SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 issue3Mitos y tabúes en la sexualidad humanaLa infertilidad, el maternaje frustrado author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Revista Cubana de Medicina General Integral

Print version ISSN 0864-2125On-line version ISSN 1561-3038

Rev Cubana Med Gen Integr vol.18 no.3 Ciudad de La Habana May-June 2002

 

El Médico de Familia cubano y su contribución en la lucha contra el SIDA en África

Camilo González Pérez1

Resumen

El propósito de este trabajo es brindar una experiencia de un colectivo de médicos combatientes internacionalistas cubanos que prestamos nuestra cooperación médica en uno de los países más pobres del mundo, Níger. Exponemos cómo el Médico de Familia cubano está contribuyendo a la lucha contra el SIDA en África, cómo realiza la identificación del problema, cómo define los factores que lo provocan y se hace un esbozo de cuáles son las actividades fundamentales que se realizan en el combate contra el SIDA. Se define como logro fundamental la sensibilización que se obtiene de las autoridades de la salud pública nigeriana, así como también del gobierno, en relación con el SIDA, gracias al trabajo realizado entre otros por los médicos cubanos.

DeCS: SINDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA/prevención & control; ATENCION PRIMARIA DE SALUD; MEDICOS DE FAMILIA; COOPERACIÓN INTERNACIONAL; CUBA; NIGER.

Los avances de la salud pública cubana a nivel internacional y los cambios en el comportamiento de las enfermedades1 permitió que Cuba, teniendo en cuenta los objetivos de la declaración de Alma Ata, adoptara en la atención primaria de salud (APS) el modelo del Médico y la Enfermera de la Familia. Gracias a este médico, especialista en Medicina General Integral, y a la voluntad política de nuestro país, hoy muchos países del África cuentan con un personal despojado de todo sentido egoísta y mercantilista, con una adecuada preparación ética, solidaria y científica, y que se encuentra contribuyendo en la lucha contra múltiples enfermedades, y dentro de estas el SIDA.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) aparece por primera vez en la primavera de 1981 en la ciudad de Los Angeles, EEUU, cuando el doctor M. Gottieb describe los 5 primeros casos en jóvenes homosexuales masculinos.

Los miles de casos que se reportan cada año son el resultado de una epidemia silenciosa de infección por el VIH que comenzó en la déecada de los 70 antes de la enfermedad fuera reconocida, aunque se tienen algunas evidencias de que este virus circulaba en el continente africano desde finales de los años 50.

Desarrollo

¿Cuál es la problemática actual del SIDA en los países africanos?

Si bien el virus de la inmunodeficiencia humana, causante del SIDA ha infectado a más de 40 millones de personas en todo el mundo, y se propaga más rápido de lo previsto, con 16 000 casos al día,2 es precisamente el continente africacno el más afectado con más de 30 millones de infectados y con más de 20 que se reportan han desarrollado ya la enfermedad.

El África Subsahariana es la región donde más rápidamente está avanzando la epidemia; y sucede además que la epidemia africana es también aquella cuya magnitud más se ha subestimado hasta la fecha,3 porque la accesibilidad de los países africanos a los medicamentos contra el SIDA es un gran problema.4 La demanda de seguimiento social de nuevos casos diagnosticados positivos al VIH ha aumentado rápidamente y ha necesitado de acciones de diversos niveles, tales como apoyo gubernamental, sostén exterior, aporte de organizaciones privadas, de colectividades locales y otros.

Para poner coto a esta tendencia se necesita imaginación y una gestión esmerada de los escasos recursos. La información, la educación y la comunicación tienen a este respecto una función crucial y figuran entre las intervenciones más rentables. Su importancia, reconocida en la constitución de la OMS, ha sido subrayada repetidamente en la resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud; sin embargo, pese a diversas iniciativas, todavía se encuentran muy desaprovechadas.5 Las numerosas contrariedades socioculturales frenan las iniciativas encaminadas a la protección para no adquirir la enfermedad.

¿Cómo los médicos cubanos están contribuyendo en la lucha contra el SIDA en África?

El Programa Integral de Salud se inicia en África en marzo de 2000, cuando un colectivo de 30 médicos combatientes internacionalistas cubanos llegan a uno de los países más pobres del mundo. Níger, con una población de alrededor de 11 millones de habitantes en una superficie territorial que supera 3 veces la de Cuba, y con un cuadro de salud caracterizado por una tasa de mortalidad de infantil que supera los 150 × 1000 nacidos vivos, una esperanza de vida al nacer que no supera los 48 años de edad, y en la mobimortalidad inciden en gran medida las enfermedades transmisibles, dentro de las que se destacan el paludismo, la tuberculosis y el SIDA.

Los médicos cubanos en el trabajo de campo en la prestación de asistencia sanitaria pudimos identificar que la lucha contra el SIDA en ese país era una tarea difícil por los factores objetivos y subjetivos que frenaban las acciones de promoción y prevención de salud con relación a esta enfermedad, así comenzamos primeramente por formular estos factores definiendo que:

  • El índice de analfabetismo es elevado, lo que conlleva a que las actividades de educación para la salud no logren todo el efecto que se persigue.
  • Las actividades de educación para la salud en este tema son escasas, y por lo general desarrolladas por organizaciones no gubernamentales y extranjeras, pues los patrones socioculturales no les permiten desarrollarlas por iniciativa local.
  • La vigilancia epidemiológica es escasa, reservando el derecho de realizar el pesquisaje de la enfermedad a voluntad del enfermo, y en los casos en que se le diagnostica, no era permitido informarlo a los pacientes ni a sus familiares, por lo que no se podía enseñar al paciente a reconocer y aprender a vivir con la enfermedad, y por lo que las acciones para evitar la transmisión son imposibles.
  • No existía proporción del riesgo ni en la población, ni en el sector de la salud, y no era identificado el SIDA como un serio problema de salud, manteniéndose el criterio que este es un problema de los países vecinos, y por lo tanto, no se tomaban las medidas adecuadas de protección en la prestación de asistencia sanitaria, ni en las relaciones riesgosas.
  • Los patrones sociales permiten los matrimonios múltiples en los hombres, lo que favorecen las conductas sexuales promiscuas riesgosas y el riesgo de una mayor transmisión de la enfermedad.
  • Ante todos estos factores, ¿cuáles fueron entonces las actividades desarrolladas por los médicos cubanos en la lucha contra este flagelo de la humanidad?
  • Se aumentó la vigilancia mediante el pesquisaje de todos los pacientes sospechosos de la enfermedad atendidos por los médicos cubanos, y se logró duplicar el número de casos diagnosticados con la enfermedad con relación al año anterior.
  • Se comenzó la discusión en cada colectivo médico en que nos desempeñábamos de cada caso en los que se les diagnosticó la enfermedad, como parte de una estrategia de sensibilización al personal de la salud, encaminada no solo a reconocer el problema, sino también a ayudar a la vigilancia y al uso adecuado de los medios de protección en la prestación de la asistencia sanitaria.
  • Se comenzó la discusión en el colectivo de estudiantes sobre los aspectos anteriormente abordados, y además, ante la existencia de tantos tabúes socioculturales, silicitamos su apoyo en la lucha por el uso de los medios de protección contra la ITS en la población juvenil.
  • Se realizó la 1era Jornada Científica Cuba-Níger, y la llamamos "Cuba por la solidaridad por los pueblos", en la que participó el Ministro de Salud Pública de Níger y otras personalidades de gobierno. Esto permitió que un grupo de investigadores y médicos cubanos presentaran trabajos referentes al SIDA, donde se abordó que esta es una enfermedad que constituye un serio problema de salud en Níger, lo que está respaldado por los siguientes resultados:
  • La infección VIH/SIDA constituyó la 4ta causa de mortalidad y la 11na causa de morbilidad en el Hospital Nacional.
  • El grupo de edades más afectado fue el de 30-34 años, grupo de edad en plena actividad económica y social.
  • La infección VIH/SIDA está fuertemente asociada a la tuberculosis pulmonar.

El grupo de investigadores médicos cubanos propusimos:

  1. Encaminar los esfuerzos del país en erradicar el analfabetismo como factor determinante para la salud de la población, y como elemento clave para desarrollar actividades de promoción y prevención.
  2. Aumentar la sensibilidad de los actores de salud con todo aquellos aspectos relacionados con la infección VIH/SIDA, que va desde sus labores de promoción hasta la asistencia sanitaria a los enfermos.
  3. Reforzar las acciones comunitarias a nivel local en la lucha contra el SIDA a través de la sensibilización, la información, la educación y la comunicación.
  4. Creación de un grupo de trabajo para reflexionar sobre la estrategia de prevención, donde deben involucrarse todos los agentes comprometidos, tales como médicos, directivos de salud pública, asociaciones de personas que viven con el SIDA y otros.

Fue sin dudas una satisfación para nosotros, cercano a los días de nuestro regreso a Cuba, oír en voz del Ministro de Salud Pública de Níger en un programa televisivo su preocupación por el Programa de Prevención del SIDA, así como por el propio Presidente de la República que planteó que a dicho programa iba a dársele prioridad por el Estado. Esperemos las acciones y sus resultados, pero consideramos que se ha logrado ir sensibilizando con relación a esta enfermedad y la forma de combatirla.

Summary

The aim of this paper is to show experience of a group of Cuban internationalist physicians who give our medical cooperation in one of the poorest countries in the world, Niger. We explain how the Cuban family physician contributes to the fight against AIDS in Africa, how he/she identifies the problem, how he/she defines the causative factors of AIDS and we outline the fundamental activities of the fight against AIDS. The main achievement stated in the paper is that public health authorities as well as the government in Niger are now more aware of the AIDS problem thanks to the work carried out by the Cuban physicians, among others.

Subject headings: ACQUIRED INMUNODEFICIENCY SYNDROME/prevention & control; PRIMARY HEALTH CARE; PHYSICIANS, FAMILY; INTERNATIONAL COOPERATION; CUBA; NIGER.

Referencias bibliográficas

  1. Batista Moliner R. El médico de la familia en la vigilancia de salud. Rev Cub Med Gen Integr 1997;13(1):63-77.
  2. En la Frontera del SIDA. Avan Med 1998;(15).
  3. ONUSIDA/OMS: Informe sobre la epidemia mundial del VIH/SIDA Ginebra. 1997:3.
  4. SIDA to developpment Xéme conference internationales sur le SIDA 4 et les MSI en Afrique livre des resúmenes: 7-11 Décembre, 1997. Abidján, Cote d´Ivoire.
  5. Salud Mundial 1997;50(6):4-5.

Recibido: 11 de diciembre de 2001. Aprobado: 17 de abril de 2002.
Dr. Camilo González Pérez. Avenida 13 # 6411 entre 64 y 66, municipio Playa, Ciudad de La Habana, Cuba.

 

1 Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Máster en Salud Pública. Máster en Dirección y Gestión de los Sistemas de Seguridad Social. Profesor Instructor de Medicina General Integral. Director del Policlínico Docente "Primero de Enero".

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License