SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 issue2Che Guevara in Cuban Children.: Among the Mythical Hero and Achievable IdealImmersion of the Dominican Universities in the Digital Era author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina

On-line version ISSN 2308-0132

Estudios del Desarrollo Social vol.4 no.2 La Habana May-Aug. 2016

 


ARTÍCULO ORIGINAL


Retrospectiva histórica del cine cubano (1959-2015)

 

Historical Retrospective of Cuban Cinema (1959-2015)

 

 

Dr. Antonio Álvarez Pitaluga

Profesor Auxiliar Facultad de Filosofía e Historia, Universidad de La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

El artículo propone un recorrido panorámico por el cine cubano de ficción desde la fundación en 1959 del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico (ICAIC), hasta la actualidad, 2015. A través del mismo se persigue demostrar la relación entre el cine, la cultura y la sociedad cubanas para valorar cómo la cinematografía cubana ha reflejado el desarrollo contemporáneo de la nación a través de sus políticas culturales y principales problemáticas socioculturales.

PALABRAS CLAVE: cine, ICAIC, política cultural, hegemonía, cultura, sociedad, Cuba.


ABSTRACT

The article proposes a panoramic tour of the Cuban fiction film since the founding in 1959 of the Cuban Institute of Art and Industry Cinematography (ICAIC), to the present, 2015. Through it he seeks to demonstrate the relationship between film, culture and Cuban society to assess how the Cuban cinema has reflected the contemporary development of the nation through its cultural policies and main sociocultural issues.

KEYWORDS: cinema, ICAIC, cultural politics, hegemony, culture, society, Cuba.


 



Resulta muy difícil estudiar una revolución desde un concepto o una definición teórica. La confluencia intelectual de varios presupuestos teóricos es la clave ideal para un acercamiento a su totalidad. Su complejidad social así lo exige. A veces ni tan siquiera vivir dentro de ella garantiza su compresión. El binomio cíclico razón-irracionalidad se torna una constante de su decurso cotidiano y épico. No pocos asumen una revolución como un punto de llegada, el arribo a una meta por la toma del poder político y el control de las instituciones del pasado; sin embargo, una revolución real es algo muy distinto.

Se trata de un punto de partida, de un inicio tras la toma del poder que supone una permanente transformación social hasta articular una nueva lógica de la realidad. Es el hecho cultural más importante de su tiempo histórico. Constituye un proceso de subversión cultural de todas las representaciones de la realidad y de los poderes que tanto el Estado como los sujetos comunes construyen y reproducen en sus subjetividades para crear un nuevo sistema de relaciones sociales; en el cual se refunda la cultura nacional, pilar esencial de la hegemonía cultural que se pretende.(1)
Cuando triunfa la Revolución Cubana en 1959 lo anterior fue entendido como la base del nuevo cambio a que se aspiraba. La hondura de aquel viraje histórico implicó el desmontaje del viejo Estado y a su vez el montaje de uno nuevo. El camino proyectado fue posible ya que se actuó de inmediato en lo más importante del ciudadano más allá de su procedencia o status social: su subjetividad. Era preciso subvertir violentamente la mentalidad para desarticular un sistema de