SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número5Embolismo de líquido amniótico: mitos y realidades etiopatogénicas de un síndrome potencialmente fatal índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Archivo Médico de Camagüey

versión On-line ISSN 1025-0255

AMC vol.19 no.5 Camagüey sep.-oct. 2015

 

ARTÍCULOS DE REVISIÓN

 

El método clínico en Medicina Tradicional y Natural

 

Clinical method in Traditional and Natural Medicine

 

 

Dra. Graciela Rodríguez de la Rosa; Dra. Anais Pino García

Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey. Camagüey, Cuba.

 

 


RESUMEN

Fundamento: el método clínico es la secuencia ordenada de acciones utilizadas por el personal médico. Es el método científico aplicado a la práctica clínica; el orden recorrido para estudiar y comprender el proceso salud–enfermedad. El desarrollo alcanzado por la medicina tradicional y natural, así como la diversidad de información en relación al diagnóstico clínico, motivaron la realización de este artículo.
Objetivo: abordar el método clínico desde el enfoque de la medicina tradicional.
Métodos: se realizó una revisión documental sobre el método clínico y su aplicación en la medicina tradicional, para lo que se utilizaron las principales bases de datos médicas (Scielo, PubMed, EBSCO, Hinari). De 25 materiales escritos en idioma español e inglés, 19 correspondieron a artículos científicos y el resto libros publicados entre 1985 y 2015.
Desarrollo
: el método clínico es el orden de trabajo elaborado a través del desarrollo de la relación médico-paciente, con la historia clínica como herramienta de registro; para llegar a un diagnóstico integral en un individuo, su pronóstico y manejo. En correspondencia con el lineamiento 156 del PCC: consolidar la enseñanza y el empleo del método clínico y epidemiológico de manera que contribuyan al uso racional de los medios tecnológicos para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades; fueron analizados los fundamentos fisiológicos y metodológicos del método clínico en medicina tradicional así como sus etapas y algoritmo de aplicación.
Conclusiones: la aplicación del método clínico en la medicina tradicional permite lograr un servicio de salud con eficiencia y calidad.

DeCS: PRÁCTICAS CLÍNICAS; REGISTROS MÉDICOS; MEDICINA TRADICIONAL; SERVICIOS DE SALUD/ética; LITERATURA DE REVISIÓN COMO ASUNTO.  


ABSTRACT

Background: clinical method is the organized sequence of actions used by doctors. It is the scientific method applied to the clinical practice as well as the order followed to study and understand the health-disease process. The development achieved by natural and traditional medicine and the diversity of information related to the clinical diagnosis have motivated the carrying out of this article.
Objective: to tackle the clinical method from the approach of natural and traditional medicine.
Methods: a documentary review on clinical method and its application in natural and traditional medicine was made. The main medical data bases (Scielo, PubMed, EBSCO, Hinari) were used. Of 25 materials in Spanish and English, 19 were scientific articles and the rest were books published between 1985 and 2015.
Development: clinical method is the work order made by means of the development of the patient-doctor relationship, using the medical history as a record tool with the objective of arriving at a comprehensive diagnosis of a patient, the prognosis and the management. According to the guideline number 156 of the Cuban Communist Party (PCC, Spanish acronym) it is necessary to: consolidate the teaching and use of clinical and epidemiological methods so they can contribute to the rational use of technological means for the diagnosis and treatment of diseases. The physiological and methodological foundations of the clinical method in natural and traditional medicine, as well as its stages and the application algorithm, were analyzed.
Conclusions: the application of the clinical method in natural and traditional medicine allows achieving an efficient and quality health service.

DeCS: CLINICAL CLERKSHIP; MEDICAL RECORDS; MEDICINE, TRADITIONAL; HEALTH SERVICES/ethics; REVIEW LITERATURE AS TOPIC.  


 

 

INTRODUCCIÓN

La medicina es la ciencia encargada de conocer, prevenir y curar las enfermedades, ella agrupa numerosas ciencias: biológicas, naturales y sociales, no se limita al ser como individuo, sino que lo aborda desde su entorno psicológico, biológico y social, y que tiene en cuenta el problema de salud individual y el de toda la sociedad.

Toda ciencia aplica métodos para abordar el estudio de los problemas particulares que atañen a su dominio, su esfera de actividad, su objeto de estudio, de ellos extrae el conocimiento que la enriquece y amplía como ciencia. 1

El rasgo distintivo de la ciencia es el método científico, el cual sigue una secuencia de acciones para llegar a un resultado final que de solución a un problema planteado o una necesidad sentida. Así mismo el rasgo distintivo en la práctica de la medicina es la utilización del método clínico.

El método clínico es el proceso o secuencia ordenada de acciones que los médicos han desarrollado para generar su conocimiento desde el comienzo de la era científica. Al aplicar el método clínico se elabora y construye el conocimiento médico. 2 Su origen está indisolublemente ligado a la relación médico-paciente, su esencia más profunda. Es a partir de esta relación donde queda definido el papel del médico como sujeto del conocimiento y el papel del enfermo o paciente como objeto de ese conocimiento. En esta relación, el conocimiento surge y se desarrolla como proceso diagnóstico de la enfermedad, solo cuando se emplea el método clínico. 2,3 Este conocimiento aplicado a la búsqueda de una solución tiene una connotación histórico-social, dado que el proceso de conocer depende del tiempo y el espacio de una sociedad.

Algunos autores, entre los que se encuentran Moreno Rodríguez MA, 1 e Ilizástigui Dupuy F, et al,3 distinguen entre proceso y método como categorías y asumen como concepto de proceso la sucesión de estados de un objeto determinado, es decir, los cambios en el tiempo de los estados de un objeto, mientras que el método se refiere a la manera determinada de procedimientos para ordenar la actividad a fin de lograr un objetivo, o sea, el método describe la dinámica del proceso, la vía lógica para su ejecución. Salas Perea, citado por Corona Martínez LA, 4 asume que el método es el sistema de acciones sucesivas y conscientes del hombre, que tiende a alcanzar un resultado que se corresponde con el objetivo trazado. En correspondencia con lo planteado anteriormente no se referirá en lo subsiguiente al método clínico como método en sí, sino como proceso.

Desconocer o subvalorar el método clínico y subordinarlo a los dictados de los resultados obtenidos por los medios diagnósticos, creer que estos últimos en el futuro podrán sustituir al médico como sujeto del conocimiento e implementador de los procedimientos clínicos, se convierte en un estado de opinión que gana terreno en muchos escenarios, en detrimento del ejercicio científico de la asistencia médica. 2

El desarrollo que ha alcanzado la Medicina Tradicional y Natural (MTN) en el sistema de Salud Pública y en las ciencias en general, así como la diversidad de información bibliográfica en relación al método clínico, obliga a profundizar en el estudio de esta materia para recoger, sintetizar y expresar de manera didáctica y en forma sencilla los aspectos fundamentales lo que permite establecer el método clínico en MTN, objetivo general de esta revisión. De esta forma se le da cumplimiento a los lineamientos 156 y 158 del Partido Comunista de Cuba:

- 156. Consolidar la enseñanza y el empleo del método clínico y epidemiológico y el estudio del entorno social en el abordaje de los problemas de salud de la población, de manera que contribuyan al uso racional de los medios tecnológicos para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.
- 158. Prestar la máxima atención al desarrollo de la medicina natural y tradicional.5

Por lo que se hace imprescindible aplicar el método clínico en la MTN para establecer un diagnóstico tradicional correcto y prescribir un tratamiento efectivo.

 

MÉTODOS

Se realizó una revisión bibliográfica en el Centro Provincial de Información de Camagüey, tanto en Infomed como en Internet, sobre el método clínico y su aplicación en la medicina tradicional para lo que se utilizaron las principales bases de datos médicas (Scielo (11 artículos), PubMed (3 artículos), EBSCO, Hinari)un total de 25 materiales, los cuales fueron escogidos por ajustarse al tema, escritos en idioma español e inglés. De estos, 19 correspondieron a artículos científicos y el resto libros publicados entre 1985 y 2015.

 

DESARROLLO

Las sociedades al enriquecer su nivel intelectual, producen nuevos conocimientos. La perspectiva histórica demuestra claramente, que el surgimiento del método clínico dio origen a la medicina como ciencia, que transformó gradualmente al enfermo en paciente y al acompañante, mago o hechicero, en médico. El origen social de la medicina y la relación gnoseológica fundamental médico-paciente, pautada por el método clínico, hizo posible el surgimiento y desarrollo del proceso cognoscitivo diagnóstico que no puede existir al margen de dicha relación. 3,7

La adquisición de los conocimientos no está separada del empleo de los conocimientos. De ellos  interesa destacar:
-Conocimiento popular: conocimiento cotidiano que se transmite de persona a persona por la palabra.
-Conocimiento pseudo-científico: conocimiento sistematizado, social y metódico, que no es el conocimiento científico propio de la ciencia médica sino un saber rudimentario.

El conocimiento científico propio de las ciencias médicas utiliza una forma de razonar para lo cual aplica un método, el método clínico. Este se ha sistematizado a través del tiempo como un orden–método para abordar la problemática de salud y de enfermedad de los individuos.

El método clínico puede ser analizado desde:
- El objetivo: diagnóstico, pronóstico y recomendaciones.
- Las condiciones de realización: contexto donde se aplica el método clínico (consulta médica).
Cuando se inicia una consulta médica se establece una relación de comunicación entre el médico y el paciente, conocida como relación médico-paciente. Cada encuentro con cada paciente es un momento de singularidad. Médico y paciente buscan una meta y se produce una negociación a través de este vínculo en pos de lograr decisiones que llevarán a la búsqueda de soluciones al o los problemas que aquejan al que consulta. La interrelación dialéctica médico-paciente es fuente del desarrollo del método clínico. 1

El médico con capacidad de manejo del método clínico es el que está más cerca de la médula de la profesión. Desde Hipócrates, citado por Ilizástigui Dupuy F, et al, 3 no se describe otro espacio para el médico que tenga esta dimensión y protagonismo.

Se debe considerar también la ética en el comportamiento, en las conductas morales en los contactos con el paciente, tanto en los límites como en el profesionalismo. La sociedad moderna impone cada vez más cuidado en controlar estos aspectos que sorprendentemente no siempre son considerados con la seriedad que merecen.8,9

En los últimos años, el método clínico ha sufrido un deterioro universal, el cual es inevitable no conocer. Diversos factores se han implicado en este proceso: el resquebrajamiento de la relación médico-paciente condicionado generalmente por la tan conocida presión asistencial a la que se está sometido, el menosprecio por el valor del interrogatorio y el examen físico del componente clínico de la medicina y la utilización cada vez más irracional de la tecnología, sobre todo, la más sofisticada y cara para llegar al diagnóstico. Según la autorizada opinión del profesor Fernández Sacasas, citado por Díaz Moreno RM, 10 la aplicación del método clínico no da la espalda a los avances científicos logrados en la medicina, sino que ha posibilitado en gran medida estos avances, al caracterizar, mediante la formulación y contraste de hipótesis, el cuadro de las enfermedades humanas que cambia constantemente, su diagnóstico oportuno, pronóstico, terapéutica y profilaxis, en provechosa interacción con el método epidemiológico y al beneficiarse de los aportes provenientes de las ciencias médicas.

El diagnóstico es la base fundamental de la atención a los pacientes y premisa indispensable en la terapéutica eficaz. Es muy conocido entre los médicos cubanos el aforismo de que en medicina dos más dos no siempre suman cuatro, esta sentencia se cita, sobre todo, refiriéndose al diagnóstico. 10

Los métodos clínico y científico están indisolublemente unidos ya que con cada entrevista médico-paciente, al aplicar el método clínico, se hace ciencia, de allí que las etapas de ambos métodos guarden una especial similitud.

Ilizástigui Dupuy F y Rodríguez Rivera L, 3 proponen las siguientes etapas del método científico:
-. La existencia de un problema: una laguna en el conocimiento, una situación que no ha podido tener solución por el pensamiento ordinario o sentido común y que se presenta como una necesidad.
-. Búsqueda, recolección y análisis de la información existente hasta el momento: independiente del juicio previo que tenga sobre ella el investigador.
-. Formulación de hipótesis o conjeturas: surgen del análisis del problema y de la información que sobre el mismo se dispone. De modo aparentemente lógico, racional, dan solución al problema.
-. Hipótesis o conjeturas son sometidas a prueba para demostrar su veracidad: de acuerdo a la hipótesis se planean y diseñan diversos procederes, experimentos, técnicas, las cuales deben seguir una metodología para dar respuesta de sí o no a la hipótesis, la cual si no se comprueba puede dar lugar a la formulación de otras nuevas, la negación de la misma es también un avance del conocimiento científico, y si por el contrario se comprueba debe darle solución parcial o total al problema.
-. Comunicación a la sociedad científica internacional de los resultados de la investigación: permitirá que otros científicos pongan a prueba la comprobación realizada y la reproduzcan en su totalidad en condiciones similares.

La medicina individual, la clínica, utiliza el método científico a escala observacional y experimental ya que toda observación bien hecha es una investigación y toda terapéutica bien diseñada es un experimento. Para seguir el precepto de Sergent E, célebre clínico francés de la primera mitad del presente siglo, citado por Corona Martínez LA, 4 de lo que se trata es de mirar terca y tenazmente, el experimento espontáneo que todo enfermo brinda.

El método clínico no es más que la aplicación del método científico al trabajo diario con los pacientes, por lo que sus etapas se desprenden de las ya mencionadas del método científico con las peculiaridades que distinguen la especial relación médico-paciente inherente a la práctica médica. 4

Etapas:
-. Existencia de un problema: trastorno o pérdida de la salud, motivo de consulta.
-. Búsqueda de información básica: interrogatorio y examen físico, es decir, la confección de la historia clínica individual.
-. Formulación de hipótesis o conjeturas: el o los diagnósticos presuntivos. Deben estar bien definidos, tener un fundamento científico.
-. Diagnóstico presuntivo sometidas a contrastación: mediante el estudio de la evolución del paciente y los medios diagnósticos (uso de la tecnología a nuestro alcance)
-. Confirmación, negación del diagnóstico (hipótesis) o surgimiento de nuevos problemas.

El instrumento utilizado para revelar y registrar los datos es la historia clínica (registro médico), la cual es una metodología cuantitativa (cuantos más datos, más información) que se suma y completa el método clínico. Para la MTN reviste gran importancia la realización de la historia tradicional, a través de los datos recogidos en ella se puede llegar a la diferenciación de síndromes para establecer el diagnóstico tradicional.

El diagnóstico es la metodología que lleva al reconocimiento de la enfermedad a través del examen minucioso del paciente. La medicina tradicional china comprende cuatro aspectos: inspección ocular, auscultación – olfacción, interrogatorio y palpación, lo que se conoce en MTN como cuatro métodos diagnósticos. 11

La inspección ocular, auscultación y olfacción, interrogación y palpación son cuatro métodos diferentes de diagnóstico y cada uno de ellos desempeña un papel particular irremplazable. En la aplicación clínica hay que integrarlos orgánicamente, lo cual se denomina: análisis integral a través de los cuatro métodos, con miras a ubicar la enfermedad sistemática y globalmente y llegar a un diagnóstico correcto. Es errónea cualquier práctica que ponga énfasis tan solo en uno de los cuatro métodos y pase por alto los demás. El diagnóstico en medicina tradicional china se ha formado y desarrollado paso a paso en la larga práctica clínica y presta gran importancia a los reflejos objetivos de la fisiología y patología del organismo.

Es importante señalar que la medicina tradicional asiática es ante todo preventiva y que diagnosticar es conocer la enfermedad mediante los recursos a su alcance. La intención de esta investigación es mostrar brevemente los principales aspectos para establecer el diagnóstico tradicional a través de los recursos con que cuenta la medicina moderna y así poder prescribir de manera holística el tratamiento adecuado.

Semiotecnia:
1. Inspección ocular: se observan los cambios anormales en la expresión, color (tinte), constitución, postura del paciente, la lengua propia y su saburra, secreciones y excreciones, vasos digitales del dedo índice en los niños (similitud clínica con el examen del pulso en los adultos).
2. Auscultación- olfacción: la auscultación para la MTN incluye escuchar con atención: el habla y los sonidos (voz, respiración, tos, hipo y eructos, suspiros) todos ellos con una traducción clínica para la medicina tradicional china. Mientras que la olfacción tiene en cuenta el aliento, orina, heces, esputo, pus y flujos.
3. Interrogatorio o anamnesis: Para realizar un interrogatorio adecuado y relativamente completo deben considerarse esencialmente lo que la medicina tradicional china denomina Diez aspectos básicos de un interrogatorio acerca de:
-. Frío y calor
-. Sudor (transpiración)
-. Dolor
-. Sueño
-. Alimento-bebidas (apetito y preferencias, sed y deseo de beber líquidos, aliento y sabores en la boca)
-. Heces y orinas
-. Menstruación y flujos
-. Estado mental
Además de esto, debe interrogarse acerca de los efectos del tratamiento y de los medicamentos recibidos anteriormente.
4. Palpación: busca la existencia de cambios patológicos mediante la palpación, tacto y presión de ciertas áreas específicas del cuerpo del paciente. Comprende dos partes: la palpación en las diferentes regiones del cuerpo y puntos acupunturales y la palpación, fundamentalmente, de los pulsos arteriales radiales.

En la práctica clínica una de las técnicas de comunicación más utilizada lo constituye la entrevista, la cual sino se realiza se deduce que no se ha comenzado siquiera el acto médico y en eso juega un papel fundamental en primer lugar el interrogatorio y luego el examen físico.

La semiotecnia en el diagnóstico clínico en medicina tradicional china
Los datos de la anamnesis y exploración física influyen entre sí. La primera podrá orientar hacia una exploración de ciertos órganos y a su vez los datos de la exploración física alentar a hacer un interrogatorio más detallado sobre ciertos sistemas y órganos.

La historia de la medicina en general muestra que los chinos realizaban el diagnóstico de las enfermedades de esa manera y luego desde Hipócrates hasta la actualidad, la medicina clásica ha aplicado esta semiología de forma diferente, o sea, el interrogatorio primero y el examen físico después. La experiencia y aprendizaje de los profesionales de la medicina clásica han demostrado que este orden de aplicación obedece al proceso de comunicación establecido entre el médico-paciente.

La aplicación de este proceso comienza desde el momento preciso en que llega el paciente al médico, solicita ayuda y este en su afán de ayudarlo comienza a indagar en el problema del paciente a través del interrogatorio, para buscar así las respuestas a sus interrogantes. Este proceso por lógica dialéctica tiene que ir de la entrevista al examen físico, o sea, de lo simple a lo profundo; proceso que se establece a través de la semiología y la propedéutica establecida por la medicina clásica, demostrada metodológicamente hace miles de años.

Se puede concluir, por tanto, que la metodología de hacer diagnóstico en medicina tradicional china no contradice la manera prevista, utilizar ambos métodos permitirá facilitar el proceso de diagnóstico a la vez que éste será más didáctico y con la base de un pensamiento lineal, de lo superficial a lo profundo.

La validación de los procederes de la MTN al aplicar el método científico, es decir, al realizar estudios aleatorizados con alto rigor científico, es una manera de complementar y prestigiar la aplicación del método clínico en la MTN, pues sin un correcto interrogatorio, examen físico, y diagnóstico tradicional certero sería imposible prescribir un tratamiento por medicina tradicional. 12,13

El examen físico complementa al interrogatorio y aunque aporta menos al diagnóstico médico, difícilmente podría subestimarse su importancia. Para garantizar la buena calidad de un examen físico debe hacerse después del interrogatorio para que este sirva de guía, con minuciosidad y respetando un orden preestablecido, y en condiciones de privacidad para el paciente. 14

Existen distintos métodos para ejecutar el diagnóstico clínico, estos métodos dependen de la escuela médica a la que pertenece un médico, de sus hábitos y experiencia personal y de la especialidad que ejerce.

Díaz J, et al, 15 proponen los siguientes principios del razonamiento diagnóstico:
-. Hacer un resumen objetivo del caso: ordenar la información.
-. Jerarquizar los síntomas y signos de acuerdo con su sensibilidad, especificidad, valor predictivo, importancia relativa en la fisiopatología de la enfermedad y potencial gravedad, entre otros aspectos.
-. Agrupar los síntomas y signos encontrados.
-. No hipertrofiar el diagnóstico con la creación de síndromes artificiales.
-. Tener una visión holística y evitar el reduccionismo.
-. Existen enfermos, no enfermedades, lo que también es un principio de la homeopatía y una modalidad de la MTN aprobada por resolución ministerial. 16

Gran parte del tiempo dedicado a la práctica clínica se utiliza en hacer diagnósticos. Todos necesitan un diagnóstico confiable para poder adoptar conductas terapéuticas correctas y emitir un pronóstico. Este es un elemento fundamental en la cadena de actividades que implica una buena atención médica; si es incorrecto, con mucha probabilidad llevará a conductas o decisiones erróneas, no exentas de riesgo.

En el método clínico, es la clínica la que guía al laboratorio y no debe ser a la inversa porque la primera variante constituye la única forma humanizada de actuar, de encontrar racionalmente la verdad y de evitar muchos errores, pérdida de tiempo, gastos innecesarios de recursos y riesgos para el paciente.

El gran desarrollo en la técnica pudiera llevar a la falsa idea de que en esta época de tanto adelanto tecnológico con sofisticados equipos de laboratorio clínico, de microbiología, imágenes y de notable desarrollo en la inmunología y la genética; el interrogatorio, el examen físico minucioso, el diagnóstico de síntomas y signos, el planteamiento de síndromes y de entidades nosológicas en la cabecera del enfermo resultan obsoletos y que el método científico aplicado al proceso salud-enfermedad, o sea, el método clínico resulta inadecuado. 17

En la práctica asistencial diaria, generalmente no se identifica claramente todos los pasos del proceso del razonamiento para llegar a un diagnóstico y luego a una conducta adecuada. 18 Muchas veces se olvida que la relación médico - paciente es el eslabón más sensible y humano de la práctica médica en todos los tiempos y por mucho que avance la ciencia y la tecnología ninguna máquina podrá sustituir a la comunicación directa, de persona a persona, saber escuchar a cada persona es fundamental en la práctica médica. 19

Selma-Housein A, citado por Cruz Hernández J, et al, 20 propone:
-. No indicar complementarios cuyo resultado no contribuya a variar la conducta médica.
-. Ir de los exámenes más simples a los más complejos.
-. No realizar sistemáticas de exámenes o los llamados perfiles.
-. Aportar datos clínicos suficientes al indicar algún complementario.
-. Interconsultar con los médicos de especialidades diagnósticas la conveniencia de la realización de algún complementario.

Al priorizar las investigaciones médicas por sobre el interrogatorio y el examen físico se sustituye la relación médico-paciente por la relación médico-máquina-paciente, por lo que se pierde uno de los eslabones más valiosos del método clínico. Utilizar los chequeos de rutina va en contra del método clínico y del pensamiento científico que debe caracterizar a todo profesional de salud. 21

Si se prescinde o elimina la ciencia clínica, la medicina se encarecería notablemente. 22
Los extraordinarios progresos de la medicina en los últimos 50 años, no han constituido evidencia de que los exámenes complementarios puedan sustituir a la habilidad clínica del médico en la atención al paciente, por lo que lejos de poderse pensar en la muerte del método clínico, su vigencia e importancia en la medicina contemporánea son incuestionables.

Los exámenes complementarios ayudan a corroborar o rechazar el diagnóstico presuntivo en la medicina tradicional, al cual se llega a través del método clínico, y la utilización de los cuatro métodos diagnósticos de la MTN, lo que permitirá realizar la diferenciación de síndromes de acuerdo a:
-. Ocho principios: externo o superficial/interno o profundo, frío/calor, deficiencia/exceso, Yin/Yang (posee carácter universal y es la base fundamental del resto de los métodos de diferenciación).
-. Afectaciones en la energía, sangre y líquidos corporales (Qi, Xue y Jinye): se relaciona con la siguiente y ambas se complementan.
-. Órganos Zang Fu: se aplica fundamentalmente a enfermedades complejas, sirve de sustento a otras diferenciaciones.
-. Meridianos y colaterales afectados.
-. Por estratos energéticos: se aplica a las enfermedades febriles.
-. Diferenciación etiológica.

Es el proceso mediante el cual se analizan y sintetizan, de acuerdo con las teorías básicas de la MTN y los datos clínicos (síntomas y signos obtenidos por medio de los cuatro métodos diagnósticos), la relación interna entre los distintos factores y diversos cambios patológicos que permitirán hacer un correcto diagnóstico tradicional e imponer el tratamiento (receta tradicional). La diferenciación de síndromes y el tratamiento basado en ella son los eslabones más importantes de la aplicación clínica de la medicina tradicional china, se interrelacionan y son inseparables en el proceso de diagnóstico y tratamiento. Tiene como objetivo conocer la enfermedad, el pronóstico y tratamiento, para adoptar los métodos terapéuticos más apropiados y de esta forma obtener los efectos esperados. 11

También se impone en estos tiempos la necesidad del uso, con medida, de los recursos terapéuticos. En ocasiones, la prescripción de un medicamento constituye erróneamente, por parte del paciente, la única forma de valorar como satisfactoria la atención médica. Es una responsabilidad del médico indicar los medicamentos de forma acertada y racional.

La Medicina Natural y Tradicional con sus diez modalidades aprobadas en Cuba se convierte en una opción para la comunidad científica en el tratamiento de múltiples enfermedades, esta constituye una vía para evadir los efectos adversos para el paciente, derivados de la síntesis química de los medicamentos. Tanto en el plano médico como en el económico, busca mayor acceso y aceptabilidad social, rescata la práctica popular tradicional, recoge la valiosa experiencia clínica-social y fundamentalmente garantiza un mayor ahorro económico en la sustitución de los medicamentos convencionales por técnicas sencillas, inocuas y eficaces para enfermedades psicosomáticas o funcionales.

Los síntomas y signos recogidos mediante los cuatro métodos diagnósticos se registran en la historia clínica tradicional. Esta constituye una fuente esencial de información acerca de los problemas de salud de una persona, tanto como una medida de la pericia del médico. Aunque no existe un modelo ideal de historia clínica, se considera, en general, que esta debe constar de las siguientes características: veracidad, exactitud, claridad, rigurosidad y exhaustividad.23

Toda práctica médica, ya sea en la MTN o medicina occidental moderna, que no se base en el método clínico, será ajena a la ciencia clínica y en gran parte, responsable de la mala práctica médica. 24

 

CONCLUSIONES

El Método Clínico en Medicina Tradicional como para la Medicina Interna, es una guía de trabajo elaborada por el profesional médico, aplicable a la instancia de la consulta médica, que tiene entre sus pilares básicos la relación médico-paciente y una herramienta de registro; la historia clínica tradicional, con el objetivo de llegar a un diagnóstico tradicional y convencional de la enfermedad que afecta a un individuo. Ni la mejor tecnología puede sustituirlo en esta función, de lo cual debe estar consciente todo profesional de la salud que desee brindar una atención esmerada a sus pacientes.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Moreno Rodríguez MA. El método clínico, las buenas prácticas clínicas y el profesionalismo médico. Medisur [Internet]. 2010 [citado 29 Oct 2014];8(5):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1323/6079

2. Pérez Lache N. Lugar y papel del método clínico. Rev cubana med [Internet]. 2011 Ene-Mar [citado 13 Nov 2014];50(1):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S003475232011000100012&script=sci_arttext&tlng

3. Ilizástigui Dupuy F, Rodríguez Ribera L. El método clínico. Medisur [Internet]. 2010 [citado 29 Oct 2014];8(5):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/viewArticle/1311

4. Corona Martínez LA. El método clínico como un método para el diagnóstico médico. Crítica a una concepción vigente. Medisur [Internet]. 2010 [citado 24 Oct 2014];8(5):[aprox. 3 p.]. Disponible en:  http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1324/6080

5. Partido Comunista de Cuba. VI Congreso. Lineamientos de la política económica y social del partido y la Revolución. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2011.

6. Arteaga Herrera J, Fernández Sacasas JA. El método clínico y el método científico. Medisur [Internet]. 2010 [citado 13 Nov 2014];8(5):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/viewArticle/1312

7. Díaz Novás J, Gallego Machado BR, Calles Calviño A. Bases y  particularidades del método clínico en la atención primaria de salud. Rev Cubana Med Gen Integr [Internet]. 2011 Abr-Jun [citado 29 Oct 2014];27(2):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21252011000200011&script=sci_arttext

8. Moreno Rodríguez MA. El arte y la ciencia en la anamnesis. Medisur [Internet]. 2010 [citado 11 Nov 2014];8(5):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1314/353

9. Moreno Rodríguez MA. Crisis del método clínico. Medisur [Internet]. 2010 [citado 11 Nov 2014];8(5):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1316/357

10. Díaz Moreno RM. Algo más sobre medicina natural y tradicional. Rev Cub de Salud Púb [Internet]. 2013 [citado 21 Nov 2014];39(4):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/214/21429933019.pdf

11. Jaramillo JJ,  Min Ming. Fundamentos de la Medicina Tradicional China. Bogotá: Tercer mundo Editores; 1985.

12. Silva Ayçaguer LC, Rojas Ochoa F, Sansó Soberats F, Alonso Galbán P. Medicina Convencional y Medicina Natural y Tradicional: razones y sinrazones metodológicas. Rev Cubana Salud Pública [Internet]. 2013 Jul-Sep [citado 11 Nov 2014];39(3):[aprox. 20 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-34662013000300011&script=sci_arttext

13. Consejo Editorial Ecimed. En defensa de una medicina natural y tradicional avalada por la ciencia. Rev Cubana Salud Pública [Internet]. 2013 Sep-Dic [citado 11 Nov 2014];39(4):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-34662013000400001&script=sci_arttext

14. Rojas Ochoa F, Silva Ayçaguer LC, Alonso Galbán P, Sansó Soberats F. La Medicina Natural y Tradicional y la Medicina Convencional no responden a paradigmas en pugna. Rev Cubana Salud Pública [Internet]. 2013 Jul-Sep [citado 14 Nov 2014];39(3):[aprox. 22 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-34662013000300012&script=sci_arttext&tlng=en

15. Díaz Novás J. Gallego Machado B, León González A. El diagnóstico médico: bases y procedimientos. Rev Cubana Med Gen Intergr [Internet]. 2006 Ene-Mar [citado 20 Abr 2014];22(1):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol22_1_06/mgi07106.htm

16. MINSAP. Resolución Ministerial 261. Modalidades autorizadas en Cuba para la Medicina Natural y Tradicional. Ciudad de La Habana: Ministerio de Salud Pública; 2009.

17. Alberto Alfonso J, Laucirica Hernández C, Mondejar Rodríguez J. El método clínico frente a las nuevas tecnologías. Rev Med Electrón [Internet]. 2014 Jul-Ago [citado 20 Abr 2014];36(4):[aprox. 22 p.]. Disponible en:  http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242014000400012&lng=es&nrm=iso

18. Espinosa Brito A. La clínica y la Medicina Interna Rev cubana med [Internet]. 2014 Jul-Sep [citado 20 Abr 2014];52(3):[aprox. 17 p.]. Disponible en:  http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75232013000300008&lng=es&nrm=iso

19. Hernández Castellanos G, Cisneros Álvarez Y, Carrasco Feria MA, Osorio Serrano M. El método clínico: evaluación de acciones para fortalecerlo desde la asignatura Medicina Comunitaria en la carrera de Medicina. CCM [Internet]. 2013 Oct-Dic [citado 20 Abr 2014];17(4):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-   43812013000400010&lng=es&nrm=iso

20. Cruz Hernández J, Hernández García P, Abraham Marcel E, Dueñas Gobel N, Salvato Dueñas A. Importancia del Método Clínico. Rev Cubana Salud Pública [Internet]. 2012 Jul-Sep [citado 20 Abr 2014];38(3):[aprox. 21 p.]. Disponible en:   http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662012000300009

21. Alfonso de León AG. Utilización inadecuada de los avances científicos técnicos del laboratorio clínico y del método clínico. Repercusión en los servicios de salud. Rev Med Electrón [Internet]. 2013 Jul-Ago [citado 20 Abr 2014];35(4):[aprox. 14 p.]. Disponible en:http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242013000400008&lng=es&nrm=iso

22. Espinosa Brito A. Guías de práctica clínica “herramientas” para mejorar la calidad de la atención médica. Rev Habanera de Ciencias Med [Internet]. 2012 [citado 12 Nov 2014];11(1):[aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2012000100005

23. Llanio Navarro R. Historia clínica en la Atención secundaria. En: Llanio Navarro R, editor. Historia clínica: La mejor arma del médico en el diagnóstico de las enfermedades. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1987. p. 19-40.

24. Ilizástigui Dupuy F. Historia clínica estructurada por problemas. En: Nassiff Hadad A, Rodríguez Silva HM, Moreno Rodríguez MA, editores. Práctica clínica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2010. p. 41-54.

 

 

Recibido: 22 de junio de 2015
Aprobado: 25 de agosto de 2015

 



Dra. Graciela Rodríguez de la Rosa. Especialista de I Grado en Medicina Tradicional y Natural. Máster en Medicina Bioenergética y Natural. Profesor Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey. Email: rdelarosa@finlay.cmw.sld.cu

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons