzado la enfermería como disciplina.

Los discursos de las estudiantes muestran que la práctica pedagógica en este primer nivel les ha proporcionado visión real de la enfermería como disciplina y como profesión, desmitificando algunos mitos que dañan la imagen de la enfermería como “ser ayudante del médico”, “sólo colocan inyecciones”; éstas falsas ideas se forman por la poca información que tiene la sociedad sobre el entorno profesional que pueden perjudicar a las futuras profesionales.19

  1. Internalizar el cuidado enfermero

El proceso enseñanza-aprendizaje cobra un papel importante al convertirse en un medio que estimula y dirige al estudiante a encontrarse y construir conocimiento relevante orientado al cuidado enfermero. Así lo evidencian los discursos:

“Las teorías son el pilar, en ellas se fundamenta el cuidado (…) en ellas nos vamos a basar para realizar nuestro cuidado” EV-3

“las teorías de enfermería nos ayudan a seguir creciendo como disciplina, conocí el cuidado enfermero, proceso enfermero basado en el método científico” EVII-1”

“El cuidado humanizado hacia las personas de la teoría de Watson me impresionó. Pero las teorías deben ser llevadas a la práctica” EVII-4

“(…) las alumnas ingresamos con otro pensamiento sobre la carrera, relacionado al quehacer médico y su papel fundamental es el cuidado” EIII-1

“Un aspecto importante ha sido conocer el método científico con el que trabaja la enfermera porque me permitió distinguir y valorar enfermería desde un aspecto diferente al que yo conocía” EVII-3

En tal sentido, los discursos de las estudiantes hacen referencia que el cuidado desarrollado por las teóricas de enfermería les ha permitido internalizar progresivamente el objeto de estudio de la enfermería “el cuidado”. Las teorías son definidas como el conjunto de conceptos interrelacionados que permiten describir, explicar y predecir el fenómeno de interés para la disciplina, se convierten en un elemento indispensable para la práctica profesional que facilitan la forma de describir, explicar y predecir el fenómeno del cuidado.

El cuidado es el ser y la esencia de la profesión de enfermería, a través de su evolución se ha observado el interés por profundizar en sus dimensiones, con énfasis en la dimensión humana que se hace evidente en la relación interpersonal que establece la enfermera con el sujeto de cuidado. “El fortalecimiento del cuidado de enfermería humanizado requiere de cambios a nivel personal, profesional e institucional y de un trabajo reflexivo individual y grupal que permita diseñar y aplicar prácticas de cuidado que hagan evidente la dimensión ética y humanística del cuidado”.20

Conclusiones

Se identificó una categoría y cuatro sub-categorías: La categoría Fortalecer el aprendizaje para el cuidado y las sub-categorías: Aplicar estrategias activas de aprendizaje, acompañamiento docente, visualizar la profesión e internalizar el cuidado enfermero.

A decir de los estudiantes, cobra relevancia la aplicación de estrategias activas de aprendizaje, hecho que revalora la práctica pedagógica como base para el aprendizaje del cuidado enfermero y lleva a la reflexión sobre el rol docente. Trabajar estrategias activas significa por un lado mayor esfuerzo y, por otro, sinergias gratificantes de docentes y estudiantes que les permite un trabajo cooperativo y colaborativo.

El acompañamiento docente va más allá de la simple relación docente-estudiante, abre la posibilidad de revaloración de sujetos sociales y la posibilidad de contribuir a la construcción de relaciones horizontales que permitan el intercambio y creación de los vínculos que conduzca a un enriquecimiento mutuo.

La visualización de la profesión permite a las estudiantes proyectarse a lo que será su futuro profesional y elimina algunos mitos relacionados al quehacer de la enfermera, pues ofrece una visión real en concordancia con el avance de la ciencia y la tecnología y rescata siempre el trabajo humanizado en favor de los sujetos de cuidado.

La subcategoría Internalizar el cuidado enfermero revela la importancia que dan los estudiantes al cuidado enfermero según las diversas teóricas de enfermería; insumo fundamental para seguir profundizando sobre la esencia de la disciplina de enfermería: el cuidado.

Referencias bibliográficas

1. Watson J. Clarificando la disciplina de la enfermería como fundamental para el desarrollo de la enfermería profesional. Texto contexto - enferm. 2017 [acceso: 20/10/2019];26(4):1-2. Disponible en: Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-07072017000400201&lng=ptLinks ]

2. Waldow VR. Cuidar: Expresión humanizadora de la enfermería. Brasil: Nueva palabra; 2008. [ Links ]

3. Rivera L, Medina J. El practicum: eje formador de la práctica reflexiva en enfermería. Hacia promoc Salud. 2017 [acceso: 20/10/2019];22(1):70-83. Disponible en: Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?pid=S0121-75772017000100006&script=sci_abstract&tlng=ptLinks ]

4. Landman A, del Alcazar R, Madrid Y, Pais L, Rosenkranz E, Vivanco L. Habilidades para el cuidado humanizado de estudiantes de enfermería. Enfermeria (Montev.). 2016 [acceso: 20/11/2019];5(1):29-4. Disponible en: Disponible en: https://revistas.ucu.edu.uy/index.php/enfermeriacuidadoshumanizados/article/view/1190Links ]

5. Martínez L, Venceslao M, Ramió A. Crisis de cuidados: Percepciones del cuidado en los estudiantes de enfermería. Psicoperspectivas. 2016 [acceso: 20/10/2019];15(3):134-45. Disponible en: https://dx.doi.org/10.5027/psicoperspectivas-Vol15-Issue3-fulltext-777 [ Links ]

6. Kérouac S, Pepin J, Ducharme F, Duquette A, Major F. El pensamiento Enfermero. Barcelona: Masón; 1996 [ Links ]

7. Waldow VR. Enseñanza de enfermería centrada en el cuidado. Aquichan [Internet]. 2009 [acceso: 20/11/2019];9(3). Disponible en: Disponible en: http://aquichan.unisabana.edu.co/index.php/aquichan/article/view/1523/1970Links ]

8. Minchola A, Beas F. Reseña histórica de la Facultad de enfermería de la UNT. 1995-2000. Trujillo: Universidad Nacional de Trujillo; 2002. [ Links ]

9. Universidad Nacional de Trujillo. Currículo de la Carrera Profesional de Enfermería 2000 v 2013. Facultad de Enfermería. Trujillo: UNT; 2013. [ Links ]

10. Katayama R. Introducción a la Investigación Cualitativa: Fundamentos, métodos, estrategias y técnicas. Lima: Fondo Editorial de la UIGV; 2014. [ Links ]

11. Hernandéz-Sampieri R, Mendoza C. Metodología de la investigación. Las rutas cuantitativa, cualitativa y mixta. México: Mc Graw Hill Education; 2018. [ Links ]

12. Universidad Nacional de Trujillo. Código de ética para la investigación. Trujillo: UNT; 2016. [ Links ]

13. Alfaro R. Pensamiento Crítico, razonamiento clínico y Juicio Clínico en Enfermería. Barcelona: Elsevier Masson; 2017. [ Links ]

14. Demo P. Atividades de aprendizagem: sair da mania do ensino para comprometer-se com a aprendizagem do estudante [recurso eletrônico] / Campo Grande, MS: Secretaria de Estado de Educação do Mato Grosso do Sul-SED/MS; 2018 [acceso: 20/10/2019]. Disponible en: Disponible en: http://www.sed.ms.gov.br/wp-content/uploads/2018/12/eBook-Atividades-de-Aprendizagem-Pedro-Demo.pdfLinks ]

15. Flórez-Gutiérrez C, Mayorga-Palacios AP, Vargas-Escobar LM. La práctica formativa como escenario de aprendizaje significativo del cuidado de enfermería. Rev Colomb Enferm. 2017;14:93-103. DOI: http://doi.org/10.18270/rce.v14i12.2031 [ Links ]

16. Tejada S, Ramirez E, Díaz R, Huyhua S. Práctica pedagógica en la formación para el cuidado de enfermería. Enfermería universitaria. 2019;16(1):41-51. DOI: http://dx.doi.org/10.22201/eneo.23958421e.2019.1.577 [ Links ]

17. Mena Tudela Desirée, González Chordá Víctor. Imagen social de la enfermería, ¿estamos donde queremos? Index Enfermería. 2018 [acceso: 20/10/2019];27(1-2):5-7. Disponible en: Disponible en: http://ciberindex.com/c/ie/e11506Links ]

18. Guillen R, Compton C. Filosofía y práctica en Enfermería. México: El Manual Moderno; 2016. [ Links ]

19. Guerrero-Nuñez S, Cid-Henríquez P. Una reflexión sobre la autonomía y el liderazgo en enfermería. Aquichan. 2015 [acceso: 20/10/2018];15(1). Disponible en: Disponible en: http://aquichan.unisabana.edu.co/index.php/aquichan/article/view/3511/3849Links ]

20. Prieto Parra H. Humanización del cuidado. Enfermería Universitaria. 2007 [acceso: 20/03/2018];4(2):19-25. Disponible en: Disponible en: http://revista-enfermeria.unam.mx/ojs/index.php/enfermeriauniversitaria/article/view/459Links ]

Recibido: 20 de Febrero de 2020; Aprobado: 13 de Abril de 2020

*Autor para correspondencia: ragares@gmail.com

Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

Esther Justina Ramírez García: Investigadora principal, participó en la elaboración del proyecto, recojo de información, transcripción de las entrevistas y análisis de los discursos, construcción de la discusión y redacción del artículo. Aprobó la versión final del manuscrito.

Flor María del Rosario Huertas Angulo: Participó en la revisión bibliográfica del proyecto e informe de investigación, elaboración del diseño de investigación, análisis y discusión de los resultados y redacción del artículo. Aprobó la versión final del manuscrito.

Rose Mary Costa Rosa Andrade Silva: Participó en el análisis y discusión de los resultados. Aprobó la versión final del manuscrito.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons