SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17 número3Tratamiento de la orientación sicoeducativa a niños y adolescentes con anomalías dentomaxilofaciales en el proceso formativo del estomatólogoLa formación ambiental: presupuesto epistemológico para la educación superior índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Humanidades Médicas

versión On-line ISSN 1727-8120

Rev Hum Med vol.17 no.3 Ciudad de Camaguey set.-dic. 2017

 

ARTÍCULO

 

Implementación del programa de formación de la especialidad de Anestesiología y Reanimación en Camagüey

 

Implementation of the Anesthesiology and Resuscitation Specialty Program in Camagüey province

 

 

Zaily Fuentes Díaz,I Orlando Rodríguez Salazar,II Roberto Hernández HernándezIII

I. Doctora en Ciencias Médicas. Master en Urgencias Médicas. Especialista de Medicina General Integral. Especialista de Segundo Grado en Anestesiología y Reanimación. Profesor Asistente e Investigador Agregado. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Carretera Central Km 4½. Camagüey. Cuba. zaily@hmp.cmw.sld.cu
II. Master en Urgencias Médicas. Especialista de Medicina General Integral. Especialista de Cirugía Plástica y Quemado. Profesor Asistente. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Carretera Central oeste Km 4½.Camagüey. Cuba. ors.cmw@infomed.sld.cu
III. Master en Longevidad. Especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral. Metodólogo del Departamento de Formación Académica de la Dirección de Posgrado de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay. Carretera Central Oeste Km 4. Camagüey. Cuba hr.cmw@infomed.sld.cu

 

 


RESUMEN

Fundamentación: En septiembre de 2016 comenzó la edición número 43 del Programa de la Especialidad de Anestesiología y Reanimación.
Objetivo: caracterizar los atributos del Programa Posgrado de la Especialidad de Anestesiología y Reanimación en la provincia de Camagüey.
Materiales y Métodos: se realizó un estudio de revisión sistemática cualitativa, con la información cualitativa descriptiva de carácter histórico para la reconstrucción del pasado de manera objetiva a través de la recolección, evaluación, verificación y síntesis de las evidencias existentes. Se utilizó el método documental basado en las fuentes de la Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella, Biblioteca Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey Carlos J. Finlay, Museo de la Medicina del Hospital de San Juan de Dios, Museo Casa Natal Carlos J. Finlay.
Resultados: Se resaltan 47 años de docencia posgrado ininterrumpida desde 1970. En Camagüey desde 1988 hasta la actualidad se han formado 230 anestesiólogos cubanos, 19 anestesiólogos de la Escuela Latinoamericana y tres financiados procedentes de Angola, Paraguay y San KittsNevis. Los programas contienen las orientaciones para la organización docente de cada año académico, están estructurados de manera modular y reflejan el resultado del perfeccionamiento y actualización en correspondencia a los avances en la educación que desde el 1970 hasta la actualidad; proporcionan valoración, colaboración e interacción en el aprendizaje.
Conclusiones: las 43 ediciones del programa de anestesiología y reanimación, están caracterizadas por el avance en el sistema educativo de acuerdo con la creciente complejidad de la especialidad y sus responsabilidades.

Palabras clave: posgrado, especialidad, Anestesiología y Reanimación.


ABSTRACT

Basis: The 43rd edition of the Anesthesiology and Resuscitation Specialty Program started on September 2016.
Objective: characterizing the qualities of the Postgraduate Course Program of the Anesthesiology and Resuscitation Specialty in Camagüey province.
Materials and Methods: it was conducted a study of qualitative systematic review, with historical descriptive qualitative information, in order to reconstruct the past in an objective way through the gathering, assessment, verification and synthesis of the existing evidence. It was used the documentary method based on the sources of the Julio Antonio Mella Provincial Library, the Carlos J. Finlay University of Medical Sciences Library, the Museum of Medicine of The San Juan de Dios Hospital and the museum of the house where Carlos J. Finlay was born.
Results: forty seven years of continuous postgraduate teaching since 1970 are highlighted. From 1968 to nowadays, 230 Cuban anesthesiologists, 19 anesthesiologists from the Latin American School and three financed students from Angola, Paraguay and Saint Kitts and Nevis have been trained. Programs contain guidance on the organization of teaching in each academic year, they are structured in a modular way and they reflect the results of improvement and updating in correspondence with advances in education from 1970 to nowadays. They provide assessment, collaboration and interaction in learning.
Conclusions: the 43 editions of the Anesthesiology and Resuscitation Program are characterized by the advances in the educational system according to the growing complexity of the specialty and its responsibilities.

Keywords: postgraduate course, specialty, Anesthesiology and Resuscitation.


 

 

INTRODUCCIÓN


La calidad de la formación en la educación superior cubana se sustenta en el trabajo educativo con énfasis en el político e ideológico, porque comprende la educación basada en el sistema de valores de la Revolución cubana que propende a la formación de profesionales que combinen la competencia profesional y convicciones revolucionarias.

La especialidad de Anestesiología y Reanimación responde a la necesidad de proporcionar el desarrollo de las competencias laborales para enfrentar los problemas que se presenten en la práctica profesional. El objetivo de la especialidad es desarrollar habilidades para asimilar tecnologías, la adquisición de métodos, técnicas profesionales y modos de actuación inherentes a determinados campos de acción y funciones para los que serán designados los futuros especialistas y que no fueron estudiados en los niveles precedentes o adquiridos con la profundidad requerida para lograr un desempeño exitoso.1

Con el objetivo principal de contribuir a la mejora de la calidad en la educación superior de la especialidad de Anestesiología y Reanimación en la provincia Camagüey mediante la certificación del programa que cumpla los requisitos de calidad establecidos, se necesita de la autoevaluación, evaluación externa y acreditación como gestión para la certificación pública de niveles de calidad: nacional e internacional.

En la actualidad la provincia de Camagüey dispone de un sistema de Salud Pública que garantiza el cumplimiento de los principios que se establecen en la Constitución de la República, está organizado y estructurado para llevar a la práctica los programas y estrategias que permitan la aplicación consecuente de sus principios. La población camagüeyana muestra un ritmo acelerado de envejecimiento. El envejecimiento poblacional y la complejidad del proceso de atención al paciente adulto mayor que comprende el proceder quirúrgico exigen el análisis de forma sistemática de las secuencias y añade valor a cada una de las acciones. La población media masculina según grupo de edad de 60 a 69 años 37 813; de 70 a 79 años 22 784; de 80 a 84 años 6 167 y de 85 y más años 5 525. La población media femenina fue de 60 a 69 años 39 271; de 70 a 79 años 24 916; 80 a 84 años 7 234 y de 85 y más años 7 118.2

El ascenso del cáncer entre las causas de mortalidad según el Anuario Estadístico de Cuba de 2016 la tasa ajustada por 100 000 habitantes de 131,1, unido al desarrollo de novedosas técnicas de cirugía de mínimo acceso en el territorio, constituyen retos crecientes para la especialidad de anestesia. El auge de la Medicina Natural y Bioenergética en el contexto del alivio del dolor crónico, como alternativa válida en su solución, demanda del anestesiólogo nuevos modos de actuación.

La visión del programa se dirige a alcanzar la excelencia en la formación especializada de recursos humanos en Anestesiología y Reanimación que permita contar con un elevado número de especialistas con alta preparación científico técnica y humanista, comprometidos con los principios de la Revolución, que actúen en correspondencia con la política y estrategia del Ministerio de Salud Pública encaminados al logro de una atención que se traduzca en cambios cuantitativos cualitativos superiores en la calidad de vida y la satisfacción de la población.

La misión del programa es la formación de especialistas comprometidos con el sistema social cubano, portadores de los valores identitarios, éticos, morales que exige el profesional de la salud, capaz de cumplir en la práctica, con la integración docente asistencial e investigativa.

Los especialistas en Anestesiología y Reanimación en Camagüey suman 83, los que se encuentran distribuidos en 10 hospitales en la cabecera provincial y los municipios: Nuevitas, Guáimaro, Florida y Santa Cruz del Sur.

La cátedra de Anestesiología y Reanimación es la encargada de la implementación del programa de la especialidad, tutelado el proceso por la Decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencias Médicas Dr. Carlos J. Finlay, a través del Departamento de posgrado. El Comité académico de la especialidad motivado por los logros alcanzados decide realizar la evaluación externa y acreditación al Programa de Anestesiología y Reanimación con los procedimientos establecidos en el Reglamento del Sistema de Evaluación y Acreditación de Especialidades de Postgrado (SEA-EP) de la República de Cuba.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

Se realizó un estudio de revisión sistemática cualitativa, con la información cualitativa descriptiva de carácter histórico para la reconstrucción del pasado a través de la recolección, evaluación, verificación y síntesis de las evidencias existentes. Se utilizó el método documental basado en las fuentes Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella, Biblioteca Universidad de Ciencias Médicas Carlos J Finlay, Museo de la Medicina Hospital de San Juan de Dios, Museo Casa Natal Carlos J Finlay, con el objetivo de caracterizar los atributos del Programa Posgrado de la Especialidad de Anestesiología y Reanimación.

 

DESARROLLO

La pertinencia de la formación de especialistas en Anestesiología y Reanimación se refleja en la estandarización de los resultados del aprendizaje mediante valoración de las competencias, así como la individualización del proceso de aprendizaje e integración de las ciencias básicas, clínicas y sociales.

La investigación mejora la preparación de los residentes para incluirlos en la solución de problemas que conlleven una mejora en la calidad y seguridad del paciente. La formación de la identidad profesional se basa en la retroalimentación y valoración de la profesionalidad, la promoción de las relaciones con facultativos de apoyo que estimulen altos estándares, la creación de ambientes de aprendizaje en colaboración y el compromiso con la excelencia y el perfeccionamiento del programa de la especialidad de Anestesiología y Reanimación. La pertinencia de la especialidad significa la demostración de su presencia como agente transformador de la problemática de salud en la provincia y en otros contextos nacionales e internacionales, mediante la labor que despliegan sus residentes y profesores.

Antecedentes

La salud como derecho del pueblo establecido en la constitución, es uno de los logros del proceso revolucionario. El país con el triunfo de la Revolución inicia un proceso que le otorgó prioridad al sector de la salud con la construcción de hospitales urbanos, rurales y policlínicos.

En Camagüey la carrera de medicina inició la docencia e 1968 con siete alumnos de último año (internos) y doce de cuarto año, pues antes se estudiaba medicina solo en la Habana, en 1969 se inicia el tercer año de pregrado. En 1971 la institución se convierte en Hospital Clínico Quirúrgico Docente con todos los años de docencia pregrado del área clínica. Desde 1968 a 1972 funciona como filial de la facultad de medicina de la Universidad de La Habana y desde 1972 al 1976 filial de la facultad de Medicina de la Universidad Central de Las Villas.3

En el caso de la formación de la especialidad ante la ausencia de personal de 1960 a 1961, se decidió en 1962 formar a partir de un personal de enfermería seleccionado y en intensivos cursos teóricos y prácticos, los técnicos en anestesia. Con el fin de organizar y apoyar el trabajo del anestesiólogo.4-6

A partir de 1962 se organizó el sistema de especialización. Se creó en 1964 el Instituto Nacional de Cirugía y Anestesia (INCA) en la Habana, muchos de los especialistas formados marcharon a otras partes de la geografía cubana a brindar su labor. El Dr. Fraga da los primeros pasos en la organización de la docencia en Anestesiología. Es en este contexto que figuras foráneas de la Anestesiología brindan su aporte en Camagüey, entre ellos los: Drs. Alberto Antonio Yero Velasco, Eustolgio Rafael Calzado Martén y Dalberto Rafael Lacoste Aguirre.

Dr. C. Alberto Antonio Yero Velasco. Revolucionario, fundador de la filial del Movimiento 26 de Julio en Chicago (exilio), después del Triunfo de la Revolución regresa repatriado, trabaja en varios hospitales de La Habana, instructor en el INCA. En septiembre de 1968, fue seleccionado para asistir al Congreso Mundial de Sociedades de Anestesia, toma cursos postgrado en España y Francia. A su regreso, se le encomienda la tarea de ir a Camagüey.

Aquí inaugura la filial de la Facultad de Medicina, desempeña los cargos de jefe de Anestesia de la provincia y jefe de Anestesia del Hospital Provincial Manuel Ascunce, donde recibió los primeros residentes de esa especialidad, concluyó esta labor en octubre de 1969.

Regresa a La Habana y organiza la docencia en Anestesia, en 1987 le otorgan el grado científico de Doctor en Ciencias y profesor Titular. El Ministerio de Salud Pública le hace un reconocimiento junto a los Drs. Fernando Polanco y Alberto Fraga son considerados como las Tres Joyas de la Anestesiología cubana.

Dr. Eustolgio Rafael Calzado Martén (1935-2014). Anestesiólogo incansable, hombre humilde, profesor titular, especialista de II grado, reconocido por la "Obra de la Vida", una trayectoria dedicada a la Patria, la Anestesiología y sus pacientes.

En artículo publicado tras su fallecimiento el 2 de febrero del 2014 el Dr. Jaime López Rivero7 discípulo y amigo comentó:

"…Nuestra provincia tiene mucho que agradecer en nuestra formación y desarrollo a todos aquellos profesores como: Pérez Martínez, Chorot, Febles, Yero y a Eustolgio Calzado que tanto contribuyeron a las bases de la escuela camagüeyana de anestesiología. Recuerdo mucho a Calzado pues siempre fue ejemplo para todos en su trabajo. Muy modesto, con conocimientos sólidos de la especialidad y muy seguro en sus habilidades. Reitero muy trabajador, en una ocasión el director del hospital lo llamó para una reunión y él muy sereno le respondió que después que finalizará la actividad quirúrgica electiva se incorporaba a la reunión. En aquellos tiempos operábamos hasta muy tarde y luego hacíamos los bloqueos terapéuticos, así que pienso que nunca fue a la reunión, para él, su responsabilidad con los pacientes siempre fue lo primero…"

Dr. Dalberto Rafael Lacoste Aguirre (1922-2004).8 En 1962 se gradúa de médico y es enviado a Camagüey a realizar el servicio social. Se desempeña en el Hospital Provincial Manuel Ascunce. En recibió el título de Especialista de I Grado en Anestesiología, hasta el momento laboraba como médico general en función de la especialidad. En 1974 trabaja en el Hospital Pediátrico Dr. Eduardo Agramonte Piña, donde dedicaría el resto de su larga y fructífera vida a la Anestesiología pediátrica. Se desempeñó como Jefe del Servicio de Anestesia del centro por más de 20 años, conforma el primer claustro de profesores de la Facultad de Medicina de Camagüey. Por sus estudios y trabajos con la anestesia peridural en recién nacidos, la Dra. Mabel Salazar Diez amiga y compañera de trabajo lo nombró "El padre de la anestesiología pediátrica camagüeyana". Se jubiló en diciembre de 2003 y falleció en mayo de 2004. En la actualidad la cátedra de la especialidad fundada en 2017 lleva su nombre.

Dr. Lisberto Filiberto Sosa. Nació en Cascorro el 6 de junio de 1911. Se gradúa de médico el 1ro. de julio de 1940 y de Especialista de 1er grado en Anestesiología y Reanimación en 1967. Se desempeñó como Director del Hospital Oncológico María Curie de Camagüey por 6 años.

El Dr. C Mendoza del Pino9 en el artículo Visión histórica del Hospital Provincial Docente de Oncología María Curie de Camagüey, cuenta una anécdota de este excepcional hombre:

"…Se decide continuar con la construcción de los departamentos de citología, costurería, morgue, mantenimiento y lavandería. Para la cual se poseía $ 4 500.00 del Comité de Damas y $ 5 000.00 que entregó el Patronato. Debe destacarse la actitud del Dr. Lisberto Filiberto Sosa, que de su capital personal completó el dinero que faltaba para la terminación de la obra y que al año siguiente el Ministerio de Salud Pública reintegró al compañero..."

Dr. Lázaro Chorot Isasi. Laboró en el Hospital Provincial Manuel Ascunce, durante el período de más déficit de especialistas hasta 1977, hasta que parte a La Habana, el Dr. Jaime López Rivero7 por aquella época residente, lo recuerda con afecto. Fallecido ya, en 2010 la Jornada Médica de Anestesia, de la Convención 114 Aniversario del Hospital Calixto García, se nombró Lázaro Chorot Isasi y Luis Manuel Fernández Cartaya In Memorian, en recordatorio a estos dos grandes profesores de generaciones de anestesiólogos en toda Cuba.

Los primeros especialistas en Anestesiología

En 1973 se inicia el sistema de perfeccionamiento y educación continuada. En un principio se suplió la falta de personal con el internado vertical y los médicos generales en función de la especialidad, pero después se hizo necesario un especialista (vía directa), este no presentaba tesis o lo hacía meses o años después.

Hoy el internado vertical ha retornado a la especialidad, muchos que en su tiempo lo fueron como la Dra. Mabel de la Caridad Salazar Diez,7 cuenta sus experiencias: "… había que trabajar mucho y estudiar, además cuando acababas el internado, cuya palabra quiere decir interno, vivir dentro del hospital, te graduabas de médico general, y te enviaban a un hospital, incluso en otra provincia. Allí laborabas…hasta que después de uno o más años de labor, te ofertaban la especialidad…"

Por ese período confluyeron en Camagüey anestesiólogos como la Dra. C. Pura Avilés de Holguín. Con posterioridad comenzó un proceso de categorización docente que llega hoy hasta las cabeceras de los municipios con servicio quirúrgico (Florida, Nuevitas, Santa Cruz del Sur y Guáimaro). La constitución de la cátedra docente de Anestesiología y Reanimación que rige el proceso en la provincia y la filial de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación constituyeron importantes pasos de avance. En septiembre de 2016 comenzó la edición 43 del Programa Posgrado de la Especialidad de Anestesiología y Reanimación, docencia posgrado ininterrumpida desde 1970.

En la actualidad la cátedra cuenta con un claustro de 35 profesores quienes materializan la ejecución del proceso docente educativo que transcurre en sus escenarios formativos: el claustro ostenta categorías docentes principales: tres profesores consultantes auxiliares, 23 másteres, una Doctora en Ciencias Médicas que pertenece a la Vanguardia Mario Muñoz Monroy y nueve Especialistas de II Grado. El claustro recibe estudiantes de diferentes vías de ingreso, lo que demanda un trabajo individualizado y sostenido.

Los profesores y residentes de la cátedra simultanean el quehacer académico con el cumplimiento de actividades con gran impacto económico y social, vinculadas con el contenido de la especialidad. A lo largo de estos años la especialidad ha graduado hasta la actualidad 230 médicos cubanos, 19 procedentes de la Escuela Latinoamericana de Medicina y tres financiados que hacen un total de 21 especialistas extranjeros de Anestesiología y Reanimación.

El currículo de la especialidad se encuentra en perfeccionamiento según los requerimientos del contexto local y del sistema de salud cubano, los avances científicos y las tendencias de la educación superior y la educación médica en particular. A partir del 2010 se comenzó la ejecución del perfeccionamiento, que permite realizar adecuaciones en correspondencia con las particularidades del territorio. La situación de salud de la provincia es utilizada como referente para la enseñanza en la especialidad como garantía de la pertinencia de sus procesos formativos con las demandas del territorio.

Entre las principales modificaciones introducidas en los diferentes ciclos de la carrera de medicina que se vincula con la especialidad a partir del perfeccionamiento del año 2010 se integran los estudiantes en 4to año de la carrera de Medicina a la Cátedra Clínico Quirúrgica en la disciplina de Anestesiología y Reanimación con diversas actividades docentes.

Es a través de la educación en el trabajo y con la utilización de métodos activos de enseñanza que se garantiza en Anestesiología y Reanimación la adecuada ejercitación de los modos de actuación de los educandos, para el desarrollo de las habilidades profesionales. Además se indica que debe lograrse un mayor protagonismo del educando y privilegiar el método de solución de problemas y el trabajo independiente supervisado.

El proceso docente educativo que se lleva a cabo en la carrera de Medicina y que tiene como finalidad la formación de un médico general, está sustentado en el enfoque bio-psico-social de la Medicina, se desarrolla en estrecha relación con lo plasmado en el modelo del profesional, con modos de actuación muy bien definidos para poder ejercer las funciones que le corresponde. En el diseño de este plan de estudios se parte de los problemas de salud a resolver por el egresado.

El diseño del currículo en la especialidad parte de la determinación de los problemas de salud y sus distintos niveles de actuación a resolver por el médico, siendo el punto de partida para la identificación de los contenidos de los programas llevados a cabo por la especialidad, de esta manera se garantiza la adecuada formación del profesional y la correspondiente concordancia entre la estructura didáctica con el modelo de perfil amplio. Los objetivos y contenidos de los programas responden al modelo del profesional declarado y existe un predominio del empleo de la educación en el trabajo como principal forma de organización de la enseñanza que transcurre en los escenarios reales para la práctica laboral, es decir el residente se forma en estrecha relación con el objeto de la profesión.

Se logra una correcta vinculación e integración entre lo académico, laboral e investigativo durante las actividades de la educación en el trabajo como forma organizativa fundamental en la educación médica que transcurre en los propios escenarios de actuación el salón de operaciones de urgencia y electivo; en ellos el estudiante interactúa con el objeto de la especialidad: el proceso salud enfermedad del paciente propuesto para intervención quirúrgica durante el perioperatorio, para lo cual emplea los métodos clínico, epidemiológico social con una lógica semejante a la del proceso investigativo.

En la provincia existen reconocidas instituciones de salud que sirven de escenarios docentes en el proceso formativo de la carrera: Hospitales Universitarios: Manuel Ascunce Domenech, Eduardo Agramonte Piña (Pediátrico), Ana Betancourt de Mora (Ginecobstétrico), Marie Curie (Oncológico), Hospitales Clínico-Quirúrgicos Amalia Simoni y Octavio de la Concepción y de la Pedraja (Militar), Hospitales Municipales de Florida (Comandante Manuel Piti Fajardo), Guáimaro (Armando Enrique Cardoso), Nuevitas (Martín Chang Puga) y Santa Cruz del Sur (José Espiridón Santisteban Báez). Todos los escenarios docentes fueron evaluados durante el proceso de acreditación. Se cuenta con cinco hospitales provinciales categorizados como certificados además de cuatro hospitales municipales con igual categoría. Se destaca la participación de profesores en programas de diplomados, especialidades y maestrías, así como en la formación de especialistas en otras facultades, entre ellas Venezuela, Eritrea y Timor Leste.

La enseñanza del método clínico y epidemiológico a través de los programas, junto al desarrollo de las habilidades, permiten que el residente aprenda también la lógica del proceso investigativo.

La superación profesional posgraduada en Anestesiología y Reanimación

El proceso de control de la superación profesional se llevó a cabo en sus dos dimensiones con el monitoreo y la evaluación. El monitoreo se realizó a lo largo del proceso educativo de forma integrada, convirtiendo el análisis de contexto y la identificación de necesidades de capacitación en acciones pedagógicas que realimentaron y reorientaron el proceso educativo, problematizando y reflexionando críticamente la práctica en los servicios de salud.

En el contexto local los anestesiólogos asisten a la población camagüeyana y las actividades de superación están relacionadas a los principales indicadores de salud de la provincia.10

Los procedimientos empleados para la monitorización de la superación posgrado de los anestesiólogos fueron:

  • La observación directa del proceso y sus autores basado en la vigilancia, evaluación del desempeño por los jefes de Servicio de cada institución y el jefe de docencia de la especialidad con categoría auxiliar consultante durante la etapa de adiestramiento para trabajar en el Hospital Ginecobstétrico Ana B. de Mora en el Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña y en el Hospital Oncológico Marie Curie.
  • Entrevistas individuales a anestesiólogos con respecto a la necesidad de superación posgrado por profesores auxiliares consultantes.
  • Documentos y materiales utilizados en el proceso de trabajo que aporten informaciones, resultados en el contexto local. La autoevaluación anual de cada anestesiólogo docente y no docente sobre su progreso.
  • Evaluación de la competencia sobre el programa Materno Infantil para todos los anestesiólogos de la provincia se realizó. la prueba escrita para medir determinados conocimientos en relación con los estándares y las normas en el año 2013.
  • Prueba de desempeño en situación simulada a través de cursos, talleres coordinados por los profesores del claustro con problematización del proceso educativo.

La evaluación fue dirigida a los siguientes elementos:

  • El impacto sobre los indicadores de salud seleccionados por el sistema de información demográfica y la Oficina Nacional de Estadística relacionados con los servicios y las acciones de salud en Anestesiología y Reanimación.
  • Alto nivel de competencia y desempeño profesional de los recursos humanos.
  • El nivel de satisfacción de los usuarios y del conocimiento sobre los problemas de salud abordados.
  • Nivel de satisfacción de los participantes.
  • Criterio de las direcciones de los servicios sobre el desempeño profesional del personal que ha sido objeto de la capacitación, que incluye las modificaciones de las actitudes de los miembros del equipo de salud y de la población.
  • Nivel de compromiso grado de pertinencia y de motivación de los profesionales y de los equipos en cuestión.
  • Proceso de producción de los servicios y de la calidad alcanzada.

La evaluación que se realizó estuvo en función de las realidades y necesidades que se tienen en cuenta para el desarrollo de las intervenciones y la monitorización apoyada en los indicadores quirúrgicos.11,12

Con el objetivo de perfeccionar el sistema de educación de posgrado y superación continuada de los médicos del servicio de Anestesiología y Reanimación de la provincia Camagüey además de cursos, talleres, diplomados, entrenamientos que respondan a las necesidades de aprendizaje identificadas en el territorio en escenarios autorizados, se incentivan el diseño de cursos internacionales.

Tradición en el posgrado académico en el área de conocimiento de la especialidad

Para la formación de los especialistas en Anestesiología y Reanimación13 se coloca en el centro del accionar la utilización de los métodos activos de enseñanza como estrategia determinante para profesores y alumnos, pues se trata de enseñar a hacer. El hacer en Anestesiología y Reanimación se encuentra presente en el quehacer diario del profesor y el estudiante en el transcurso de las actividades de la clínica.

Los métodos como componentes del proceso enseñanza aprendizaje, permiten organizar la actividad cognoscitiva de los estudiantes para asegurar el dominio de los conocimientos; por ello, se apoyan en fundamentos lógicos del objeto de estudio, también en fundamentos psicológicos y pedagógicos, determinados por las condiciones de la situación de enseñanza y aprendizaje.

Desde la disciplina integradora y con la implicación del resto de ellas en los diferentes años de la especialidad, se propicia la participación del educando en el conocimiento, valoración y transformación de la salud del individuo mediante la utilización de los métodos clínico y epidemiológico social, cuando se trata del individuo y la población como objetos de estudio respectivamente, ambos mediante la monitorización del profesor.


La especialidad de Anestesiología y Reanimación se desarrolla con éxito dentro del proceso docente y en cumplimiento de los objetivos educativos, fundamentales encargos curriculares como los de educación en la esfera socio-política, la ética médica, historia de la profesión, y educación patriótico-militar; se trata y promueven valores de la cultura nacional y universal, así como el fortalecimiento de positivos rasgos del carácter y la personalidad del futuro profesional, con una trayectoria reconocida encaminada a resolver los problemas de salud que demandan su encargo social para lo cual cuenta con un claustro de 35 profesores.

Las investigaciones dan respuesta a los problemas declarados en la política científica y a las líneas de investigaciones proyectadas. Cada año se concluyen un grupo de proyectos según cronograma y se realizan otros nuevos, lo que permite la continuidad en la investigación por proyectos, propias de las instituciones donde laboran los profesionales.

El programa de la especialidad constituye un proceso formativo que se corresponde con las necesidades de los futuros anestesiólogos, dirigido al perfeccionamiento de la labor formadora de los recursos para la salud, que como encargo social deben desarrollar a través de métodos participativos y efectuarlo en los propios escenarios donde desarrollan su actividad social transformadora.

En la educación médica los procesos educacionales se sustentan en el principio de la vinculación de la teoría con la práctica y del estudio con el trabajo, cuya expresión académica la constituye la educación en el trabajo. Permite la preparación del personal con una profunda comprensión del proceso educativo en el que están inmersos, y que incorporen los elementos básicos de la investigación médica de la especialidad como herramienta principal de conocimiento de dicho proceso. Se contribuye a la formación y perfeccionamiento de la competencia y el desempeño de los anestesiólogos en correspondencia con las funciones y responsabilidades inherentes a su formación profesional. Propicia el desarrollo de las capacidades creativas para afrontar los análisis y soluciones de los problemas asistenciales, docentes e investigativos que se pueden presentar durante la realización del proceso de enseñanza-aprendizaje en las etapas formativas y de perfeccionamiento de los profesionales de la especialidad.

En consecuencia con lo expresado, el egresado: será un especialista capaz de hacer un uso pertinente de las herramientas conceptuales y metodológicas que permitan profundizar en el conocimiento del proceso asistencial, docente e investigativo de formación profesional de los recursos humanos, sobre la base de los principios y valores que sustentan el proyecto social; precisar las condiciones en que ello ocurre, evaluar los resultados del proceso formativo, así como proponer y desarrollar estrategias de solución para los problemas de salud detectados.

Vínculos de colaboración e intercambio académico en las áreas del conocimiento relacionadas con la especialidad

Desde 1988 se graduaron especialistas de Anestesiología y Reanimación cubanos de Ciego de Ávila 30 y de Las Tunas 43 del total de 230 graduados hasta el 2017 en Camagüey.

De los graduados extranjeros en 2001 comenzó el intercambio con Perú, seguido 2009 con San KittsNevis y en el 2016 una graduada de Angola para un total de este grupo de tres especialistas. De la ELAM se graduaron un total de 21 que promovieron desde el 2011 hasta 2016 de Colombia, Perú, y Paraguay.

La especialidad de Anestesiología y Reanimación en Camagüey trabaja con un claustro de reconocido prestigio. Tiene resultados que avalan hoy el impacto positivo y pertinencia social. Ha garantizado la formación integral y el perfeccionamiento de sus egresados en correspondencia con los principios de la salud pública cubana, y en respuesta a las demandas de los diversos niveles de atención.

Se participa en el proceso de formación académica de especialistas, cubanos y extranjeros, se realizan cursos, talleres, diplomados y entrenamientos territoriales con una numerosa matrícula de profesionales. El claustro exhibe en este trienio mejores resultados en cuanto a participación en eventos, publicaciones en revistas arbitradas e con la formación de especialistas de segundo grado y del primer doctor en ciencias médicas de la especialidad en Camagüey.

Los residentes cubanos y extranjeros son protagonistas de su propio proceso formativo, avalado por la Estrategia Integral de Trabajo Educativo y Político e ideológico. Se desarrolla un proceso curricular que garantiza el dominio de los modos de actuación profesionales acorde a los objetivos generales del Plan de Estudio de la especialidad.

El claustro de la especialidad proporciona experiencias educativas a residentes y estudiantes en entornos sanitarios de complejidad creciente para que sean clínicamente eficaces y asisten con seguridad y calidad elevada al paciente. Para desarrollar competencias en cualquier aspecto de la atención clínica, los educandos deben tener una base profunda de conocimientos fisiológicos, entender los hechos e ideas en el contexto de un marco conceptual y organizar sus conocimientos para facilitar su recuperación y aplicación.

La formación médica basada en la competencia (FMBC) es un enfoque que incorpora los resultados del educando en el diseño, el cumplimiento, la valoración y la evaluación de la formación médica.

Los principios de la formación basada en la competencia pueden combinarse con el modelo de adquisición de habilidades para desarrollar un marco de valoración del rendimiento. El educador en anestesiología puede encontrarse con gran variedad de educandos, desde residentes y especialistas de anestesiología, estudiantes de Medicina, estudiantes de anestesiología en enfermería, ayudantes de anestesiología y anestesiólogos en cursos de formación médica continuada. Además de proporcionar entrenamiento en anestesiología, el educador también debe ser capaz de aportar experiencias adecuadas a otros educandos de especialidades como, cirugía general, angiología, urología, otorrinolaringología, cirugía de cabeza y cuello, cirugía plástica y quemado, cirugía ortopédica, neurocirugía, cirugía maxilofacial, ginecología, obstetricia, pediatría y medicina de urgencias.

La anestesiología tiene una base científica clara y como consecuencia, ha impulsado el desarrollo de nuevas tecnologías para la atención clínica en el quirófano y más allá de él, permitiendo que los pacientes con enfermedades concomitantes complejas sean tratados con seguridad en intervenciones que no eran posibles.

Se identificaban cuatro objetivos de la formación médica:

  1. Estandarización e individualización: estandarización de los resultados del aprendizaje mediante valoración de las competencias, así como individualización del proceso de aprendizaje.
  2. Integración: conexión de los conocimientos oficiales con la experiencia clínica; integración de las ciencias básicas, clínicas y sociales; incorporación de la formación interprofesional y del trabajo en equipo al currículo.
  3. Hábitos de investigación y mejora: preparación de los estudiantes para desarrollar destreza, incluirlos en problemas que exijan una mejora de la calidad y seguridad del paciente.
  4. Formación de la identidad profesional: retroalimentación y valoración de la profesionalidad, promoción de las relaciones con facultativos de apoyo que estimulen altos estándares, creación de ambientes de aprendizaje en colaboración, comprometidos con la excelencia y el perfeccionamiento.

Los avances en la tecnología de la educación proporcionan nuevos modelos de la entrega de contenidos para la formación y valoración (simulaciones), para proporcionar entornos de colaboración en el aprendizaje y para aumentar la interacción con la clase. Aunque la administración de la anestesia es la responsabilidad principal de los anestesiólogos, la educación, responsabilidad y liderazgo son importantes en todo el ambiente perioperatorio. Además, los anestesiólogos asisten en medicina intensiva y en medicina del dolor, tanto en el paciente ingresado como ambulatorio. Durante las 43 ediciones del programa de anestesiología y reanimación se están produciendo avances en el sistema educativo de acuerdo con la creciente complejidad de la especialidad y sus responsabilidades.

La formación de los anestesiólogos en los escenarios camagüeyanos exige la actualización con los avances en la ciencia y práctica de la anestesiología y la necesidad de formación continua de los anestesiólogos en ejercicio ha adquirido la mayor importancia.

El docente promueve los principios éticos además del desarrollo de actividades que garanticen la adquisición adecuada de los conocimientos y habilidades establecidas en el programa de estudio de la especialidad. La formación médica se centra en la documentación de competencias específicas como guía de avance de un nivel de formación a otro.

La formación médica basada en las competencias se refiere a la puesta en práctica, la valoración y la evaluación de los programas de formación médica basándose en los resultados. Para tener valor como herramienta de documentación de las capacidades, la competencia debe ser capaz de ser observada, medida, valorada y no solo descrita. Los principios fundamentales de la formación médica basada en la competencia (FMBC) en el programa de Anestesiología y Reanimación son los siguientes, el enfoque en los resultados, el énfasis en las capacidades, y el énfasis en la capacitación basada en el tiempo. La FMBC puede desviar el enfoque hacia las capacidades adquiridas durante la formación más que al tiempo invertido en ella. La FMBC estimula una mayor centralización en el educando.

El currículo para la formación en la residencia en anestesiología se compone de tareas clínicas generales y en subespecialidades. Cada rotación tiene objetivos de aprendizaje, así como métodos de valoración y fuentes formativas. A medida que el residente avanza en su capacitación, las rotaciones se hacen progresivamente más exigentes. Durante todo el período de formación, el residente adquiere experiencia en la asistencia de pacientes con enfermedades subyacentes complejas intervenidos por las diferentes especialidades quirúrgicas complicados. Se espera que al finalizar la formación el residente muestre un juicio clínico claro en diversas circunstancias. La enseñanza didáctica y clínica en el programa de la residencia se diseña para cumplir la materia académica El 100 % de los estudiantes que aprobaron todas las actividades precedentes realizan la evaluación final en el plazo previsto en el calendario del programa.14,15

 

CONCLUSIONES

El desarrollo curricular del programa es evaluado como pertinente donde se observa correspondencia entre el perfil profesional del especialista, las competencias o capacidades y los problemas identificados en el puesto de trabajo y sus soluciones.

Existe una adecuada relación entre la teoría y la práctica especializada, dirigida a la formación integral del especialista, y se propueve la multidisciplinariedad interdisciplinariedad y transdisciplinariedad.

Se cumple adecuadamente con el objetivo general y de las actividades laborales establecidas en el plan de estudio, asegurando la adquisición de nuevas competencias laborales que perfeccionan el modo de actuación de los especialistas.

Se pudo comprobar la existencia de escenarios docentes que permiten el desarrollo de la rotación de los estudiantes de la especialidad y el consta de una documentación aprobada por el Comité Académico para la evaluación de la actividad profesional.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Dirección Nacional de Especialización y Grados Científicos. Programa de especialización en Anestesiología y Reanimación. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 1983.

2. Ministerio de Salud Pública. Anuario Estadístico de Salud. La Habana: MINSAP; 2016.p. 17.Disponible en: http://bvscuba.sld.cu/anuario-estadistico-de-cuba/

3. Garófalo Fernández N, Gómez García AM. La salud pública en la Revolución cualidades y cronología 1959-2008. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2009.

4. Delgado García G. Temas y Personalidades de la Historia Médica cubana. Cuadernos de la Historia de la Salud Pública (Vol. 72). La Habana: Ministerio de Salud Pública; 1987.

5. López Civeira F, Loyola Vega O, Silva León A. Cuba y su historia. La Habana: Editorial Félix Varela; 2004.

6. Aguilera Vargas T, Albelo Ginnart R, Rafael Vázquez B, Núñez Facenda D, Lovelle Rodríguez X, Álvarez García O, et al. Historia Universal y de Cuba en los tiempos modernos (1871-1917). La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1979.

7. Loucraft A, López Rivero J. Memorias y experiencias de la Anestesiología y Reanimación en Camagüey [videocinta]. Camagüey: TeleCamagüey; junio 2016.

8. Lacoste Aguirre DR. Biografía. Camagüey: Museo de la Medicina San Juan de Dios; 2015.

9. Mendoza del Pino M. Visión histórica del Hospital Provincial Docente de Oncología "María Curie" de Camagüey. Rev Hum Med [Internet]. 2014 Ago [citado 7 Jun 2017]; 14(2):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202014000200006

10. Ministerio de Salud Pública. Anuario Estadístico de Salud. La Habana: MINSAP; 2016.p. 30.Disponible en: http://bvscuba.sld.cu/anuario-estadistico-de-cuba/

11. Programa para el perfeccionamiento continuo de la calidad de los servicios hospitalarios. En: Barquisimeto Ramírez H, Gómez Cabrera RF, Ramos Domínguez BN, Hernández Tápanes RL, Bernal Secada P, Gutiérrez Herrera FM, et al. Dirección de Hospitales. Un complejo universo. La Habana: MINSAP; 2010.p.187-220.

12. MINSAP. Programa Nacional de Dirección de Registros Médicos y Estadística. Modelo 241-487-02 actividades de Cirugía y Anestesia. La Habana: MINSAP; 2015.

13. Dirección Nacional de Especialización y Grados Científicos. Programa de especialización en Anestesiología y Reanimación. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 2015.

14. Universidad de Ciencias Médicas. Secretaría General. Carlos J Finlay. Camagüey: Ciencias Médicas; 2016.

15. Ministerio de Salud Pública. Prioridades y objetivos de trabajo. La Habana: MINSAP; 2013. p. 21.

 

 

Recibido: 20/07/2017
Aprobado: 19/10/2017

 

 

Zaily Fuentes Díaz. Doctora en Ciencias Médicas. Master en Urgencias Médicas. Especialista de Medicina General Integral. Especialista de Segundo Grado en Anestesiología y Reanimación. Profesor Asistente e Investigador Agregado. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Carretera Central Km 4½. Camagüey. Cuba. zaily@hmp.cmw.sld.cu

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons