SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.32 número4Evaluación de la composición bromatológica de 24 accesiones de Brachiaria spp. índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Pastos y Forrajes

versión impresa ISSN 0864-0394

Pastos y Forrajes v.32 n.4 Matanzas oct.-dic. 2009

 

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

CespIH®, una Organización Socialista de Base Tecnológica incubada en la Educación Superior cubana

CespIH®, a Socialist Technology-Based Organization incubated in Cuban Higher Education

L. A. Hernández¹, J. Suarez¹, G. Hernández² y G. J. Martín¹ ¹Estación Experimental de Pastos y Forrajes "Indio Hatuey". Central España Republicana, CP 44280, Matanzas, Cuba

E-mail: luis.hernandez@indio.atenas.inf.cu

² Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas, Villa Clara, Cuba


RESUMEN

El nuevo modelo universitario cubano debe poseer una capacidad para producir, difundir y aplicar conocimientos, la cual puede ser fomentada mediante la creación y desarrollo de organizaciones socialistas de base tecnológica (OSBT), por lo que es necesaria la sistematización de experiencias en este proceso. En este artículo se ofrece la definición de las OSBT, así como las premisas, principios y características que deben cumplir. Una de estas OSBT es el Programa de Servicios de Encespado CespIH®, creada a partir del año 2000 en la EEPF «Indio Hatuey» con el objetivo de brindar servicios de encespado de alta calidad, un ejemplo exitoso de cómo hacer ciencia, tecnología e innovación en nuestras condiciones. Se describen las características de CespIH®, su proceso de creación y desarrollo mediante un modelo y sus procedimientos asociados, la producción académica y de innovaciones, la formación del capital humano, la articulación nacional e internacional, los obstáculos vencidos y los resultados tangibles e intangibles obtenidos. Se concluye que la creación y el desarrollo de OSBT constituye una vía alternativa para que la nueva universidad cubana pueda desarrollar su capacidad de producir, difundir y aplicar los conocimientos, lo cual contribuye al desarrollo socioeconómico del país.

Palabras clave: Capital humano, innovación tecnológica, nuevas organizaciones de base tecnológica


ABSTARCT

The new Cuban university model must have capacity for producing, disseminating and applying knowledge, which should be enhanced by the creation and development of socialist technology-based organizations (STBO), for which the systematization of experiences in this process is necessary. This work provides a definition of STBOs, as well as the premises, principles and characteristics they must fulfill. One of these STBOs is the Program of Turfing Services CespIH®, created since 2000 at the EEPF «Indio Hatuey», with the objective of offering high quality turfing services, a successful example on how to make science, technology and innovate under our conditions. The characteristics of CespIH®, its process of creation and development by means of a model and its associated procedures, academic and innovation production, training of human capital, national and international articulation, overcome obstacles and tangible and intangible results, are described. The creation and development of STBOs is concluded to be an alternative for the new Cuban university to develop its capacity of producing, disseminating and applying knowledge, which contributes to the socioeconomic development of the country.

Key words: Human capital, technological innovation, new technology-based firms


INTRODUCCIÓN

Las Empresas de Base Tecnológica (EBT), también denominadas empresas tecnológicas, intensivas en tecnología u orientadas a la tecnología, y en las que se incluyen las de alta tecnología, son términos comúnmente utilizados en la literatura, según criterios de Grinstein y Goldman (2006). Estas EBT son también conocidas, en su acepción anglosajona, como high-tech firms o technology-based firms, y constituyen un nuevo tipo de empresas que han surgido en las últimas décadas, a partir de la generación o el uso intensivo de tecnologías y conocimientos, incluso incipientes, para la creación de nuevos productos, procesos y/o servicios. Este término engloba aquellas organizaciones productoras de bienes y servicios, comprometidas con el diseño, desarrollo y producción de nuevos productos y/o procesos innovadores de fabricación, a través de la aplicación sistemática de los conocimientos tecnológicos y científicos.

El concepto de EBT lo introdujo la consultora Arthur D. Little (1981), que consideraba que debían ser organizaciones creadas en los últimos 25 años, basadas en la explotación intensiva de las tecnologías y los conocimientos, con productos que poseen un alto grado de valor añadido y una elevada tasa de innovación, y que operan en mercados que no han alcanzado su total madurez. Dichas EBT son relativamente pequeñas, ocupan poco personal y producen bienes/servicios con alto valor agregado, así como tienden a relacionarse estrechamente con las universidades y centros de investigación que desarrollan tecnologías en áreas de conocimiento similares a las que dichas empresas requieren para su desarrollo y actualización tecnológica.

El modelo universitario cubano ha evolucionado hacia una «Nueva Universidad», moderna, humanista y universalizada, científica, tecnológica y productiva, altamente pertinente e integrada a la sociedad, y muy comprometida con el modelo socialista, concepción defendida por García Cuevas y Pérez (2008), quienes consideran que es preciso trabajar por universidades comprometidas con la innovación, que deben tributar al desarrollo social. Esta Nueva Universidad cubana se concibe no sólo como un escenario para cursar carreras, sino que se expande a su capacidad para producir, difundir y aplicar conocimientos (Núñez Jover y Castro Sánchez, 2006).

Los autores de este artículo coinciden con dicha concepción y consideran que esta capacidad de la Nueva Universidad para producir, difundir y aplicar conocimientos, puede ser fomentada mediante la creación y desarrollo de organizaciones socialistas de base tecnológica comprometidas con el modelo socialista, por lo que resulta necesaria la sistematización de experiencias exitosas en este proceso.

Cuba también necesita de este tipo de empresas, que constituya el actor principal de la articulación Ciencia-Economía y del tránsito hacia una economía basada en el conocimiento, a criterios de Lage Dávila (2006), con el que coinciden Aguirre de Lázaro (2006) y Quevedo Rodríguez (2009). Por ello se consideró pertinente, a los efectos de la investigación, desarrollar una más apropiada a las condiciones cubanas, que diverge de las definiciones presentes en la literatura internacional, asociada a EBT lucrativas.

Definición de Organización Socialista de Base Tecnológica11

Se ha considerado adecuado y pertinente definir, con mayor precisión, la denominación de Organizaciones Socialistas de Base Tecnológica (OSBT) para Cuba como las «organizaciones que basan su desempeño en un uso intensivo del conocimiento y la tecnología, con ciclos cerrados I+D, producción, comercialización, las cuales tienen que ser altamente innovadoras, económicamente viables, propiedad del pueblo y dirigidas a satisfacer las necesidades de la sociedad cubana, e incluso exportadoras, y que están llamadas a constituirse entre los actores principales de la articulación entre la ciencia y la economía, y del tránsito hacia una economía nacional basada en el conocimiento».

Estas OSBT tienen como premisas: ser creadas a partir de instituciones de la educación superior; su concepción descansa en las notables capacidades y reservas de conocimiento y capital humano que ha creado la obra de la Revolución cubana; y existir en ellas profesores y/o investigadores con aptitudes y actitudes emprendedoras, capaces de fomentar desempeños exitosos y sostenibles.

Asimismo, tienen que cumplir con los siguientes principios:

• Son propiedad estatal socialista de todo el pueblo.

• Están dirigidas a satisfacer las prioridades y necesidades socioeconómicas del país.

• Su misión tiene que estar en armonía con el objeto social de su organización «madre».

• Tienen que ser altamente innovadoras y económicamente viables.

Las características que distinguen a dichas OSBT de otras organizaciones o empresas son las siguientes: su desempeño se basa en un desarrollo y aplicación sistemática e intensiva del conocimiento, la tecnología y la innovación, a ciclo completo (I+D+i-producción-comercialización); poseen una estrategia organizacional y estrategias funcionales, dirigidas a una elevada utilización del conocimiento, la tecnología y la innovación; invierten una apreciable parte de sus ingresos en la I+D+i; poseen una estructura que despliega acciones a ciclo completo; una cartera de productos y/o servicios con alto valor añadido, que pueden ser exportables; disponen de recursos y capacidades diferenciadas, en términos de productos, servicios, procesos y capital humano; una parte importante de su personal son profesores/investigadores e ingenieros; su sistema de trabajo descansa en el fomento de redes de cooperación y el aprendizaje organizacional permanente, que faciliten construir conexiones en la generación y utilización del conocimiento; y sus miembros participan en el proceso de gestión, como equipos de trabajo.

Asimismo, su estructura general debe estar compuesta por tres áreas funcionales: una dedicada a desarrollar actividades de I+D+i, otra a actividades productivas, y la restante a la comercialización de los productos y los servicios que los complementen, realizando incluso acciones de posventa, sin obviar que muchas de estas OSBT pueden ser exportadoras, lo cual contribuye considerablemente a la sustitución de importaciones.

CespIH®, OSBT para brindar servicios de encespado de alta calidad

El Programa de Servicios de Encespado CespIH® es una OSBT, cuyo embrión se creó en 1996, y pertenece a la Estación Experimental de Pastos y Forrajes «Indio Hatuey» (EEPF-IH), un centro científico adscrito a la Universidad de Matanzas «Camilo Cienfuegos» y fundado en 1962, con 330 trabajadores (24% son graduados universitarios), entre ellos 45 investigadores, de los cuales 24 son Doctores en Ciencias (53%).

El propósito de CespIH® es producir y comercializar césped de alta calidad, dirigido al encespado de áreas deportivas y recreativas, así como brindar servicios especializados conexos, con lo cual cierra el ciclo. CespIH® basa su desempeño en el desarrollo y aplicación, sistemática e intensiva, de múltiples conocimientos, tecnologías, innovaciones y productos, así como en añadir valor a sus productos y servicios; en este sentido, es una organización económicamente viable y, en los últimos años, destina el 25% de sus ingresos a la I+D+i. Además, es una organización multitecnológica, según criterios de Granstrand y Oskarsson (1993), que definen esta categoría como la que posee una empresa que opera, al menos, tres tecnologías diferentes, lo cual está asociado al favorable grado de diversificación tecnológica y a un mayor desempeño de los productos y/o procesos.

El proceso embrionario de esta OSBT fue consecuencia de diversos factores motivadores: un test de mercado en Varadero, en 1994, que identificó el interés de los hoteleros en mejorar sus jardines; la intención estratégica del Ministerio del Turismo (MINTUR), desde mediados de los años '90, de construir varios campos de golf; la necesidad de financiamiento de la EEPF-IH para su reinversión en el proceso de I+D+i; y el interés desde el año 2000, de la empresa canadiense Atlantic Golf Group en crear una Asociación Económica Internacional con la EEPF-IH, lo que generó un estudio de mercado en el sector turístico cubano (CONAS, 2000) que identificó varias necesidades insatisfechas.

El principal factor fue la decisión del Estado cubano de construir, por vez primera en Cuba, un campo de golf de 18 hoyos. En este sentido, el Grupo de Inversiones del MINTUR solicitó en 1996 a la EEPF-IH (considerando su experiencia de 35 años en los pastos), la realización de un proyecto con el fin de desarrollar tecnologías para sembrar y establecer el césped del Varadero Golf Club (VGC). Para ello se ejecutaron las siguiente etapas:

• Evaluación de 10 variedades de gramíneas promisorias y selección de las adecuadas para las diferentes áreas del campo (Hernández et al., 1998).

• Selección de sustratos (turba y cachaza) y sus mezclas para sembrar un campo de golf sobre arena, con el fin de reducir el período de establecimiento.

• Diseño de máquinas sembradoras (una manual, para ser utilizada en los greenes y depresiones, y otra operada con un tractor, apropiada para las áreas de relieve llano) con el propósito de aumentar la productividad, debido a la no existencia de sembradoras de estolones2 en el mercado.

• Desarrollo de una tecnología de agrotecnia para la siembra y establecimiento de césped (que incluyó la fertilización, el riego y la sanidad vegetal).

Durante la etapa de I+D+i asociada al VGC se obtuvieron resultados científicos que permitieron generar una tecnología integral (selección de variedades, preparación del sustrato, siembra, establecimiento, riego, fertilización, control de malezas y hongos, selección negativa3 y corte). Con estos resultados, se comenzó el establecimiento del VGC y durante el proyecto se mantuvo una estrecha relación con la firma canadiense Golf Design Service4, que diseñó el campo, la cual consideró de muy alta calidad el trabajo realizado.

El proyecto, por su dimensión, exigió crear una finca de semillas para el suministro de estolones de bermuda 328 y 419, destinados a la siembra del campo. El resultado fue un campo de golf de 18 hoyos, par 72, con 42 ha de césped, donde se han realizado varios torneos Challenge Tour, organizados por la European Professional Golf Association.

Todo este proceso generó la génesis de una industria cubana del césped basada en el conocimiento y la tecnología (Hernández et al., 2002; 2004; 2006; 2008a). Sin embargo, durante la siembra y el establecimiento del VGC surgieron tres interrogantes clave que exigían, para su solución, la aplicación intensiva de un proceso de I+D+i. Estas interrogantes constituyeron importantes desafíos respecto a cómo hacer ciencia y tecnología en nuestras condiciones, y fueron las siguientes:

• ¿Cómo reducir el período de establecimiento del césped (desde 120 hasta 90 días) en un sustrato con predominio de arena de mar, sin incrementar la fertilización química?

• ¿Cómo lograr un manejo de las principales plagas y enfermedades con un enfoque orgánico?

• ¿De qué manera se podría mejorar la tecnología de producción de tepes?

Estructura organizativa de CespiH®

Su estructura general (fig. 1) está compuesta por un área de I+D+i, una finca de producción de césped y un equipo de servicios a clientes, encargado de las labores de encespado y mantenimiento, coordinados todos por un Gestor de la Tecnología y la Innovación, y subordinados al Director de CespIH®. Posee 34 trabajadores, de ellos seis investigadores e ingenieros (21%), una adecuada proporción según De Genaro (1991)5, y se puede clasificar como una pequeña empresa6.

Producción académica

La producción académica se ha basado en la concepción de un modelo general y sus procedimientos específicos para crear y desarrollar OSBT incubadas en la educación superior cubana, y su implementación en CespIH®, a partir del año 2000, lo cual mostró la posibilidad y conveniencia de que las entidades de ciencia e innovación (ECIT) y centros de educación superior (CES) sean incubadoras de este tipo de organización que trabaje a ciclo cerrado, con un alto nivel de calidad, respuesta y competitividad, a partir de la aplicación intensiva del conocimiento y la tecnología.

Esta concepción permitió desarrollar un intensivo proceso de I+D+i, a partir del año 2000, con énfasis en el logro de un césped lo más orgánico posible; entre sus acciones se destacan:

• Introducir y evaluar 12 variedades cespitosas de los géneros Bermuda, Zoysia, Paspalum y Stenotaphrum, algunas de las cuales son tolerantes a la salinidad, la sombra y el estrés hídrico,

• Desarrollar y evaluar familias de tecnologías para la siembra, establecimiento y mantenimiento de céspedes destinados a diferentes usos.

• Fomentar tecnologías de aplicación de bioestimuladores del crecimiento y biofertilizantes para reducir el período de establecimiento del césped y propiciar su nutrición.

• Desarrollar tecnologías de aplicación de bioproductos para el manejo integrado de plagas y enfermedades.

• Mejorar la tecnología para producir y cosechar tepes, sobre bases orgánicas.

Sus seis investigadores e ingenieros están insertados en una formación de alto nivel, pues uno es Dr.C. y otro M.Sc., y el resto están en proceso de doctorado y maestría. Han realizado cursos y entrenamientos en universidades y empresas de Canadá, Alemania, México, Panamá y Costa Rica, como las Universidades de Guelph y Paderbon, Saint Andrews Agricultural College, Atlantic Golf Group, Hidro Lands, Organix S.A. y Grupo Biotecnológico S.A.

Como formas de articulación nacional e internacional, se realizan acciones de I+D+i con el VGC, los Institutos Nacionales de Ciencias Agrícolas (INCA) y Sanidad Vegetal (INISAV), el Centro de Estudios de Productos Naturales (Universidad de La Habana) y el Instituto Nacional de Deportes (INDER); así como se ha mantenido intercambio de información científica, tecnológica y/o empresarial con especialistas del IMIDA Murcia (España), las Universidades de Georgia y la Florida (EE.UU.) y EARTH (Costa Rica), con las empresas Golf Design Service, Linkland y NMP Caribbean (Canadá), Paisajismo, EcoTerra, Four Season Golf Club, Zacate Agrícola, San Buenas Golf Resort y Jardines Urbanos (Costa Rica), Bougyes Batiment y Bougyes Construction (Francia), Dimensión Verde y Soluciones Ambientales Integrales (Ecuador), y The Toro, HMI y Scotts (EE.UU.), en el marco de un Sistema de Vigilancia Tecnológica y Competitiva.

Producción de innovaciones a través de la articulación con los sectores productivos

Una parte considerable del proceso de I+D+i se ha realizado con los clientes más estables e innovadores. Por ejemplo, las familias de tecnologías para la siembra, establecimiento y mantenimiento de césped en campos de golf y estadios de béisbol se han estudiado en interacción con el VGC y el Estadio Latinoamericano de la Ciudad de La Habana: con el primero se ha evaluado el Paspalum salam, resistente a la salinidad, y la bermuda TifdWard; y con el segundo y el Grupo Hotelero Gaviota en Varadero, las tecnologías de aplicación de bioestimuladores del crecimiento y biofertilizantes para reducir el período de establecimiento del césped y propiciar su nutrición, así como el uso de bioproductos para el manejo integrado de plagas y enfermedades.

Obstáculos a la innovación, ¿cómo se vencieron?

En el año 2000, al crearse la OSBT se detectaron como principales obstáculos los siguientes: insuficientes recursos financieros; carencia de mecanismos eficientes de financiación para el desarrollo tecnológico empresarial; débil comunicación y vinculación con los clientes; reducido conocimiento de las necesidades y expectativas de los potenciales clientes; insuficiente vigilancia tecnológica y competitiva (VTC) enfocada al estado del conocimiento tecnológico, a las tendencias del mercado y al comportamiento de los competidores; reducida autonomía en la toma de decisiones, dependiente de los niveles superiores de dirección; e insuficiente capacitación del personal.

Para resolver estas dificultades, la Alta Dirección de CespIH® y de la EEPF-IH decidieron dedicar una parte considerable de los ingresos en moneda libremente convertible (MLC) por la comercialización de los servicios de encespado, a las actividades de I+D+i y al cambio tecnológico; implantar la Gestión de la Tecnología y la Innovación (GTI); mejorar la capacitación de los trabajadores; desarrollar un Sistema de VTC; incrementar la interacción con los clientes, creando espacios de intercambio, tales como reuniones, talleres y visitas; así como evaluar el grado de satisfacción de los clientes con los servicios de encespado.

Principales resultados

Entre los principales resultados en los 10 años de creado CespIH® se encuentran:

• Contar con una OSBT que contribuye tanto a satisfacer las demandas existentes de un césped de alta calidad, como al encespado de obras complejas para las diferentes áreas deportivas y recreativas del país, lo que contribuye a la sustitución de importación de estos servicios.

• Definición de la estrategia organizacional de CespIH®, sus estrategias funcionales, incluida la tecnológica, y la estructura.

• Amplia cartera de productos y servicios intensivos en conocimiento y con valor agregado.

• Segmentación del mercado, con clientes exigentes a una alta calidad y rápida capacidad de respuesta.

• Presencia de un alto compromiso con la I+D+i en la Alta Dirección de CespIH® y en sus trabajadores.

• Identificación y desarrollo de competencias esenciales y distintivas vinculadas con la generación, adopción y mejora de tecnologías, productos, innovaciones y conocimientos.

• Desarrollo de un proceso de aprendizaje organizacional e incremento de la capacidad creativa de CespIH®, lo cual ha generado 41 tecnologías propias.

• Ejecución de proyectos de I+D+i, financiados por los Ministerios de la Agricultura (MINAGRI) y de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

• Establecimiento de alianzas de I+D+i con el INCA, el Varadero Golf Club, el Estadio Latinoamericano, Atlantic Golf Group, Organix S.A. y el Grupo Biotecnológico S.A.

• Incorporación del Gestor de la Tecnología y la Innovación en la plantilla de cargos y la creación del Comité Tecnológico, como las formas organizativas más adecuadas para la GTI en CespIH®, con sus ventajas organizativas.

• Asignación prioritaria de recursos para la I+D+i y la superación del capital humano.

• Pertenecer a la Comisión Nacional de Golf y al Contingente de Recuperación de Estadios.

• Organización autorizada por el Centro Nacional de Sanidad Vegetal para la introducción de variedades cespitosas desde otros países.

• Participación estable en congresos científicos nacionales e internacionales en Cuba, México y Costa Rica.

• Registro de la marca comercial CespIH® en la Oficina Cubana de Propiedad Industrial.

• Organización del II Congreso Internacional «Manejo integrado de césped» y Taller Internacional «El césped y sus vínculos con el desarrollo turístico, la recreación y el deporte», celebrado en octubre del 2008, en Varadero, Cuba.

• Elaboración de una tesis de doctorado en Ingeniería Industrial (en fase de terminación) y tres tesis de grado en Ingenierías Agronómica e Industrial.

• Implementación de un programa de capacitación para el personal de mantenimiento de campos de golf, en conjunto con FORMATUR7 Varadero.

• Contribución al fomento, en el área de Varadero y la cayería norte de Villa Clara, de un cluster vinculado con el sector del césped.

Los anteriores resultados intangibles han generado un conjunto de cambios tangibles, tanto en la utilización de los recursos y las capacidades tecnológicas en CespIH® (tabla 1), como en el impacto económico de la comercialización de césped y sus servicios asociados (tabla 2). Los principales reconocimientos y publicaciones obtenidos por CespIH® a partir del año 2002, se muestran en la tabla 3.

Por otra parte, se considera que los principales factores que han contribuido al éxito de esta OSBT, por los que alcanzó uno de los cinco Premios Nacionales de Innovación 2009 que otorgó el CITMA, son los siguientes:

• la visión de la Dirección de CespIH® y de la EEPF-IH, y su actitud ante los riesgos;

• la capacitación y el desarrollo de habilidades de directivos, investigadores y trabajadores;

• la amplia cartera de productos y servicios intensivos en conocimiento;

• el desarrollo y aplicación sistemática e intensiva de conocimientos, tecnologías e innovaciones, y el alto grado de valor añadido a los productos y/o servicios;

• el fomento de una cultura innovadora, caracterizada por la participación de los trabajadores en el proyecto de cambio, el incentivo de su creatividad y su formación permanente, la incorporación de prácticas novedosas de producción y los vínculos con otras organizaciones.

Resulta interesante destacar que estos factores se encuentran entre los identificados por Kalthoff et al. (1998), a partir de un estudio en 13 empresas líderes mundiales, y que coinciden con los señalados por De Genaro (1991) y por Nueno y Pallás (1998).

Una pregunta necesaria: ¿la orientación a la innovación en CespIH® afecta la calidad de la investigación y la formación de alto nivel?

De ningún modo. En CespIH®, la orientación a la innovación se ha convertido en promotora de una I+D de calidad y una formación de alto nivel en su personal, que posibilite satisfacer las demandas del sector turístico y del deporte cubano, con una alta calidad y rápida capacidad de respuesta, mediante una amplia cartera de productos y servicios intensivos en conocimiento y con valor agregado.

CONCLUSIONES

• La creación y el desarrollo de OSBT constituye una vía alternativa para que la «Nueva Universidad» cubana pueda desarrollar su capacidad de producir, difundir y aplicar los conocimientos, lo cual contribuye al desarrollo socioeconómico del país.

• CespIH® posee actualmente las características de una OSBT y constituyó la génesis de una industria cubana del césped basada en el conocimiento y la tecnología, que permite brindar servicios de encespado de alta calidad a los diferentes sectores de la sociedad.

• La aplicación del modelo general para la creación y desarrollo de OSBT y sus procedimientos específicos de apoyo en CespIH®, posibilitó constatar su factibilidad y pertinencia como instrumento metodológico efectivo para estos procesos clave en la educación superior cubana, y su contribución al cumplimiento de prioridades de desarrollo y a la aplicación del conocimiento y la tecnología; así como el logro de resultados tangibles e intangibles derivados de su implementación, entre los que destaca el Premio Nacional a la Innovación Tecnológica 2009.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Aguirre de Lázaro, E.O. 2006. Relaciones de las universidades con entidades productivas y de servicios, mediante alianzas estratégicas para las actividades científicas, tecnológicas y de postgrado. En: Gestión de ciencia e innovación tecnológica en las universidades. La Experiencia cubana. (Medina Basso, N., Coord.). Editorial «Félix Varela «. La Habana, Cuba. p. 13

2. Arthur D. Little. 1981. The strategic management of technology. ADL. Cambridge, Mass, USA.

3. Comisión Europea. 2006. La Nueva definición de PYME. http://europa.eu.int/comm/enterprise/ enterprise_policy/sme_definition/index_es.htm. [Consulta: 7 de marzo de 2009]

4. CONAS S.A. 2000. Necesidades y expectativas sobre el césped en los principales polos turísticos cubanos. Estudio de mercado solicitado por la EEPF "Indio Hatuey " y Atlantic Golf Group. Consultores Asociados S.A., La Habana, Cuba

5. De Genaro, W.E. 1991. Estimular la innovación. Economía Industrial, España. 282:15

6. García Cuevas, J.L. & Pérez, María T. 2008. Repercusión de la comunicación de la ciencia en la extensión universitaria. En: Universalización y cultura científica para el desarrollo local. (Trilles, Irene & Miriam Rodríguez, Coord.). Editorial Universitaria-MES. Ciudad de La Habana, Cuba. p. 60

7. Granstrand, O. & Oskarsson, C. 1993. Technology management in multi-technology corporations. Department of Industrial Management and Economics, Chalmers University of Technology, Chalmers, Sweden. p. 33

8. Grinstein, A. & Goldman, A. 2006. Characterizing the technology firm. Research Policy, UK. En línea: www.elseviers.com/locate/respo/. [Consulta: 2 de julio de 2009]

9. Hernández, L.A. et al. 1998. Evaluación de gramíneas cespitosas para el fomento de campos de golf y áreas de jardinería. Pastos y Forrajes. 21 (4):323

10. Hernández, L.A. et al. 2002. Comportamiento de las variedades cespitosas Bermuda 328 y Tifdward en el Varadero Golf Club. Retos Turísticos. 1 (2):28

11. Hernández, L.A. et al. 2004. El Césped y sus servicios asociados, un producto de alto impacto basado en el conocimiento. Premio del Ministro de Educación Superior al Producto de la Ciencia y la Tecnología de Mayor Aporte en CUC. EEPF «Indio Hatuey». Matanzas, Cuba

12. Hernández, L.A. et al. 2006. Creación y desarrollo de una organización de base tecnológica incubada por un centro científico para producir césped y prestar servicios de encespado de alta calidad. Memorias del Seminario Iberoamericano para el Intercambio y la Actualización en Gerencia de Ciencia y Tecnología IBERGECYT 2006, 1-3 noviembre. GECYT, Ciudad de La Habana, Cuba. [cd-rom]

13. Hernández, L.A. et al. 2008a. El Césped como producto ampliado: conocimiento, innovación y sostenibilidad. Conferencia dictada en el VI Congreso Internacional de Educación Superior. Ciudad de La Habana, Cuba

14. Hernández, L.A. et al. 2008b. El césped, un producto de alto impacto para el sector turístico. Expansión del mercado y desarrollo de innovaciones. Retos Turísticos. 7 (1-2):30

15. Kalthoff, O. et al. 1998. La Luz y la sombra. La innovación en la empresa y sus formas de gestión. Ediciones Deusto S.A., Bilbao, España. p. 68

16. Lage Dávila, A. 2006. La Economía del conocimiento y el Socialismo (II): Reflexiones a partir del proyecto de desarrollo territorial de Yaguajay. En: Los marcos conceptuales del programa ramal: en busca de consensos. MES, Documentos CTS+i. La Habana, Cuba.

17. Nueno, P. & Pallás, Cristina. 1998. Compitiendo en el Siglo XXI. Cómo innovar con éxito. Gestión 2000, Barcelona

18. Núñez Jover, J. & Castro Sánchez, F. 2006. Universidad, innovación y sociedad: Experiencias de la Universidad de La Habana. Memorias del V Congreso Internacional de Educación Superior. La Habana, Cuba.

19. Quevedo Rodríguez, V.N. 2009. Hacia el desarrollo de sectores basados en el conocimiento. Conferencia dictada en TECNOGEST. CITMA, Santa Clara, Cuba

Recibido el 30 de julio del 2009

Aceptado el 21 de septiembre del 2009

(Footnotes)

1 Incubada en la Educación Superior

2 En el mercado la oferta de estos equipos, por parte de Massey Ferguson, Textron ,Jacobsen y First Products, es para la siembra con semilla botánica (las plantas cespitosas tropicales generalmente producen muy poca semilla de este tipo).

3 Consiste en la eliminación manual de toda planta que no sea la especie cespitosa sembrada en el área.

4 Es una empresa de gran prestigio en la industria mundial del golf, que ha diseñado, construido y/o sembrado 21 de los 100 campos de golf en Canadá, así como en otros 27 de ese país y los Estados Unidos de América, trabajando también en otros 21 campos de 12 países de Europa Occidental y Central, el Caribe y el norte de África.

5 Durante los años '90 del siglo XX existió un debate acerca de la proporción del personal innovador que debía tener una organización en su plantilla para mantener la innovación como un proceso activo y se llegó a un « acuerdo empírico« (consenso, sin demostración) de que debía ser el valor de la raíz cuadrada de la plantilla total. En el caso de CespIH®, dicho valor fue de 5,8 y sus investigadores e ingenieros son seis (6); si bien la condición de profesional no siempre es sinónimo de personal innovador, a criterios de los autores, en las OSBT tiene que serlo.

6 Según la clasificación más reciente brindada por la Comisión Europea (2006).

7 Escuela de Formación del Turismo, Varadero, Cuba.