SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.84 issue2Most common systemic venous abnormalities found in the fetus: embryology, prenatal diagnosis and cardiogenetic adviceTen-year study on varieties of parotid tumors in pediatrics author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Revista Cubana de Pediatría

Print version ISSN 0034-7531

Rev Cubana Pediatr vol.84 no.2 Ciudad de la Habana Apr.-June 2012

 

ARTÍCULO DE REVISIÓN

 

Errores innatos del metabolismo de las purinas y otras enfermedades relacionadas

 

Inborn purine metabolism errors and other related diseases

 

 

MSc. Lic. Jiovanna Contreras Roura

Centro Nacional de Genética Médica (CNGM). La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

Los errores innatos en el metabolismo de las purinas son trastornos hereditarios complejos de gran impacto clínico, que presentan síntomas variables de acuerdo con el tipo de enfermedad. Pueden presentarse problemas renales de origen desconocido, retardo mental con manifestaciones neurológicas, retardo del crecimiento, infecciones recurrentes, automutilación, inmunodeficiencias, anemia hemolítica inexplicable, artritis gotosa, historia familiar, consanguinidad y reacciones adversas a fármacos que son análogos de las purinas. Las investigaciones de estas enfermedades comienzan generalmente con la cuantificación del ácido úrico en suero y en orina, por ser el producto final del metabolismo de las purinas en humanos. La dieta y el consumo de medicamentos, entre otras condiciones patológicas, fisiológicas y clínicas, también pueden modificar los niveles de este compuesto. Esta revisión pretende divulgar información de los errores innatos en el metabolismo de las purinas, y facilitar la interpretación de los niveles del ácido úrico y otros marcadores bioquímicos útiles en el diagnóstico de estas enfermedades. Se incluyen tablas que relacionan estas enfermedades con los niveles de excreción de ácido úrico y otros marcadores bioquímicos, las enzimas alteradas, los síntomas clínicos, el modo de herencia y, en algunos casos, el tratamiento propuesto. Este trabajo nos permite afirmar que las variaciones en los niveles del ácido úrico y la presencia de otros marcadores bioquímicos en orina, constituyen una herramienta importante en la pesquisa de algunos errores innatos en el metabolismo de las purinas, así como de otras condiciones patológicas relacionadas.

Palabras clave: errores innatos en el metabolismo, ácido úrico, purinas.


ABSTRACT

Inborn purine metabolism errors are complex inherited disorders of great clinical impact that present with variable symptoms according to the type of disease. It might occur renal problems of unknown origin, metal retardation with neurological manifestations, retarded growth, recurrent infections, self-mutilation, immunodeficiencies, unexplainable haemolytic anemia, gout-related arthritis, family history, consanguinity and adverse reactions to those drugs that are analogous of purines. The study of these diseases generally begins by quantifying serum uric acid and uric acid present in the urine which is the final product of purine metabolism in human beings. Diet and drug consumption are among the pathological, physiological and clinical conditions capable of changing the level of this compound. This review was intended to disseminate information on the inborn purine metabolism errors as well as to facilitate the interpretation of the uric acid levels and other biochemical markers making the diagnosis of these diseases possible. The tables relating these diseases to the excretory levels of uric acid and other biochemical markers, the altered enzymes, the clinical symptoms, the model of inheritance, and in some cases, the suggested treatment. This paper allowed us to affirm that variations in the uric acid levels and the presence of other biochemical markers in urine are important tools in screening some inborn purine metabolism errors, and also other related pathological conditions.

Key words: inborn errors in metabolism, uric acid, purine.


 

 

INTRODUCCIÓN

Los errores innatos en el metabolismo (EIM) de las purinas son un grupo de enfermedades que se caracterizan por concentraciones anormales de estos compuestos y/o sus metabolitos en células o fluidos biológicos, debido a una baja o alta actividad de las enzimas involucradas en el metabolismo (síntesis, recuperación y degradación) de las bases púricas (Fig.). No son bien conocidos y frecuentemente no son reportados ni mencionados en la literatura general, así como en las revisiones bibliográficas dedicadas a otros EIM. Debido a esto, constituyen un problema diagnóstico en la medicina, unido a que la verdadera incidencia y prevalencia de estas enfermedades no está clara, porque solamente un número limitado de centros pesquisan estos defectos. Debido a que los signos y síntomas clínicos son extremadamente variables y a que algunos pacientes afectados bioquímicamente son asintomáticos, la mayoría de los pacientes aquejados de estas enfermedades no son diagnosticados. Además, clínicamente estos defectos no son fácilmente reconocibles porque los síntomas son inespecíficos, lo que trae como consecuencia un subregistro y que los pacientes no reciban el tratamiento disponible de acuerdo con el desarrollo actual de la ciencia.1-6


Estructura química de las purinas

Las purinas son bases nitrogenadas, es decir, compuestos orgánicos heterocíclicos aromáticos. Su estructura química está formada por 2 anillos fusionados, uno de 6 átomos y el otro de 5. En total, estos anillos presentan 4 nitrógenos, 3 son básicos y el otro no lo es. Son insolubles en agua a pH fisiológico. Todas las bases nitrogenadas son bases débiles (ionizables a pH 9-10), aunque los grupos ceto (=O) pueden tautomerizar a enol (-OH) y conferirles cierta acidez. La adenina es la más básica de todas, y el ácido úrico tiene carácter ácido debido a los 3 grupos ceto. A 260 nm todas las bases absorben luz ultravioleta (UV), las longitudes de onda máxima varían desde 259 nm (guanina) hasta 276 nm (citosina).7-9

Dos de las bases de los ácidos nucleicos, adenina (6-aminopurina) y guanina (2-amino-6-oxo-purina), son derivados de una purina. En el ADN, estas bases se unen con sus pirimidinas complementarias, la timina (2,4-dioxi-5-metilpirimidina) y la citosina (2-oxi-4-aminopirimidina), a través de enlaces de hidrógeno: A=T y Ga idéntico a C. En el ácido ribonucleico (ARN), la complementaria de la adenina es el uracilo (2,4-dioxipirimidina), en vez de la timina: A=U y Ga idéntico a C.


EIM de las purinas

Se han descrito, hasta la fecha, 27 defectos en el metabolismo de las purinas y pirimidinas, con una gran variedad de sintomatologías, que van, desde inmunodeficiencias, hasta trastornos neurológicos, anemia, retraso del crecimiento, artritis, e incluso, cáncer. En el metabolismo purínico de los mamíferos, el ácido úrico es el producto final de la biosíntesis de novo, recuperación y degradación de las purinas (Fig.). Las concentraciones de ácido úrico en el plasma y la orina, fuera de los intervalos de referencia, pueden orientar hacia defectos en el metabolismo purínico.1-6,10-14

En la mayoría de los defectos del metabolismo de las purinas el patrón de herencia es autosómico recesivo, por lo que afecta clínicamente a los individuos homocigóticos, aunque hay algunos defectos en los que la herencia es ligada al cromosoma x y autosómica dominante.1-6,10-12 El diagnóstico de los EIM de las purinas es muy difícil porque generalmente las manifestaciones clínicas comprometen muchas especialidades médicas y sistemas (neurológico, inmunológico, hematológico, renal y otros), existen numerosas variantes de la enfermedad, así como falta de pensamiento clínico en algunos de los casos debido a la no disponibilidad de experiencia necesaria y de técnicas de laboratorio rápidas.6,10,11,13,14

Estos EIM comprenden un grupo de desórdenes con un considerable impacto clínico. La amplia variabilidad de las manifestaciones clínicas permite afirmar que la búsqueda de estos desórdenes no puede restringirse a un grupo pequeño de pacientes bien definidos. Además, la pesquisa de perfiles anormales para las purinas debe realizarse en cada individuo que presente los síntomas siguientes: problema renal de origen desconocido, retardo mental con manifestaciones neurológicas, retardo del crecimiento, infecciones recurrentes, automutilación, inmunodeficiencias de origen desconocido, anemia hemolítica inexplicable, artritis gotosa, reacciones adversas a fármacos análogos de las purinas, y factores de riesgo de historia familiar y consanguinidad.1-6,10-14 El carácter inespecífico de los signos clínicos y la edad variable en que estas enfermedades comienzan a manifestarse, hacen que el análisis de las purinas constituya una parte esencial para la comprensión de un sistema que permita realizar la pesquisa selectiva de estos EIM. El uso cuidadoso de estos programas, inevitablemente, revelará los perfiles diagnósticos.


Ácido úrico

El ácido úrico es el producto final del metabolismo de las nucleoproteínas o purinas (Fig.), que son constituyentes de los ácidos nucleicos ADN y ARN. Se forma a partir de la acción sobre ellas de otro producto llamado xantina, generado, a su vez, por la actividad de la enzima xantina oxidasa (XO). Se sintetiza en el hígado, y los niveles en sangre dependen básicamente de la síntesis, del catabolismo endógeno de las purinas (contenidas en los tejidos y que pasan a la sangre cuando estas se descomponen), y de la ingesta de purinas exógenas (a través de la dieta). El ácido úrico se excreta, fundamentalmente, por los riñones a través de la orina.1-6,10-14

Si los niveles del ácido úrico son elevados, el médico debe descartar si hay un problema renal o verificar si se está produciendo la destrucción masiva de tejidos en el cuerpo, lo cual ocurre, por ejemplo, en pacientes con cáncer. Los niveles de ácido úrico normales son entre 2,4 y 6 mg/dL (161 y 403 µM) en las mujeres, y entre 3,4 y 7 mg/dL (228 y 470 µM) en los hombres. Estos valores pueden variar según el laboratorio.15 Cuando el nivel de ácido úrico es superior a 7 mg/dL (470 µM), se habla de hiperuricemia. Su causa puede ser exógena, por la ingesta de alimentos particularmente ricos en nucleoproteínas, como carnes rojas, vísceras de animales, embutidos, mariscos, frutos secos, etc.; o endógena, debido a la alteración del metabolismo de las purinas, del cual el ácido úrico constituye el producto final.

Independientemente de cuál sea el origen de la hiperuricemia, es imprescindible controlarla y mantener los niveles de ácido úrico en niveles no perjudiciales para la salud, aunque, recientemente, se ha descrito efecto neuroprotector del ácido úrico. Según un estudio publicado en 2002 por el Instituto Clínico de Enfermedades del Sistema Nervioso del Hospital Clínico de Barcelona, se destaca que "el ácido úrico es un antioxidante natural, es decir, combate el exceso de radicales libres en el cerebro que tan perjudiciales son en casos de infarto cerebral". El aumento de 1 mg de ácido úrico por cada dL de plasma es capaz de mejorar en un 12 % el pronóstico del ictus.16,17


Diagnóstico

Métodos cromatográficos

El desarrollo de las técnicas de separación cromatográficas ha jugado un papel importante en el estudio, la investigación y en el progreso del diagnóstico de la mayoría de los EIM. Entre las técnicas más empleadas se encuentran: cromatografía líquida de alta resolución (HPLC por sus siglas en ingles) con detección UV y/o espectrometría de masa (MS); la cromatografía en capa delgada (TLC por sus siglas en inglés); y la cromatografía gaseosa acoplada a espectrometría de masa (GC-MS por sus siglas en inglés). La mayoría de los EIM de las purinas se diagnostican por HPLC con detección UV, debido a que estos compuestos y derivados presentan comportamiento hidrofílico y fuerte absorbancia. Además, este método analítico es de menor costo en relación con los métodos enzimáticos. La TLC y GC-MS tienen un uso limitado en el diagnóstico de estos defectos.3-6,10-14


Tipo de muestra

El diagnóstico de laboratorio de la mayoría de los EIM de la purinas están basados en la presencia de concentraciones anormales de metabolitos en orina, plasma o eritrocitos. Se realiza, preferentemente, mediante el análisis de perfiles de excreción urinario. La orina es la muestra de elección para la pesquisa de estos defectos, porque todos los productos de desecho se acumulan en este fluido. La determinación de la relación ácido úrico/creatinina en orina, es el criterio principal para el diagnóstico.5,6,10-14 Generalmente, las investigaciones de los EIM de las purinas comienzan con la cuantificación del ácido úrico en orina y suero, por ser este el producto final del metabolismo de las purinas en humanos, y porque puede alterarse no solo en los EIM de la purinas, sino también en otras enfermedades relacionadas y condiciones clínicas. Sin embargo, los datos e informaciones sobre los niveles anormales de ácido úrico son escasos en los reportes de la literatura, son controversiales, y tienden a confundir.4-6,10-14


Ventajas del diagnóstico

El diagnóstico de los EIM de las purinas y otras condiciones patológicas relacionadas es vital, porque permite realizar el asesoramiento genético a las familias afectadas,4-6,10 y en algunos de los casos, se puede ofrecer un tratamiento específico que puede disminuir, o incluso revertir, los síntomas clínicos. El diagnóstico pre-sintomático de los EIM de las purinas es de particular importancia en el caso del consumo de algunos medicamentos que son análogos de las purinas, y que se emplean fundamentalmente en el tratamiento contra el cáncer hematológico, los tumores sólidos, las infecciones virales, las hematológicas, la artritis reumatoide y las enfermedades cardiovasculares. En algunos pacientes se ha descrito la agudización de las manifestaciones clínicas, o han ocurrido efectos adversos, después de la administración de estos medicamentos.4-6,10 Se beneficiarán y se mejorarán los indicadores de de salud, disminuirá la mortalidad y morbilidad causada por estas enfermedades, se incrementará la calidad de vida de los pacientes, y se podrán realizar las acciones de salud, incluyendo las preventivas. De no diagnosticarse, estos desórdenes pueden devastar a los pacientes y a sus familiares, resultando en la muerte temprana o en la hospitalización del paciente por el resto de su vida.


Tratamiento

Algunos EIM de las purinas no tienen una terapia establecida, y algunas están en fase de ensayo clínico. Dentro de las medidas empleadas, en algunos casos, se encuentra el uso del alopurinol o febuxostat (inhibidores XO), para disminuir la producción de productos poco solubles (xantina, 2,8-DHA, o ácido úrico), el empleo de fármacos uricosúricos (bloqueadores de absorción de uratos), como el probenecid y sulfinpirazona, la ingestión de abundantes líquidos, la dieta con bajo contenido de purinas, y alcalinización de la orina, para prevenir la cristalización de esos compuestos.3-6,10,11,13-15


Alteración del ácido úrico

A continuación se presentan algunas categorías en las que el ácido úrico y otros marcadores están alterados, enzima afectada, principales signos clínicos, herencia, y en algunos casos, el tratamiento.

Hiperuricemia e hiperuricosuria: esta categoría comprende dos grupos:

1. EIM de las purinas, donde la sobreproducción del ácido úrico se debe a alteración en la actividad de una enzima (tabla 1):

  • Actividad enzimática elevada o deficiencia en las reacciones de síntesis de novo (Fig.).
  • Deficiencia en la ruta de formación de inosina monofosfato (IMP) a partir de adenosina monofosfato (AMP) en el ciclo nucleótido purina.

Tabla 1. Hiperuricemia e hiperuricosuria, EIM de las purinas

Desorden

Enzima alterada

Signos clínicos

Herencia

Marcadores orina

Marcadores suero

Tratamiento


Síndrome de
Lesch-Nyhan

Deficiencia total HGPRT
(EC 2.4.2.8)

Coreoatetosis, cuadriplejìa espástica, retraso mental, motor y del crecimiento, urolitiasis, fallo renal agudo, automutilación


Ligada-X

↑↑ ácido úrico

hipoxantina

xantina



o N* ácido úrico

Alopurinol, inhibidores
del GABA, abundantes líquidos,
dieta baja en purina



Síndrome de Kelley-Seegmiller


Deficiencia parcial HGPRT
(EC 2.4.2.8)


Artritis gotosa, cristaluria, urolitiasis, síntomas neurológicos moderados o no



Ligada-X


↑↑
ácido úrico

hipoxantina

xantina



o N* ácido úrico

Alopurinol, inhibidores
del GABA, abundantes líquidos,
dieta baja en purina, alcalinización de la orina





 

Superactividad de PPRPS





PPRPS
(EC 2.7.6.1)

Gota, artritis gotosa, neuropatía o urolitiasis (adultos jóvenes), síntomas neurológicos en algunos pacientes. Hay 2 fenotipos:

- Inicio temprano o infantil: fallo severo en el neurodesarrollo, rasgos dismórficos y sordera sensorineural

- Inicio juvenil tardío o adulto: gota/urolitiasis sin síntomas neurológicos





Ligada-X




ácido úrico

hipoxantina





↑↑
o N ácido úrico



 

Alopurinol, abundantes líquidos, dieta baja purina, alcalinización de la orina


Deficiencia AMPDA


AMPDA
(EC 3.5.4.6)


Dolores o calambres musculares después del ejercicio, miopatía metabólica

Autosómico recesivo
 o adquirida


o N ácido úrico


ácido úrico

Evitar ejercicios fuertes,
administración oral de ribosa

EIM: errores innatos en el metabolismo, HGPRT: hipoxantina-guanina fosforribosiltransferasa, PPRPS: fosforribosilpirofosfato sintetasa, AMPDA: mioadenilato desaminasa,
N: normal, GABA: ácido gamma aminobutírico, * niños

 

 

El ácido úrico se sintetiza fundamentalmente en el hígado y circula relativamente libre de unión a proteínas, por lo tanto, todo el urato producido está disponible para la filtración en los glomérulos. El aumento de la excreción del ácido úrico en orina se produce por un incremento de los niveles en suero.18,19

2. El segundo grupo comprenden desórdenes hereditarios no EIM de las purinas, donde el ácido úrico está elevado en suero y en orina (tabla 2).

Tabla 2. Hiperuricemia e hiperuricosuria, desórdenes hereditarios no EIM de las purinas

Desorden

Enzima alterada

Signos clínicos

Herencia

Marcadores orina

Marcadores suero

Hiperuricemia asintomática


-


Asintomática en la mayoría de las personas

Múltiples determinantes genéticos

o N ácido úrico

ácido úrico


Hiperuricemia primaria gota idiopática

 

-


Mínimos, ocurren 20-30 años
después de hiperuricemia sostenida

 

Múltiples determinantes genéticos

ácido úrico (10-15 % pacientes)

hipoxantina

xantina


o N
ácido úrico

Intolerancia a la fructosa hereditaria

Fructosa aldosa B, o
fructosa 1,6 bifosfato aldosa

Vómitos e hipoglicemia severa,
fallo hepático/renal, acidosis láctica,
íctero, retraso del crecimiento


Autosómico recesivo


ácido úrico


ácido úrico


Deficiencia hereditaria fructosa-1, 6-bifosfatasa



FBP

Neonatos: apnea, hiperventilación, somnolencia,
coma, hipoglicemia, cetosis, acidosis láctica;

Después, convulsiones, vómito, letargia


Autosómico recesivo

ácido úrico


ácido úrico

Glucogenosis III (GSD III, enfermedad de Cori)


Amilo a-1,
6-glucosidasa

Hepatomegalia, miopatías, hipoglicemia,
retardo en el crecimiento, hiperlipidemia, debilidad muscular. Ejercicio: hiperamonemia


Autosómico recesivo

ácido úrico


ácido úrico

Glucogenosis V (GSD V, enfermedad de McArdle)

Miofosforilasa

Ejercicio: fatiga, intolerancia, dolor, calambres,
debilidad muscular, mioglobinuria, hiperamonemia

Autosómico recesivo

ácido úrico

ácido úrico

Glucogenosis VII (GSD VII, enfermedad de Tauri)

Fosfofructoquinasa

Ejercicio: fatiga, intolerancia, dolor, calambres, debilidad muscular, anemia hemolítica, hiperuricemia severa


Autosómico recesivo


ácido úrico


ácido úrico


Deficiencia MCAD


MCAD

Hipoglicemia hipocetósica. El ayuno prolongado es el disparador de los síntomas: vómito, coma, letargia, enfermedad hepática, convulsiones, hipotonia, apnea/paro respiratorio, retardo mental


Autosómico recesivo


ácido úrico


ácido úrico

EIM: errores innatos en el metabolismo, GSD: enfermedad almacenamiento glucógeno, FBP: fructosa-1, 6-bifosfatasa, MCAD: acetil CoA cadena media deshidrogenasa, N: normal


Además de los desórdenes reportados en las tablas 1 y 2, existen otras enfermedades, condiciones clínicas y situaciones en las que el ácido úrico está aumentado como resultado de alteración en la excreción renal, la dieta y el consumo de medicamentos que no se reportan en este trabajo.4-6,10,13,14

Hipouricosuria e hipouricemia: esta categoría comprende EIM de las purinas con producción disminuida del ácido úrico, debido a deficiencias enzimáticas en la ruta catabólica de las purinas (tabla 3).4-6,10,11,13,14

Tabla 3. Hipouricemia e hipouricosuria, EIM de las purinas

Desorden

Enzima alterada

Signos clínicos

Herencia

Marcadores orina

Marcadores suero

Tratamiento



Deficiencia
PNP



PNP (EC 2.4.2.1)

Disminución células T (inmunidad celular). Primeros años de vida: problemas inmunológicos, neurológicos (retraso mental y espasticidad muscular),  alteraciones en el desarrollo, y riesgo de enfermedades autoinmunes



Autosómico recesivo

o N* ácido úrico,  excreción de sustratos de la enzima: inosina, guanosina y sus dexosiderivados

o N* ácido úrico, aumento de sustratos de la enzima: inosina, guanosina y desoxiderivados




BMT o PEG-ADA



Xantinuria
clásica (tipo I)



XOD (EC 1.2.3.2)


Litiasis xantínica, insuficiencia renal aguda, infección tracto urinario, miopatía, artritis, artralgia, a veces retardo mental


Autosómico recesivo o adquirida


↑
xantina

hipoxantina

ácido úrico




ácido úrico

Alopurinol, dieta baja en purina, abundantes líquidos, alcalinización de la orina (bicarbonato o citrato)

 

Xantinuria
clásica (tipo II)

XDH

XOD

AOX

 

Infección del tracto urinario, nefrolitiasis, litiasis xantínica, fallo renal agudo


Autosómico recesivo

↑ xantina

hipoxantina

ácido úrico


ácido úrico

Abundantes líquidos y dieta con baja purina

Xantinuria
(tipo III)/neonatal grave: deficiencia cofactor molibdeno

XDH

AOX

SOD (EC 1.8.3.1)


Infección del tracto urinario, nefrolitiasis, litiasis xantínica, fallo renal agudo, alteraciones neurológicas debido a la falta de actividad de sulfito oxidasa. Fatal


Autosómico recesivo

o N* ácido úrico

hipoxantina


o N* ácido úrico


No establecido

EIM: errores innatos en el metabolismo, PNP: purina nucleósido fosforilasa, XDH: xantina deshidrogenasa, XOD: xantina oxidasa, AOX: aldehido oxidasa, SOD: sulfito oxidasa,
N: normal, * presentación tardía,
BMT: trasplante médula ósea, PEG: polietilenglicol, ADA: adenosina desaminasa

Hiperuricosuria e hipouricemia: esta categoría comprende desórdenes hereditarios en el manejo renal del urato, que provocan incremento en el aclaramiento de urato (tabla 4). Existen diferentes tipos de hipouricemia renal de acuerdo con la naturaleza y lugar del defecto en el transporte. Hay 4 componentes en el manejo renal de uratos en humanos: filtración glomerular, reabsorción tubular proximal, secreción tubular y reabsorción tubular. Niveles de ácido úrico alterados se pueden encontrar, además, en otros desórdenes y condiciones que no se tratan en este trabajo.4-6,10,11,13,14

Tabla 4. Hiperuricosuria e hipouricemia, desórdenes hereditarios en el tratamiento renal de uratos

Desorden

Signos clínicos

Herencia

Marcadores orina

Marcadores suero

Hipouricemia renal
hereditaria

Algunos pacientes: urolitiasis,
neuropatía
ácido úrico,
fallo renal agudo, hematuria al ejercicio

Autosómico
recesivo

ácido úrico

ácido úrico

Otra hipouricemia
renal hereditaria

Variables

-

ácido úrico

ácido úrico

 

Hiporuricosuria e hiperuricemia: esta categoría comprende desórdenes hereditarios con hiperuricemia asociada secundariamente, con disminución en la excreción del ácido úrico (tabla 5). Existen otras enfermedades, condiciones clínicas y situaciones como el resultado de la dieta y/o consumo de medicamentos que pueden presentar hiporuricosuria e hiperuricemia, que no se reportan en este trabajo.4-6,10,11,13,14

Tabla 5. Hiporuricosuria e hiperuricemia, desórdenes hereditarios con hiperuricemia asociada
secundariamente por disminución del aclaramiento del ácido úrico

Desorden

Enzima alterada

Signos clínicos

Herencia

Marcadores orina

Marcadores suero

Tratamiento

Hiperuricemia primaria-gota idiopática



-

Después de 20-30 años de hiperuricemia sostenida: frecuentes ataques de artritis inflamatoria aguda, formación de tofo, nefropatías por urato y ácido úrico, depósitos cristales, litiasis ácido úrico

Múltiples determinantes genéticos


ácido úrico (80 % pacientes)


o N ácido úrico


-

Glucogenosis I (enfermedad de von Gierke, GSD I)


G6P

Neonatal: academia láctica, hipoglicemia; después: hiperuricemia, hepatomegalia, hipoglicemia, convulsiones, hiperlipidemia, plasma lechoso (triglicéridos), estatura baja, algunas veces cara muñeca

Autosómico
recesivo


ácido úrico


ácido úrico


-




FJHN




-


Hiperuricemia y gota en etapa temprana en varios miembros familia. En mujeres y hombres jóvenes, y niños: HTA, gota, rápida insuficiencia renal progresiva, a veces litiasis renal y fallo renal

 

Autosómico
dominante




ácido úrico




ácido úrico

Alopurinol, abundantes líquidos, dieta baja en purina, alcalinización de la orina

Defectos hereditarios en la función glomerular o tubular


-


Variables


-


ácido úrico


ácido úrico


-

N:normal, GSD:enfermedad de almacenamiento del glucógeno,
G6P: glucosa-6-fosfatasa,
FJHN: nefropatía hiperuricemica juvenil familiar

 

Normourisuria y normouricemia: esta categoría comprende EIM de las purinas en los que los niveles de ácido úrico en suero y en orina son normales (tabla 6), pero sí están elevados otros marcadores.4-6,10,11,13,14

 

Tabla 6. Excreción normal de ácido úrico, EIM de las purinas

Desorden

Enzima
alterada

Signos clínicos

Herencia

Marcadores orina

Marcadores suero

Tratamiento


Deficiencia
APRT


APRT
(EC 2.4.2.7)

Cristaluria y litiasis, 2,8-DHA,
cólicos renales, hematuria, infecciones urinarias y disuria

Autosómico
recesivo

N ácido úrico

↑↑ 2,8-DHA

adenina

N ácido úrico

Alopurinol, abundantes líquidos y dieta con baja purina


Deficiencia
ADA*


ADA
(EC 3.5.4.4)

Linfopenia marcada, afecta desarrollo de células T, B y NK. Al nacimiento: vómitos, diarreas, candidiasis, infecciones recurrentes crónicas, y muerte temprana si no es tratada; después, alteraciones neurológicas

Autosómico
recesivo

adenosina

2-desoxiadenosina

adenosina

2-desoxiadenosina

BMT, ERT con ADA conjugada con PEG


Deficiencia
ADSL


ADSL
(EC 4.3.2.2)

Síntomas neurológicos y fisiológicos: distintos grados de retraso psicomotor, hipotonía, epilepsia, alteraciones metabolismo cerebral glucosa

Autosómico
recesivo

N ácido úrico

S-Ado

SAICAR

N ácido úrico

S-Ado

SAICAR

Suplemento oral adenina

EIM: errores innatos en el metabolismo, APRT: adenina fosforribosiltransferasa, ADA: adenosina desaminasa, 2,8-DHA: dihidroxiadenina, ADSL: adenilsuccinato liasa, SAICAR: N-succinil-5-aminoimidazol-4-carboxamida ribonucleótido, S-Ado: desoxiadenosina, N: normal, * ácido úrico en suero más bajo que rango control normal
 y en orina a veces elevado,
BMT: trasplante médula ósea, ERT: terapia de reemplazo enzimática, PEG: polietilenglicol

 

Misceláneas

A continuación se reportan algunos hallazgos de la literatura de algunas enfermedades/condiciones fisiológicas en las que el ácido úrico puede estar elevado o disminuido (tabla 7).4-6,10,11,13-15,20

Tabla 7. Algunas enfermedades o condiciones fisiológicas en las que el ácido úrico puede estar alterado

Ejemplos

Comentarios

Preeclampsia, eclampsia

suero*

Asfixia perinatal

Hipoxia induce producción de lactato, degradación del ATP a ácido úrico

Hipoxia o isquemia cardiaca

ácido úrico e hipoxantina

Cirrosis alcohólica/abuso etanol

suero y orina

Hipertriglicidemia

Niveles más elevados en suero que los triglicéridos

Frascos contaminados con orina

ácido úrico

Síndrome de Down

suero

Autismo

20-25 % pacientes presentan ácido úrico/creatinina elevado. El 51 % de los niños con autismo idiopático también

Alzheimer

suero y orina

Muerte celular por cáncer

suero

Diabetes o acidosis

suero

Enfermedad renal

suero

SIDA

Puede coexistir hipouricemia e hiponatremia en algunos pacientes

* Clave para el diagnóstico, ATP: adenosina trifosfato


El consumo de algunos medicamentos puede modificar los niveles del ácido úrico en suero y orina (tabla 8). La ingestión de una dieta con alto contenido de alimentos ricos en purinas (carne, pescado, carne de caballo, mariscos, vísceras, col, judías, espárragos, setas, café, chocolate, té negro, bebidas con cafeína, bebidas alcohólicas [cerveza y vino]) aumentan los niveles de ácido úrico en orina y suero. El exceso de ejercicio físico y la intoxicación con plomo aumentan los niveles del ácido úrico; por lo tanto, estos factores son importantes a tener en cuenta al indicar la cuantificación del ácido úrico, y para el establecimiento del intervalo de referencia en una población. También es importante señalar que los niños menores de 2 años tienen un aclaramiento elevado, y por lo tanto, niveles normales en suero del ácido úrico, independientemente de que exista una sobreproducción de purinas.4-6,10,11,13-15,20

 

CONSIDERACIONES FINALES

La cuantificación del ácido úrico y otros marcadores en fluidos biológicos son fundamentales para el diagnóstico de EIM de las purinas. Variaciones de los niveles en orina y suero pueden constituir una herramienta efectiva para la pesquisa selectiva de algunos EIM de las purinas, de enfermedades relacionadas y condiciones patológicas. El CNGM dispone del equipamiento de HPLC con detección UV, método cromatográfico muy empleado en la cuantificación de algunos de los marcadores descritos en este trabajo. Por lo tanto, el montaje y validación de técnicas analíticas que permitan la cuantificación del ácido úrico y otros marcadores en fluidos biológicos, así como el establecimiento de intervalos de referencia de estos en la población cubana, constituyen una prioridad, pues permitirá realizar la interpretación correcta de niveles alterados de estos, y facilitará el diagnóstico bioquímico-genético de algunas de las enfermedades referidas en este trabajo. Además, la detección temprana de estos desórdenes o condiciones patológicas, sería beneficiosa para el paciente y sus familiares, porque permitiría realizar el tratamiento adecuado, de acuerdo con los avances en la ciencia y el asesoramiento genético oportuno.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Scriver CR, Beaudet AL, Sly WS, Valle D, Childs B, Kinzler KW, Vogelstein B. The Metabolic and Molecular Bases of Inherited Disease. Vol. II. Part 11. 8th. ed. New York: McGraw-Hill; 2001. p. 2513-663.

2. Rodríguez Segade S. Enfermedades del metabolismo de las purinas y las pirimidinas. En: González de Buitrago JM, Medina Jiménez JM, eds. Patología molecular. Madrid: McGraw-Hill Interamericana; 2001. p 139-58.

3. Fernandes J. Inborn metabolic diseases: diagnosis and treatment. Chapter 35. Disorder of nucleic acid and heme metabolism. Verlag Heidelberg, Germany: Springer; 2006. p. 432-44.

4. Simmonds HA, Duley JA, Davies PM. Analysis of purines and pyrimidines in blood, urine and others physiological fluids. In: Hommes FA, ed. Techiques in diagnostic human biochemical genetics: a laboratory manual. Chapter 25. New York: A John Wiley & Sons, Inc. Publication; 1991. p. 397-424.

5. Jurecka A. In born errors of purine and pyrimidine metabolism. Metabolic dissertation (PhD Thesis). J Inherit Metab Dis. 2009;32:247-63.

6. Simoni RE, Ferreira Gomes LNL, Scalco FB, Oliveira CPH, Aquino Meto FR, Costa de Oliveira ML. Uric acid changes in urine and plasma: an effective tool in screening for purine inborn errors of metabolism and other pathological conditions. J Inher Metab Dis. 2007;30:295-309.

7. Goldman L, Ausiello D. Cecil. Textbook of Medicine. 22nd ed. Disorders of Purine and Pyrimidine Metabolism. Philadelphia: Saunders Elsevier; 2004. p. 1277.

8. McPherson RA, Pincus MR. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. Part 3. Urine and other body fluids. Chapter 28. Basic examination of urine by Richard McPherson A and Ben-Ezra J. St. Louis: WB Saunders; 2006. p. 473-7.

9. Mkurina. Tema 2. Compuestos heterocíclicos de interés biológico. Clase 3; 2010 [homepage en internet] [citado 20 de febrero de 2011]. Disponible en: Biblioteca digital: bd.unsl.edu.ar

10. Tratado multidisciplinar sobre la actividad cerebral, los procesos mentales superiores y nuestro comportamiento [homepage en internet]. Nivel 4 Patologías y tratamiento. 2. Trastornos relacionados con los nucleótidos, 2.1. Alteraciones del metabolismo de las purinas por Prof. Isabel Carrero Ayusa. Madrid; 2011 [citado 20 de febrero de 2011]. Disponible en: http://www.biopsicologia.net

11. Duran M, Dorland L, Meuleman EEE, Allers P, Berger R. Inhereted defects of purine and pyrimidine metabolism: laboratory methods for diagnosis. J Inher Metab Dis. 1997;20:227-36.

12. OMIM ®, Online Mendelian Inheritance in Man ® [homepage en internet]. Johns Hopkins University. [citado 20 de febrero de 2011]. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/omim

13. Orts Costa JA, Zúñiga Cabrera A, Ferrando Monleón S. Litiasis purínicas infrecuentes: déficit de adenina fosforribosiltransferasa y xantinuria hereditaria. Med Clin (Barc). 2002;119:508-15.

14. Diogo L, Proenca T, García P, Oliveira C y Simmonds. Alteraciones hereditarias de purinas y pirimidinas. Estado de arte. Contribución para el diagnóstico. Acta Médica Portuguesa. 2004;17:67-9.

15. Hiperuricemia [homepage en internet]. Cleveland, Ohio; 2005 [citado 21 de febrero de 2011]. Disponible en: http://www.chemocare.com/es/managing_es/hiperuricemia.asp

16. Amaro S. Ácido úrico: un neuroprotector en busca de un patrocinador. Instituto de Neurociencias [homepage en internet]. Hospital Clínico Barcelona; 2007 [citado 21 de febrero de 2011]. Disponible en: http://www.ictussen.org/files 3/articulo 10.pdf

17. Aponte JH. Prognostic significance of uric acid serum concentration in patients with acute ischemic stroke. Stroke. 2002;33:1048-52.

18. Becker MA. Hyperuricemia and gout. In: Scriver CR, Beaduet AI, Sly WS, Valle D, eds. The metabolic and molecular bases of inherited disease. 8th ed. New York: McGraw-Hill; 2001. p. 2513-35.

19. Terkeltaub R, Bushinski DA, Becker MM. Recent developments in our understanding of the renal basis of hyperuricemia and the development of novel anti hyperuricemic therapeutics. Arthritis Res Ther. 2006;8(Suppl 1):S4.

20. Farthing D, Sica D, Gehr T, Wilson B, Fakhry I, Larus T, et al. An HPLC method for determination of inosine and hypoxantine in human plasma from healthy volunteers and patients presenting with potential acute cardiac ischemia. J of Chrom B. 2007;854:158-64.

 

 

Recibido: 11 de noviembre de 2011.
Aprobado: 11 de noviembre de 2011.

 

 

Jiovanna Contreras Roura. Centro Nacional de Genética Médica (CNGM). Ave. 31 # 3 102, esquina 146, Cubanacán, municipio Playa. La Habana, Cuba. Correo electrónico: jcontreras@cngen.sld.cu

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License