SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número2Importancia del análisis de invarianza factorial en estudios comparativos en Ciencias de la SaludAntecedentes académicos como predictores de Burnout en estudiantes de primer año de Odontología índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Educación Médica Superior

versión impresa ISSN 0864-2141versión On-line ISSN 1561-2902

Educ Med Super vol.31 no.2 Ciudad de la Habana abr.-jun. 2017

 

ARTÍCULO ORIGINAL

 

El proceso docente educativo en el pensamiento de Fidel

 

The educational teaching process in the thinking of Fidel

 

 

Eugenio Radamés Borroto Cruz,I Ramón Syr Salas PereaII

I Universidad San Gregorio de Porto Viejo. Ecuador.
II Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP). La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

Introducción: el pensamiento de Fidel ha sido guía estratégica para el desarrollo de la educación médica cubana. Su estudio permanente constituye premisa inexcusable para el logro de una formación de Recursos Humanos en Salud con calidad y pertinencia.
Objetivo:
analizar el pensamiento de Fidel como referente para el desarrollo de la educación médica y del capital humano en el Sistema Nacional de Salud cubano.

Métodos: se realizó un estudio socio histórico del pensamiento de Fidel sobre el proceso docente educativo en el área de la educación médica por la vía del análisis de contenido de discursos e intervenciones de Fidel Castro Ruz realizadas entre 1959 y el 2006. Se utilizó un grupo nominal constituido por profesores expertos del comité académico de la Maestría en Educación Médica de la Escuela Nacional de Salud Pública. Los resultados se presentaron para su valoración en un pleno del Consejo de Rectores y Decanos de los Centros de Educación Médica Superior.
Resultados: se presentan los pronunciamientos seleccionados en los 12 discursos e intervenciones de Fidel relacionados con el proceso docente educativo en la Educación Médica, así como las ideas básicas que conllevaban, a partir de las cuales se elaboró la idea integradora y se establecieron las acciones necesarias para garantizar su cumplimiento en la práctica educativa.
Conclusiones: se verificó cómo el pensamiento de Fidel vinculado al desarrollo del proceso docente educativo en la educación médica superior, contribuyó al incremento de la calidad y la pertinencia de los procesos formativos en la Educación Médica Cubana.

Palabras clave: pensamiento de Fidel Castro Ruz; proceso docente educativo; educación médica.


ABSTRACT

Introduction: The thinking of Fidel has been a strategic guide for the development of Cuban medical education. Its permanent study constitutes an inexcusable premise for the achievement of human resources training in health with quality and relevance.
Objective: Analyze the thinking of Fidel as a reference for the development of medical education and human capital in the Cuban national health system.
Methods: A socio-historical study of the thinking of Fidel about the educational teaching process in the area of medical education was carried out through the analysis of the content of speeches and remarks of Fidel Castro Ruz between 1959 and 2006. A nominal group was used, made up by expert professors of the Academic Committee of the Master in Medical Education of the National School of Public Health. The results were presented for evaluation at a plenary session of the Council of Rectors and Deans of the Centers of Higher Medical Education.
Results: The statements chosen in the 12 speeches and interventions of Fidel related to the educative educational process in Medical Education were presented, as well as the basic ideas that they derived, from which the integrative idea was elaborated and the necessary actions to guarantee their fulfillment in the Educational practice were established.
Conclusions: It was verified how Fidel's thinking was associated to the development of the educational process in higher medical education, contributed to the increase of the quality and relevance of the training processes in Cuban Medical Education.

Key words: Fidel Castro Ruz´s thinking; educational teaching process; medical education.


 

 

INTRODUCCIÓN

El estudio del pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre la formación del capital humano y el desarrollo de la educación médica cubana se estructuró en siete categorías de contenido:

  • Ingreso a la educación médica.

  • Proceso docente educativo.

  • Especialidades y su desarrollo.

  • Perfeccionamiento profesional y profesoral.

  • Literatura docente e información científica.

  • Organización y dirección de la facultad y salud.

  • Colaboración médica internacionalista.1


En el presente artículo se abordará solo la segunda categoría, proceso docente educativo con el propósito de analizar el pensamiento de Fidel como referente para el desarrollo de la educación médica y del capital humano en el Sistema Nacional de Salud cubano.

 

MÉTODOS

El proceso investigativo que se realizó en el periodo 2003-2007, partió del análisis de 12 discursos e intervenciones realizado por Fidel entre 1959 y el 2006. La metodología empleada contó con una guía, que tuvo como referente el mismo enfoque utilizado por los autores en investigaciones anteriores,2 donde se precisan las categorías a partir de las cuales se realizó el análisis de contenido de los textos escogidos; de los que fueron seleccionados 19 pronunciamientos, a partir de los cuales se precisaron ocho ideas básicas.

A partir de la síntesis de estas ideas se generó una idea integradora y se establecieron seis acciones necesarias para garantizar su cumplimiento en la práctica educativa.

Previo al estudio se estableció el control semántico de dichas variables, tales como:

  • Pronunciamiento: fragmento del discurso del compañero Fidel donde hace planteamientos claves de cuestiones relacionadas con la formación de recursos humanos y el desarrollo de la educación médica.

  • Idea básica: enunciado presente en los pronunciamientos, que los autores consideran que definen la visión del Comandante en Jefe sobre aspectos concretos de la formación de recursos humanos y el desarrollo de la educación médica.

  • Categoría de contenido: área o temática más general en la cual se agrupan en forma sintética un conjunto de ideas básicas. Permite definir tareas concretas a desarrollar.

  • Idea integradora: enunciado integrador de la visión del Comandante en Jefe, relacionado con las ideas agrupadas en una categoría de contenido, que como resultado de la investigación determinaron los autores. Permite definir las tareas a realizar.

  • Acciones: actividades principales que los autores consideran permiten concretar en la práctica la visión del Comandante en Jefe que ha sido precisada en la idea Integradora. Para el cumplimiento de cada actividad se ejecutarían un número de tareas.


Se utilizó el análisis de contenido de los discursos e intervenciones estudiadas, a partir de una guía confeccionada por los autores, ajustada al estudio de cada categoría de contenido.

Se creó un grupo nominal integrado por expertos del Comité Académico de la Maestría en Educación Médica para el análisis y discusión de la información emergente. Los resultados parciales por cada categoría fueron aplicándose de forma progresiva en el contenido de sus programas de estudio, a partir de su segunda edición. Al concluir la investigación se efectuó una valoración del estudio realizado, en un pleno del Consejo de Rectores y Decanos de los Centros de Educación Médica Superior (CEMS).


Proceso docente educativo

Pronunciamientos:

Unos hicieron el juramento de Hipócrates y otros hicieron el juramento de hipócritas. Los que hicieron el juramento verdadero y entendieron su misión como una misión sagrada, esos ni se marcharon ni se marcharán nunca. Con esos tenemos que resolver el problema. […] Los hombres que en medio de una sociedad de corrupción y de egoísmo permanecieron puros, pueden servir de semilla y de maestros. […] Con varios cientos de magníficos compañeros que se irán graduando todos los años, y que irán reforzando el contingente de médicos revolucionarios e irán dándole al país el aporte de una mentalidad nueva, de una concepción nueva de la función del médico.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.


Los profesores de la Universidad de La Habana han preparado un formidable programa de formación de médicos. Claro que es un programa revolucionario y para hacerlo en una hora como esta, pero un programa formidable, que va a formar médicos mejores y en menos tiempo.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.


La formación de los médicos ha cambiado radicalmente. De una formación que era casi exclusivamente teórica a una formación que incluye una práctica intensa unida a los conocimientos teóricos. […] Había en el pasado dos hospitales docentes, actualmente hay 20 hospitales docentes en todo el país. El internado es obligatorio durante un año para todos los graduados; igualmente las oportunidades para realizar estudios especializados se han creado en grado considerable. […] El servicio médico rural sirvió además para crear la vinculación entre el médico y el pueblo, el médico recién graduado, al prestar sus servicios en aquellas circunstancias donde ellos podían adquirir una conciencia más clara del valor y la importancia de su trabajo.

Acto de Graduación de 250 médicos.
La Habana, 10 de septiembre de 1964.


Pero se pueden sintetizar en cuatro párrafos de este informe los resultados esenciales en lo que se refiere a los estudiantes, y partiendo de la opinión de los propios estudiantes. La mayoría de los estudiantes considera que su disciplina en los estudios es superior con relación al curso pasado. La mayoría de los estudiantes piensa que el sistema estudio-trabajo los hará mejores trabajadores y mejores estudiantes. La mayoría de los estudiantes considera que su actitud política es superior al curso pasado. Los estudiantes que realizan trabajo de base, en contacto directo con los trabajadores y la producción, se han integrado al sistema estudio-trabajo con un grado mayor de politización que los estudiantes que realizan trabajo especializado. Estos cuatro puntos por sí solos encierran la esencia de los objetivos de la concepción del estudio y del trabajo.

Acto de Graduación de la Universidad de La Habana.
La Habana, 8 de diciembre de 1972.


Cada minuto que se pierda, a esta edad de ustedes, es un crimen. Porque realmente una de las más nobles formas de servir al país, de servir al pueblo, de hacer revolución, de construir el futuro, es consagrarse al estudio. […] ¿Cuál y cómo debe ser nuestra contribución al esfuerzo y a la lucha de los demás pueblos del mundo? ¿Cómo podemos poner nuestro grano de arena y cuantos granos de arena sean necesarios en la solución de los problemas futuros de nuestro pueblo y de la humanidad? ¿Y qué necesitamos? Necesitamos dos cosas: necesitamos conciencia y necesitamos conocimientos. […] Por eso, nosotros les decimos a nuestros jóvenes estudiantes, les recordamos, que el futuro está lleno de tareas, que el futuro está lleno de luchas que requieren conciencia, que requieren temple, que requieren espíritu revolucionario y que requieren conocimientos. Sabemos que contamos con una extraordinaria juventud. No hay más que llegar aquí y tener un contacto con ustedes, para saber cuánto entusiasmo, cuánta alegría, cuánto vigor, cuánta calidad hay en ustedes, los estudiantes universitarios.

Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.
La Habana, 13 de marzo 1979.


Al estudiante del Destacamento se le va a exigir más, más disciplina, más rigor;… pero se pide de los jóvenes del Destacamento consagración total a sus obligaciones, sus estudios, sus obligaciones están por encima de cualquier otra cosa. […] Queremos que el Destacamento esté uniformado y lo conozcan, lo distingan, lo destaquen, lo respeten. Y eso va a depender mucho del prestigio que ustedes se ganen. […] Nos proponemos que ustedes sean médicos con base muy sólida y amplia, independientemente de las especialidades. Ese es un tema relacionado con los estudios, el aspecto docente, en que hay que analizar y discutir mucho todavía para lograr este objetivo de médicos que tengan una base amplia, que tengan conocimientos muy sólidos, independientemente de las especialidades.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.


Porque más que discutir en este claustro, se venía a informar de algunas ideas, de algunas de las soluciones con relación a la infinidad de cuestiones que se plantearon a lo largo de meses, en un trabajo serio y profundo de una comisión presidida por el Ministro de Educación, que se creó para estudiar todo lo relacionado con la docencia médica. […] Y ya debemos acostumbrarnos a pensar en comparaciones, no con los países del tercer mundo, de América Latina, sino con los países desarrollados. […] Convertirse en una potencia médica no es solo una cuestión de prestigio… en primer lugar, el beneficio que recibiría nuestro pueblo… en segundo lugar nuestra colaboración con el Tercer Mundo, por los extraordinarios servicios que nosotros podemos prestarles a otros países. […] Hay necesidad de hurgar en todas las disciplinas, en todas las especialidades,… en cada una de las ramas, y sencillamente adoptar la disposición y la voluntad de ponernos a la vanguardia… Por eso fue necesario hurgar en la docencia, y hemos venido a parar a la docencia…

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.


Nosotros somos del criterio… de que con el Destacamento hay que ser muy exigente. Hay que ser exigente con todos. […] Creo que nosotros debemos rehuir a todo facilismo en lo que se refiere a los exámenes, en lo que se refiere a los estudios, en lo que se refiere a las exigencias. Y, realmente preferimos la calidad a la cantidad. […] Todo lo que tiene que ver con la información y las posibilidades de información de estudiantes, de profesores, de médicos, es fundamental. […] Esto significa también un gran esfuerzo de superación por parte de los propios profesores… Porque cuando hablamos de superación de los miles de profesores de ciencias médicas, estamos hablando también de la superación de nuestra asistencia médica… Y nosotros debemos crear los mecanismos para alcanzar estos objetivos…

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril 1983.


No debemos partir de la presunción de que nosotros lo sabemos todo… Nosotros tenemos que analizar la experiencia internacional completa… tanto en el campo de la docencia como en el campo de la asistencia. […] Y pensando en que tenemos que recoger las mejores experiencias en todas partes… después del claustro, a fines del pasado año, organizamos siete delegaciones de profesores para visitar las mejores universidades de los siete países que considerábamos más avanzados en el campo de la medicina… Y vamos a tratar de asimilar de todas estas exploraciones lo que sea y consideremos útil para nosotros, y aplicarlo. Aquí hay un resumen del trabajo… Ellos hacen incluso algunas recomendaciones ya… tendrán que trabajar duro ahora, cuando llegue la hora de elaborar los programas, los cambios que debemos ir introduciendo progresivamente…

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril 1983.


Desde luego, no me cabe en la cabeza la idea de una guía de preguntas. Yo me acuerdo de cómo eran las cosas en mi época -y habían algunas asignaturas en que se confeccionaban preguntas importantes; pero las preguntas importantes podían ser el 20 o el 25 % de la materia, y habían profesores que se regían estrictamente por el principio de las preguntas importantes y entonces los alumnos estudiaban exclusivamente las preguntas importantes, y muchas veces ni leían el resto de la materia... eso, sin duda, es muy negativo... […] También la posibilidad de escoger de cuatro preguntas, tres, o de cinco, cuatro, a mí no me parece que eso favorezca el espíritu de estudio y la aplicación del estudiante. Yo creo que el estudiante debe conocer todo el contenido de la materia y todo el contenido del programa, y debe ser objeto de examen en relación con cualquier contenido del programa...

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.


Es realmente alentador todo lo que aquí se ha planteado acerca del éxito de los internados en los hospitales municipales. Es una idea nueva, se aplicó después del claustro del año anterior... Me parece que somos el primer país en aplicar una política semejante, de donde convertimos en hospitales docentes todos los hospitales municipales. La idea parecía audaz, pero la vida está demostrando que era posible llevarla a cabo... Y se veía, se deducía, desde el momento que profesores eminentes llegan a participar también de las actividades de los hospitales municipales. […] Y esta idea sigue evolucionando, porque hasta ahora se trata de docencia de internos; pero nosotros nos proponemos ya llevarla a docencia de residentes, en todas aquellas especialidades que sea posible aprender allí, desarrollarla allí.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.


No es fácil hacer un resumen de esta rica discusión que ha tenido lugar en el día de hoy. Yo fui apuntando, a lo largo del día, distintos temas, y así, por orden cronológico, he anotado muchos de ellos, importantes. Aquí se ha señalado la cuestión de las pruebas finales y la no valoración sistemática en algunas asignaturas, por parte de algunos profesores; se ha señalado la extraordinaria importancia de los textos cubanos, incluso se dijo, con muy buen juicio, que se está desarrollando toda una nueva experiencia que debe recogerse; la importancia del trabajo de los colectivos de autores; la idea de desarrollar concursos de conocimientos; la necesidad de la máxima calidad en la promoción, la importancia del trabajo a nivel de brigada y a nivel de base; la importancia de la bibliografía, no solo la de autores cubanos, sino también la de autores extranjeros, muchos de los cuales tienen reconocida e indiscutible autoridad en la materia, y nosotros debemos tratar de beneficiamos no solo de nuestra experiencia, sino de la experiencia de todo el mundo, tomando en cuenta, desde luego, las condiciones en que se desarrolla la medicina en muchos países, y sin estar promoviendo que las embarazadas fumen, porque un libro de texto, famoso y bueno en otros aspectos, señale eso.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.


La necesidad de unificar criterios sobre la evaluación; las dificultades en la distribución de libros, que parece que también existen en la distribución de revistas; la necesidad de una campaña de salud estomatológica; la importancia del aprendizaje: aprender a pensar, aprender a estudiar; los problemas relacionados con el trato y las relaciones entre profesor y alumno; … la necesidad de elevar el rigor en el aval; la necesidad de un conjunto de medidas con relación al fraude, sobre todo partiendo de la idea de que existe el fraudulento potencial en aquellos que dejan de asistir a clases, que son finalistas, y que se convierten en potenciales fraudulentos, según se dijo aquí. La necesidad de luchar, previsoramente, contra todos esos factores que engendran el fraude, aunque, en realidad, según se ha señalado aquí, el número de casos de fraude ha sido ínfimo, por lo menos los descubiertos; y quien haya presenciado una reunión como esta, tendría razones sólidas para pensar que la batalla contra el fraude se está ganando, y que resulta cada vez más difícil y cada vez más inaceptable moralmente, la idea de que un estudiante de ciencias médicas pueda cometer fraude. La necesidad de mejorar la docencia de internos, la importancia del internado municipal y rural. Se habló también de los procederes terapéuticos; incluso, se habló de la posible conveniencia de iniciar los procederes terapéuticos en segundo año, pero eso hay que pensarlo bien, porque podría disminuir el número de camas por alumnos en los hospitales, y todavía el estudiante que está en ciencias básicas, que no posee muchos de esos conocimientos esenciales, no estaría en condiciones de hacer este tipo de estudios, de práctica en segundo año. Por eso hay que pensarlo bien.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.


Hemos tenido dos claustros de profesores en los últimos tiempos y ahora esta especie de claustro de estudiantes. Ustedes conocen, seguramente, muchas de las cosas que se plantearon en el Claustro de Profesores, y ahora los profesores deben conocer todas las cuestiones que se han planteado aquí. Además el Viceministerio de la Educación Médica, los compañeros, los rectores y todos los cuadros deben analizar los problemas relacionados con la evaluación, la necesidad de unificar criterios, todo lo que se ha planteado aquí en relación con la docencia; aunque, como ustedes señalaban, muchos de los problemas no dependen de otros, sino de los propios estudiantes, del trabajo de la FEU con las brigadas, de las organizaciones de base de la Juventud, es decir, de ustedes mismos.

[…] No concibo un estudiante de medicina finalista, que se conforme con estudiar al final, no lo concibo; no concibo un miembro del Destacamento que sea finalista. Con los del Destacamento, más rigor, porque el reglamento de que hablo se aplicó a partir de los contingentes del Destacamento de Ciencias Médicas, y no concibo un miembro del Destacamento finalista. Qué confianza, qué seguridad puede tenerse cuando va a atender a un ciudadano, a los hijos, a los padres, a los hermanos; qué confianza puede tenerse en aquel que le falta la voluntad de estudiar, teniendo una misión tan importante, tan vital, tan sagrada. No concibo un estudiante del Destacamento que se conforme con un tres, ¡no lo concibo!, que se conforme con una nota mediocre. Concibo al estudiante del Destacamento estudiando todo el año, constantemente. Y sobre los métodos de evaluación, tenemos que trabajar para que ese joven se vea obligado a estudiar todo el año. Debemos realizar una lucha sin cuartel contra el conformismo con relación a ese estudiante que se resigne a la mediocre nota de un tres.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.


Por lo tanto, la idea de que necesitamos médicos, y muchos médicos, no debe en lo más mínimo menoscabar el principio del rigor, ya que tenemos fórmulas matemáticas para resolver el problema, porque es preferible que haya un porcentaje mayor de bajas, que un porcentaje mayor de médicos mediocres.[…] Capacidades tenemos y estamos creando bastantes, suficientes, más que suficientes, para ingresar los que sean necesarios; pero no abandonar, bajo ningún concepto, el principio del rigor, y no descuidar en lo más mínimo la selección. Y lo que se señaló aquí: ampliar y desarrollar los círculos de interés con relación a la salud pública.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.


¿Qué otra cosa nueva tenemos? La introducción de la computación en todos los centros de nivel superior y en todos los centros de nivel medio. Ya para el próximo curso esperamos que alcance a todos; se han hecho las inversiones, se están haciendo las que faltan, para llevar la computación a todo el nivel medio, a ese millón y tanto de estudiantes de nivel medio, además de los estudiantes de nivel superior.

Clausura Congreso Pedagogía´90.
La Habana, 9 de febrero de 1990.


Sí, sabemos que tenemos dificultades que vencer, que tenemos que perfeccionar todos los estudios y los métodos de enseñanza...tenemos que hacer nuevos programas y se están tomando, por lo mismo, dos años para asimilar bien, dirigir bien, tropicalizar bien y cubanizar bien todas las experiencias para salir entonces nosotros con nuestros nuevos programas que es muy importante.

Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria.
Yara, Granma, 17 de mayo de 1984.


El programa del médico de familia que estamos llevando adelante no solo requiere médicos graduados en las universidades, sino médicos formados en conceptos diferentes en cuanto al ejercicio de su profesión, impulsados por motivaciones diferentes. Hoy graduamos por año más médicos de los que quedaron el país después del triunfo de la revolución, pero médicos que están dispuestos a ir a cualquier parte del mundo, por duras y difíciles que sean las condiciones.

Clausura del Evento Científico con motivo del XXX Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba.
La Habana, 20 de febrero de 1992.


Se trataba de profesionales universitarios altamente calificados, algunos muy jóvenes, otros de más edad, casi todos Médicos de la Familia...eran hombres y mujeres de humilde origen. Algo resaltaba por encima de todo: orgullo legítimo, optimismo, valor personal, confianza en sí mismo, espíritu creador, mente rápida, voz y gestos alegres, que de modo inconfundible e incomparable caracterizan a los internacionalistas cubanos. Volvían ansiosos a las decenas de puntos poblados que atienden,... donde prestan el más humano de todos los servicios: aliviar el dolor, preservar o restablecer el inmenso bienestar de la salud, y sobre todo, salvar vidas.

Acto de graduación del XIX Contingente del Destacamento "Carlos J. Finlay".
La Habana, 13 de agosto de 2000.


Ideas básicas:

  • Distribución de médicos por todo el país. Ubicar médicos en escuelas, fábricas, barcos y por cuadras.

  • Calidad del médico a formar: actitud, disposición, calidad humana, conciencia política. Ser revolucionario. Que las nuevas generaciones tengan una actitud superior.

  • Para tener un médico de vanguardia, es necesario una formación, una educación y una docencia de vanguardia.

  • Al estudiante del Destacamento se le exige más en todo sentido.

  • Destacamento: tener su reglamento y una disciplina especial. Considerarlo como una "escuela de cadetes de la Medicina". Honor y responsabilidad.

  • Allí donde hay un profesor, hay un hombre obligado al estudio constante y sistemático, hay una mejor asistencia.

  • Se trata de adaptar la pedagogía a nuestro desarrollo actual, ese tiene que ser nuestro arte. Yo puedo aprovechar cada caso para enseñar, pero la responsabilidad es del profesor. Protección al enfermo. Formar a través de la educación en el trabajo en los servicios de salud.

  • Que los profesores sean exigentes con sus alumnos para garantizar la calidad de los futuros médicos. Acabar con el "paternalismo".

  • Hacer trabajo político a lo largo de toda la carrera. Revisar estructuras (Federación de Estudiantes Universitarios Unión de Jóvenes Comunistas) que garanticen una atención política de principio a fin de la carrera. Crear una especial conciencia, una especial moral.

  • Conciliar la docencia con la "decencia", con el espíritu humano, con el respeto al enfermo. Que el enfermo se sienta feliz de ser "docente" y no humillado (principio de la ética médica).

  • Calidad de la enseñanza. Analizar la experiencia mundial. Tomar lo mejor.

  • Calidad en la promoción. Exigencia.

  • Perfeccionar los exámenes para: rehuir el facilismo del educando; no confeccionar guía de preguntas a examinar; que tengan que estudiar toda la materia; tampoco escoger preguntas; eliminar exámenes por notas de clases.

  • Métodos de evaluación: calidad de los instrumentos evaluativos.

  • Fraude académico: ¡no lo concibo en un estudiante de Medicina y menos en uno del Destacamento!

  • Estudiantes extranjeros: no ponerlos en una sola facultad, sino combinarlos con los cubanos en los hospitales; ya que eso fomenta la solidaridad entre ellos y para con los pacientes cubanos, de forma que no sean atendidos exclusivamente por estudiantes extranjeros.

Idea integradora:

La formación del médico debe ser integral, en los propios servicios de salud, a partir de la estrategia de atención primaria de salud, donde el profesor y el estudiante jueguen un nuevo rol, cada vez más exigentes y con la garantía de su calidad humana, científica y técnica, comprometida con el pueblo y su Revolución, mediante:

  • Integración de la docencia y la investigación, en y a través de la atención integral de salud.

  • Conformación y consolidación del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".

  • Descentralización del proceso formativo y laboral con control central.

  • Que el proceso educacional sea activo, con métodos problémicos, cada vez más centrado en el estudiante, responsabilizado con su aprendizaje de forma independiente y creativa.

  • Que se garantice una formación humanística, integral, ética y de valores, científica y técnica; a través de la combinación del estudio-trabajo, en los servicios de salud, donde aprenda haciendo, en los diferentes escenarios de la estrategia de atención primaria de salud.

  • Que el profesor se convierta en guía, conductor y tutor del aprendizaje de sus educandos.

  • Que el profesor se preocupe por su nivel de competencia laboral, sea ejemplo en su conducta moral y profesional, hacia la autosuperación y el desarrollo profesoral permanente.

  • Incremento de la exigencia y control del proceso formativo y de la evaluación del aprendizaje y sus resultados.


Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 14 actividades principales:

  • Creación de al menos una Facultad de Medicina en cada provincia.

  • Perfeccionamiento del sistema de planificación y control del proceso docente educativo.

  • Perfeccionamiento del proceso docente educativo en todos los Centros de Educación Médica Superior, sobre la base del Modelo Profesional, los objetivos educacionales terminales, los métodos activos, en los servicios de salud, priorizándose la atención primaria, así como con el empleo de los recursos audiovisuales e informáticos modernos.

  • Perfeccionamiento del sistema de evaluación del aprendizaje. Exigencia. No facilismo. Calidad de los exámenes: planeamiento y resultados. Mejorar los métodos evaluativos. Análisis de la calidad de la promoción. Acabar con el fraude académico.

  • Control de la calidad de las actividades de la educación en el trabajo en los servicios de salud.

  • Desarrollo de un plan de formación político-ideológica de los futuros profesionales: actitud, disposición, conciencia, calidad humana, ser revolucionario. Moral socialista. Actitud superior.

  • Exigencia en el cumplimiento principios de la ética médica de profesores y educandos, especialmente en el ciclo clínico epidemiológico.

  • Control del cumplimiento del reglamento del Destacamento "Dr. Carlos J. Finlay".

  • Exigencia en la evaluación profesoral. Garantizar la formación profesoral en los fundamentos de la educación médica. Acabar con el facilismo en el proceso docente y la evaluación del aprendizaje.

  • Control institucional de la calidad de la enseñanza, la formación y la educación.

  • Combinar estudiantes cubanos y extranjeros en su ubicación en el ciclo clínico epidemiológico.

  • Perfeccionamiento sistemático de los planes y programas de estudio de las carreras de Ciencias Médicas.

  • Perfeccionamiento del proceso de ubicación del graduado sobre la base del principio de la incondicionalidad.

  • Revisión de las estructuras de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Federación Estudiantil Universitaria en los Centros de Educación Médica Superior. Aseguramiento atención política del estudiantado.

 

CONSIDERACIONES FINALES

Especial mención merece el hecho de que en la ejecución del sistema de acciones necesarias para garantizar la implementación de la idea integradora en la práctica educativa, jugó un importante papel el liderazgo político- ejecutivo y democrático-reflexivo de Fidel Castro

Fidel no solo decidía y controlaba la ejecución de las principales tareas vinculadas al desarrollo de la educación médica cubana, sino que de hecho privilegió el ejercicio de un liderazgo democrático, promotor de los cambios por la vía de la reflexión y el análisis colectivo con los principales actores clave de los procesos transformadores en desarrollo.

Este estilo de dirección se concretó en las múltiples reuniones que llevó a cabo con profesores y estudiantes de medicina, en las que presidió un debate donde prevaleció la idea de poner a Cuba al nivel del desarrollo científico mundial. Su pensamiento y acción revolucionaria se enriquecía en estos encuentros, en el ejercicio de la abogacía que realizaba en pro de las transformaciones necesarias, no siempre aceptadas de inicio por sus potenciales ejecutores. Su liderazgo orientado al logro de transformaciones radicales fue siempre educativo; sus palabras, didácticas por excelencia, de manera rápida abordaban las áreas críticas para sensibilizar, convencer y construir consensos.

El estudio realizado permite concluir que el pensamiento y la acción de Fidel contribuyó de forma decisiva a fundamentar y consolidar ideas estratégicas vinculadas al proceso docente educativo que hoy tipifican a la educación médica cubana tales como:

  • La concepción de educación en el trabajo, principio rector de la educación médica cubana, desarrollada en la integración de la docencia, la asistencia y la investigación en la práctica médica.

  • La conceptualización del modelo profesional del médico cubano que lo distinga por su elevado rigor técnico profesional, científicamente fundamentado, y su dimensión humana y ética.

  • El rol fundamental del ejemplo y la exigencia del profesor como un modelo en la formación.

  • La pertinencia de los métodos activos de aprendizaje unido a un riguroso sistema de evaluación.

  • La necesidad del perfeccionamiento continuo de los planes de estudio y de la planificación y control del proceso docente educativo.

  • La concepción de que la estrategia de atención primaria de salud es premisa de calidad en la atención médica y espacio para una integración docente, asistencial e investigativa de nuevo tipo que le confiere a sus escenarios un alto impacto formativo integral.


La materialización de las ideas estratégicas enunciadas, entre otras, ha permitido incrementar la calidad y la pertinencia de la educación médica cubana.


CONFLICTOS DE INTERESES

Los autores declaran que no tienen conflicto de intereses en el desarrollo de su investigación.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Borroto Cruz ER, Salas Perea RS, Aneiros Riba R. El pensamiento de Fidel en la formación de recursos humanos y la educación médica. En: Estudio del pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre la salud, la medicina familiar y la educación médica cubanas (1959-2006). Segunda Parte. Educ Med Super. 2011;25(supl).

2. Alemañy Pérez EJ, Otero Iglesias J, Borroto Cruz ER, Díaz-Perera Fernandez GM. El pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre el modelo del especialista en Medicina General Integral. Edu. Met. Super. 2002;16(3):231-48.

3. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto celebrado por la Sociedad Espeleológica de Cuba en la Academia de Ciencias. el 15 de enero 1960 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

4. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Plaza de la Revolución para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo. 22 de diciembre 1961 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

5. Castro Ruz F. Clausura del Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes. 4 de abril 1962 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

6. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón". 17 de Octubre 1962 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

7. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de graduación de 250 médicos. 10 de septiembre 1964 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

8. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Graduación de la Universidad de La Habana. 8 de diciembre 1972 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

9. Castro Ruz F. Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria. 13 de marzo 1979 [citado 2 Feb 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

10. Castro Ruz F. Reunión para constituir el I Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", 6 de enero 1982 [folleto]. La Habana: MINSAP; 1982.

11. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Claustro Extraordinario de Profesores de Ciencias Médicas de La Habana, 11 de junio 1982. La Habana: Editora Política; 1982.

12. Castro Ruz F. Clausura del Claustro Nacional de Ciencias Médicas. Teatro "Karl Marx". 16 de abril 1983. La Habana: Editora Política; 1983.

13. Castro Ruz F. Discurso de conclusiones del Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas. 5 de mayo 1984 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

14. Castro Ruz F. Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria. 17 de mayo 1984. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

15. Castro Ruz F. Discurso de Clausura de Pedagogía´90. 9 de febrero 1990 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

16. Castro Ruz F. Clausura del Evento Científico con motivo del XXX Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba. 20 de febrero 1992 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

17. Castro Ruz F. Discurso Acto de Graduación del XIX Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay". 13 de agosto 2000 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

 

 

Recibido: 28 de febrero de 2017.
Aprobado: 13 de marzo de 2017.

 

 

Eugenio Radamés Borroto Cruz. Universidad San Gregorio de Portoviejo. Ecuador.
Correo electrónico: radamesborroto@gmail.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons