SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.11 número3Efectividad de la rehidratación oral en niños pequeños con enfermedad diarreica aguda índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Medicina General Integral

versión impresa ISSN 0864-2125versión On-line ISSN 1561-3038

Rev Cubana Med Gen Integr v.11 n.3 Ciudad de La Habana mayo-jun. 1995

 


Editorial

La función de administración dentro de la Medicina General Integral

Leonardo A. Cuesta Mejías1
  1. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Miembro del Comité de Redacción de la Revista Cubana de Medicina General Integral. Ciudad de La Habana.

Una de las funciones que definen el perfil profesional del Especialista de I Grado en Medicina General Integral (MGI) es la función de administración. Esta, junto con las funciones de atención médica, la docente-educativa y la investigativa, enmarcadas todas dentro del perfil político ideológico, conforman el modelo del especialista en MGI.

Dentro de las perspectivas del desarrollo subsistema del médico y la enfermera de la familia, se señala "extender la función del especialista de MGI como docente y sus funciones de dirección",1 por lo que este especialista, que ya ha asumido y que como ningún otro está llamado a asumir múltiples y variadas responsabilidades dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), necesita una preparación específica para desempeñar estas responsabilidades.

No quiere decir esto que se pretenda formar un especialista en administración al mismo tiempo que en MGI; se trata de formar un especialista en MGI en condiciones de enfrentar lo que "siempre resultará un gran reto, el tener que asumir funciones de administración"2

Es obvio que el especialista en MGI que se desempeñe como administrador de salud, en los diferentes niveles del SNS, deberá procurar su ulterior perfeccionamiento sobre la base de la autopreparación.

¿CUALES SON LOS ELEMENTOS QUE CONFORMAN LA FUNCION DE ADMINISTRACION DEL ESPECIALISTA DE MGI?

  1. Ejercer la dirección y la administración de acuerdo con las funciones del puesto de trabajo que desempeñe en la comunidad, centros educacionales, laborales u otros.
  2. Elaborar, ejecutar, controlar y evaluar los planes para cumplir el programa único de trabajo del SNS sobre la base de los recursos materiales y humanos de que disponga.
  3. Establecer la interrelación correspondiente entre su equipo básico de salud, otros equipos básicos y las instituciones de los diferentes niveles del SNS. (Programa Unico de Trabajo del SNS).
Ahora bien, aunque el sistema de formación del especialista en MGI tiene como propósito producir una serie de transformaciones en los modos de actuación del médico general básico para convertirlo en especialista de perfil amplio, ajustado a las exigencias actuales y perspectivas del desarrollo económico-social, debemos señalar que específicamente, con relación a la administración, no se garantiza este propósito con el cumplimiento del programa de especialización. (Programa de Especialización en Medicina General Integral. 1990;t1:6).

Si concordamos con el criterio del profesor Días Novás, de que "el especialista de MGI debe alcanzar la habilidad de hacer uso del método administrativo y el proceso de gestión"3 estaremos de acuerdo con que un módulo como el número 78 del programa de especialización en MGI no satisface estos requerimientos.

Para analizar mejor este planteamiento, respondámonos la siguiente pregunta:

¿CUAL ES EL OBJETIVO DEL MODULO 78? ¿LA ADMINISTRACION?

Planificar, organizar, dirigir y evaluar el trabajo del equipo horizontal de salud; las tareas relacionadas con la documentación y la información, así como el funcionamiento general del consultorio; participar en las reuniones programadas por el SNS; coordinar acciones conjuntas con las instituciones y las organizaciones políticas y de masas de la comunidad para el cumplimiento del programa único de trabajo del SNS. (Programa de Especialización en Medicina General Integral. 1990;t3:169).

Se señala que dicho módulo se cumplirá en el transcurso de los 3 años de residencia con la apropiación, de modo gradual, de las habilidades, los hábitos y la destreza propios de la actividad administrativa.

No obstante, tanto los elementos que conforman la función administrativa, como el módulo dedicado a ésta dentro del programa de especialización, así como las habilidades, los hábitos y la destreza de que este especialista, según el programa, debe obtener, requieren ampliarse pues éstas circunscriben el trabajo administrativo del especialista al consultorio, ya sea en la comunidad, los centros educacionales, o laborales.

Sin embargo, el especialista de MGI, en muchos casos inmediatamente después de formarse, ya ha asumido múltiples responsabilidades de administración y de dirección, las cuales van más allá que las propias del consultorio y por lo general no se encuentran definidas en su perfil profesional.

Por ejemplo podemos citar a especialistas de MGI en funciones de jefes de grupos básicos de trabajo, directores de policlínicos (cada vez son más los policlínicos dirigidos por especialistas en MGI),4 directores municipales de salud y jefes de departamentos a nivel de las provincias.

No podemos olvidar que es también un especialista en MGI el que se encuentra al frente de la atención ambulatoria en nuestro Ministerio de Salud Pública.

Ha sido beneficioso el propiciar que de forma paulatina y progresiva los especialistas en MGI puedan ir asumiendo estas responsabilidades. La realidad se ha impuesto a la teoría, la práctica ha condicionado que propongamos ampliar los elementos que conforman la función administrativa del especialista en MGI, así como modificar los elementos relacionados con su formación.

En el momento en que se realizó este trabajo, afortunadamente ya se había desarrollado el I Taller Nacional de Perfeccionamiento del Programa de Especialización en MGI. Todas estas cuestiones, de una forma u otra se trataron en éste, pero no todas podrán ser resueltas con la elaboración de un nuevo programa.

Se impone la redefinición del perfil profesional del especialista en MGI. Se necesita esclarecer que éste es un especialista de atención primaria de salud y un especialista para la atención primaria de salud. Esto, entre otras ventajas, evitará que las funciones de este especialista se desvirtúen, que nadie pueda verticalizarlo en función de una especialidad básica dentro de un grupo básico de trabajo o pueda designarlo como director de un hospital y lo que es más importante, que este especialista no acepte cumplir funciones como éstas.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Piñón Vega J, Guzmely Escalona B, Vergara Fabián E. El subsistema del médico y la enfermera de la familia: su desarrollo en Cuba (1984-1993). Rev Cubana Med Gen Integr 1994;10(1):61-9.
  2. CorratgéDelgado H. El especialista de medicina general integral en funciones de dirección. Rev Cubana Med Gen Integr 1994;10(2):108.
  3. Díaz Novás J, Guerrero Figueredo A. Algunas consideraciones sobre la formación de especialistas en la atención primaria. Rev Cubana Med Gen Integr 1993;9(4):336-44.
  4. Piñón Vega J. Diez años de logros, experiencias y su aporte en el período especial. Rev Cubana Med Gen Integr 1994;10(1):5-6.
Recibido: 22 de junio de 1995. Aprobado: 22 de julio de 1995.

Dr. Leonardo A. Cuesta Mejías. Ministerio de Salud Pública, Departamento de Atención Ambulatoria. Calle 23 esquina a N, Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.
 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons