SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 issue3Tuberculosis. Aportes a la bibliografía cubana hasta finales del siglo xixLibros author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


ACIMED

Print version ISSN 1024-9435

ACIMED vol.7 n.3 Ciudad de La Habana Sept.-Dec. 1999

 

Precursores y forjadores de la bibliotecología cubana

María Teresa Freyre de Andrade de Velázquez

Nació el 27 de enero de 1896 en San Agustín de la Florida. En abril de 1930 empezó a dirigir Mañana, revista dedicada a los niños, hasta diciembre de 1931. En 1932 se exiló en Francia, donde desarrolló una amplia campaña contra la dictadura de Machado. Formó parte del Comité de Jóvenes Revolucionarios Cubanos. Publicó en 1933, en nombre del Comité y en unión de Enrique Martínez, El Terror en Cuba, obra de acento antimperialista donde denunciaron al mundo los horrores del régimen machadista; la obra se editó en inglés y francés. En 1936 trabajó y tomó un cursillo de abril a junio en la Biblioteca Infantil "L’Heure Joyeuse" de la Prefectura del Sena, París, donde se le expidió una certificación que consignaba las grandes aptitudes que poseía para el trabajo en bibliotecas públicas y en particular las infantiles. Entre 1936 y 1937, trabajó a la par que estudió los métodos de las bibliotecas francesas, en la Biblioteca de la Universidad de París, donde se le dio curso a un certificado por las cualidades demostradas en el desempeño de este trabajo. L’Ecole Nationales de Chartres le expidió en febrero de 1938 su Diploma de Technique de Bibliothecaire. Regresó a Cuba donde se le otorgó el título de Bachiller en Letras y Ciencias. Fue designada vocal de la SubComisión de Bibliotecas, Archivos y Bibliografía de la Comisión Nacional de Cooperación Intelectual. Por incitación del Boletín Bibliotécnico de la Comisión de Bibliotecas, Archivos y Bibliografía de esta Comisión Nacional, se constituyó la Comisión Organizadora de la Asamblea Nacional Pro-Bibliotecas en la que participó y trabajó intensamente. En 1941 y 1942 concluyó sus estudios de Doctora en Ciencias Políticas y Sociales. Este doctorado incluía las licenciaturas en Derecho Diplomático y Consular y Derecho Administrativo. Al constituirse la Asociación Bibliotecaria Cubana, en abril de 1940, fue designada para la vicepresidencia y reelegida en diciembre para la Mesa Ejecutiva. En la primera sesión de trabajo de la Asociación, leyó su ponencia titulada "Hacia la biblioteca popular". En 1941 fue elegida presidenta de la Asociación Cubana de Bibliotecarios. Impulsó y dirigió, desde la Mesa Ejecutiva de la Asociación ya mencionada, la biblioteca infantil y el servicio público de bibliobús de la biblioteca de la Escuela Superior de Guanabacoa. En 1942 se inauguró la primera biblioteca pública de estante abierto en Cuba, auspiciada por la Sociedad Lyceum de La Habana, donde fue su directora. También en 1942 fue delegada al Primer Congreso Internacional de Archiveros, Bibliotecarios y Conservadores de Museos del Caribe, celebrado en La Habana del 14 al 18 de octubre, representó a la Asociación Cubana de Bibliotecarios. A partir de diciembre de 1943 trabajó como encargada del Departamento de Hemeroteca en la Biblioteca Central de la Universidad de La Habana. Impartió las asignaturas de Bibliografía y Referencia en las bibliotecas escolares, en la Escuela de Verano de la Universidad. En mayo de 1947 le comisionaron las funciones de directora de los cursos de Biblioteca de la Escuela de Verano en sustitución de Jorge Aguayo. Figuró entre los miembros fundadores de la Asociación Nacional de Profesionales de Bibliotecas, que en 1955 se convirtió en Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios y entre los profesores fundadores de la Escuela de Bibliotecarios de la Universidad de La Habana. En 1949 la UNESCO la contrató como bibliotecaria consultante y llevó a cabo, en tal virtud, diversas tareas en distintos países europeos. En 1953 fue presidenta de la Comisión Organizadora de las Primeras Jornadas Bibliotecológicas Cubanas. Ofreció en la Escuela de Verano, el curso titulado "La Biblioteca Moderna y el trabajo bibliográfico". En mayo de 1954 fue electa vicepresidenta de las II Jornadas Bibliotecológicas Cubanas.

En 1959, al triunfo de la revolución, fue designada Directora de la Biblioteca Nacional "José Martí". En 1962 inauguró la Biblioteca "Roberto García Valdés", de Cienfuegos, primera unidad de la Red Nacional de Bibliotecas. Ese mismo año inauguró la Escuela de Capacitación Bibliotecaria. Creó el Boletín Bibliotecas, órgano oficial de la Dirección General de Bibliotecas. El 6 de febrero de 1967 cesaron sus funciones en la Biblioteca Nacional. Entre sus publicaciones se encuentran: Hacia la biblioteca popular (La Habana, 1940); El servicio de bibliografía y referencia y la adquisición de libros en una biblioteca (La Habana, 1942); La biblioteca, el bibliotecario y la comunidad (La Habana, 1953); El servicio de consulta y referencia en las bibliotecas universitarias (La Habana, 1964). Colaboró en distintos periódicos y revistas donde publicó artículos de carácter profesional. En la sección "Bibliotecas" del suplemento dominical del periódico El Mundo, ofreció importantes trabajos como: "La división del trabajo en bibliotecas" y "Función del servicio de bibliografía y referencia en las bibliotecas". También apareció un trascendental artículo publicado en El Diario de Cuba, titulado "Nuestra indigencia en bibliotecas públicas". En los últimos años de su vida dictó charlas, conferencias, seminarios, etc. Expuso siempre con precisión y claridad como autoridad máxima en su profesión, las distintas disciplinas de la técnica bibliotecaria.

Falleció en Ciudad de La Habana , el 20 de agosto de 1975.

Dania Deroy Domínguez
Técnica en Bibliotecología
Centro de Documentación de la Cátedra de Estudios sobre Canadá
Universidad de La Habana