SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.37 número3Un acercamiento a la labor científica de Carlos de la Torre y HuertaA propósito de una jornada índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Médica Electrónica

versión On-line ISSN 1684-1824

Rev.Med.Electrón. vol.37 no.3 Matanzas Mayo.-jun. 2015

 

ARTÍCULO HISTÓRICO

 

Hospital Pediátrico de Matanzas “Eliseo ‘Noel’ Caamaño”. Breve reseña en el aniversario 47

 

Pediatric Hospital “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” of Matanzas. Short review in its 47th anniversary

 

 

Dr. Víctor Guillermo Ferreira Moreno

Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño”. Matanzas, Cuba.

 

 


RESUMEN

El objetivo de este trabajo fue reseñar la historia y el desarrollo del Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño”, de Matanzas. A través de la revisión documental, se enriqueció una investigación que partió de una entrevista realizada al profesor Manuel García Suárez, miembro del personal médico en las tres etapas de la institución, y primer director después de la intervención, quien también había aportado ideas escritas y documentación sobre la evolución del centro asistencial.

Palabras clave: historia, historia de la medicina, Matanzas, centro médico, hospital pediátrico de Matanzas.


ABSTRACT

The aim of this paper was reviewing the history and development of the Provincial Teaching Pediatric Hospital “Eliseo ‘Noel’ Caamaño”, of Matanzas. Reviewing documents, we enriched a research beginning from an interview made to Professor Manuel García Suarez, member of the medical staff in the three phases of the institution, and its first director after nationalization; he had also provided written considerations and documentation on the evolution of the health care center.

Key words: history, history of medicine, Matanzas, medical center, pediatric hospital of Matanzas.


 

 

INTRODUCCIÓN

 

“La misión patriótica más alta de los pueblos es conservar,
ayudar y proteger a la niñez”.
Prof. Ángel Arturo Aballí

 

El Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” de Matanzas, es el encargado, como institución, de brindar atención médica de calidad a la población en edad pediátrica del territorio y algunas áreas de provincias aledañas. Con la introducción de nuevas tecnologías y servicios accesibles a la población y a través de acciones de prevención, promoción, curación y rehabilitación, pretende elevar el estado de salud del niño; a la vez que fortalece la docencia e investigación, para elevar el nivel científico-técnico de su personal, fomentando en este, valores éticos y humanistas. Ubicado en la calle Santa Isabel, esquina a América, en la ciudad de Matanzas, cuenta con una rica historia que se ha venido desarrollando desde hace más de setenta años. Esta, para su estudio, puede ser dividida en tres etapas:

I. Clínica privada Centro Médico (1941-1961)

II. Clínica mutualista “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” (1961-1968)

III. Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” (1968-actualidad)

 

DESARROLLO

Primera etapa. Clínica privada Centro Médico (1941-1961)

A finales del año 1941, ejercían ya, en la ciudad de Matanzas, los doctores Laudelino Humberto González González y Jorge Salazar Silvestre, como pediatra de la Maternidad Obrera y cirujano del Hospital Provincial de Matanzas “Santa Isabel y San Nicolás”, respectivamente. Ambos matanceros concibieron el proyecto de fundar en su ciudad natal una institución médica privada, tipo mutualista. Con ese propósito incorporan a los doctores: Ernesto Varela Díaz, clínico; Francisco Díaz Guerra, cirujano; Fernando Pagés Cantón, partos y ginecología, y Joaquín Aldrich Fábregas, también para partos y ginecología; con quienes en definitiva se convierten en copropietarios.(1) Se constituye, pues, la clínica privada Centro Médico, de manera oficial, el 10 de mayo de 1942.(1-3) La prestación inicial de los servicios a sus asociados se ofrecía en la casa situada en Milanés No. 72, casi esquina a Zaragoza, donde tenían sus consultorios, y en la habitación final, una farmacia dirigida por la doctora Berta García Boytel.(4,5)

Las investigaciones de laboratorio clínico y de rayos X se realizaban por convenio respectivo con los doctores Ramón Font Tió en su laboratorio, situado en la calle Milanés No. 7, antes en el No. 45,(6) y en la consulta de radiodiagnóstico del doctor Mario E. Dihigo Llanos, en Bonifacio Byrne (Contreras) No. 98 ½.(7)

Las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización, por acuerdo con la dirección del Casino Español, Centro de la Colonia Española,(1) las realizaban en el establecimiento que esta sociedad poseía en Santa Rita y Glorieta, en el barrio de Versalles. La atención de enfermería estaba a cargo de monjas.

En el año 1943 adquieren la clínica del doctor Juan Tamargo, de singular personalidad, situada en Tello Lamar (Río) No. 29 esquina a Jovellanos.(8,9) Aunque víctima del vandalismo, es aún un edificio de dos plantas, más sótano hacia la calle Narváez, en el que anteriormente funcionó el Banco Español(8) (en ese entonces de una sola planta). Allí pudieron establecer la unidad quirúrgica, la de hospitalización, el servicio de radiodiagnóstico y el laboratorio clínico. En esa fecha contaban con 6000 asociados, divididos en dos clases: A y B. Los de la clase A  pagaban 2 pesos 50 centavos y tenían derecho a todos los servicios, los de la clase B abonaban 2 pesos, y se les ofrecía asistencia médica y hospitalización sin derecho a los medicamentos. Otras fuentes de ingresos la constituían la atención a los no asociados, accidentes de trabajo y a los trabajadores de la Rayonera, por convenio con la dirección de la industria.(9)

Incorporan a su cuerpo médico las especialidades de Urología, Oftalmología, Proctología, Otorrinolaringología, Gastroenterología y Microbiología.

En agosto de 1953 compran al comerciante Arturo Rodríguez, un terreno en las alturas de Simpson, circundado parcialmente por las calles Santa Isabel, Salamanca, América y Compostela. En este terreno se había construido, en 1863, una bella residencia rodeada de jardines, fuente ornamental y árboles frutales, llamada Quinta Cardenal, por el apellido de la familia que la construyó.(1,9) Se conserva una luceta semicircular de hierro trabajada a remache, de la mencionada quinta, en el Museo Provincial Palacio de Junco. La residencia, ya muy deteriorada, fue demolida a los efectos de construir el edificio de la unidad de servicios clínicos, obstétricos y quirúrgicos del nuevo Centro Médico.

El 3 de diciembre de 1954, es colocada la primera piedra de la edificación, cuyo proyectista fue el arquitecto Manuel Copado,(10-12) y fue situada en la calle Santa Isabel casi esquina a Compostela. Esta se encontró durante los trabajos de excavación para la ampliación del edificio, y en la caja metálica desenterrada se encontraron periódicos del día, monedas y sellos de la época y un pliegue de firma, que fue entregada al mismo museo.(1,10)

Al inaugurarse la unidad el 11 de enero de 1956,(13) contaba con 18 000 asociados. En ella laboraban 170 trabajadores entre médicos, técnicos, oficinistas y empleados.(9)

El costo de su construcción fue de un cuarto de millón de pesos. El inmueble, las dependencias y el equipamiento de entonces se aprecian en documentos fotográficos que se encuentran en la oficina de la dirección actual del hospital, y algunos pueden ser observados también en la revista Blanco y Azul.(14)

Después de 1959, la mayoría de los dueños de la institución emigraron del país. El Dr. Laudelino González ya se había comprometido con los cambios que se sucedían.

Algunos de los médicos que laboraron —en diferentes etapas— en la clínica Centro Médico de Matanzas,(4,15-17) además de sus propietarios fueron:

Gloria Cabanas, Emilio Fernández Manzano, Partos y Ginecología; Luis Casares Zambrana, urólogo; José Gutiérrez Moreno, Armando Caballero Descalzo, Luis de la Concha y Nilo Fernández Rodríguez, clínicos; Cándido Durán Rodríguez y Raúl González González, oftalmólogos; José Xirau Herrera y Fernández Brito; otorrinolaringólogos; Manuel García Suárez y Orlando Valls Pérez, radiólogos; María de Jesús Oliva Barreiro, Joaquín Pascual Gispert y Humberto Gutiérrez Moreno, pediatras; Santiago Hernández Borrajero y Alberto López Junco, laboratoristas; Alfonso Borges, Juan Rodríguez Loeches, Milton Martínez Anglade y Leopoldo Tápanes, cirujanos; y Vicente Zayas López, gastroenterólogo.

El día de las madres de 1959 inauguran la nueva unidad materno infantil, hecho que constituyó un nuevo paso de avance de la institución. La hoy Doctora en Ciencias y profesora del hospital Teresita Calvo, había cortado entonces la cinta para la inauguración. A los pediatras ya citados se unían la Dra. Josefina Argüelles y el Dr. Humberto Vidaillet Perdomo.(18)

Segunda etapa. Clínica mutualista “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” (1961-1968)

La clínica privada es intervenida el 28 de diciembre de 1961, a través de la entonces Dirección Regional de Salud Pública, siendo director regional el Dr. Francisco Báez Sablón. Se incorporan a un nuevo organismo, el mutualismo integrado, todas las clínicas privadas de la ciudad, entre las que se encontraban la Clínica Moderna, la Clínica Matanzas y la Clínica Villar. Los asociados ascendieron a 40 000 y abonaban una cuota similar a la de los antiguos socios.

A raíz de la intervención se designa como director al doctor Manuel García Suárez y a Ignacio Guerra como administrador. En ese momento, la cuenta bancaria del Centro Médico de Matanzas (No. 8-1501) en la agencia del Banco Nacional de Cuba en esta ciudad, importaba 200 000 pesos moneda oficial. Este dinero fue utilizado en la ampliación y remodelación de la Clínica Matanzas para convertirla en Clínica Pediátrica, así como para la ampliación de la Clínica General, como también fue conocido el Centro Médico, para acoger el mutualismo integrado. Los documentos que aseveran los elementos supraescritos obran en poder del autor.

Fungieron después como directores de esta institución el Dr. Laudelino H. González González por un breve período de tiempo, sustituyéndolo el Dr. Rafael Jorge Díaz, que permaneció en el cargo hasta el término del mismo, en el año 1968.(9,19)

Tercera etapa. Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” (1968-actualidad)

El 18 de marzo de 1968 el director provincial de Salud Pública, Dr. Rafael Figueredo, inaugura el hoy Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño”. Asume la dirección del mismo el Dr. Sergio Álvarez Mesa, quien desempeña esta función hasta 1970. Posteriormente, ocupan el cargo en orden sucesivo los doctores: Agustín Lorenzo López, Abdiel Pentón Moreda, Emilio Villa Acosta, Rogelio Rojas Rivalta, Julio Cardenal Chaviano, Aymeé Ruíz Rodríguez, Crisanto Abad Cerulia y Ramón Dávila Ramírez, director actual.

Alrededor del aniversario veinte del fallecimiento del Dr. Laudelino H. González González, este autor tuvo la oportunidad de acceder a una documentación que preparaba el Dr. García Suárez sobre los hermanos González (doctores Laudelino y Raúl), y al terminar la primera lectura pensó que el hospital bien podía o debía haberse nombrado como el primero. Mas la institución, en su etapa mutualista posterior a la intervención y antes del deceso del Dr. González, había sido bien nombrada. El joven que justamente en Matanzas se comenzó a conocer como “Noel”; organizador y combatiente contra la ignominia, por demás, otro hijo atrozmente asesinado;(20) ofrecía un recio nombre. Los servicios brindados por ambos a la sociedad justificarían el nombramiento, cada uno por su parte, desde su posición y a pesar de la diferencia de edad; pero más que eso, estaban predestinados a interactuar. Debido a la faceta de gran compromiso social; amén de la de médico, pediatra, fundador, copropietario, director y miembro de la junta de dirección del Centro Médico, de luchador junto a Roa, Pablo y Trejo, de exiliado político, de accionar militante multiplicado a partir del golpe del 10 de marzo; su casa sirvió de refugio entre otros, precisamente a Eliseo o “Noel”.(19)

En el propio año de la inauguración como Hospital Pediátrico, se inicia la actividad docente con la colaboración de profesores enviados por Docencia Médica Nacional. En tiempos sucesivos fueron los profesores Manuel Rojo Concepción, Sergio Ortega Negrín y Diez Betancourt. Por otra parte, fueron miembros de los tribunales de examen para los aspirantes a especialistas en primer grado de Pediatría los profesores González Valdés, Caspio Sabaleta y Pérez Stable.

En el año 1977 se incorpora como anexo al Hospital Pediátrico el anteriormente conocido como Hospital de Homicultura “Nena Machado”, ya en esta fecha designado Hospital Neumológico “Dr. Francisco María Fernández”, construido en el año 1929 en la calle Bonifacio Byrne final, aumentando con la incorporación del mismo a 299 el número de camas en la institución pediátrica.

En 1981(21) se habían atendido por consulta externa 35 135 pacientes; en el cuerpo de guardia 50 954 y resultaron ingresados 11 622 niños. Se realizaron 1 968 intervenciones quirúrgicas, de las cuales se suspendieron 33, de ellas 32 imputables al paciente (catarro, fiebre u otra alteración cerca de la operación). Solo una por rotura de un equipo en el momento de la operación. No había lista de espera quirúrgica.

En marzo de 1982 contaba con 11 salas: dos de cirugía, una de enfermedades trasmisibles, de neonatología, terapia intensiva e intermedia y el resto eran clínicas (misceláneas, respiratorio, etc.). La unidad quirúrgica tenía dos salones en función. 587 trabajadores conformaban el personal; 99 médicos entre especialistas y residentes. El personal de enfermería era escaso. El equipo de salud mental contaba con 8 integrantes entre psicólogos, sociólogos, psicometristas, psiquiatras y trabajadora social. En aquel entonces las quejas predominantes correspondían a situaciones estructurales, baños escasos y pequeño tamaño del salón de espera en urgencias. En ese momento se construía la sala de terapia intensiva a un costo aproximado de 500 000 pesos; en 1977 se había comenzado a prestar cuidados especiales con recursos mínimos, y un año más tarde se lleva a cabo una remodelación en el centro y se inaugura una pequeña sala de terapia intensiva con tres camas. La nueva dispondría de ocho y estaría dotada de los equipos de alta tecnología necesarios para garantizar estos cuidados.(21)

En la misma década de los ochenta se inician las obras de ampliación y remodelación del hospital, las que serían inauguradas con la presencia del presidente de la nación Comandante Fidel Castro, a las seis de la tarde del 22 de junio de 1988. Se invierte una importante suma de dinero en construcción civil, mobiliario, equipamiento y otras necesidades.(9) La construcción se extendió hacia el solar colindante de las calles América, Jáuregui y Compostela, uniéndose a la construcción primitiva por un puente a través de la calle Santa Isabel. A partir de entonces, los niños matanceros, para el cuidado de su salud, contaban con un moderno centro hospitalario dotado de 306 camas, donde se ofrecía atención con más de 20 especialidades, cuidados intensivos y quirúrgicos, 22 locales de consulta, laboratorio clínico, servicio de radiología, cuerpo de guardia y salas de hospitalización.

Ha pasado más de un cuarto de siglo desde aquel momento y aún se continúa brindando un servicio médico de calidad. Con este fin cuenta ahora con un total de 180 camas, divididas en 9 salas: Sala A, misceláneas; Sala B, respiratorio; Sala C, psiquiatría; Sala E, ortopedia; Sala H, misceláneas; Sala F, servicios quirúrgicos con una unidad de quemados; Sala D, gastroenterología y aislamiento; Sala de Terapia Intermedia y Sala de Terapia Intensiva; se brinda también servicio de Urgencias las 24 horas y cuenta con una farmacia interna que labora también las 24 horas. Desde hace tres años se ha definido un proyecto de desarrollo para el servicio de Oncohematología, en estos momentos en fase de negociación.

Asimismo, ofrece servicios en las especialidades de Pediatría, Laboratorio Clínico, Ortopedia y Traumatología, Oftalmología, Otorrinolaringología, Gastroenterología, Nefrología, Hematología, Dermatología, Imagenología, Neurofisiología, Neurología, Cirugía Pediátrica, Anestesiología, Anatomía Patológica, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Reconstructiva y Quemados, Alergología, Psiquiatría, Urología, Epidemiología, Inmunología, Microbiología y Parasitología, Endocrinología, Terapia Intensiva, Reumatología, Fisioterapia y Rehabilitación.

Actualmente laboran 693 trabajadores, de los cuales 258 son de servicios, 176 médicos, 5 estomatólogos, 3 psicólogos, 157 enfermeras y 94 técnicos.

Entre el personal médico existe una Doctora en Ciencias Médicas, 100 Másteres en Ciencias, 15 ostentan la categoría de Investigador, 6 son profesores Consultantes, 8 Auxiliares, 39 Asistentes y 90 Instructores.

 

CONCLUSIONES

El Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” ofrece servicio a todos los niños de la provincia de Matanzas y a otros de municipios aledaños, de provincias contiguas, en más de 20 especialidades médicas; cuenta con 180 camas, divididas en 9 salas. Brinda docencia de pregrado y posgrado con un elevado nivel científico. Su historia se puede dividir en tres etapas: Clínica privada Centro Médico (1941-1961), Clínica mutualista “Eliseo Noel Caamaño” (1961-1968) y Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo ‘Noel’ Caamaño” (1968-actualidad). Se funda como tal el 18 de marzo de 1968. El 22 de junio de 1988, se inauguran las obras de ampliación y remodelación con las que adquiere la estructura arquitectónica actual.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1- Núñez R. Muestra del Mes (Febrero). Plegable. Matanzas: Museo Provincial Palacio de Junco; 1991.

2- Edificio nuevo para el Centro Médico de Matanzas. El Republicano. 9 Ene 1956; 2.

3- Anuncio. El Imparcial. 11 Ene 1956; 2.

4- Anuncio. El Republicano. Diario de la tarde. Matanzas. 15 Ene 1945; 3.

5- Lo que será el Centro Médico de Matanzas. El Imparcial. 6 Dic 1954; 1.

6- Valdés L, compilador. Magazín La Lucha. La Habana: Periódico La Lucha; 1925.

7- Dihigo ME. Mis consultorios. En: Dihigo ME, editor. Recuerdos de una larga vida. La Habana: Editorial Orbe; 1974. p. 100.

8- Dihigo ME. El Doctor Juan F. Tamargo. En: Dihigo ME, editor. Recuerdos de una larga vida. La Habana: Editorial Orbe; 1974. p. 102.

9- Tejera García M. La salvación tiene precio. Girón. 22 Sep 1988; 5.

10- Acto de colocación de la primera piedra de la clínica Centro Médico. El Imparcial. Diario de la tarde. 3 Dic 1954; primera plana: 1.

11- La colocación de la primera piedra del Centro Médico. El Imparcial. 4 Dic 1954; 5.

12- Lo que será el Centro Médico de Matanzas. El Imparcial. 6 Dic 1954; 1.

13- Centro Médico de Matanzas estrena sus salones de operaciones con una fractura y un parto. El Republicano. 12 Ene 1956; Secc. 9: 1.

14- Anuncio. El Imparcial. Supl. Blanco y Azul. 22 Dic 1960; 23 (7).

15- Anuncio. El Imparcial. 06 Dic 1954; 3.

16- Anuncio. Rev MIL Urbana. 1943;(4).

17- Anuncio. Rev MIL Urbana. 1944;(10).

18- Centro Médico de Matanzas inaugura su unidad infantil. El Imparcial. 13 May 1959; 5.

19- Rodríguez Y. Laudelino González: un precursor del Médico de la Familia. Girón. 18 Oct 1988; 2.

20- Ecured [Internet]. La Habana: Ecured; c2013 [citado 12 Dic 2013]. Eliseo Noel Caamaño [aprox. 2 pantallas]. Disponible en: http://www.ecured.cu/index.php/Eliseo_Noel_Cama%C3%B1o

21- Hospital pediátrico docente Eliseo (Noel) Caamaño: Vanguardia Nacional. Retener tan honrosa distinción. Girón. 18 Mar 1982; 2.

 

 

Recibido: 13 de febrero de 2015.
Aceptado: 7 de abril de 2015.

 

 

Dr. Víctor Guillermo Ferreira Moreno. Hospital Pediátrico Docente Provincial “Eliseo Noel Caamaño”. Santa Isabel s/n e/ América y Compostela Matanzas, Cuba. Correo electrónico: victorf.mtz@infomed.sld.cu

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons