SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 número2Dermatitis herpetiforme. Presentación de un casoDefiniciones del síndrome metabólico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Médica Electrónica

versión On-line ISSN 1684-1824

Rev. Med. Electrón. vol.35 no.2 Matanzas mar.-abr. 2013

 

ARTÍCULO HISTÓRICO

 

Abelardo Ramírez Márquez: médico y revolucionario integral

 

 

Abelardo Ramírez Márquez: physician and integral revolutionary      

 

 

Dr. José Fernando Placeres Hernández

Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas. Matanzas, Cuba.

 

 


RESUMEN

En el presente  trabajo se resume aspectos de la vida y obra del Dr. Abelardo Ramírez Márquez, tanto desde su condición de médico, como de revolucionario integral. Se pretende contribuir a su divulgación entre las nuevas generaciones de directivos y salubristas del Sistema Nacional de Salud de Cuba, resaltando sus valores y rindiéndole homenaje a los 10 años de su desaparición física.

Palabras clave: Abelardo Ramírez Márquez, médico.


ABSTRACT

In the current work we summarize aspects of the life and work of Dr. Abelardo Ramirez Marquez, as a physician as much as an integral revolutionary. We pretend to contribute to his popularization among the new generations of health managers and technicians of the Cuban National Health System, drawing attention to his values and rendering him homage 10 years after his decease. 

Key words: Abelardo Ramírez Márquez, physician.


 

 

INTRODUCCIÓN

La salud pública revolucionaria cubana es componente de la formación de cuadros, formación que se hace esencialmente en la práctica social, enfrentando y resolviendo problemas, trabajando en asuntos de complejidad creciente. (1)     

Esta materia que constituye una ciencia integradora y multidisciplinaria responde a las necesidades de desarrollo del sector salud y de toda la sociedad. Entre las personalidades que atesora y más han aportado a su desarrollo se encuentra Abelardo Ramírez Márquez, tanto desde su condición de médico como de revolucionario integral.

Una de sus características más significativas al decir del Dr. Cs Pastor Castell-Florit Serrate, Director de la Escuela Nacional de Salud Pública, era ¨su amabilidad y creatividad presentes en todo momento. Estilista como cohesionador, querido por todos sus amigos y extremadamente respetado por sus pocos enemigos”.(2)

El objetivo del presente trabajo es contribuir con la divulgación de la historia y los valores de esta personalidad paradigmática y lo que representa para la formación de las nuevas generaciones de médicos. 

 

DESARROLLO

Trayectoria estudiantil docente y científica.

Nació en la ciudad de Pinar del Río, el 4 de noviembre de 1938, formando parte de una humilde familia. Entre los años 1951 y 1956 realizó su Bachillerato en Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza de esa ciudad. Tuvo que esperar hasta el curso escolar 1959-1960 para iniciar sus estudios de Medicina, al permanecer cerrada la Universidad de La Habana durante los años finales de la  lucha armada contra la dictadura de Fulgencio Batista. Se graduó como médico en el Pico Turquino en el año 1965, en acto presidido por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Posteriormente obtuvo los títulos de Especialista de Primer y Segundo Grado en Organización y Administración de Salud. (2-4)

Realizó además estudios de Licenciado en Ciencias Sociales en la Escuela Nacional del Partido ¨Ñico López¨ y de Máster en Salud Pública en México. En el momento de su fallecimiento, el 27 de diciembre de 2002, estaba presto para defender su doctorado ante el tribunal nombrado a tales efectos, recibiendo el Grado Científico de Doctor en Ciencias de la Salud Post-Mortem. (2-4)

El trabajo: "Propuesta de un Sistema de Monitoreo de la Equidad en Salud en Cuba" (5) realizado por el doctor Abelardo Ramírez Márquez, tenía como objetivos identificar las desigualdades que existen en materia de salud -tanto del estado de salud de la población como de sus determinantes- en términos territoriales y de grupos de población, teniendo en cuenta una perspectiva temporal; determinar las relaciones existentes entre los niveles del estado de salud de la población y los niveles de los determinantes de la salud; y valorar iniquidades en salud resultantes de las desigualdades identificadas. Igualmente abordar los enfoques prevalecientes acerca del concepto de equidad y en particular de equidad en salud, las experiencias de sistemas de monitoreo de la equidad en salud en países latinoamericanos y describir determinadas características del sistema de monitoreo propuesto. Se esperaba con dicho trabajo que el sistema pudiera poner de manifiesto realidades en la situación del estado de salud de la población y de los determinantes actualmente no visibles, identificando elementos para la producción de alertas dentro del sector salud y de otros sectores y producir resultados para la toma de decisiones en las diversas instancias del Sistema Nacional de Salud. 

Fue miembro de numerosas Sociedades Científicas y Presidente durante varios años de la sociedad que agrupaba a los profesionales dedicados a la Organización y Administración de Salud; vicepresidente del Comité Ejecutivo de la Organización Panamericana de la Salud; desde el 26 de marzo de 1991 presidente del Grupo Nacional de Aguas Minerales y Termalismo (6) y al morir presidía la Federación Latinoamericana de Termalismo y el Centro Latinoamericano de Medicina de Desastres, (CLAMED) (7) concebido y fundado por él gracias a su visión salubrista que traspasó el marco nacional, para dar respuesta al principio inviolable del pueblo cubano de brindar ayuda solidaria y desinteresada a todos los pueblos que fueran afectados por desastres causados por fenómenos naturales y antropológicos a través de la formación y la investigación en temas relacionadas con este aspecto, sin tener en cuenta diferencias ideológicas ni sociales e inspirados en el humanitario sentimiento de mitigar el dolor que generan las catástrofes, lo que enfrentó con éxito en múltiples situaciones y le permitió acumular notables experiencias en el cumplimiento de las medidas de preparación y disminución de daños, en desarrollar estudios de las premisas de desastres en los territorios, en el conocimiento de la vulnerabilidad y en la planificación realista de acuerdo a los recursos locales existentes. Fue fundador y coordinador del Programa del Médico y la Enfermera de la familia. Participó en cientos de congresos nacionales e internacionales. Se destacó su participación en los estudios conjuntos de Cuba con el CDC de Atlanta, Estados Unidos de América, durante la epidemia de Neuropatía que nos afectó en el año 1993 y otras investigaciones y labores como miembro de tribunales estatales  y como tutor y asesor de tesis de terminación de residencias y de maestrías en el campo de la salud pública.  (2-4)

Enseñó con su ejemplo. Su faceta como profesor y maestro de las nuevas generaciones se puso de manifiesto en su actuar como Profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, la Escuela de Enfermeras y del Instituto de Desarrollo de la Salud, institución posteriormente devenida en Facultad de Salud Pública de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y actualmente Escuela Nacional de Salud Pública donde en 1996 apoyó la creación del Centro de Perfeccionamiento Gerencial y se desempeñó como Jefe de la Cátedra de Salud y Desastres, impartiendo además temas de Salud Pública, Medicina Familiar y Ética Médica, disciplinas éstas de las cuales fue un ferviente y prolífero autor y defensor con numerosas publicaciones nacionales e internacionales. Participó igualmente en el desarrollo de las especialidades médicas y elaboración de sus programas de estudio, planes de docencia médica y técnica, así como de capacitación en salud.  (2-4)

Trayectoria revolucionaria, gerencial y social

En la etapa de la lucha revolucionaria fue miembro del Movimiento 26 de Julio en Pinar del Río. Al triunfo de la Revolución, con su sentido del momento histórico y siendo aún muy jóven, continuó con su tenaz dedicación al trabajo de los movimientos estudiantiles primero y organizaciones juveniles después, con marcada entereza y firmes condiciones revolucionarias. Participó en la campaña de alfabetización y en la fundación de las milicias universitarias como dirigente estudiantil. Fue fundador del Partido Comunista de Cuba (PCC) del cual llegó a ser integrante de los comités provinciales de La Habana y Ciudad de La Habana. (2,4) Sus valores, modestia, desinterés y altruismo, el participar en trabajos voluntarios, zafras, ser cumplidor de la emulación, donante de sangre, cederista y trabajador de filas, lo hicieron delegado a varios Congresos del PCC. (4)

Dirigió varias instituciones de salud en su provincia natal, asumió durante 15 años las direcciones provinciales de Salud Pública en Pinar del Río, Matanzas y La Habana, (en la antigua división político administrativa del país y Ciudad de La Habana ya con la nueva división implementada a partir de 1976) en ésta última durante 9 años. Por los resultados en su trabajo fue promovido a las responsabilidades de viceministro del Área de Desarrollo y en las esferas de Asistencia Médica y Social, Higiene y Epidemiología y Medicamentos. Desde 1993 y hasta el momento de su fallecimiento en el año 2002 ocupaba el cargo de viceministro primero del Ministerio de Salud Pública de Cuba. (2,3) Ha sido el Viceministro que en la Historia de la Salud Pública Cubana ha estado más tiempo en el cargo, con un trabajo sostenido y de avanzada. (4)

Su proyección internacional se puso de manifiesto también en su participación y en la representación de nuestro país en el seguimiento  de los  planes de colaboración con los Ministerios  de Salud de Irak, Argelia, Frente Polisario, Perú, Ecuador y Colombia, entre otros; y en las sesiones de las Comisiones Mixtas Intergubernamentales efectuadas con Rusia, Bielorrusia y Vietnam, así como en diferentes Asambleas Mundiales de la Salud y en las reuniones regionales de la Organización  Panamericana de la Salud. (OPS) Su presencia física y liderazgo natural se hizo presente en misiones internacionalistas como Jefe de las Brigadas Médicas cubanas para la atención a desastres en  Armenia, Colombia, Angola y Nicaragua. (2-4)

Como dirigente administrativo participó en el aseguramiento de eventos trascendentales en Cuba como el XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en 1978, la VI Conferencia Cumbre del Movimiento de Países No Alineados en 1979, los Juegos Deportivos Panamericanos en 1991 y Centroamericanos en 1982. Jugó un importante papel en incontables momentos en las transformaciones de la salud pública cubana en Programas Nacionales tales como: Garantía y Calidad de la Atención Médica, el Materno Infantil, de Enfermería, de Servicio Social, de Genética, de Acreditación a Hospitales, Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, Programa Integral de Higienización Ambiental, (PIHA) Programas de Prevención de Enfermedades Transmisibles, Programa Nacional de Medicamentos y de Medicina Natural y Tradicional, así como en tareas de organización y reorientación del Sistema Nacional de Salud, como: el Sistema Nacional de Estadísticas, el Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, (CNICM) los Institutos de Investigaciones, el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud y las Unidades de Análisis y Tendencias en Salud (UATS) en los tres niveles del Sistema Nacional de Salud y Asociaciones no Gubernamentales como la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales, (ANCI) la Asociación Nacional de Sordos e Hipoacúsicos, (ANSOC) y la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores. (ACLIFIM) Otros destacados aportes fueron la creación y desarrollo de los Departamentos de Epidemiología Clínica en los servicios hospitalarios, la integración de la Higiene y Epidemiología a la atención primaria, la creación de la Vicedirección de Higiene y Epidemiología al nivel de los policlínicos y la reorganización de la estructura orgánica y funcional de la Higiene y Epidemiología en el pais. (4,8)

Sus valores

En el Simposium ¨La obra de Abelardo Ramírez Márquez: paradigma de la salud pública cubana¨, (4) el profesor Castell-Florit Serrate, quien trabajó 30 años a su lado, bajo su dirección, expresó: ¨…considero, sin temor a equivocarme, que ha sido el dirigente más constante, acometedor, creativo, querido y apreciado que ha tenido este sector en todos los tiempos. Solidario y amigo, por estar siempre presente en momentos difíciles, con la sinceridad que lo caracterizó, unido a la exigencia y a no violar los principios éticos, digno, con espíritu de sacrificio, consagración, audacia e inteligencia. Por todo ello lo caracterizo como el Hombre Modelo y Revolucionario de todos los tiempos, en su comportamiento humano, en lo que debe ser un dirigente de la salud pública cubana, ejemplo para las viejas y nuevas generaciones.¨

Fue un líder sumamente intuitivo, profundamente humano y con un sentido de la solidaridad y el compañerismo que traspasó las fronteras del sector de la salud. Los conocimientos de Abelardo sobre salud pública, ciencias de la dirección en salud y la aplicación del enfoque sistémico-epidemiológico eran notables. Propugnaba la ética médica como una condición "sine qua non" de los directivos y de los trabajadores. Conocía perfectamente el valor del tiempo y la notable diferencia que existe entre lo importante y lo urgente. Fue un Maestro sin igual en el arte y la técnica de dirigir reuniones, las cuales además de administrativas se convertían en escenarios docentes por la enseñanza que entrañaban. Poseía una extraordinaria habilidad para enfrentar y cumplimentar las tareas más difíciles que le pudieran encomendar. Poseía paralelamente a ello, el dominio y la inteligencia para identificar quienes serían aquellos que lo acompañarían para ejecutarlas y definir lo que le correspondería hacer a cada cual, una característica de los líderes exitosos. La práctica del liderazgo compartido era una cualidad permanente en su desempeño al igual que su  fidelidad a toda prueba a la Revolución y a la salud pública revolucionaria cubana. (8)

Se ganó el respeto y la admiración de todos aquellos que le conocieron. Recibió numerosas condecoraciones por sus servicios a la Patria.

El CLAMED (7) y  la Cátedra de Dirección en Sistemas y Servicios de Salud de la Escuela Nacional de Salud Pública de Cuba (2) llevan el prestigioso nombre del Dr. Abelardo Ramírez Márquez en homenaje a tan destacado médico y revolucionario cubano. La Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas se honra igualmente con que sean miembros de la cátedra, destacados profesores que han formado o forman parte de su claustro como la Dra. María del Carmen Alemán Lage, la Dra. Esther Báez Pérez y el Dr. José Fernández Morín y otros como Dra. María Teresa Dihigo Faz y la Dra. Odalys Sánchez Barrera sean igualmente colaboradoras de la misma.

 

CONCLUSIONES

Por su humildad y sencillez, dedicación a la Salud Pública, compromiso con la revolución y su pueblo, las nuevas generaciones de directivos y salubristas del Sistema Nacional de Salud de Cuba deben conocer la vida y la obra del Dr. Abelardo Ramírez Márquez. Cualquier homenaje a su persona debe estar unido a que su memoria perdure y al compromiso de ser cada día mejores salubristas, mejores seres humanos y mejores revolucionarios.

Agradecimento a los estudiantes
Int. Ernesto Rodríguez Rodríguez, Int. Jorge Alejandro Valido Rodríguez, Est. Dailien Rodríguez Morejón

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Rojas Ochoa F. Introducción en Fundamentois políticos ideológicos de la salud pública revolucionaria cubana. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2009.

2. ENSAP. Cátedra en Sistemas y Servicios de Salud "Dr. Abelardo Ramírez Márquez". [Internet]. [citado 8 Dic 2012] Disponible en: http://www.ensap.sld.cu/?q=catedra_abelardo

3. X Aniversario de la desaparición física del DrC. Abelardo Ramírez. 26-12-2012. [Internet]. [citado 26 Dic 2012] Disponible en: http://www.sld.cu/verpost.php?blog=http://articulos.sld.cu/editorhome&post_id=11743&tipo=1&opc_mostrar=2_3_&n=z

4.Castell-Florit Serrate P. La obra de Abelardo Ramírez Márquez: paradigma de la salud pública cubana. Rev Cubana Salud Pública[Internet].2007;33(3)  [citado 26 Dic 2012] .Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662007000300004&lng=es&nrm=iso&tlng=es

5. Ramírez Márquez A, López Pardo CM. A propósito de un sistema de monitoreo de la equidad en salud en Cuba. Rev Cubana Salud Pública [Internet]. 2005;31(2)  [citado 8 Dic 2012] Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662005000200002&lng=es&nrm=iso&tlng=es

6. Montes de Oca Ruíz RG. Montané y el termalismo. México D.F: Editorial Limusa, S.A; 1999. 25-26.

7. Centro Latinoamericano de Medicina de Desastres. [Internet]. [citado 26 Dic 2012] Disponible en: http://dirinstituciones.sld.cu/index.php?P=FullRecord&ID=196

8. Castell-Florit Serrate P. Palabras pronunciadas en ocasión del Simposium a su memoria en el día del educador cubano. 22 de Diciembre de 2008. Dr. Abelardo Ramírez Márquez. Su proyección salubrista y administrativa como Maestro de la Salud Pública Cubana. [Internet]. [citado 8 Dic 2012] Disponible en: http://www.ensap.sld.cu/?q=catedra_abelardo

 

 

Recibido: 14 de enero 2013.
Aceptado: 19 de febrero de 2013.

 

 

José Fernando Placeres Hernández. Facultad de Ciencias Médicas "Dr. Juan Guiteras Gener". Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas. Matanzas, Cuba. Correo electrónico: placeres.mtz@infomed.sld.cu

 

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Placeres Hernández JF.Abelardo Ramírez Márquez: médico y revolucionario integral . Rev Méd Electrón [Internet]. 2013 Marz-Abr [citado: fecha de acceso];35(2). Disponible en: http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202013/vol2%202013/tema13.htm