SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 número1REFLEXIONES SOBRE LA INTERVENCION TEMPRANA EN NIÑOS CON SINDROME DE DOWN CONSIDERANDO LA FAMILIA Y LA COMUNIDADFACTORES PREDICTORES DE RECURRENCIA ICTAL. ESTUDIO COMUNITARIO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Habanera de Ciencias Médicas

versión On-line ISSN 1729-519X

Rev haban cienc méd v.8 n.1 Ciudad de La Habana ene.-mar. 2009

 

 

 

Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (ISCM-H)

Facultad de Ciencias Médicas Dr. Enrique Cabrera Cossío

 

DR. ALBERTO YERO VELASCO PARADIGMA DE LA ANESTESIOLOGIA CUBANA

Dr. Alberto Yero Velazco, a paradigm for Anesthesiology in Cuba

 

*Lic. Eduarda Ancheta Niebla.

**Enf. Especializada Luzdemia Ancheta Niebla.

 

*Asistente de Enfermería Médico-Quirúrgica e Historia de la Enfermería. eduarda.ancheta@infomed.sld.cu

**Profesora de Enfermería. Teléfono: 6401107. ayerov@infomed.sld.cu

 

RESUMEN

Para poder realizar este trabajo, buscamos entre toda la documentación del doctor Alberto Yero Velasco, y en ella encontramos reflejados aspectos importantes de su vida, durante la niñez y juventud, estudios realizados, vida laboral y su actividad como profesor de distintas Facultades de Ciencias Médicas, así como su quehacer científico tanto en Medicina como en otras Ciencias. Destacamos toda su actividad política y revolucionaria antes y después del triunfo de la Revolución.

Accedimos a su expediente de la Universidad de La Habana y su Tesis de Grado en el Museo Carlos J. Finlay, y a toda la documentación en la que se manifiesta su actividad como médico en Cuba y en el Estado de Illinois en la ciudad de Chicago, donde vivió 7 años. También nos entrevistamos con su esposa para obtener otros datos de interés general para valorar la hermosa vida de consagración a la enseñanza de la Anestesiología en Cuba. Con ellos, conformamos esta biografía.

Palabras clave: Consagración, Anestesiología, Revolucionario íntegro.

ABSTRACT

To be able to carry out this work we gave ourselves to the task of looking for among the whole documentation that taenia the paradigmatic doctor Alberto Yero Velasco, and in her we are reflected, important aspects of their life during the niñes youth studies carried out labor life and of their activity like professor of different Abilities of Sciences you Prescribe as well as of their chore scientist so much of medicine as of other Sciences.

We consented to their file of the University of the Havana and their Thesis of Grade in the Museum Carlos J. Finlay as well as to the whole documentation that the kept taenia where he/she is reflected their activity like I prescribe in Cuba and in the State of Illinois in the city of Chicago where he/she lived seven years, we Also interview with their wife to obtain other data of general interest to value the beautiful consecration life to the teaching of the Anesthesiology in Cuba. With these data we conform this biography.

Key words : Consecration, Anesthesiology, Revolutionary integre.

 

INTRODUCCION

Cuando nos adentramos en el estudio de la vida del doctor Alberto Antonio Yero Velasco, nos percatamos de que este profesional de la Medicina cubana, consagró su vida al cuidado de sus pacientes y al mismo tiempo pudo enseñar a las futuras generaciones; como anestesiólogo no solo ejerció su profesión, sino que también les enseñó esa parte importante del ser humano que lo lleva a definirlo como ser social y buscar cómo este debe consagrarse para vivir con las mejores condiciones posibles y poder escoger su militancia política.

Objetivos

1.- Destacar los rasgos más importantes de sus primeros años hasta su

juventud.

2.- Detallar aspectos relevantes en su vida profesional.

3.- Valorar su actitud como cubano consecuente con su momento histórico.

4.- Demostrar por qué él representa un paradigma de la Anestesiología

Cubana.

 

DESARROLLO

Nacimiento, infancia y juventud

Alberto Antonio Yero Velasco nace en La Habana el 13 de junio de 1928, en el seno de una familia de trabajadores; su padre, chofer de ómnibus y su madre, despalilladora de tabacos. Ella fue Militante de la Unión Revolucionaria Comunista en la dictadura machadista y tesorera del Sindicato de Despalilla-doras en esa época.

El doctor Yero cursó su enseñanza primaria hasta el 3er. grado en la Escuela Pública núm. 7 en Santos Suárez: de este grado hasta el sexto, en otra escuela llamada Instituto Yverdon; el séptimo y octavo grados los cursó en un solo año en la Escuela Bautista; esta escuela daba el derecho a ingresar en el Instituto de Segunda Enseñanza sin realizar el examen de ingreso.

Comenzó esta enseñanza en el Instituto núm. 1 de La Habana en 1942; se graduó de Bachiller en Ciencias en 1947. Durante su permanencia en el Instituto, militó en una organización dirigida por un compañero de curso llamado Gustavo Masó, quien fuera asesinado varios años después.

La finalidad de esa organización era expulsar a la dirigencia “bonchista” que controlaba el Instituto apoyados por los políticos de esa época, objetivo que lograron.

Estudios de Medicina

En 1947, comenzó a estudiar Medicina, militando en aquellos momentos en un partido estudiantil llamado Acción Cívica Estudiantil, que pretendía adecentar la Universidad; esta militancia y su anterior historia en el Instituto, hizo que el presidente de la Escuela de Medicina Orlando Bosch (hoy libre en Miami y estrechamente vinculado a Posada Carriles en el sabotaje al avión cubano en Barbados), lo amenazara de muerte; a todos los del grupo que acababan de ingresar a la Escuela, les prohibió que entraran a las aulas, por lo que, conociendo que este individuo estaba apoyado por la UIR, una organización gansteril de aquellos tiempos, se vieron forzados a portar armas para defender sus vidas y poder estudiar la Carrera de Medicina como era su propósito; testigo de estos hechos fue el Dr. Eberto Cue, quien, en esos momentos, había sido electo Presidente de la Escuela de Odontología.

Participó en todas las marchas de protesta organizadas por la FEU.

El 10 de Marzo de 1952, los sorprende en un examen, por lo que permanecen en la Universidad, debido también a que se les había prometido iban a entregarles armas; luego, él y un grupo de los que trabajaban en Maternidad América Arias, integrantes de una asociación estudiantil muy combativa (entre los miembros estaba el ex Ministro de Salud Pública, recién fallecido Dr. Sergio del Valle Jiménez) pretendían tomar el edificio y hacerse fuertes en él hasta ver cómo se desarrollaban los acontecimientos. Así permanecen durante varias horas hasta que los guardias de un patrullero que custodiaban el Hospital, quienes no habían participado en nada hasta el momento, les obligaran a abandona su empeño

A partir de esa época, ya fue bastante conocido por la policía de entonces (había sido detenido varias veces por problemas estudiantiles) y registraban su automóvil, con el cual se movía para dar anestesia en distintos sitios, entre ellos, el Hospital de Mazorra que era donde trabajaba; estos registros eran continuados y diarios, y a veces más de una ocasión al día.

Se gradúa de Doctor en Medicina en 1954 presentando la Tesis Cambios fisiológicos de la pubertad en la mujer.

Una mañana, a comienzos de 1956, en la esquina de 26 y Zoológico, lo detuvo el Coronel Orlando Piedra (tristemente conocido por lo sanguinario que fue con todos los revolucionarios), quien intentaba llevarlo al Buró de Investigaciones, a lo cual él oponía resistencia por saber lo que significaba ese lugar; en ese momento pasa por allí el Dr. Rene Triay, con el que el trabajaba (más tarde abandonó el país) y al verlo en esa situación y por conocer personalmente a Orlando Piedra, se detuvo y conversó con él durante unos minutos y logró convencerlo de que Yero no estaba en ninguna actividad revolucionaria; Piedra lo deja en libertad, no sin antes proferirle una serie de amenazas hacia su persona. Hasta ese momento este médico que lo tenía de anestesista, en sus casos particulares y que no le convenía que se fuera del país, le recomendó que viajara a los Estados Unidos porque en Cuba corría peligro. Al estar bajo tensión y amenaza perpetua, decide salir del país

Posteriormente, pide un contrato de trabajo en un hospital en la ciudad de Chicago, donde residían muchos compañeros de curso, quienes se habían ido de Cuba por causas muy similares a la de él. Al recibir la anuencia de este contrato de este hospital de Chicago sale de Cuba, con su esposa, en marzo de 1956.

Estancia en EE.UU. Su actividad revolucionaria

En ese país, revalida su título de médico y trabaja en el Sedwech Covernan de la ciudad de Chicago, y posteriormente abre una consulta propia.

Viviendo en esa ciudad, ocurrió el desembarco del Granma, lo que les hace pensar a todos los cubanos que estaban con él que esa sería una forma de derrocar la tiranía batistiana.

Aproximadamente, a mediados de 1957, participó en la Fundación de la filial del Movimiento 26 de Julio, en la casa de un cubano de apellido Montejo; en esa ocasión, estaba en ese lugar una compañera muy joven de apellido Marsans; según ella decía, fue la que propició que el periodista Herbert Matthews tomara una película de Fidel en la Sierra.

Poco tiempo después, fueron citados por el Dr. Ernesto de la Torre, Juan Abrahantes y Armando Fleites este ultimo compañero de su curso y se le planteo fundar una filial del Directorio Revolucionario, especialmente, con los médicos que vivían allí; debían hacer propaganda y colectar dinero para ayudar a abrir otro Frente de guerra en La Sierra; esto los llenó de júbilo, pues cabía la posibilidad de regresar a Cuba y poder pelear con las armas en la mano. Se acordó la Junta Directiva, integrada por el Dr. Ernesto de la Torre, secretario general; Dr. Diego Cobelo, tesorero; Dr. Pablo Pérez Fernández, secretario de Propaganda y el Dr. Alberto Antonio Yero como vicetesorero.

Inmediatamente, contactan con los compañeros de 26 de Julio para trabajar las dos organizaciones en conjunto, con un espíritu unitario, ya que la mayor parte de la Junta Directiva del Directorio Revolucionario también había participado en la fundación de la filial del 26 de Julio; esta unión dio buenos resultados, ya que al unirse ambas fuerzas podían movilizar gran cantidad de cubanos y latinoamericanos residentes en Chicago; los actos políticos los realizaban en conjunto, pero dividían lo recaudado entre ambas organiza-ciones. De esa forma, se dieron actos en un local que tenían alquilado para esas actividades donde hablaban varios compañeros, entre ellos, Dr. Roberto Agramonte, Felipe Pazos, Faure Chomon, Luis Blanca, Tony Varona, Urrutia y algunos más. Una característica de esos actos era el fervor revolucionario y el sentido antiimperialista del público asistente y de algunos oradores .En una oportunidad en que habló el compañero Faure Chomon, planteó puntos candentes entre las relaciones de EEUU con Cuba lo que provocó grandes aplausos de los concurrentes; después habló Felipe Pazos, quien se refirió a la dependencia que debía tener Cuba en la economía americana, lo que suscitó un fuerte intercambio de palabras entre Faure y Felipe en el local del 26 de Julio donde se estaba desarrollando la actividad, ya que no concordaban sus puntos de vista.

Hubo actos en los que se separaban las dos organizaciones, y también hacían colectas yendo de casa en casa de cubanos y latinos, y se enviaba lo recaudado a Miami para que, posteriormente, se hiciera llegar a Cuba; de esa forma también enviaban medicinas y hasta una planta de radio, casi al final de la guerra, de la cual lo último que supieron fue que llegó hasta Gran Caimán, pero no se ha podido localizar el lugar donde fue a parar si es que llegó a Cuba.

Todos sus contactos con Juan Abrahantes, Armando Fleites y Faure Chomon, los hacían a través del secretario De la Torre; cuando estos salieron para Cuba, se quedó como contacto Pepín Naranjo compañero de su curso, quien vivía en Miami.

Los que habían quedado en Chicago les preocupaba la dificultad que tenían para regresar a Cuba; llamaron a Miami a Pepín Naranjo y este les dijo que no había oportunidad ya que la policía había descubierto las armas que tenían escondidas. Así las cosas, el compañero Diego Cobelo va a Miami y se queda como Tesorero hasta la disolución de la filial al triunfo de la Revolución. Se vendieron las cosas que había en el local del 26 de Julio y el dinero recaudado se envió para Cuba, se levantó un acta por De la Torre, pero desgraciadamente no guardo una copia.

A finales de marzo de 1958, en los días que él era tesorero del Directorio Revolucionario, le llamó un compañero y le informa que estaba recibiendo una estación desde Cuba llamada Radio Rebelde y le dio los datos de cómo sintonizarla; en efecto, enseguida compró un equipo y una grabadora, y comenzó a escuchar la emisora que, mezclada con ruidos de la estática y las radiotelegráficas, llegaba desde la planta que transmitía desde la Sierra Maestra y que estaba llamando a la Huelga General (Huelga de Abril). Desde ese momento, él y el compañero comenzaron a grabar noche a noche y día a día, las emisiones de Radio Rebelde. No solamente grababan las emisiones hacia la población, sino también todos los códigos de otras plantas en el exterior y que colaboraban en la lucha revolucionaria.

El compañero que hacía las grabaciones en algunas oportunidades en los mítines que se celebraban con los compañeros del 26 de Julio para recaudar fondos, las transmitía.

El esfuerzo de realizar las grabaciones fue muy grande, ya que ambos trabajaban y a veces tenían que esperar hasta las doce de la noche. De esta manera se mantenían bien informados de los acontecimientos en Cuba, donde no podían regresar, pero, al mismo tiempo, sentían la satisfacción de ir acumulando algo histórico

El 31 de diciembre del 1958 fue muy triste para él, había ido a esperar el año con otro médico amigo y no pudo oír la transmisión de esa noche; solo oían las noticias de la radio y la televisión norteamericanas que mentían en las noticias que daban; hablaban de la derrota de Las Villas, especialmente en Santa Clara y otras más.

Después de las doce regresan al hogar y antes del amanecer el compañero lo llama para decirle que Batista había huido y que fuera para su casa y llevara el radio y todo el equipo de grabación; inmediatamente llegaron y formaron un centro de monitoreo de todas las transmisiones que hacía Radio Rebelde, las emisoras oficiales y por los amateurs, quienes grababan todo lo que se transmitía; aquella noche tan triste, se convirtió en el día más feliz que jamás vivió. La casa parecía de locos, con visitantes que venían de otros sitios, o para enterarse de todo lo que pasaba y ellos grabando si casar.

Después del Triunfo de la Revolución regresa repatriado; grabó todo lo que pudo; una parte se quedó en EEUU.

El pensaba que todas estas grabaciones se guardaban aquí en Cuba; accidentalmente se encontró con el compañero Jorge Enrique Mendoza en la Ciudad de Camagüey y le mencionó las grabaciones que él tenía, esto fue una sorpresa para él, pues según le dijo Mendoza ellos solo tenían una cinta que borraban todas las noches y que para colmo de desgracias, en una oportunidad, cambiando de sitio la Planta se había perdido una mochila con todos los papeles ,con los textos de los discursos y programas.

Meses después fue a ver al entonces Ministro de Interior el Dr. Sergio del Valle Jiménez con quien lo unía una gran amistad y le contó lo de las graba-ciones y éste rápidamente se comunicó telefónicamente con el Comandante Raúl Castro, quien encomendó a Cio Wong para que recopiara las cintas.

Años más tarde, un compañero amigo de él y del otro compañero que todavía vivía en EEUU, viajó a Chicago y visitó la casa de este compañero que guardaba el total de las copias y regrabó el resto que faltaba y posteriormente lo entregó al Estado. Y así fue como llegaron a Cuba las transmisiones de Radio Rebelde, todas las transmisiones en código, las entrevistas, conversa-ciones entre los distintos frentes y aún por teléfono de campaña desde fines de marzo de 1958 hasta el Primero de Enero de 1959, El Dr. Alberto Yero dejó, al morir, a su esposa las grabaciones. Si hoy Cuba cuenta con ellas se debe a su tesonera labor y la de su compañeros.

En septiembre de 1959 vino con su esposa a visitar Cuba y repitió la visita en 1960 para recorrer parte de la Isla para conocer la obra de la Revolución

Según se fue fortaleciendo la Revolución, a ellos se les fue haciendo más difícil la estancia en EEUU por su adhesión a la causa cubana, cosa que hizo saber en un discurso que realizó en el Club de los Optimistas de la ciudad de Havana, en el Estado de Illinois, USA, donde residía y en el cual criticaba la actitud del gobierno norteamericano al apoyar la quema de loscañaverales y permitir que se estuvieran armando bandas contrarrevolucionarias. Así los sorprende la Invasión a Girón y la declaración de Cuba como país Socialista. Decide regresar a Cuba en unión de su esposa, ya que los médicos se estaban yendo del país y él quería participar en la construcción del socialismo, que ya conocía desde muy joven por ser tema de conversación en su hogar paterno. Pide orientación al Colegio médico y le dicen que sería bien recibido, pues eran muchos los médicos que estaban abandonando el país y su actitud era digna de tener en cuenta.

Llegaron a La Habana el 4 de septiembre de 1961, junto con un compañero del hospital América Arias el Dr. Boris Klendorf y su familia.

Una vez en Cuba comienza a trabajar en el hospital Calixto García como anestesista, inmediatamente se integra a las Milicias Nacionales Revolucio-narias que radicaban en Juan Delgado y San Mariano, las cuales se desintegraron poco tiempo después y pasa a la Reserva.

En octubre, en el Instituto Nacional de Cirugía y Anestesiología INCA, en ese entonces en el Hospital Freire de Andrade, ocupa el cargo de instructor durante los años que permaneció allí,

En calidad de prestación de Servicio trabajó algunos meses en el hospital Nacional (hoy Enrique Cabrera).

En el hospital Freire de Andrade, desempeñó cargos de Instructor de Anestesiología, Jefe de Servicio, Secretario de Asuntos Laborales del Sindicato y perteneció al primer Consejo de Trabajo de ese Centro.

En 1965, es nombrado Instructor Graduado de la Escuela de Medicina de La Habana; al pasar este Centro a formar parte del sistema docente de la Universidad, permaneció en él hasta 1968.

En septiembre de 1968, fue seleccionado para asistir al Congreso Mundial de Sociedades de Anestesia, estando también en esa oportunidad en España y Francia donde tomo cursos de Post grado.

A su regreso, se le encomienda ir a la provincia de Camagüey ya que se iba a crear una Filial de la Facultad de Medicina. Allí permaneció un año ocupando al mismo tiempo los cargos de Jefe de Anestesia de la provincia y Jefe de Anestesia del hospital, donde formó bajo su tutoría el primer curso de técnicos de Anestesia y recibió los primeros Residentes de esa especialidad, concluyó esta labor en octubre de 1969.

Al regresar a La Habana, comenzó a trabajar en el hospital Covadonga (hoy Salvador Allende, que hasta entonces había sido una Clínica Mutualista) con el mismo objetivo de organizar la Docencia de Anestesiología. Fue jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación hasta 1988 en que pidió lo relevaran del cargo, por problemas de salud.

El 17 de febrero fue nombrado Profesor Titular de Cirugía (Anestesiología).

En el último trimestre de 1972, estuvo becado por la OMS en la Residencia Sanitaria “ La Paz” en Madrid, España, para pasar un curso de Cuidados Intensivos.

Desde 1969, es nombrado Secretario del Grupo Nacional de Anestesiología.

El Ministerio de Salud Publica hace un reconocimiento a tres anestesiólogos destacados entre los que se encontraban el Dr. Fernando Polanco, Dr. Alberto Fraga y Dr. Alberto Yero Velasco. El Artículo decía: Tres Glorias de la Anestesia en Cuba. Nosotros agregamos si el ballet tiene sus joyas, estos anestesiólogos pueden ser considerados como las Tres Joyas de la Anestesiología cubana.

Actividades Científicas

Sería interminable mencionar los cursos tanto nacionales como internacionales en los que participó.

Fue asesor o tutor de numerosas tesis de grado, así como asesor de numerosos trabajos científicos. Obtuvo en 1987 el título de Doctor en Ciencias

Participó en todos los Congresos de la Sociedad de Anestesiología, de la cual era miembro desde el 1 de octubre de 1961; en enero de 1962 es elegido secretario desde 1963 hasta abril de 1973; desde 1973 hasta 1975, es miembro Titular de esta sociedad. También perteneció a la Word Federation of Societes of Anesthesiology

Participo en jornadas, seminarios, fórum de Ciencia y Técnica, además de asistir a numerosas actividades en otros hospitales entre ellos, en el de la Isla de la Juventud, Hospital 10 de Octubre y el Salvador Allende; también participó en Jornadas Científicas y Pedagógicas de profesores y en Jornadas Científicas Estudiantiles, patrocinadas por la Facultad de Ciencias Médicas

Es coautor del libro Cirugía de Guerra 1969 y Tratado de Cirugía; Texto del Curso de Técnicos de Anestesia (tres capítulos);Texto del curso Post Básico de Enfermeras Especializadas en Anestesia (dos capítulos), 1980. Ha publicado numerosos artículos en distintas revistas cubanas y extranjeras.

Fue miembro de la Comisión Central Metodológica del ISCMH, así como de los Tribunales estatales; presidente y secretario de los tribunales para los cambios de categoría docente del ISCMH. Fue miembro también de la Comisión de Estudios Martianos.

Su vida como revolucionario ya en Cuba

Actividades como Reservista

Perteneció a la Reserva de las FAR; fue movilizado en varias oportunidades; cuando la Crisis de Octubre estuvo en Santa Clara; impartió clases en dos cursos completos de Cirugía y Preparación Militar Especial, escribió un capítulo del libro Cirugía de Guerra, doctrina única de las FAR, vigente en la actualidad.

Condecoraciones

Medallas:

1.- Manuel Fajardo.

2.- Aniversario Facultad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay. Camagüey.

3.- Por la Educación Cubana.

4.-José Tey .

5.-Frank País.

6.-Sello Constructor eficiente Efigie Raúl Roa García (Excepcional) .

7.-28 de Septiembre.

Tiene otras distinciones como:

Trabajador Destacado en el Centro y a nivel provincial.

Reconocimiento de la Cruz Roja Cubana.

Destacado en la categoría profesor titular a nivel nacional.

 

ABSTRACT:

To be able to carry out this work we gave ourselves to the task of looking for among the whole documentation that taenia the paradigmatic doctor Alberto Yero Velasco, and in her we are reflected, important aspects of their life during the niñes youth studies carried out labor life and of their activity like professor of different Abilities of Sciences you Prescribe as well as of their chore scientist so much of medicine as of other Sciences.

We consented to their file of the University of the Havana and their Thesis of Grade in the Museum Carlos J. Finlay as well as to the whole documentation that the kept taenia where he/she is reflected their activity like I prescribe in Cuba and in the State of Illinois in the city of Chicago where he/she lived seven years, we Also interview with their wife to obtain other data of general interest to value the beautiful consecration life to the teaching of the Anesthesiology in Cuba. With these data we conform this biography.

Key words : Consecration, Anesthesiology, Revolutionary integre.

 

CONCLUSIONES

Hemos podido constatar que el Dr. Alberto A Yero Velasco supo valorar de cuál lado debía estar un joven si quería lograr la igualdad social que aprendió desde su hogar y que luego reforzó en sus años de estudiante, primero de bachillerato y después en la universidad.

Tanto en Cuba como fuera de ella, su prestigio como profesional siempre estuvo de acuerdo con el momento histórico que le tocó vivir y su siempre fidelidad a la Revolución cubana.

Sirva este trabajo como un sincero homenaje a su vida ejemplar, paradigma para las nuevas generaciones que deben ver en él al profesional cubano que desea nuestra Patria.

 

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

1. Expediente universitario folio 168 número 10644. Archivo Universidad de La Habana.

2. Tesis de Grado Museo Carlos J Finlay. Ciudad de La Habana.

3. Curriculum, Biografías y otros documentos.

4. Entrevista a Luzdemia Ancheta Niebla. La Habana: 2006.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons