SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número3Comparación de dos tratamientos: propóleos y lugol, en pacientes con cervicitis agudaFactores de riesgo del bajo peso al nacer índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Medicina General Integral

versión impresa ISSN 0864-2125versión On-line ISSN 1561-3038

Rev Cubana Med Gen Integr v.12 n.3 Ciudad de La Habana mayo-jun. 1996

 

 

Aplicación de la prueba de Gant en la predicción de la enfermedad hipertensiva gestacional

Berta de la C. Moya Romero, 1Miguel A. Lugones Botell,2 Raoul Gazapo Pernas 3 y Félix J. León Molinet4

  1. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Policlínico Comunitario Docente "Jorge Ruiz Ramírez". Ciudad de La Habana.
  2. Especialista de I Grado en Ginecoobstetricia. Policlínico Comunitario Docente "Jorge Ruiz Ramírez". Ciudad de La Habana.
  3. Especialista de I Grado en Bioestadística. Hospital Ginecoobstétrico Docente "Eusebio Hernández". Ciudad de La Habana.
  4. Residente de 1er. año en Medicina General Integral. Ciudad de La Habana.

RESUMEN

Se realizó un estudio en el Grupo Básico de Trabajo No. 3 del Policlínico Comunitario Docente "Jorge Ruiz Ramírez", del municipio Playa, a todas las embarazadas atendidas allí en el período comprendido entre el 1ro de enero de 1992 al 31 de diciembre de 1993 (ambos inclusive) y que su parto ocurrió en los hospitales ginecoobstétricos de nuestra área de atención, "Eusebio Hernández" y "Clodomira Acosta"; se analizó la atención brindada a ellas hasta la terminación del embarazo. Se entrenó a todos los médicos para la realización de la prueba de Gant y se investigaron conjuntamente los siguientes parámetros: edad, peso de la gestante previo al embarazo, ganancia total de peso, paridad y los resultados obtenidos al realizar la prueba. Se concluye que la hipertensión inducida por el embarazo es frecuente en las edades extremas, que el sobrepeso antes del embarazo y la ganancia global mayor de 12 kg fueron factores predisponentes de importancia en la aparición de la enfermedad, y que la prueba de Gant es de gran efectividad en la predicción de esta afección.

Palabras clave: COMPLICACIONES CARDIOVASCULARES DEL EMBARAZO/ diagnóstico; COMPLICACIONES CARDIOVASCULARES DEL EMBARAZO/ prevención & control; HIPERTENSION; ATENCION PRIMARIA DE SALUD; MORTALIDAD INFANTIL; MORTALIDAD MATERNA; MORTALIDAD PERINATAL.

INTRODUCCION

La reducción de la mortalidad perinatal e infantil, aunque es un hecho evidente en nuestro país, debe seguir siendo un objetivo priorizado, para mantener cifras más bajas cada vez en este indicador.

La enfermedad hipertensiva del embarazo constituye la causa de numerosas muertes perinatales, así como de prematuridad y otras complicaciones.1 En Cuba, el estudio y la investigación de esta entidad forman parte de la temática priorizada por el Comité Nacional de Investigaciones en Salud de la República de Cuba (CONIS).

Además, algunos autores sustentan el criterio referente a la asociación de preeclampsia sobreañadida a la hipertensión crónica esencial,5,6 que es uno de los problemas de salud más frecuentemente observados en la población cubana3 y con el cual tienen que enfren tarse diariamente los médicos de la familia. La búsqueda de la atención médica integral a las enfermedades crónicas constituye en la actualidad algo necesario y demandado por la población.4 Esta afección es propia de la especie humana, y su causa aún es desconocida, pero se sabe que es imprescindible la existencia de un trofoblasto activo. Su aparición alrededor de las 20 semanas de gestación no está explicada totalmente, pero se acepta como límite aproximado para el diagnóstico.5

Los estudios epidemiológicos y la aplicación del concepto de riesgo, término que refleja la probabilidad de que se produzca un hecho o daño a la salud6 han llevado a establecer una relación entre una serie de características demográficas y clínicas y el incremento de la preeclampsia, y han establecido lo que hoy se conoce como terreno de riesgo sobre el que se desarrolla la enfermedad. Descubrirlo es el primer cuidado de la atención prenatal, pues se ha demostrado su valor predictivo. (Concepción Gallardo R. La prueba de cambios de posición para la predicción de la hipertensión gestacional en nuestro medio. Tesis de Grado. Ciudad de La Habana, 1983).

La prueba de cambios de posición o prueba de Gant es muy sencilla de realizar y su utilidad ha sido comprobada.7,8

Es por ello que en aras de contribuir a la reducción de la mortalidad materna y perinatal por esta afección y al conocer que en la demora para el diagnóstico oportuno pueden influir diferentes factores,9 es que nos propusimos realizar este estudio en la atención primaria, para contribuir a mejorar estos indicadores en lo que es una lucha permanente por la reducción de la mortalidad materna e infantil.

MATERIAL Y METODO

Se realizó un estudio en el Grupo Básico de Trabajo No. 3 del Policlínico Comunitario Docente "Jorge Ruiz Ramírez", del municipio Playa, a todas las embarazadas atendidas en el período correspondiente desde el 1ro. de enero de 1992 al 31 de diciembre de 1993 (ambos inclusive) y que su parto haya ocurrido en los hospitales ginecoobstétricos de nuestra área de atención, "Eusebio Hernández" y "Clodomira Acosta", desde el inicio hasta la terminación del embarazo.

Para la realización de este trabajo se entrenó a todos los médicos de nuestro grupo básico para realizar la prueba, en la forma siguiente, se hizo entre las 24 y las 28 semanas de gesta ción y posteriormente entre las 28 y las 32 semanas, se valoraron en interconsultas con el especialista. Se acostó a la gestante en decúbito lateral izquierdo donde se le tomó la tensión hasta su estabilización. Luego se colocó en decúbito dorsal y se le midió la tensión al minuto y a los 5 minutos. Se consideró positiva cuando la tensión diastólica aumentó 20 mmHg o más en relación con la obtenida en decúbito lateral izquierdo.

Se analizaron también los siguientes parámetros: edad materna, peso previo al embarazo y ganancia global de peso, paridad y los resultados de la prueba.

Los datos para el análisis estadístico se disponen en forma de tablas. Como método de análisis se utilizó el test chi-cuadrado y el test de sensibilidad.

RESULTADOS

Como puede verse en la tabla 1, en la que se analizan las edades, el 20 % de las pacientes que presentaron la enfermedad, tenía menos de 20 años, contra sólo el 1,0 % en el grupo que no presentó esta afección y hubo diferencia significativa. Lo mismo ocurre con las pacientes de 35 años y más, en las que el 24,0 % presentó la hipertensión gestacional contra el 2,5 % que no la tuvo; hubo también diferencias significativas. La hipertensión inducida por el embarazo se presenta con mayor frecuencia en estas edades, sin embargo, en los casos estudiados nos llamó la atención que en el grupo de 35 años y más, solamente se presentara un caso con hipertensión crónica a la que se le añadió posteriormente la preeclampsia.

TABLA 1. Grupos de edades

 

Sin HT

gestacional

 

Con HT

gestacional

Grupos de edades

(años) 

No.

%

RR 

No. 

%

< 20

2

1,0 

44,50 

20,0 

20 - 24

83 

41,5 

1,29

24,0

25 - 29 

89 

45,0 

1

20,0

30 - 34 

20 

10,0 

2,67

12,0

35 y + 

2,5 

21,36

24,0 

Nota: HT: hipertensión; RR: riesgo relativo; X2 = 36,019.

En la tabla 2 se analiza la valoración ponderal, donde se observa que en el grupo con preeclampsia se encuentran las pacientes con bajo peso para el 28,0 % y las que mostraron sobrepeso para el 24,0 %, y la suma de ambos grupos es el 52,0 %; en contraste, se observa este mismo aspecto en las del grupo que no tuvieron preeclampsia; existieron diferencias significativas y el riesgo relativo muestra el sobrepeso como factor predisponente para padecer la enfermedad.

TABLA 2. Valoración ponderal

 

Sin HT 

gestacional 

 

Con HT 

gestacional

 

No. 

%

RR

No.

%

Normopeso

158

79,0

1

12

48,0 

Bajopeso 

28

14,0

3,29

7

28,0

Sobrepeso 

14

7,0

5,64

6

24,0

Nota: RR: riesgo relativo; X2 = 8,129.

Al analizar la tabla 3, vemos que el 80,0 % de las pacientes que tuvieron preeclampsia mostraron una ganancia de peso mayor de 12 kg, contra sólo el 5,0 % de las que no la presentaron, con gran significación estadística y el riesgo relativo elevado.

TABLA 3. Ganancia de peso

Ganancia 
de peso

Sin HT

Gestacional

Con HT

gestacional

No.

No.

< 12 kg 

190

95,0

5

20,0

12 kg

10

5,0

20

80,0 

Nota: RR: riesgo relativo = 76,0; X2 = 108,17.

La tabla 4 muestra que el 52,0 % de las pacientes que padecieron la hipertensión gestacional fueron nulíparas contra el 67,5 % de las que no presentaron esta afección. Aunque no hay diferencias significativas en este aspecto, no deja de tener importancia que el 52,0 % de las que tuvieron preeclampsia eran nulíparas, pues la condición de nuliparidad ha sido señalada de gran importancia en la aparición de la enfermedad.10,11

TABLA 4. Paridad

Paridad

Sin HT

gestacional

 

Con HT

gestacional

No.

%

RR

No.

135

67,5

0,45

13

52,0

1

45

22,5

0,89

8

32,0

2 o más 

20

10,0

1,00

4

16,0

Nota: RR: riesgo relativo; X2 = 2,22.

En la última tabla, la 5, se observan los resultados de la aplicación de la prueba de Gant que resultó muy efectiva con un 96,0 % de positividad.

TABLA 5. Resultados de la prueba de Gant

 

Sin HT 

Gestacional

Con HT

gestacional

 

No.

%

No.

%

Prueba de 
Gant (+) 

0

0,0

24

96,0 

Prueba de 
Gant (-)

200

100,0

1

4,0

DISCUSION

Los estudios clinicoepidemiológicos y la aplicación del concepto de riesgo del problema que estudiamos, han llevado a establecer una relación evidente entre una serie de características asociadas que incrementan la aparición de la preeclampsia y que han obligado a sustituir la idea de un estado de salud anterior por el de un terreno de riesgo sobre el cual se desarrolla la enfermedad. La hipertensión inducida por el embarazo suele presentarse en edades extremas, o sea, menores de 20 años y mayores de 35, hecho que se demostró en nuestro estudio y coincide con lo reportado por otros autores.10,12 Igualmente, el bajo peso y el sobrepeso, sobre todo este último, es otro aspecto que encontramos y que se reporta como factor predisponente de consideración para que se desarrolle la entidad;13 pero es a la ganancia global de peso a lo que muchos le confieren gran importancia aunque hay opiniones controvertidas. Por ejemplo, Comino 11 señala que si dicha ganancia tiene lugar entre las 20 y las 36 semanas de edad gestacional y sobre todo si es muy aguda, se debe interpretar que es ocasionada por retención de líquido excesiva y hay que brindarle la atención necesaria. Otros autores opinan que el grado de ganancia ponderal no constituye un factor pronóstico en la preeclampsia y otros creen que la excesiva ganancia de peso sólo representa peligro si se acompaña de edemas y de aumento de la tensión arterial.13 Rodríguez Domínguez y Ferreiro, encontraron en sus estudios la más alta incidencia de preeclampsia en el grupo que ganó más de 25 libras de peso.13,14 Actualmente se le da mucha importancia a los aumentos bruscos de peso, a saltos, como se dice con frecuencia, y al sobrepeso preexistente al embarazo; estos aspectos fueron frecuentes en nuestra casuística. Igualmente ocurre con la nuliparidad, que cada día cobra más fuerza como factor predisponente, hasta llegarse a poner en dudas la enfermedad cuando ocurre en pacientes con partos anteriores.15

Por último, queremos insistir en la utilidad de la prueba de Gant, sobre todo en la predicción tan elevada que tiene, por lo que insistimos en que se realice, sistemáticamente, sobre todo en la atención primaria, para poder tener de esta forma un control más adecuado sobre las gestantes en las que se haya detectado riesgo de padecer la enfermedad por la positividad de la prueba realizada.

CONCLUSIONES

  1. Las edades extremas, o sea, menores de 20 años y mayores de 35 años, representan un grupo importante de casos con la presencia de enfermedad hipertensiva gestacional.
  2. El sobrepeso antes del embarazo y la ganancia ponderal mayor de 12 Kg son factores predisponentes de importancia en la aparición de la enfermedad.
  3. La nuliparidad no tuvo asociación estadística significativa, no obstante, sí tuvo un porcentaje importante (52,0 %), lo que concuerda con los criterios clásicos de la relación entre este factor y la aparición de la preeclampsia.
  4. La prueba de Gant resultó de gran efectividad en el grupo estudiado, a pesar de haberse aplicado antes del tiempo gestacional señalado por su autor.

RECOMENDACIONES

Aplicar sistemáticamente esta prueba en la atención primaria en los consultorios médicos a todas las gestantes atendidas en ellos con mayor razón si existen en las embarazadas factores de riesgos predisponentes de padecer la enfermedad.

SUMMARY

The Basic Working Group No. 3 from the "Jorge Ruiz Ramírez" Community Teaching Polyclinic, Playa municipality, conducted an study of all pregnant women treated there between January 1st, 1992 and December 31st, 1993 (even both), and who delivered at the "Eusebio Hernández" and "Clodomira Acosta" gynecoobstetric hospitals within our health area. Medical attention given to them until the end of pregnancy was analyzed. All physicians were trained to perform the Gant's test and the following parameters were investigated: age, body weight of expectant before pregnancy, total weight gain, parity, and the results obtained with the test. It is concluded that hypertension induced by pregnancy is common at extreme ages, that over weight before pregnancy and the global gain over 12 kg were important predisposing factors for the appereance of the disease, and that the Gant's test is highly effective for predicting this affection.

Key words: PREGNANCY COMPLICATIONS; CARDIOVASCULAR/ diagnosis; PREGNANCY COMPLICATIONS, CARDIOVASCULAR/ prevention & control; HYPERTENSION; PRYMARY HEALTH CARE; INFANT MORTALITY; MATERNAL MORTALITY. PERINATAL MORTALITY.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons