SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.13 número1Factores de riesgo suicida en adultos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Cubana de Medicina General Integral

versión impresa ISSN 0864-2125versión On-line ISSN 1561-3038

Rev Cubana Med Gen Integr v.13 n.1 Ciudad de La Habana ene.-feb. 1997

 

 

Editorial

La prevención y reducción de la mortalidad materna dependen fundamentalmente de la atención primaria

Miguel Lugones Botell y Tania Yamilé Quintana Riverón3

Si se analiza detenidamente el conjunto de resoluciones que la Organización Panamericana de la Salud presentó en su XXIII Conferencia, apoyando la iniciativa para una maternidad sin riesgos, que busca reducir la mortalidad materna en el 50 % para el año 20001 y que entre sus estrategias está "Asegurar la existencia de un Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, sobre muertes de mujeres en edad fértil para que proporcione información suficiente en cantidad y calidad, que permita conocer la magnitud del problema, sus causas y las determinantes sociales de la mortalidad materna", se comprende hasta dónde llega la importancia que desde el punto de vista preventivo tienen las acciones de salud que se ejerzan en la Atención Primaria de Salud con vistas a reducir este indicador. Recordemos que el Programa de Riesgo Preconcepcional establece identificar a las mujeres en edad fértil con factores de riesgo para su adecuado control y dispensarización. Pero hay más, sin pretender enumerarlas todas, las principales causas de muerte materna, guiándonos por la IX Clasificación de Enfermedades son las siguientes:

  • Aborto.
  • Enfermedad hipertensiva del embarazo y del puerperio.
  • Hemorragias del embarazo y del parto.
  • Sepsis.

Como sabemos, existe en la actualidad un incremento en el número de abortos y enfermedades de transmisión sexual, que conllevan a su vez a un aumento de la frecuencia de inflamaciones pélvicas que en los mejores de los casos alteran la anatomía de las trompas, lo que ha hecho que haya mayor incidencia de embarazo ectópico. Es fácil comprender que donde están creadas todas las condiciones para prevenir estas entidades es en la atención primaria y, fundamentalmente, en el consultorio del médico de la familia.

Lo mismo sucede con la enfermedad hipertensiva del embarazo, donde hay factores como las edades extremas, la malnutrición por exceso y por defecto, el hábito de fumar, así como los antecedentes de nefropatía, diabetes, etcétera, que pueden ser modificados o pueden hacerse acciones de salud para evitar embarazos cuando las condiciones son muy desfavorables, con un adecuado control de esas pacientes.

En las pacientes con factores de riesgo de presentar preeclampsia, pueden realizarse masivamente las pruebas de predicción de padecer la enfermedad, como es la prueba de Gant que tiene resultados muy acertados y que pone en aviso al equipo de salud para darle un mejor control a éstas.

El Programa Nacional de Acción para la Reducción de las Muertes Maternas, señala dentro de sus acciones y estrategias principales las siguientes:

  • Identificar la población femenina con riesgo preconcepcional, y poner en práctica medidas que modifiquen o disminuyan los factores de riesgo.
  • Incrementar a más del 90 % el número de mujeres que comiencen su atención prenatal en el primer trimestre.
  • Capacitar al personal a cargo de la atención a la embarazada, de modo particular al médico de la familia, y enfatizar los aspectos relacionados con el riesgo materno y perinatal.
  • Mejorar la atención perinatal.

Hemos querido resaltar sólo algunos de los aspectos que están vinculados muy estrechamente con la atención primaria, que permiten modificar factores de riesgo y logran reducir con un trabajo adecuado y sistemático este indicador.

Recordemos, además, que hay en la atención primaria consultas de Planificación Familiar que son idóneas para una adecuada selección de las pacientes de mayor riesgo y su adecuado control. Esto para no mencionar también las actividades que pueden hacerse de educación sexual en escuelas, centros de trabajo, círculos de adolescentes, etcétera, para lograr disminuir el número de abortos y enfermedades de transmisión sexual, entre otros.

Si se comprende también que la muerte materna afecta directamente a la pareja y por consiguiente a la familia y a la comunidad en que viven, se comprende la importancia que tiene el desarrollo de actividades encaminadas a lograr la meta de reducir la muerte materna en el 50 % para el año 2000, para lograr también una armonía y un adecuado funcionamiento familiar en nuestra población.

Referencias bibliográficas

  1. Cabezas Cruz E. Mortalidad Materna. Rev Cubana Obstet Ginecol 1993;19(2):75-7.

Recibido: 27 de agosto de 1996. Aprobado: 24 de diciembre de 1996.
Dr. Miguel Lugones Botell. Calle 72 entre 13 y 15, Playa, Ciudad de La Habana, Cuba.

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons