SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 número2Células madre: un nuevo concepto de medicina regenerativa índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Revista Cubana de Endocrinología

versão On-line ISSN 1561-2953

Rev Cubana Endocrinol v.15 n.2 Ciudad de la Habana maio-ago. 2004

 

Historia

Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "Antonio Luaces Iraola", Ciego de Ávila

Doctor Guillermo García López (1905-1956), gran diabetólogo cubano

Dr. Dagoberto Álvarez Aldana1 y Dra. Yuliet Rodríguez Bebert2

Resumen

Con esta breve semblanza pretendemos esbozar algunos datos biográficos del profesor Guillermo García López (1905-1956) notable, pero casi desconocido galeno, y resaltar su labor profesional en el campo asistencial, docente y científico en nuestro país, que lo avalan como uno de los más importantes diabetólogos cubanos. Consultamos la bibliografía médica de la época, archivos, expedientes y otras fuentes para la realización de esta investigación. El doctor Guillermo García López aportó más de 50 contribuciones médicas, las cuales se publicaron en prestigiosas revistas dentro y fuera de Cuba. Sobresalió por sus estudios sobre la diabetes infantil, como se le llamaba en aquellos años, las mejores combinaciones de insulinitas, el uso de insulina NPH, las hormonas adrenocorticotrópicas (ACTH) y la cortisona, entre otros.

Introducción

La práctica médica en nuestro país durante la primera mitad del siglo pasado estaba caracterizada, entre otras cosas, por la comercialización y el poco empeño para solucionar los problemas de salud de la inmensa mayoría del pueblo. Los adelantos científicos introducidos en aquellos años satisfacían fundamentalmente las demandas de las clases élites de la sociedad.

A pesar de todo, es indudable que estos aportes repercutieron favorablemente en el desarrollo de las ciencias médicas de entonces, período matizado por frecuentes crisis políticas. En este contexto no pocos profesionales de diferentes especialidades de la medicina descollaron por sus valiosas contribuciones, que los hicieron acreedores de renombre en el ámbito científico, tanto en nuestro país como en el extranjero.

Uno de estos talentosos médicos fue el profesor Guillermo García López (1905-1956). Su legado científico aportó más de 50 contribuciones médicas, las cuales se publicaron en prestigiosas revistas dentro y fuera de Cuba, entre las que se encuentran: Revista de Medicina y Cirugía de La Habana, Archivos de la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana, Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, The Lancet, The Journal of the American Medical Association, The American Journal of the Medical Sciences y otras.

En el campo de la endocrinología, un valor sobresaliente tienen sus estudios sobre la diabetes infantil, como se le llamaba en aquellos años, las mejores combinaciones insulínicas, el uso de insulina NPH, las hormonas adrenocorticotrópicas (ACTH) y la cortisona.

Pretendemos, con esta breve semblanza, esbozar algunos datos biográficos de este notable, pero casi desconocido galeno, y además resaltar su labor profesional en el campo asistencial, docente y científico en nuestro país, que lo avalan como uno de los más importantes diabetólogos cubanos. Para obtener los datos que conforman esta investigación consultamos la bibliografía médica de la época, archivos, expedientes y otras fuentes.

Apuntes biográficos

El doctor Guillermo José García López nació en la provincia de Sancti Spíritus, el 4 de septiembre de 1905. Su padre se llamó José García Cañizares, natural de Sevilla, España. Era Doctor en Farmacia y perteneció a una ilustre familia espirituana. Fue hermano de Felipe García Cañizares, profesor sobresaliente y director del Jardín Botánico de la Universidad de La Habana, y del General Santiago García Cañizares, autor de importantes obras de Historia. Tenía otros 2 hermanos: Amelia y Cecilia. La primera fue madre de Felipe, profesor del Instituto de La Habana, y de Manuel, quien perteneció a la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales y a la Universidad de La Habana.

Una calle de Sancti Spíritus lleva el nombre de "Pepe García Cañizares". Don Pepe se casó con María de la Natividad López Trilles, natural de Sancti Spíritus, quien le dio 6 hijos: Felipe, el mayor; Conchita, quien murió siendo niña; María, José, Guillermo y, por último, Manuel.

El doctor García López comenzó sus estudios de Bachillerato en el "Colegio de La Salle de La Habana" y los culminó en el Instituto de La Habana, donde obtuvo el titulo de Bachiller en Letras y Ciencias el 17 de julio de 1922. En el curso 1922-1923 solicitó la matrícula del primer año en la Facultad de Medicina y Farmacia de la Universidad de La Habana. Allí conoció a Julio F. Schutte Visiedo, Laureano Falla Álvarez, Ramón Aixala Álvarez, Carlos Pérez Lamar y a José R. Buzzi Torralbas, notables médicos y grandes amigos. En esos años, junto a Pérez Lamar, organizó un pequeño negocio de copias de clases, para lo cual llegaron a crear un tipo abreviado de escritura. Estas reproducciones llegaron a tener éxito entre sus compañeros. En el cuarto y quinto años de su carrera es eximido del pago de 2 plazos de su matrícula por obtener premios ordinarios en las asignaturas examinadas.

En noviembre de 1926 le confieren, por decreto rectorar, la plaza de alumno ayudante de la cátedra de patología general número 5 de la Escuela de Medicina, la cual obtuvo por oposición. Fue ratificado en este mismo cargo dos años después, pero en la cátedra número 6.

Durante los últimos años de estudio (1926-1928), tuvo como maestro al profesor Carlos F. Cárdenas Pupo. García López realizó los ejercicios de grado de Doctor en Medicina en el Hospital "Nuestra Señora de las Mercedes" el 3 de agosto de 1928, con calificación de sobresaliente. El titulo fue expedido el 10 de agosto de ese año con el folio 48 y el número 1236.

También, por ejercicios de oposición, fue nombrado ayudante graduado de la cátedra número 6 (patología general con su clínica) de la Escuela de Medicina, el 1ro. de octubre de 1929.

Después de graduado pasó a la sala "Cabrera Saavedra", del Hospital Universitario "General Calixto García", con el profesor José Bisbé Alverni como director, donde comenzó a interesarse por las cuestiones de la nutrición. Obtuvo por oposición el nombramiento de Profesor Auxiliar el 24 de mayo de 1945.

Un contemporáneo lo describió así: "(…) siempre lo vimos muy delgado, más bien alto, y muy cargado de espaldas. El pelo algo claro, meticulosamente despeinado, le daba un cierto aire bohemio. Los ojos vivos, inquisitivos, profundamente incrustados en unas cuencas al parecer sin fondos, unas veces sí y otras no cubiertos por lentes, a veces miraba con tristeza y eran lo más desconcertantes en él. Nariz larga y boca amplia, en una cara perfectamente leptosomática, completaba su fisonomía. El tipo morfológico intensamente asténico, musculosamente flojo, lo predisponía al cansancio físico y la depresión espiritual. Su temperamento intensamente introvertido lo forzaba a vivir aislado, separado de los demás, rehuyendo el alivio indudable del apoyo amigo" (Villaverde M, Guillermo GL. Rev Vida Nueva: La Habana 1956;70(5-6):118,23).

A la caracterización sicológica antes descrita se asociaban las lesiones uretrales posinfecciosas que le hacían en extremo penosa la micción. Esto lo atormentó durante toda su vida y se sentía obligado a rehuir los lugares públicos por este motivo. También padeció de artritis reumatoidea que llegó a dificultarle notablemente el uso de la mano derecha, para lo cual empleó cortisona como tratamiento, por lo que fue uno de los primeros pacientes en el mundo en usar esta terapéutica. Fue portador de un glaucoma crónico que lo preocupó en extremo por temor a perder la visión. Contrajo matrimonio con la señora Antolina Sotolongo. Este fue de muy corta duración y sin descendencia.

En 1931 aparecieron sus primeras publicaciones: "La alcalinoterapia en las emergencias del diabético" y "Tratamiento de la delgadez", en "Anales de Vías Digestivas, Sangre y Nutrición".

El doctor Guillermo García López tuvo su primer gabinete en la calle San Lázaro No. 368 entre Espada y Hospital. Allí trabajó durante 2 años con los compañeros de siempre: los doctores Aixalá, Falla y Schutte hasta 1930. Posteriormente creó su segunda consulta en la esquina de O y 19, en el Vedado, junto a los profesores Domingo F. Ramos Delgado, Fernando Milanés Álvarez y otros distinguidos médicos, con el objetivo de fundar una clínica. Finalmente él y el doctor Milanés pusieron su consultorio, sociedad que duró hasta su muerte.

García López fue de los primeros médicos en ocuparse en Cuba de la diabetes infantil (1936). Tiene el mérito de ser el pionero en señalar las mejores asociaciones de las diferentes insulinas para el mejor logro del objetivo final del tratamiento del diabético (1939). Con el doctor Spies y un magnífico grupo de colaboradores, inició el estudio de la cortisona y el ACTH (1950-1951), el ácido fólico (1946) y la vitamina B12 (1950) a los que dedicaron unos 25 importantísimos trabajos. Fue el precursor en nuestro país del uso de las insulinas puras danesas y las sulfas antidiabéticas. También fue el que inició el estudio de la insulina NPH y uno de los primeros en el mundo en aconsejar mezclas más apropiadas para el tratamiento de casos particulares.

El doctor García López fue el primer entusiasta y estudioso de las insulinas lentas de Hadlas-Moeller en América, de moda en aquella época, y fue suya la observación de que con adecuadas mezclas de estas insulinas se pueden resolver todos los casos.

En 1946 inició los trabajos sobre el ácido fólico, realizados con la colaboración del profesor Tom D. Spies, de Birmingham, Alabama, Estados Unidos de Norteamérica, hasta 1952.

Durante este tiempo publicó no menos de 25 artículos con abundancia de primeras noticias para la ciencia universal, como por ejemplo, el hallazgo de que el ácido fólico y la vitamina B12, entre otros, son factores que intervienen en diferentes fases de la hematopoyesis y por eso son importantes en el tratamiento de las diferentes anemias.

Más de 50 contribuciones médicas es el legado científico de García López a nuestra patria. Un valor sobresaliente tienen sus estudios sobre la diabetes infantil, como se le llamaba en aquellos años, las mejores combinaciones de insulinitas, el uso de insulina NPH, sobre el ácido fólico, la vitamina B12, las hormonas adrenocorticotrópicas (ACTH) y la cortisona.

Su último trabajo científico fue presentado en la Sociedad Cubana de Endocrinología el miércoles 29 de febrero de 1956, titulada "Nuevos medicamentos antidiabéticos: insulinas "lentes" danesas y primeras experiencias con la N - sulfanilil - N2 - n - butil - carbamina (BZ55) por vía oral".

Se desempeñó como profesor de la cátedra de patología general y jefe del servicio de investigaciones de endocrinología y metabolismo. En 1944 fue nombrado para integrar, con carácter provisional, la junta de gobierno del Hospital "General Calixto García". Fue designado representante de la Escuela de Medicina para integrar el Instituto Nacional de Alimentación en abril de 1947. En 1952, por acuerdo de consejo universitario, formó parte del tribunal que juzgó lo ejercicios de concurso-oposición para Profesor Auxiliar de la cátedra de patología médica. Presidió la Sociedad Cubana de Endocrinología y ocupó altos cargos en la Sociedad Médica Panamericana.

Fue miembro de numerosas sociedades médicas, tanto en nuestro país como en el extranjero, entre las que se encuentran la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana, la Sociedad Cubana de Pediatría, la Endocrine Society y la American Diabetes Asociation, así como también del Medical College of Physicians, los 3 últimos radicados en los Estados Unidos.

Este notable diabetólogo, tal vez el más importante en la historia médica cubana, se suicidó el 7 de noviembre de 1956.

Summary

With this brief biographical profile we intend to outline some data on professor Guillermo García López (1905-1956), an outstanding but almost unknown doctor, and to highlight his professional work in the assistance, teaching and scientific field in our country, that makes him one of the most important Cuban diabetologists. We consulted the medical bibliography of that time, archives, records and other sources as part of this research. Doctor Guillermo García López made more than 50 medical contributions that were published in prestigious journals in Cuba and abroad. He stood out for his studies on infantile diabetes, as it was called in those years, the best insulin combinations, the use of NPH insulin, adrenocorticotropic hormones (ACTH) and cortisone, among others.

Producción científica del doctor Guillermo García López:

  1. García López G. La alcalinoterapia en las emergencias del diabético. Anal Vías Dig Sang Nutr 1931;4(1):1-8 (reproducción del trabajo anterior por la Revista Crón Méd Mex 1932).
  2. García López G. Tratamiento de la delgadez. Anal Vías Dig Sang Nutr: La Habana, 1931;4 (3):88-97.
  3. García López G. Modelo de historia clínica para la exploración del sistema neurovegetativo (del servicio de la cátedra de patología general con su clínica). Anal Vías Dig Sang y Nutr : La Habana,193;4(3):93-7.
  4. García López G. La dietoterapia de emergencia en el diabético complicado. Rev Med Cir Hab: La Habana, 1932;37(3):173-234.
  5. García López G. Contribución al estudio de la diabetes infantil. Jornada pediátrica de Santiago de Cuba, 1952:182.
  6. Hurtado F, García López G. Contribución al estudio del niño diabético. Bol Soc Cub Ped 1936:806.
  7. García López G. Basedow sin hipertiroidismo. Arch Soc Estud Clín Hab; La Habana, 1937; 31(3):175-86.
  8. Milanés Álvarez F, García López G. Contribución al tratamiento de los diabéticos hepáticos. Rev Vida Nueva: La Habana, 1937;39(3)15:170-78.
  9. García López G. Traitement Par L'Insuline Protamine-Zinc. L'Anne Therapeutique (referencia hecha por el profesor A. Ravina del método de asociación de la protamina zinc insulina con la insulina regular, realizado por el Dr. García López, incluyendo las indicaciones de esta);1939:28.
  10. García López G. Nueva experiencia con la protamina zinc-insulina. Exposición de un nuevo método de asociación. An Acad Cien Méd Fís Nat Hab: La Habana, 1939-1940;76:89-113.
  11. García López G. Técnica personal de la asociación de la protamina con la insulina regular. Actas y Trabajos del II Congreso Panamericano de Endocrinología. Montevideo, Uruguay. 1942;3:128.
  12. García López G. Presentación de un caso de enfermedad de Barraquer-Simons, con adenoma hipofisario. Arch Soc Estud Clín Hab 1951;3:183.
  13. Falla Álvarez L, García López G. Normas dietéticas para los hospitales de la República. Rev Vida Nueva: La Habana, 1943;52(3):101-28.
  14. García López G. La instantánea renal. Arch Soc Estud Clín Hab: La Habana, 1944;38(4): 407-32.
  15. García López G. La nutrición y la guerra. Instrucciones generales para la confección de una ración alimenticia adecuada. Trabajos de divulgación alimenticia en cooperación con el Coordinatión Comité: La Habana, 1942.
  16. García López G. Informe del subcomité de alimentación, incluyendo la moción presentada al VIII Congreso Médico Nacional, y modelos de dietas racionales de costo libre y de costo moderado, en cooperación con la Sra. Silvia Herrero de Campo, 1942; Mayo-Junio:79
  17. García López G. Dietas completas y suficientes (presentadas en la sección médica del I Congreso Nacional de Alimentación). Tribuna Médica: La Habana, 1954;4:61.
  18. García López G, Spies DT, Milanés F, López Toca R, Reboredo A. Estado actual de nuestras experiencias con ACTH y cortisona. Trabajo presentado en la Primera Conferencia Internacional sobre ACTH y Cortisona, celebrada en La Habana. el 13 de enero de 195l). Bol Col Méd Hab: La Habana, 1951;2(6):243-74.
  19. Spies Tom D, Fromeyer Walter B, García López G. Hemopoietic action of 5 methyl uracil (thymine) in Tropical Sprue. Rev Lancet 1946; junio 15:883.
  20. García López G, Spies TD. Falic acid in the rehabilitation of persons with Sprue. J Amer Med Assoc 1946;132:906-11.
  21. Spies Tom D, García López G. Synthetic folic acid, the effectiveness of a conjugated form in the treatment of tropical sprue. Addisonian pernicious anemia and nutritional macrocytic anemia. J Amer Med Assoc 1947;134:18-20.
  22. Spies Tom D, García López G, Stom RE, Milanés F, Brandenburg RO, Aramburu TA. Comparative study of the effectiveness of synthetic folic acid. Pteroydiglutamic acid, pteroyl triglytamic acid y pteroy - heptaglutamic acid (Bc Conjugate). Zeitschrift fur vita minfarchung 1947:19.
  23. Milanés F, Spies Tom D, Hernández Beguerie R, García López G. Some observations on the effect of synthetic folic acid on the alimentary tract of patients with tropical sprue. Rev Gastro 1948;15(1):33-4.
  24. Spies Tom D, García López G, Stom RE, Milanés F, Branderburg R, Arambuur T. Further obser vations on the specifity of the folic acid molecule. Blood, J Hemat 1948;3(1).
  25. Spies Tom D, García López G, Milanés F, Stom RE, López Toca R, Aramburu T. Treatment of nutritional macrocytic anemia with synthetic folic acid. Rev Lancet 1948;14:239.
  26. Spies Tom D, García López G, Milanés F, López Toca R, Culver B. Observations on the hemopoietic response of persone with tropical sprue to vitamine B12. South Med J 1948; 41(6):523-5
  27. Spies Tom D, Stone RE, García López G, Milanés F, Arambuur T, López Toca R. The association between gastric achlorhydria and subacute combined degenerational the spinal cord. Postgraduate Medicine 1948;4(2).
  28. García López G, Milanés F, López Toca R, Spies TD. The maintenance of patients with tropical sprue by means of massive doses of synthetic 5 - methyl uracil (thymine). Amer J Medical Scien 1948:216, 270, 274.
  29. Spies Tom D, Stone RE, García López G, Milanés F, López Toca R, Aramburu T. Thymine, folic acid and vitamin B12 in nutritional macrocytic anemia, tropical sprue and Pernicious Anemia. Lancet 1948;2:519.
  30. Spies Tom D, Suárez RM, García López G, Milanés F, Store RE, López Toca R, Aramburu T, Kartus Sam. Tentative appraisal of vitamin B12 as a therapeutic agent. J Amer Med Assoc 1949;39:521-5.
  31. Spies Tom D, García López G, Milanés F, López Toca R, Aramburu T. A note on the oral versus parenteral administration of vitamine B12. South Med J 1949;42(6):528-31.
  32. Spies Tom D, García López G, Milanés F, Stom RE, López Toca R, Arambuur T, Kartus Sam. Observations an the effect of an animal protein factor concentrate of persons with the macrocytic anemia or pernicious anemia of nutritional macrocytic anemia and of sprue on persons with nutritional glossitis. Blood. J Hematol 1949;4(7).
  33. García López G, Milanés F, Spies TD, López Toca R, Aramburu T, López Hady. The association of hypoproteinemia with severe tropical sprue. Amer J Med Scien 1949:218,666,668.
  34. Spies Tom D, García López G, Milanés F, López Toca R, Reboredo A, Aramburu M. A note of the eflect of pituitary adrenocorticotropic hormone (ACTH) and cortisone in ameliorating the symptoms of leukemia, and of cortisone in Hodking's desease. South Med J 1950;43(6):497.
  35. García López G, Spies TD, Milanés F, López Toca F, Reboredo A. Ensayos clínicos con ACTH y cortisone. Arch Hosp Univer: La Habana, 1950;2(3):247-63.
  36. Spies Tom D, García López G. Antianemic properties of a reaction product of vitamine B12 and the intrinsic factor. South Med J. 1950;43-206.
  37. Spies Tom D, Stone R, García López G, Milanés F, López Toca R, Reboredo A. Response to adrenocorticotropic hormone and cortisone in persons with carcinoma leukemia and lynphosarcoma. Lancet 1950;12:241.
  38. Spies Tom D, García López G, Milanés F, López Toca R, Reboredo A. Folic acid and vitamin B12 in anemia. GP 1950;3.
  39. Spies Tom D, García López G. The response of patients with pernicious anemia with nutritional macrocytic anemia and with tropical sprue to folic acid of cítrovorum factor. South Med J 1950;43:1076.
  40. Spies Tom D, Stone RE, García López G. Therapeutic indications for vitamine in mixtures. Postgraduate Medicine 1951:269.
  41. García López G, López Toca Rubén. Cirugía en el diabético. Simposium sobre Diabetes. Arch Hosp Univer 1951; Diciembre.
  42. García López G. Nuevas ideas en el tratamiento de la diabetes. Un cuarto de siglo de insulinoterapia. Anal Acad Cienc Méd Fís Nat Hab 1951;91:28-48.
  43. Spies Tom D, García López G. Clinical cases. Internat Rev Vit Res 1952:40.
  44. García López G. A clinical appraisal of ACTH and cortisone as therapeutic agents in dental medicine. Oral surg oral medic oral pathol 1952;5(1):25-40.
  45. Participación en la mesa redonda sobre estado actual del tratamiento de la diabetes. Libro de Actos del IX Congreso Médico Nacional, La Habana, 1955.
  46. García López G. Los nuevos medicamentos antidiabéticos: insulinas "lente" danesas y primeros experiencias con lo N-sufanilil-N2-n-butil-carbamida (BZ5S) por vía oral. Sesión del 29 de febrero de 1956, de la Sociedad Cubana de Endocrinología.
  47. García López G, Plasencia R. La protamina-zinc-insulina en la diabetes. Utilidad de los micrométodos para el control de su acción. Reporte preliminar. An Acad Cien Med Fis Nat Hab 1937;74:163.
  48. Milanés Álvarez F, Spies TD, García López G, López Toca R, Reboredo A, Morales E. Tratamiento de colitis ulcerativa por la ACTH y la cortisona. Arch Hosp Univ 1951;3(2):117-26.
  49. García López G, Spies TD, Menéndez JA, López Toca R. Folic acid in the rehabilitation of persons wiwth sprue. JAMA 1946;132:906-11
  50. García López G. Patología general, La Habana.
  51. García López G. El ron Bacardí en terapéutica y dietética. La Habana; 1934.p. 278.

Recibido: 4 de agosto de 2004. Aprobado: 10 de septiembre de 2004.
Dr. Dagoberto Álvarez Aldana. Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "Antonio Luaces Iraola", Ciego de Ávila, Cuba.

Fuente: Archivo Histórico de la Universidad de La Habana. Expediente estudiantil 10966 y expediente administrativo 7410 correspondientes al doctor Guillermo García López.

1 Especialista de I Grado en Endocrinología y en Medicina Familiar.
2 Residente de tercer año en Microbiología.


Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons