SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 issue1About the Letter to the Editor regarding the article Usefulness of an active-participatory educational strategy in the development of clinic reasoning in undergraduate levelThe development of research skills in the field of public health author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Educación Médica Superior

On-line version ISSN 1561-2902

Educ Med Super vol.31 no.1 Ciudad de la Habana Jan.-Mar. 2017

 

ARTÍCULO ORIGINAL

 

El ingreso a la educación médica en el pensamiento de Fidel

 

The entry to medical education in Fidel's thinking

 

 

Ramón Syr Salas Perea,I Eugenio Radamés Borroto CruzII

I Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP). La Habana, Cuba.
II Universidad San Gregorio de Porto Viejo. Ecuador.

 

 


RESUMEN

Introducción: después del triunfo revolucionario de 1959, el pensamiento de Fidel ha sido el motor director del desarrollo de la educación médica cubana y la formación de los recursos humanos en salud, en la garantía de dar respuesta a las necesidades de salud de la población cubana y situarla a la altura existente a nivel mundial.
Objetivo: analizar el papel del pensamiento de Fidel y su interrelación con el desarrollo progresivo de la educación médica y su capital humano en el Sistema Nacional de Salud cubano.
Métodos: se realizó un estudio cualitativo histórico cultural del pensamiento de Fidel sobre el ingreso a la educación médica, donde se emplearon métodos teóricos para realizar el análisis y síntesis de 12 discursos e intervenciones realizados entre 1959 y el 2006, así como otros documentos que constituyeron objeto de la investigación. Como método empírico se utilizó un grupo nominal constituido por expertos del comité académico de la Maestría en Educación Médica de la Escuela Nacional de Salud Pública, y sus resultados se presentaron para su valoración en un pleno del Consejo de Rectores y Decanos de los Centros de Educación Médica Superior (CEMS).
Resultados: se describen los pronunciamientos de Fidel seleccionados de los 12 discursos en relación con el Ingreso a la Educación Médica, así como las ideas básicas que conllevaban. Con ellas se conformó la idea integradora y se establecieron las acciones que se estimó debían desarrollarse para poder garantizar el cumplimiento del propósito del Comandante en Jefe.
Conclusiones: el estudio posibilitó verificar cómo el pensamiento de Fidel en relación con la necesidad de garantizar la calidad del ingreso a la educación médica superior, contribuyó de forma decisiva en el salto cualitativo que tuvieron los profesionales de la salud durante su desarrollo progresivo, en el periodo estudiado.

Palabras clave: Fidel Castro; pensamiento de Fidel; ingreso a la educación médica.


ABSTRACT

Introduction: After the 1959 revolutionary triumph, Fidel's thinking has been the force directing the development of Cuban medical education and the training of human resources in health, as a guarantee to meet the health needs of the Cuban population and place it at the world-wide level.
Objective: To analyze the role of Fidel's thinking and its interrelation with the progressive development of medical education and its human capital in the Cuban national health system.
Methods: A historical-cultural qualitative study was performed about Fidel's thinking on entering medical education, for which theoretical methods were used to carry out the analysis and synthesizing of 12 speeches and interventions made between 1959 and 2006, as well as other documents that were research object. As an empirical method, we used a nominal group of experts from the academic committee of the Master in Medical Education of the National School of Public Health, whose results were presented for assessment in a plenary session of the Council of Rectors and Deans of Higher Medical Education Centers (CEMS).
Results: We describe Fidel's statements selected from the 12 speeches regarding the entry to medical education, as well as the basic ideas they are related with. We formed with them the integrative idea was and established the actions deemed to be developed to guarantee the fulfillment of the purpose of the Comandante en Jefe.
Conclusions: This study made it possible to verify how, in the studied period, Fidel's thinking regarding the need to guarantee the quality of entry to higher medical education contributed decisively to the qualitative leap that health professionals had during their progressive development.

Key words: Fidel Castro; Fidel's thinking; entry to the medical education.


 

 

INTRODUCCIÓN

El estudio y los principales resultados que se comienza a publicar con este número acerca del pensamiento de Fidel Castro sobre la formación del capital humano y el desarrollo de la educación médica cubana se estructuraron en siete categorías de contenido, a saber:

  • Ingreso a la educación médica.
  • Proceso docente educativo.
  • Especialidades y su desarrollo.
  • Perfeccionamiento profesional y profesoral.
  • Literatura docente e información científica.
  • Organización y dirección de la facultad y salud.
  • Colaboración médica internacionalista.1

En el presente artículo se abordará solo la primera categoría. No obstante los autores consideran importante significar los pronunciamientos de Fidel efectuado en dos discursos, y aunque no relacionado en la parte referida al contenido específico, son importantes como introducción a este artículo y son los siguientes:

"Si a mí me preguntaran qué tropa prefiero mandar, yo diría: prefiero mandar al pueblo, porque el pueblo es invencible. Y el pueblo fue quien ganó esta guerra… […] Luego, ¿quién ganó la guerra? El pueblo, el pueblo ganó la guerra. Esta guerra no la ganó nadie más que el pueblo -y lo digo por si alguien cree que la ganó él, o por si alguna tropa cree que la ganó ella. Y por lo tanto, antes que nada está el pueblo. […] Decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario.

[…] En la época de dictadura la opinión pública no es nada, pero en la época de la libertad la opinión pública lo es todo, y los fusiles se tienen que doblegar y arrodillar ante la opinión pública. ¿Voy bien, Camilo?

[…] Hay muchas clases de revolucionarios. De revolución hemos estado oyendo hablar hace mucho tiempo. […] De revolucionarios hemos estado oyendo hablar mucho tiempo. Yo recuerdo mis primeras impresiones del revolucionario, hasta que el estudio y alguna madurez me dieron nociones de lo que era realmente una revolución y de lo que era realmente un revolucionario.

[…] Sé, además, que nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante, excepto en otra ocasión -en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbres-, y es el día en que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!".

Fidel Castro Ruz
Campamento de Columbia, La Habana, 8 de enero 1959.2

 

En otra intervención de Fidel significó:

"Hoy, en la patria nueva, en la patria verdaderamente libre, los científicos, los investigadores, tienen todas las oportunidades, sobre todo, la gran oportunidad de que cada una de las cosas que realicen, cada uno de los esfuerzos que hagan, van a beneficiar directamente a su pueblo y a su patria.

[…] El futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia, tiene que ser un futuro de hombres de pensamiento, porque precisamente es lo que más estamos sembrando; lo que más estamos sembrando son oportunidades a la inteligencia; ya que una parte considerabilísima de nuestro pueblo no tenía acceso a la cultura, ni a la ciencia, una parte mayoritaria de nuestro pueblo.

[…] Por eso, nosotros consideramos que el mejor sistema es aquel que le brinda la oportunidad de ir a la universidad, no al privilegio sino a la inteligencia. Y así pensamos organizar las escuelitas en los campos y así pensamos organizar los centros secundarios de enseñanza rural y así pensamos organizar las ciudades escolares, de manera que los niños más inteligentes, los más inteligentes de cada escuela, tengan oportunidad dellegar a las universidades y tengan oportunidad de escalar los lugares más destacados de nuestra cultura".

Fidel Castro Ruz
Academia de Ciencias de Cuba, Sociedad Espeleológica Cubana.
La Habana, 15 de enero 1960.3

 

Ya Fidel establecía, desde el propio triunfo revolucionario tres ideas importantes, que la vida ha demostrado su papel e importancia en la Revolución cubana:

  • La necesidad de contar siempre con el pueblo antes de adoptar cualquier decisión importante.
  • Decirle al pueblo siempre la verdad.
  • La importancia y necesidad de la investigación científica para asegurar el desarrollo de las fuerzas productivas y el bienestar del pueblo.


El objetivo planteado en el estudio es analizar el papel del pensamiento de Fidel y su interrelación con el desarrollo progresivo de la educación médica y su capital humano en el sistema nacional de salud cubano en el periodo 1959-2006.

 

MÉTODOS

La investigación efectuada sobre el ingreso a la educación médica en el periodo 2003-2007, partió de los análisis de 12 discursos e intervenciones realizados por Fidel entre 1959 y el 2006. La metodología empleada4conllevó el análisis de cada uno de dichos discursos; de ellos se sintetizaron 30 pronunciamientos, que permitió precisar las ocho ideas básicas que conllevaban. Con ellas se conformó una idea integradora y se establecieron seis acciones que se estimó debían desarrollarse para poder garantizar el cumplimiento del propósito del Comandante en Jefe.

Previo al estudio se estableció el control semántico de dichas variables, tales como:

  • Pronunciamiento: fragmento del discurso del compañero Fidel donde hace planteamientos clave de cuestiones relacionadas con la formación de recursos humanos y el desarrollo de la educación médica.
  • Idea básica: enunciado presente en los pronunciamientos, que los autores consideran que definen la visión del Comandante en Jefe sobre aspectos concretos de la formación de recursos humanos y el desarrollo de la educación médica.
  • Categoría de contenido: área o temática más general en la cual se agrupan en forma sintética un conjunto de ideas básicas. Permite definir tareas concretas a desarrollar.
  • Idea integradora: enunciado integrador de la visión del Comandante en Jefe, relacionado con las ideas agrupadas en una categoría de contenido, que como resultado de la investigación determinaron los autores. Permite definir las tareas a realizar.
  • Acciones: actividades principales que los autores consideran permiten concretar en la práctica la visión del Comandante en Jefe que ha sido precisada en la idea Integradora. Para el cumplimiento de cada actividad se ejecutarían un número de tareas.

Como métodos teóricos se utilizaron el análisis y síntesis de los discursos estudiados, a partir de una guía confeccionada por los autores, ajustada al estudio de cada categoría de contenido. Para el estudio y discusión de los diferentes resultados se creó un grupo nominal integrado por expertos del Comité Académico de la Maestría en Educación Médica, cuyos resultados parciales por cada categoría fueron aplicándose de forma progresiva en el contenido de su programa de estudio, a partir de su segunda edición, que fueron analizadas en cada caso con los grupos de educandos. Al concluir la investigación se efectuó una valoración del estudio realizado,en un pleno del Consejo de Rectores y Decanos de los Centros de Educación Médica Superior (CEMS).

 

RESULTADOS

PRONUNCIAMIENTOS DE FIDEL

"¿En qué circunstancias quedan, si los imperialistas tienen que admitir que en solo un año la Revolución Cubana ha liquidado el analfabetismo? ¿En qué situación quedan si, además, tienen que admitir que el pueblo de Cuba ha liquidado el analfabetismo el mismo año en que tuvo que rechazar el ataque de los mercenarios organizado por los imperialistas?

[…]¡Qué vergüenza para el imperialismo que trató de ahogar en sangre esta noble cruzada de nuestro pueblo! ¡Qué vergüenza para el imperialismo que en medio de la cruzada nos atacó! ¡Qué vergüenza para el imperialismo, cuyos esbirros a sueldo asesinaron maestros, asesinaron brigadistas "Conrado Benítez" y asesinaron brigadistas obreros "Patria o Muerte"!

[…]Compañeros brigadistas: ustedes me han repetido muchas veces que les diga qué nuevas tareas tenemos para ustedes. Pues bien, tenemos tareas, muchas tareas para ustedes… Ya hemos liquidado el analfabetismo, pues bien: ¡Ahora tenemos que seguir! En primer lugar, la campaña de seguimiento que tienen que realizar maestros y los trabajadores de la enseñanza. Pero la tarea más importante de ustedes... tenemos necesidad de que los 100 000 brigadistas se hagan técnicos, se gradúen en los institutos, se hagan profesores de idioma, se hagan ingenieros, se hagan médicos, se hagan economistas, se hagan arquitectos, se hagan pedagogos, se hagan técnicos especializados… La Revolución, después de haberles pedido el esfuerzo que han hecho en la alfabetización, después de haberles pedido que llevaran por valles y montañas la enseñanza, ahora les pide que se hagan técnicos, que se hagan ingenieros, que se hagan economistas, que se hagan maestros, que se hagan instructores de arte, que se hagan artistas, que se hagan profesores".

Proclamación de Cuba Territorio Libre de Analfabetismo.
La Habana, 22 de diciembre de 1961.5


"Es necesario que creamos en los jóvenes. Creer en los jóvenes no es ver en los jóvenes a la parte del pueblo simplemente entusiasta; no es ver en los jóvenes a aquella parte del pueblo entusiasta pero irreflexiva; llena de energía, pero incapaz, sin experiencia. Creer en los jóvenes no es ver a los jóvenes simplemente con ese desdén con que muchas veces las personas adultas miran hacia la juventud. Creer en los jóvenes es ver en ellos además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; además de juventud, ¡pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor a la patria, fe en la patria!, ¡amor a la Revolución, fe en la Revolución, confianza en sí mismos!, convicción profunda de que la juventud puede, de que la juventud es capaz, convicción profunda de que sobre los hombros de la juventud se pueden depositar grandes tareas.

[…] Creer en la juventud es ver en la juventud la mejor materia prima de la patria, la mejor materia prima de la juventud, de la Revolución; creer en la juventud es mirar todo lo que nuestra juventud puede hacer; es ver en esa juventud los dignos continuadores de la obra revolucionaria; es ver en la juventud a mejores continuadores o constructores de la obra revolucionaria mejores todavía que nosotros mismos.

[…] Es importante que nuestros jóvenes tengan presente que su obra, su ejemplo, no solo será útil a la patria, sino que será útil también a todos los pueblos de América Latina, que nuestras experiencias servirán también a los pueblos hermanos de América Latina, a los jóvenes de América Latina. Por eso es tan importante la misión que tienen ustedes, la misión de ser no solo abanderados del futuro, de la sociedad más perfecta, de la sociedad comunista; no solo de ser los abanderados de las ideas del porvenir, sino ser también el ejemplo -como lo es nuestra Revolución- de los jóvenes de América, ser también los abanderados de los ideales de todos los jóvenes de América Latina".

Clausura Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes.
La Habana, el 4 de abril de 1962.6

 

"Yo puedo decir y puedo asegurar que… que nuestro país cuenta hoy en la Escuela de Medicina con una formidable masa de buenos estudiantes y de estudiantes revolucionarios. Quedan algunos, quedan algunos que todavía están pensando alzarse con su team; y como la Escuela de Medicina -igual que toda la universidad- cuenta con un magnífico grupo de dirigentes y de compañeros muy responsables y muy serios, discutiendo con ellos todos estos problemas de la medicina, nosotros hemos defendido el punto de vista -con el cual ellos están muy de acuerdo- de que a esos elementos, que son conocidos, no les permitan matricularse en la Escuela de Medicina de la Universidad. […] Entonces, ¿qué debemos hacer en nuestra universidad, en la Escuela de Medicina, con esos elementos conocidos que queden? ¡No matricularlos!

[…] ¿Y quién dice que la Revolución no puede hacer eso? ¡Estamos ya pudiendo! Y la mejor prueba es este acto de esta noche".

Inauguración del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón (ICBP) "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.7

 

"Claro está que para ingresar en la universidad se necesita, por lo menos, ser bachiller. ¿Qué se hizo? Se decidió aceptar como estudiantes de medicina tanto a bachilleres en ciencias como en letras, previo un cursillo que comienza mañana. En virtud de eso, ya ingresan en este Instituto de Ciencias Básicas unos 800 estudiantes; y en la Universidad de Oriente, 240, que hacen un total de más de 1 000, ¡más de mil que comienzan a estudiar! Pero, simultáneamente con este Instituto, mañana comienzan un cursillo de 15 meses 1 300 estudiantes de premédica que, unidos a los que se gradúan de bachillerato, permitirán que el año próximo, contando las bajas académicas, el año próximo entren aquí, o comiencen en la universidad, es decir, aquí mismo -pero como ellos van a hacer su cursillo de 15 meses, estos tres meses que ustedes van a estudiar ahora, los van a estudiar ellos en la escuela donde están- 1 250.

 

[…] Pero, simultáneamente, este año, por lo menos 2 500 jóvenes de secundaria básica comienzan a hacer un preuniversitario especial de dos años, para ingresar, inmediatamente después, en la Escuela de Medicina. ¿Y después? Después ya será un río de estudiantes de medicina: 1 000 este año, que comenzarán a estudiar en 1963; 1 250, que comenzarán en 1964; 2 500, que comenzarán en 1965 y, desde luego, como la Revolución no ha trabajado en balde, la Revolución puede hacer eso porque cuenta con enormes contingentes de becarios, donde puede seleccionar a los estudiantes por su vocación y por su capacidad, porque la Revolución viene haciendo una obra educacional desde el principio. […] Y ahora tenemos que hacer cursos especiales, pero a partir de 1965 no cabrán ni aquí ni en otro edificio como este los que podrán estudiar medicina. ¡Y esa es la solución, la única y la definitiva solución!"

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.7

 

Son hombres, compañeros y compañeras del pueblo, jóvenes llenos de optimismo, llenos de alegría, como es lógico, y que van a disponer de todos los recursos y de todo el tiempo para estudiar; y se va a dar el caso de algunos de estos jóvenes que van a terminar la medicina a los 20 años -a los 20 años y a los 21 años-, y que van a tener toda una vida por delante para seguir estudiando, para seguir aprendiendo, para seguir capacitándose, superándose, adquiriendo experiencia. Y ese es el porvenir de nuestro país, y ese es el panorama del futuro; futuro que no viene por sí solo, sino que hay que forjar, que hay que hacer. Y esas son las perspectivas que tiene la medicina en nuestro país.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.7

 

"Pero con la Revolución misma las universidades se abren a todos, la cultura se abre a todos, y llega un instante en que los conocimientos son patrimonio no de unos pocos individuos sino de las masas.

[…] Y nuestra Revolución, igual que todas las revoluciones socialistas, marcha por ese camino en que el conocimiento se convierte poco a poco en patrimonio de las masas. Entonces no existirán esas colosales diferencias entre el conocimiento de unos pocos y el conocimiento de las masas. Y llegará el momento en que esas diferencias sean mínimas, entre el conocimiento de los que dirigen y el conocimiento de los dirigidos.

[…] Y en la humanidad propiamente no existen genios. Existen hombres brillantes. Ustedes habrán leído que a uno le dan el premio tal y más cual; pero el genio no está en los individuos: el genio está en las masas. Cuando alguien se destacó en las matemáticas es porque cientos de miles no pudieron estudiar matemática. Y alguien se destacó en economía o en historia o en cualquier rama del saber humano, porque los demás no pudieron tener la oportunidad de estudiar. Pero cuando las masas tienen acceso a la cultura, tienen acceso al estudio, tienen acceso al conocimiento, entonces las diferencias desaparecen, porque en vez de un genio hay 1 000, hay… hay un genio colectivo".

Clausura Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba.
La Habana, 22 de diciembre de 1975.8

 

"El estudiante de bachillerato no está adquiriendo una preparación específica para la producción, sino que se está preparando para realizar estudios superiores, para ser alumno de la enseñanza regular superior. Pensamos que lo correcto es que tengan oportunidad de realizar estudios superiores también los trabajadores, los técnicos medios, todos, pero no por el sistema regular de enseñanza universitaria, sino por cursos dirigidos. Si llega el momento en que todo el mundo quiere realizar un estudio superior, bueno, pues, se le dará oportunidad de una forma o de otra de que realice un estudio superior".

Inauguración Escuela Vocacional "General Máximo Gómez".
Camagüey, 1 de septiembre de 1976.9

 

"A la vez habíamos llegado ya a una situación en que el estudio se universalizaba. Y para universalizar el estudio en un país subdesarrollado y no petrolero -digamos-, desde el punto de vista económico era necesario universalizar el trabajo. […] Nosotros anhelamos que también la enseñanza universitaria se universalice. ¿Qué quiere decir esto? Ofrecerle a cada ciudadano la oportunidad de realizar estudios universitarios, si bien no a todos mediante un sistema de enseñanza regular -porque cualquiera comprende que sería en la práctica imposible tener una universidad, digamos, de un millón de estudiantes universitarios en cursos regulares-, sí la posibilidad de estudiar por otras vías, como pueden ser los estudios dirigidos, que han demostrado en la práctica sus posibilidades. De modo que cada ciudadano de nuestro país tuviera la oportunidad real de realizar estudios universitarios.

[…] Pero si alguien maneja un tractor y quiere ser ingeniero, porque quiere ser ingeniero, y realizar todos los estudios pertinentes y obtener su título aunque siga con su tractor, que lo tenga. Desde luego, estoy convencido de una cosa, de que un ingeniero le saca mucha más productividad al tractor y lo maneja y conserva mucho mejor".

Graduación Primer Contingente del Destacamento "Manuel Ascunce Domenech".
La Habana, el 20 de julio de 1977.10

 

"Es que a veces nosotros mismos no nos damos cuenta … y nosotros no nos habíamos dado cuenta, por lo menos yo, de que ya están precisamente en la Universidad, y posiblemente no en el primer año, sino en el segundo o tal vez en el tercero, jóvenes que nacieron cuando el triunfo de la Revolución. Antes solía tener más contactos con los estudiantes, visitaba con cierta frecuencia la Universidad; pero entonces había una universidad, o dos, o tres, y ahora yo mismo no sé siquiera cuántas universidades tenemos, porque tenemos universidades prácticamente en todas las provincias. […] Lo que yo puedo decir, porque lo he visto, lo he vivido, es la diferencia entre aquella universidad que nosotros conocimos y esta universidad de hoy. Lo que sí puedo afirmar que hay un cambio extraordinario tanto en la composición social de nuestro estudiantado universitario, como en la conciencia política de ese estudiantado".

Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.
La Habana, 13 de marzo de 1979.11

 

"Todos estábamos algo impacientes esperando este momento de la constitución del primer contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", que tiene lugar precisamente el 12 de marzo, víspera de glorioso aniversario del ataque al Palacio Presidencial, página heroica escrita en el pasado por nuestro estudiantado.

[…] Era necesario ingresar un número alto de estudiantes por las demandas crecientes, tanto en el orden nacional como en el orden internacional. Siempre ha tenido simpatías entre nuestra juventud la carrera de medicina, goza de un gran aprecio social, cuenta con gran prestigio. No era difícil reclutar estudiantes para la carrera de medicina, el número era alto; pero la selección no era óptima…"

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.12

 

"Como había un gran número de plazas para la carrera de medicina, había algunos estudiantes cuando se disponían a ingresar en la Universidad según expediente que solicitaban primero otra carrera, en segundo lugar otra, y en tercer lugar medicina; cuando no podían obtener las otras dos carreras iban a estudiar medicina.

[…] A veces ingresaban en la Escuela de Medicina alumnos con bajo expediente académico, bajo promedio. Y sin duda, que para estudiar medicina se requiere realmente vocación, voluntad de estudio, preferencia de la medicina sobre cualquier otra carrera. Y, naturalmente, si entraban 4 000, y después se encontraban con la materia, el estudio, que requería atención, dedicación, empezaba a producirse lo que se conoce como mortalidad académica. Y nos encontrábamos que incluso, en los dos primeros años, a veces había un 30 %, había un 40 % de mortalidad académica, una retención muy baja. Naturalmente, iban permaneciendo los que realmente eran buenos estudiantes, los que tenían mejor nivel, los que tenían más voluntad, más consagración al estudio. Pero al final se graduaban menos del 50 % de los alumnos que ingresaban en las facultades de medicina.

 

[…] Luego, para estudiar medicina hay que escoger a los mejores entre nuestros estudiantes, los de mejores cualidades intelectuales, académicas, políticas y morales, sí, políticas y morales… Es decir, para ser médico se requiere una sensibilidad exquisita, una gran calidad humana, gran capacidad intelectual y una moral a toda prueba".

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.12

 

"También hay un número de plazas para trabajadores. Se ha establecido el derecho de los trabajadores de poder estudiar. Pero ya en el campo de la medicina, que no es lo mismo que la ingeniería u otros campos, se van a establecer determinados requisitos adicionales. Se va a preservar también, por tanto, la posibilidad de ingresar como trabajadores de la salud en el Destacamento…. Hay que establecer un límite y se va a poner el límite de 25 años. […] Por lo tanto, en el futuro se ingresará en la Facultad de Medicina como estudiante muy destacado o como bachiller egresado del Servicio Militar, previo examen, o como técnicos medios que tienen, primero, las cualidades político-morales, el índice académico requerido, previo examen y no más de 25 años de edad. Esas serán las vías para ingresar en la facultad de medicina y esperamos que todos comprendan que si queremos hacer algo serio y de calidad, no puede ser de otra forma. Y, por supuesto, cualidades político-morales e índice académico".

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.12


"Pudimos conocer infinidad de problemas… Muchos de los puntos eran complejos y requerían de verdad analizarse y profundizar en ellos… Otra cosa era la calidad de los que ingresaban en la escuela de medicina… hay que hacer una selección rigurosa,… ahí fue que se decidió crear el destacamento. […] En el médico necesitamos tres cosas: la calidad humana, la calidad intelectual y la calidad político-moral indispensable. […] Entonces dijimos: bueno por qué no hacer en Cuba lo que estamos haciendo en Nicaragua; aplicar la fórmula de Nicaragua a Cuba, empezando por la medicina rural y continuando por los hospitales municipales y los policlínicos…"

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.13

 

"Hoy dejamos esa prioridad para ingresar como trabajadores a los técnicos medios de la salud, y es una de las vías para aquel joven o aquella joven que no pudo alcanzar los promedios y tiene una gran vocación el poder hacer una carrera de técnico medio, y antes de los 25 años, mediante examen, ingresar, y también queda abierta la vía para aquellos jóvenes que cumplieron el Servicio Militar General y tengan una especial vocación por la carrera de medicina".

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril 1983.14

 

"Mas no se nutren las universidades solo de las escuelas de ciencias exactas y de los otros preuniversitarios. Hay muchos jóvenes que hacen el Servicio, que antes de hacer el Servicio no tuvieron, al graduarse como bachilleres o técnicos medios, suficiente expediente, las suficientes posibilidades, y se les da una nueva oportunidad de realizar estudios superiores; a los que quieren, se les ingresa, se les reduce el tiempo del Servicio y se les da oportunidad de recibir durante un año un curso fuerte de estudio para ingresar en la universidad -una nueva oportunidad. También los trabajadores tienen oportunidad de ingresar en la universidad, hay una cuota para ellos.

[…] Les digo que nosotros comenzamos por la educación. Si hoy tenemos casi 40 000 médicos, de los 3 000 que nos quedaron aquí; si hoy graduamos alrededor de 4 000 por año, es porque le prestamos desde el principio mucha atención a la educación; si hoy tenemos cientos de miles de profesionales universitarios, es porque comenzamos combatiendo el analfabetismo, llevando la escuela y el maestro hasta el último rincón del país".

Clausura Congreso Pedagogía´90.
La Habana, 9 de febrero de 1990.15

 

"Llegó un día, sin embargo, en que ingresábamos de 5 000 a 6 000 estudiantes en las escuelas de medicina. Desde luego que hubo que construir las escuelas de medicina, y por eso es que tenemos hoy una en cada provincia, varias en la capital, ¡veintiuna escuelas!, para llegar a este número de médicos; de los 3 000 que nos dejaron a los más de 60 000 que son hoy, que nos han permitido, aun en período especial y con todas las dificultades que tuvimos en medicamentos y en otras cosas, y tenemos todavía, llevar la mortalidad infantil a los niveles a que los hemos llevado.

Clausura XI Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de diciembre de 1996.16

 

IDEAS BÁSICAS ESTABLECIDAS

  • Incremento del ejército de trabajadores de la salud: médicos, estomatólogos y enfermeros. Tasas x habitantes. Graduación anual.
  • La masividad es una necesidad, por eso su extensión: docencia rural, municipal y a los policlínicos.
  • Formación vocacional y orientación profesional. Círculos de interés.
  • Calidad del ingreso = Destacamento de Ciencias Médicas "Dr. Carlos J. Finlay". Vocación, expediente académico, aval, entrevistas. Escoger los mejores calificados desde el punto de vista intelectual, académico, político y moral. 25 años como límite para ingresar.
  • Plan de plazas: preuniversitario, desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y trabajadores (técnicos) de la salud.
  • Elevar el ingreso a la Licenciatura en Enfermería.
  • Que se hagan licenciados los técnicos y técnicos auxiliares de la salud.
  • Incondicionalidad de brindar sus servicios al egresar donde sea necesario en Cuba o en el exterior.

 

IDEA INTEGRADORA

La salud pública cubana requiere una mayor diversificación y masividad con calidad en su ingreso universitario.

 

ACCIONES

Para la ejecución de esta idea integradora se previeron las seis actividades principales siguientes:

  • Incremento y sistematización de las actividades de formación vocacional y orientación profesional con los estudiantes de preuniversitario: día de las puertas abiertas, visitas, conferencias, entre otras.
  • Desarrollo de actividades de formación vocacional desde la enseñanza general y politécnica, a través de círculos de interés.
  • Perfeccionamiento del plan de ingresos a los estudios médicos, en correspondencia con los programas de desarrollo de la salud pública de cada territorio.
  • Garantía de la diversificación del ingreso en cada provincia con bachilleres provenientes de: institutos preuniversitarios, trabajadores técnicos de la salud y desmovilizados de las FAR.
  • Perfeccionamiento del proceso de selección al Destacamento de Ciencias Médicas "Dr. Carlos J. Finlay": expediente académico, aval/asamblea, entrevista y chequeo médico.
  • Análisis de la ubicación del graduado, donde sea necesario, en asambleas estudiantiles por instituciones docentes y territorios.

 

DISCUSIÓN

En el análisis histórico lógico de los 12 discursos estudiados para la presente Categoría los autores consideraron extraer 30 pronunciamientos, donde se observa cómo Fidel va concretando todo un conjunto de ideas básicas, que le posibilitó fundamentar acerca del papel que juega la calidad del ingreso y cómo contribuye de forma significativa en la calidad del profesional de la salud a formar. A partir de la estrategia de formación del capital humano que requiere la salud planteado en su discurso en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón" el 17 de octubre de 1962,7 Fidel fue dando pasos concretos sobre el incremento de la calidad del ingreso en la formación de médicos y con sus ideas participó de manera activa en el establecimiento de la política educacional para la formación de médicos.

A partir de la estrategia planteada en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón" se aprobó el "Plan de Ampliación e intensificación de los Estudios de Medicina", con el fin de lograr la formación masiva de médicos, se estableció la necesidad de ir incrementándose de forma progresiva la matrícula correspondiente, y comenzaron a crearse las condiciones para descentralizar la docencia médica de pregrado a la cabecera de las seis provincias entonces existentes.17

Fidel definió muy claro en su discurso de inicio del curso escolar 1978-1979, que la dirección política del país siempre defendió y defiende el principio de que Cuba requiere de hombres instruidos y educados en valores que se correspondan con el ideal del nuevo ser humano a formar.18

Ante la escasez de bachilleres que presentaba el país al triunfo de la Revolución, se adoptó de manera provisional durante los años 1962 a 1964 la creación de los cursos premédicos, con una duración aproximada de 15 meses. Estos cursos tuvieron como objetivo darle el nivel de escolaridad especializado requerido para ingresar a la carrera de medicina.17

De manera posterior, en el marco de la constitución del Destacamento de Ciencia Médicas "Carlos J. Finlay",12 donde ya se aprueba la diversificación del ingreso a la educación médica, no solo a partir de bachilleres, sino también a partir de los egresados del servicio militar activo de las FAR; así como de los trabajadores técnicos de la salud.

En el análisis de los datos estadísticos existentes, sobre el ingreso y los graduados en Medicina17-19 (tabla 1 y 2) se observa lo siguiente:

 


Se observa en la tabla 1 cómo se fue incrementando de forma progresiva la matrícula en la carrera de Medicina, con excepción del periodo especial, durante el cual se mantuvo los nuevos ingresos, aunque en cifras más limitadas. Y en la tabla 2, se presentan los datos de los graduados en los mismos cursos académicos antes señalados.

 

CONSIDERACIONES FINALES

Después de analizar los discursos realizados por Fidel sobre el ingreso en la educación médica; revisar los pronunciamientos, ideas básicas, ideas integradoras y las acciones recogidos en el documento base publicado en el 2011, se puede observar que él partió en todos sus planteamientos de tres premisas fundamentales:

  • Siempre contar y valorar las necesidades, problemas y criterios de la población en el proceso de la toma de decisiones por el gobierno.
  • Siempre decirle la verdad al pueblo.
  • La necesidad de sistematizar y ampliar el empleo de la investigación científica como base para el desarrollo social y productivo.

Se significa la importancia que Fidel le dio a liquidar el analfabetismo en un año, incluso simultáneamente con la defensa de la patria ante la invasión por Playa Girón y la lucha contra los bandidos del Escambray; ya que con ello se le abrieron las puertas al pueblo para continuar e incrementar sus estudios en todos los niveles educacionales y el acceso a la cultura en general. Esta fue su idea primordial inicial para poder lograr que todo el pueblo cubano pudiera acceder al desarrollo sociocultural y como ser humano.

A partir de este momento y durante más de 50 años insistió en la necesidad de creer en los jóvenes y en su convicción de considerarlos con potencialidades para asumir grandes tareas, así como sus papeles como dignos continuadores de la obra revolucionaria cubana.

Durante la inauguración del Instituto de Ciencias Básicas y Pre-Clínicas "Victoria de Girón" Fidel sentó las bases esenciales de la política de desarrollo de los recursos humanos en salud, que centró en:

  • Formación masiva y de mejores médicos.
  • Selección de los estudiantes por su vocación y capacidad.
  • Labor preventivo-curativa de los médicos a formar, salvadores de vidas.
  • Solidaridad y ayuda a otros países.

Fundamentó cada una de esas bases para garantizar la salud pública cubana y la formación cualitativa de su capital humano, con una amplia plataforma político-ideológica, cultural y científico-técnica; que comprendió el fortalecimiento de los valores morales, éticos, solidarios y humanistas; y el principio pedagógico a formar a los nuevos profesionales en el trabajo, en los servicios de salud, de aprender haciendo y transformando lo que deba ser transformado.

Definió que la Revolución no era sólo teoría, sino que era necesario concretarla en hechos, que posibilitaran la solución progresiva de todas las necesidades acumuladas por nuestro pueblo durante más de medio siglo. Se había comenzado así a concretar el Programa del Moncada, así como las ideas estratégicas de Fidel sobre la formación de los médicos en Cuba.

No hay dudas acerca de la significación que tuvo la constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", con lo cual se fortaleció de manera cualitativa el ingreso a las carreras de Ciencias Médicas, así como se incrementó el rigor y la exigencia durante toda su etapa formativa. Este destacamento acordó su incondicionalidad de laborar donde lo necesite el pueblo cubano y otros pueblos amigos, o sea donde lo considerara la Revolución.

En los cuadros estadísticos presentados, se observa cómo lo planteado por Fidel en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón" se ha cumplido durante toda su existencia. Las seis acciones que propusieron los autores, para asegurar el cumplimiento del pensamiento de Fidel en relación con el ingreso en la educación médica superior se ha realizado; aunque lo comprendido en relación con el Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay" los autores consideran que ha mermado su cumplimiento en el último quinquenio, debiendo recuperarse lo más rápido posible.

Este estudio posibilitó verificar cómo el pensamiento de Fidel en relación con la necesidad de garantizar la calidad del ingreso a la educación médica superior, contribuyó de forma decisiva en el salto cualitativo que tuvieron los profesionales de la salud durante su desarrollo progresivo, en el periodo estudiado.

 

RECOMENDACIONES

Se recomienda a los lectores a revisar la fuente bibliográfica de esta parte del estudio efectuado, con el fin de cada cual pueda extraer sus propias conclusiones sobre esta temática. Continuaremos en el próximo número.

 

DECLARACIÓN DE CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no haber conflicto de intereses.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Borroto Cruz ER, Salas Perea RS, Aneiros Riba R. El pensamiento de Fidel en la formación de recursos humanos y la educación médica. En: Estudio del pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre la salud, la medicina familiar y la educación médica cubanas (1959-2006). Segunda Parte. Educ Med Super. 2011;25 (suplemento).

2. Castro Ruz F. Discurso pronunciado a su llegada a La Habana, Ciudad Libertad, 8 enero de 1959. [Citado 10 octubre 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

3. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de la Sociedad Espeleológica de Cuba, 15 de enero 1960. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

4. Bacallao Gallestey J. Métodos de investigación. En: Material de estudio de la Maestría en Educación Médica [CD-ROM]. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2002.

5. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Plaza de la Revolución para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, 22 de diciembre 1961. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

6. Castro Ruz F. Clausura del Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes, 4 de abril 1962. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

7. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón", 17 de octubre 1962. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

8. Castro Ruz F. Clausura del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, 22 de diciembre 1975. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

9. Castro Ruz F. Discurso en la Inauguración de la Escuela Vocacional "General Máximo Gómez" y apertura del Curso Escolar 1976-1977, 1 de septiembre 1976. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

10. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de Graduación del Primer Contingente del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech", 20 de julio 1977. [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

11. Castro Ruz F. Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria, 13 de marzo 1979. [citado 2 Feb 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

12. Castro Ruz F. Clausura del Acto de Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas, 12 de marzo 1982. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

13. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Claustro Extraordinario de Profesores de Ciencias Médicas de La Habana, 11 de junio 1982. La Habana: Editora Política; 1982.

14. Castro Ruz F. Clausura del Claustro Nacional de Ciencias Médicas. Teatro "Karl Marx". 16 de abril 1983. La Habana: Editora Política; 1983.

15. Castro Ruz F. Discurso de Clausura de Pedagogía´90, 9 de febrero 1990. [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

16. Castro Ruz F. Clausura del XI Foro de Ciencia y Técnica, 21 de diciembre 1996. [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

17. Vela Valdés J. Formación de Médicos para los Servicios de Salud. 1959-2014. [Tesis en opción del grado científico de Doctor en Ciencias de la Salud]. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2016.

18. Castro Ruz F. Discurso pronunciado inicio curso escolar 1978-1979. Camagüey; 4 de septiembre de 1978. [citado 11 Oct 2014]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

19. Ministerio de Salud Pública-Organización Panamericana de la Salud. Anuario estadístico de Salud, 2015. [CD-ROM]. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 2016.

 

 

Recibido: 6 de enero de 2017.
Aprobado: 8 de enero 2017.

 

 

Ramón Syr Salas Perea. Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP). La Habana, Cuba.
Correo electrónico:
salasram@infomed.sld.cu

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License