SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.11 issue2Incidencias de afecciones ortopédicasMediadores inflamatorios y asma bronquial author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Revista Cubana de Medicina General Integral

Print version ISSN 0864-2125On-line version ISSN 1561-3038

Rev Cubana Med Gen Integr vol.11 no.2 Ciudad de La Habana Mar.-Apr. 1995

 

 

Experiencia Médica

Acuerdo en tiempo: un procedimiento de eficaz aplicación en las visitas de terreno

Rafael Borroto Chao1 y Francisco Safora Romay2
  1. Especialista de II Grado en Organización y Administración de Salud. Funcionario Especialista en Educación para la Salud. Centro Nacional de Educación para la Salud. Ciudad de La Habana.
  2. Licenciado en Cultura Física. Funcionario Especialista en Educación para la Salud. Centro Provincial de Higiene y Epidemiología de Ciudad de La Habana.

RESUMEN

Se destaca el valor de las actividades y las posibilidades que ofrecen al efecto las visitas periódicas de terreno que realizan los equipos de salud de la familia a las viviendas de la población que ateinden. Se fundamenta la importancia de aplicar métodos educativos durante estas visitas y se sugiere en tal sentido un procedimiento al que se le ha denominado "acuerdo en tiempo". Se exponen las cuestiones que se deben considerar en las visitas de terreno y se brindan ejemplos de los aspectos que se deben enfatizar desde el punto de vista educativo. Se recomienda la aplicación de técnicas educativas bidireccionales como la entrevista y la dinámica grupal, así como el procedimiento "acuerdo en tiempo" como estrategia de prometedoras perspectivas en la educación para la salud de la población.

Palabras claves: EDUCACION EN SALUD/métodos; PROMOCION DE LA SALUD/educación; PROMOCION DE LA SALUD/métodos; MEDICOS DE LA FAMILIA; ENFERMERIA EN SALUD COMUNITARIA; ATENCION PRIMARIA DE SALUD; CUBA.

INTRODUCCION

Hoy en día, la mayor preocupación de los educadores para la salud es lograr que los individuos, las familias y las comunidades, adopten comportamientos que realmente promuevan la salud.

Dentro del subsistema del médico de la familia en Cuba, las visitas de terreno con una periodicidad estable, constituyen valiosas oportunidades para realizar las actividades educativas. Dentro de la dinámica de estas accciones figura no sólo la mera función de instruir o de impartir conocimientos, pues está también presente en ella -o debe estar- la comunicación entre el que enseña y el que aprende, la cual representa un factor básico para una mejor asimilación de las temáticas vinculadas con la salud. Por otra parte, la motivación es igualmente un elemento de suma importancia, en tanto es condición indispensable para el logro de ciertos hábitos en el comportamiento.1

PROCEDIMIENTO "ACUERDO EN TIEMPO"

Durante las visitas de terreno, los médicos y las enfermeras de la familia deben utilizar preferentemente métodos educativos bidireccionales, tales como la entrevista y la dinámica grupal2 por tanto, se debe enfatizar en ellas el carácter de diálogo y acuerdo con las familias.

Un procedimiento que en la práctica ha demostrado ofrecer buenos resultados durante las visitas de terreno, es el que se ha bautizado con el nombre de "acuerdo en tiempo", el cual puede utilizarse por el médico y la enfermera de la familia y considera las siguientes fases:

  1. Uno o varios miembros de la familia visitada deben aprender a identificar los problemas de salud que afectan al colectivo familiar.
  2. El equipo de salud debe lograr que la familia en cuestión aplique las medidas que permitan solucionar los problemas identificados.
  3. El médico y la enfermera deben comprobar en un tiempo previamente acordado con la familia si en realidad se han solucionado tales problemas.
Todo este trabajo se debe registrar en la Sección "Evolución de la Familia", localizada en el reverso de la historia clínica familiar, donde no deben dejar de aparecer los siguientes datos:3
  1. Fecha de la visita.
  2. Problemas identificados conjuntamente con la familia.
  3. Medidas que ha de aplicar la familia para dar solución a los problemas detectados.
  4. Fecha conveniada con la familia para que dichos problemas queden resueltos.
Otros requisitos, cuyo cumplimiento no debe perder de vista el equipo de salud de la familia durante su trabajo de terreno4,5 son los siguientes:
  1. Desarrollar costumbres sanas en las familias de cada sector.
  2. Modificar pautas de comportamiento individuales y sociales que sean insanas o peligrosas para la salud.
  3. Promover cambios en los factores externos que tienen o puedan tener implicaciones desfavorables en la salud familiar.
  4. Lograr que cada individuo, cada familia y la comunidad en general, acepten la salud como valor fundamental, y asuman el control de muchas de las circunstancias que la afectan.
  5. Observar el ambiente social, psicológico, higiénico y biológico circundante, como premisa para desarrollar un trabajo de mayor calidad.
  6. Atender al individuo y a la familia de forma integral, con énfasis en los aspectos preventivos y educativos.
  7. Desarrollar la habilidad de ser paciente y de entender con profundidad las dificultades de la población de que se trate.
Algunos ejemplos de aspectos educativos que se deben enfatizar durante las visitas de terreno son:

1. Prácticas de higiene adecuadas, tanto individuales como colectivas.
 

  1. Lograr que las familias practiquen el saneamiento y ordenamiento de patios, traspatios, pasillos, jardines y otros lugares de la vivienda y sus alrededores.
  2. Promover prácticas adecuadas de higiene personal para evitar las enfermedades de transmisión sexual, la pediculosis, la escabiosis, la hepatitis, las enfermedades respiratorias y diarreicas agudas, el parasitismo intestinal y la caries dental, entre otras.
2. Prácticas nutricionales adecuadas.
  1. Lograr que las embarazadas comprendan la importancia de la lactancia materna, por lo menos, durante los 3 primeros meses de vida del recién nacido.
  2. Aumentar, por parte de las familias, el consumo de vegetales, frutas y otros alimentos con alto contenido en fibra dietética, de acuerdo con las disponibilidades y ofertas de éstos.
  3. Sustituir en la medida de las posibilidades la ingestión de grasas de procedencia animal por las de origen vegetal.
  4. Elevar el consumo de carnes blancas, como la de pollo y de pescado.
  5. Cambiar el hábito y la preferencia por los alimentos dulces.
  6. Disminuir el consumo de sal.
3. ¿Cómo evitar accidentes?
  1. Facilitar que las familias identifiquen los lugares de riesgos de accidentes para lograr, mediante el "acuerdo en tiempo" la eliminación en la práctica de todos los factores potencialmente adversos, incluso la exposición de niños y ancianos a los accidentes domésticos y de tránsito.
4. La actividad física sistemática.
  1. Promover en las familias el ejercicio físico sistemático, principalmente en obesos y ancianos, incluyendo la incorporación de estos últimos a los círculos de abuelos.
5. Desarrollar comportamientos de autoobservación.
  1. Lograr que los padres observen y detecten anomalías en el desarrollo de sus bebés.
  2. Detectar las primeras manifestaciones de un proceso asmático.
  3. Conseguir que las mujeres autoexploren sus mamas y puedan detectar de forma inmediata la eventual aparición de cualquier tumoración.
El entrenamiento en tal sentido se puede llevar a cabo en los propios hogares.

CONCLUSIONES

  1. En sus actividades de promoción y educación para la salud, los médicos y enfermeras de la familia no sólo deben utilizar las técnicas de enseñanza instructiva o unidireccional, sino también las de comunicación bidireccional, como la entrevista y la dinámica grupal.
  2. Los equipos de salud de la familia que utilizan esta técnica conocen mejor a sus familias y pueden conocer con más precisión la eficacia de sus enseñanzas o mensajes, pues otorga la necesaria libertad para que sus integrantes manifiesten libremente sus comentarios, análisis y sugerencias.
  3. El procedimiento "acuerdo en tiempo" y la correcta utilización de la Historia Clínica Familiar favorecen que la población identifique los problemas de salud y le busque las correspondientes soluciones.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Sainz Martín M. Educación para la salud: Libro del profesor. Madrid: Impresos Martín, 1984.
  2. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Manual de educación para la salud. La Habana: Editorial Ciencia y Técnica, 1985.
  3. . Sistema de información estadística y programa de Atención Médica Integral a la Familia. Historia Clínica Familiar. La Habana: MINSAP, 1987.
  4. Costa M, López E. Salud comunitaria. Madrid: Editorial Martínez Roca, 1986.
  5. OMS. Nuevos métodos de educación sanitaria de la atención primaria de salud. Ginebra, 1983. (serie informes técnicos; no. 690).

Recibido: 7 de septiembre de 1994. Aprobado: 9 de octubre de 1994.

Dr. Rafael Borroto Chao. Centro Nacional de Educación para la Salud. Calle I No. 507 entre 23 y 25, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License