SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.24 issue3The adolescent male before abortion, pregnancy and childbirthSocial impact of the ¨Lives¨ community megaproject in the Orestes Gutiérrez community. Manzanillo. 2018-2019 academic year author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Multimed

On-line version ISSN 1028-4818

Multimed vol.24 no.3 Granma May.-June 2020  Epub May 25, 2020

 

Articulo original

Conocimientos sobre el rol del tutor en Medicina General Integral. Policlínico Jimmy Hirzel. 2019

Knowledge about the role of the tutor in Integral General Medicine. Jimmy Hirzel Polyclinic. 2019

Conhecimento sobre o papel do tutor em Medicina Geral Integral. Policlínica Jimmy Hirzel. 2019

Herick Daniel Martínez García.I  * 
http://orcid.org/0000-0001-5564-4178

Derlin Gamboa Suárez.I 
http://orcid.org/0000-0001-8467-2303

Daiana Pérez Marín.I 
http://orcid.org/0000-0002-5663-573X

Oscar Luis Martínez Regalado.I 
http://orcid.org/0000-0003-0314-7254

Manuel Edel Salina.I 
http://orcid.org/0000-0003-0276-2087

I Universidad de Ciencias Médicas de Granma. Policlínico Docente Jimmy Hirzel. Bayamo. Granma, Cuba.

RESUMEN

Introducción:

la formación en el trabajo garantiza la competencia y desempeño adecuado del futuro especialista en la atención no solo del individuo, sino también de la familia y la comunidad.

Objetivo:

identificar el nivel de conocimientos que poseen los especialistas de Medicina General Integral sobre su rol de tutor en la formación de futuros especialistas del Policlínico Jimmy Hirzel. Bayamo. 2019.

Método:

se utilizaron métodos teóricos, empíricos y estadísticos. Fueron estudiadas las variables: edad, sexo, años de graduados en función de la tutoría, categoría docente en relación a los años como tutor, nivel de conocimientos sobre el rol del tutor. Se aplicó el coeficiente alfa de Cronbach para medir la confiabilidad del cuestionario aplicado. El universo quedó constituido por todos los especialistas pertenecientes al policlínico Jimmy Hirzel y la muestra por 38 que estaban ejerciendo como tutores en el año 2019.

Resultados:

predominaron las féminas sobre los masculinos con un 63,2%. El grupo etario más representativo fue de 35 a 39 años con un 31,6%, los especialistas carecen de experiencia y no se han enfrentado a la tutoría, obteniéndose un 52,6%. El 89.5% fueron especialistas sin categoría docente. El nivel de conocimientos de los tutores sobre su rol en la formación de especialistas de Medicina General Integral fue bajo con un 50%.

Conclusiones:

se demuestra que existen insuficiencias en el conocimiento del rol del tutor en la formación de especialistas en Medicina General Integral y marca un reto para la preparación del claustro en cada institución.

Palabras clave: Rol; Tutor; Especialistas Medicina General Integral

ABSTRACT

Introduction:

on-the-job training guarantees the competence and adequate performance of the future specialist in the care not only of the individual, but also of the family and the community.

Objective:

to identify the level of knowledge that the specialists in Comprehensive General Medicine possess about their role as tutor in the training of future specialists of the Jimmy Hirzel Polyclinic. Bayamo. 2019.

Method:

theoretical, empirical and statistical methods were used. The variables were studied: age, sex, years of graduates depending on the tutoring, teaching category in relation to the years as tutor, level of knowledge about the role of the tutor. Cronbach's alpha coefficient was applied to measure the reliability of the applied questionnaire. The universe was made up of all the specialists belonging to the Jimmy Hirzel polyclinic and the sample of 38 who were working as tutors in 2019.

Results:

females predominated over males with 63.2%. The most representative age group was 35 to 39 years old with 31.6%, specialists lack experience and have not faced tutoring, obtaining 52.6%. 89.5% were specialists without a teaching category. The level of knowledge of the tutors about their role in the training of specialists in Comprehensive General Medicine was low with 50%.

Conclusions:

it is shown that there are insufficiencies in the knowledge of the role of the tutor in the training of specialists in Comprehensive General Medicine and marks a challenge for the preparation of the faculty in each institution.

Key words: Role; Tutor; Comprehensive General Medicine Specialists

RESUMO

Introdução:

o treinamento no local de trabalho garante a competência e o desempenho adequado do futuro especialista no cuidado não apenas ao indivíduo, mas também à família e à comunidade.

Objetivo:

identificar o nível de conhecimento que os especialistas em Medicina Geral Compreensiva possuem sobre seu papel de tutor na formação de futuros especialistas da Policlínica Jimmy Hirzel. Bayamo. 2019.

Método:

foram utilizados métodos teóricos, empíricos e estatísticos. As variáveis ​​estudadas foram: idade, sexo, anos de egressos, dependendo da tutoria, categoria de ensino em relação aos anos de tutor, nível de conhecimento sobre o papel do tutor. O coeficiente alfa de Cronbach foi aplicado para medir a confiabilidade do questionário aplicado. O universo foi composto por todos os especialistas pertencentes à policlínica Jimmy Hirzel e a amostra de 38 que estavam trabalhando como tutores em 2019.

Resultados:

o sexo feminino predominou sobre o masculino, com 63,2%. A faixa etária mais representativa foi de 35 a 39 anos, com 31,6%, os especialistas não têm experiência e não enfrentaram aulas particulares, obtendo 52,6%. 89,5% eram especialistas sem categoria de ensino. O nível de conhecimento dos tutores sobre o seu papel na formação de especialistas em Medicina Geral Integral foi baixo, com 50%.

Conclusões:

mostra-se insuficiente o conhecimento do papel do tutor na formação de especialistas em Medicina Geral Compreensiva e marca um desafio para a preparação do corpo docente em cada instituição.

Palavras-chave: Papel; Tutor; Especialistas em Medicina Geral Abrangentes

Introducción

En 1984 se efectuaron encuentros del Presidente Fidel Castro Ruz, directamente con estudiantes y profesores de todo el país para el análisis y discusión de las ideas sobre los necesarios cambios en la Educación Médica Cubana, la selección de estudiantes para la carrera de medicina, un nuevo plan de estudios, una nueva especialidad médica con un código ético especial y el incremento de la red de centros de educación médica superior que llegó a 21 facultades de medicina teniendo al menos una en cada provincia del país.

El inicio del programa de la especialidad conllevó a una transformación de los planes de estudio de pregrado. Esta tarea se desarrolló bajo la conducción del profesor Fidel Ilizástigui Dupuy y con la activa participación de prestigiosos profesores de la Educación Médica Cubana.1

Los estudios de Alemañy Pérez abarcan el análisis de las diferentes versiones del programa de formación. Sobre la primera versión refieren que tuvo una duración de tres años después de uno o dos años de familiarización con la atención primaria de salud. En el modelo del especialista se planteaban tres dimensiones: social, ocupacional y profesional. En su plan temático se incluía la denominación del tema, la forma de organización de la enseñanza y un listado de procederes; con predominio de seminarios y conferencias en las formas de organización de la enseñanza; en el contenido se incluía casi exclusivamente la atención al individuo y carecía de integralidad con gran número de horas en forma de cursos complementarios.2

Actualmente se desarrolla un plan de estudio para la formación de especialistas de Medicina General Integral (MGI) que tiene una duración de 3 años, aprobado en 2018. Donde la formación en el trabajo garantiza la competencia y desempeño adecuado del futuro especialista en la atención, no solo del individuo, sino también de la familia y la comunidad. 3

En los lineamientos aprobados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba se define en el capítulo VI, Política Social, lineamiento 133: Garantizar que la formación de especialistas médicos brinde respuesta a las necesidades del país y a las que se generen por los compromisos internacionales.4

Las nuevas indicaciones para resolver la formación de especialistas de Medicina General Integral, se establece de forma excepcional, organizar la ubicación de los médicos cumpliendo los siguientes principios:

  • Un especialista de MGI con un residente de nuevo ingreso por Consultorio Médico de Familia (CMF).

  • Un especialista de MGI y dos residentes de diferentes años por CMF.

  • Dos residentes de diferentes años de formación por CMF.

  • En estos casos el Equipo Básico de Salud (EBS) estará conformado por todos los médicos del CMF y las enfermeras, siendo el jefe del EBS el profesional de mayor nivel.

Ante estas nuevas indicaciones existen insuficiencias en el conocimiento del rol del tutor en la formación de especialistas en Medicina General Integral. Es objetivo de este estudio, identificar el nivel de conocimientos que poseen los especialistas de Medicina General Integral del Policlínico Jimmy Hirzel de Bayamo, sobre su rol de tutor en la formación de futuros especialistas en el año 2019.

Método

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal donde se utilizaron métodos teóricos, empíricos y estadísticos. Fueron estudiadas las variables: edad, sexo, años de graduados en función de la tutoría, categoría docente en relación a los años como tutor, nivel de conocimientos sobre el rol del tutor. Se aplicó el coeficiente alfa de Cronbach para medir la confiabilidad del cuestionario aplicado. El universo quedó constituido por todos los especialistas pertenecientes al policlínico Jimmy Hirzel y la muestra por 38 que estaban ejerciendo como tutores en el año 2019

El cuestionario se dividió en dos secciones, una que recoge los datos que nos permiten ubicar a la muestra según variables demográficas y otras de interés que precisan la categoría docente de los encuestados y su experiencia anterior como tutor, expresada en los años de graduados como especialistas de Medicina General Integral en función de tutor de postgrado. Los especialistas con 0 años dedicados a la tutoría de postgrado no poseen experiencia como tutores, aquellos que han dedicado entre uno y 5 años a la tutoría tienen alguna experiencia y los que tienen más de 5 años poseen mucha experiencia.

La segunda sección de la encuesta se usó para determinar el nivel de conocimientos de los encuestados sobre el rol del tutor. La calificación del instrumento permitió dividir la muestra en tres partes, alto nivel de conocimientos aquellos que respondieron correctamente más del 90% del cuestionario, nivel medio los que respondieron correctamente entre el 70 y 90% y con bajo nivel los que respondieron correctamente menos del 70%.

Se aplicó el coeficiente alfa de Cronbach para medir la confiabilidad del instrumento y previa firma del consentimiento informado para participar en el estudio.

Para el análisis estadístico de los datos obtenidos, se emplearon, de la estadística descriptiva, las frecuencias absolutas y relativas, con el auxilio del programa estadístico profesional SPSS 22.0 para Windows.

Resultados

En la tabla 1, se muestra la distribución según sexo-edad de los profesores/tutores, en el estudio predominaron las féminas sobre los masculinos con un 63,2%. El grupo etario más representativo fue de 35 a 39 años con un 31,6% seguido por los inmediatos superiores con un 26,3 y 21,1% respectivamente.

Tabla 1.  Distribución según sexo-edad de los profesores/tutores. Policlínico Jimmy Hirzel. 2019. 

Edad/Sexo M % F % Total %
Menos 30 1 2,63 7 18,4 8 21,1
30-34 2 5,26 8 21,1 10 26,3
35-39 6 15,8 6 15,8 12 31,6
40-44 1 2,63 2 5,26 3 7,89
45-49 2 5,26 0 0,00 2 5,26
50-54 2 5,26 0 0,00 2 5,26
Más 55 0 0,00 1 2,63 1 2,63
TOTAL 14 36,8 24 63,2 38 100

Fuente: Cuestionario.

La tabla 2 evidencia, que el mayor número de los especialistas no se habían enfrentado a la tutoría de postgrado (52,6%). El 23,86 % corresponde a los especialistas con más de 5 años de graduados en función de tutoría teniendo mucha experiencia, aunque menor.

Tabla 2.  Distribución según años cumplidos de graduados como especialistas en función de tutoría de postgrado. Policlínico Jimmy Hirzel. 2019. 

Años M % F % Total %
0 años 10 26,3 9 23,7 20 52,6
1-2 1 2,6 2 5,3 3 7,9
3-5 1 2,6 5 13,16 6 15,79
Más de 5 2 5,3 7 18,42 9 23,68
Total 14 36,84 24 63,16 38 100,00

Fuente: Cuestionario.

La tabla 3 revela, que solo el 10,5% de la muestra poseía categoría docente transitoria de instructor, ejerciendo con un período menor de 2 años como tutor, siendo esta la más alta categoría del grupo en estudio. Predominaron los especialistas sin categoría docente (89,5%).

Tabla 3.  Categoría docente en relación a años cumplidos de graduados como especialistas en función de tutoría a postgrado. Policlínico Jimmy Hirzel. 2019. 

Categ. Doc./ Años de especialista Menos de 2 años % 3-5 años % 5 años y más % Total %
Ninguna 22 57,9 5 13,2 7 18,4 34 89,5
Instructor 1 2,6 1 2,6 2 5,3 4 10,5
Asistente
Auxiliar
Total 23 60,53 6 15,79 9 23,68 38 100

Fuente. Cuestionario.

En la tabla 4 se representa el nivel de conocimientos de los tutores sobre su rol en la formación de especialistas de Medicina General Integral, donde existió un predominio del bajo nivel (50%) y solo el 26,32 % correspondió a 10 especialistas que demostraron un alto nivel de conocimientos, teniendo más de 3 años en la tutoría de los especialistas en formación.

Al aplicar el alfa de Crombach se obtuvo un valor de 0,71 encontrándose entre 0,6 y 0,8 por lo que se considera el instrumento, como confiable para medir el nivel de conocimiento de los especialistas de Medicina General Integral sobre su rol como tutor de postgrado.

Tabla 4.  Nivel de conocimientos de los especialistas en MGI sobre su rol como tutor de postgrado en la formación de futuros especialistas. Policlínico Jimmy Hirzel. 2019. 

Conocimientos/ Años de especialista Menos de 2 años % 3-5 años % 5 años y más % Total %
Alto 2 5,26 8 21,05 10 26,32
Medio 4 10,53 4 10,53 1 2,63 9 23,68
Bajo 19 50 19 50
Total 23 60,53 6 15,79 9 23,68 38 100

Fuente. Cuestionario.

Discusión

Es necesario insistir en la necesidad de que el profesor / tutor trabaje de forma colaborativa porque la evaluación de la competencia académica de un estudiante/residente va a depender del grado de integración de los diversos saberes que haya podido adquirir en su tránsito por las diversas áreas temáticas, cuya responsabilidad educativa pertenece a distintos docentes; quienes deberán tener en cuenta que si no dotan a su perfil curricular de esta perspectiva holística, el estudiante/residente tendrá dificultades para dar respuestas creativas y exitosas a las dificultades que plantea el afrontamiento de situaciones complejas integradas.

La competencia profesional es la capacidad del educando para utilizar el conjunto de conocimientos (saber), habilidades (saber hacer), aptitudes (poder hacer) y actitudes (querer hacer) desarrollados a través de las actividades educacionales y el aprendizaje significativo previo, para la identificación y solución de los problemas didácticos y de salud propios de cada unidad y programa curricular. 5

La formación basada en competencias en las ciencias de la salud tiene que ser un proceso abierto y flexible, que a opinión de los autores debe de ser correctamente guiado por un especialista con la preparación adecuada.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba define: “La competencia laboral es la capacidad del trabajador para utilizar el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores, desarrollados a través de los procesos educacionales y la experiencia laboral, para la identificación y solución de los problemas que enfrenta en su desempeño en un área determinada de trabajo".6

Algunos estudios realizados concuerdan con los autores en cuanto a que construir competencias combate el enciclopedismo academicista que no conlleva a un real aprendizaje; posibilita consolidar lo que se aprende, dándole su funcionabilidad práctica y social y se debe emplear para resolver problemas del entorno educacional y laboral: educación en el trabajo, haciendo que los currículos sean realmente pertinentes con las necesidades de la población, por tanto, orienta hacia un aprendizaje activo vinculado al trabajo con el consecuente desarrollo de habilidades, destrezas, valores y actitudes. 7

Al abordar los términos de competencia y desempeño se debe recurrir, por ende, al currículo de formación del especialista de Medicina General Integral donde se definen las demandas sociales a resolver por el especialista, mediante sus perfiles de salida político-ideológico, profesional y ocupacional logrado en la experiencia creada en la educación en el trabajo. Se identifican por ende habilidades que debe de obtener el residente en su proceso formativo hasta convertirse en especialista que deben de ser inducidas y evaluadas por su tutor.

El perfil profesional define cinco funciones básicas: Atención Médica Integral (función rectora), Docente-Educativa, Administración, Investigación y Especial en el plan de estudio de la especialidad vigente desde 2018. 8,9

El residente (denominación que recibe el especialista en formación) se apropiará de los conocimientos y habilidades inherentes a la especialidad mediante las siguientes actividades docente-asistenciales: consultas, interconsultas, visitas de terreno, guardias médicas, visita a los pacientes con ingreso en el hogar, discusión de problemas de salud, análisis de la situación de salud, reuniones clínico-radiológicas y clínico-epidemiológicas, discusión de fallecidos, seminarios de actualización, entre otras.

En 2018, Pérez Acosta y colaboradores determinan los indicadores para la evaluación del desempeño del especialista de Medicina General Integral en la atención primaria de salud mediante parámetros. En la dimensión componentes profesionales se establecen cuatro subdimensiones: la comunicación, entrevista clínica en la relación médico-paciente, la aplicación del método clínico, la atención al individuo, grupos poblacionales y factores y la atención a la familia y a la comunidad. 5

Es necesario comprender cómo se definen los roles que juegan el docente/tutor y el estudiante/residente en el proceso formativo, para lo que se asume lo expresado por los autores Ruiz de Gauna, González Moro y Morán-Barios y lo expresado en el programa del médico y enfermera de la familia. 6

En este tipo de formación los especialistas asumen el papel de docente y de tutor y es quien transita en acompañamiento el proceso formativo junto al estudiante para orientarle en su aprendizaje, además ejerce el control del trabajo que realizan el médico(a) y la enfermera(o) de la familia.10

Es la persona que posibilita que el residente ejerza su libertad y su responsabilidad frente a lo que dice y a lo que hace, asumiendo la educación en el trabajo como forma de evaluación de la residencia Se pasa de un rol transmisor a otro de facilitador de aprendizaje, es el que ofrece recursos y guía hacia el aprendizaje autónomo, motivándoles para trabajar de forma independiente. La pregunta pertinente no es qué tengo que enseñar, sino qué tienen que aprender y cómo lo van a hacer para alcanzar los fines curriculares establecidos.

Otra de las funciones importantes que tiene el docente/tutor es la de diseñar o identificar situaciones profesionales susceptibles de ser manejables en el ámbito académico, a través de las cuales se garantice el desarrollo del perfil competencial de los especialistas en Medicina General Integral. No hay que olvidar que, en la formación basada en competencias, el motor del aprendizaje son las situaciones/problemas a los que se enfrenta el estudiante/residente. El método interrogativo que facilita la indagación, así como la retroalimentación a los estudiantes y residentes son dos elementos que tienen gran relevancia en estos procesos.11

Gavilánez Cevallos plantea que la figura del tutor es el eje fundamental de la formación de los residentes, de ahí la importancia de ahondar en la tutoría y los factores que permean el binomio tutor/residente que se enmarcan en este trabajo en cuatro ejes principales: las funciones, la formación docente, el reconocimiento y la disponibilidad. El análisis de cada uno de ellos conduce a una mejor representación de los desafíos que atraviesa la relación tutor-residente en variados contextos correspondiéndose con lo encontrado en el estudio realizado por los autores. 7

Carrasco Feria plantea que existen insuficiencias en el tratamiento a la función docente educativa en el pregrado y los egresados reconocen carencias en su preparación para asumirla desde su vida laboral. 8

Este último estudio demuestra que las insuficiencias en el conocimiento sobre el rol del tutor afectan tanto al pre-grado como al post-grado concordando con lo expresado por los autores de este estudio, evidenciando la trascendencia del mismo y su impacto en el sector de la salud.

Conclusiones

El grupo etario más representativo fue de 35 a 39 años con un 31,6%, predominando las mujeres sobre los hombres, los tutores sin experiencia y sin categoría docente principal. Predominó el nivel de conocimientos bajo sobre el rol en la formación de especialistas, aumentando a medida que se desarrolla esta función y se gana experiencia en la formación de especialistas. El instrumento propuesto para evaluar el nivel de conocimientos es confiable, dándole salida al objetivo propuesto en la investigación, demostrando que existen insuficiencias en el conocimiento del rol del tutor en la formación de especialistas en Medicina General Integral y marcando un reto para la preparación del claustro en cada institución.

Referencias bibliográficas

1. Ilizástigui Dupuy F. Nuevo paradigma para los profesionales de la Salud en Cuba. En: "Encuentro Internacional Juan Cesar García, celebrado en La Habana, del 2 al 4 de Julio de 1998. Sitio Web de la Sociedad Cubana de Educadores en Ciencias de la Salud La Habana. [Internet]. 2011 [citado 13/5/2020]. Disponible en: http://files.sld.cu/sccs/files/2011/01/el-nuevo-paradigma1.pdfLinks ]

2. Alemañy Pérez E. Alcance del modelo del especialista de MGI. [Tesis]. La Habana: Instituto Nacional de Ciencias Médicas; 2004. [citado 13/5/2020]. Disponible en: http://files.sld.cu/digitalizacion-bmn/files/2018/01/385.05.pdfLinks ]

3. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Plan de estudio y programa de especialidad Medicina General Integral. La Habana: MINSAP; 2018. [ Links ]

4. Vidal Ledo J, Salas Perea RS, Férnandez Oliva B, García Meriño AL. Educación basada en competencias. Educ Méd Sup [Internet]. 2016 [citado 13/5/2020]; 30(1). Disponible en: http://www.ems.sld.cu/index.php/ems/article/view/801/335Links ]

5. Pérez Acosta M, García Duménigo G, Martínez Rodríguez I. La evaluación del desempeño del especialista de Medicina General Integral en la Atención Primaria de Salud desde la dimensión componentes profesionales. Panorama Cuba y Salud [Internet]. 2018 [citado 13/5/2020]; 13(1). Disponible en: http://www.revpanorama.sld.cu/index.php/panorama/article/view/1002Links ]

6. Ruiz de Gauna P, Gónzalez Moro V, Morán Barrios J. Diez claves pedagógicas para promover buenas prácticas en la formación basada en competencias en el grado y en la especialización. Educación Médica. 2015; 16(1):34-42. [ Links ]

7. Cevallos Mari G, Andrade Cevallos C, José M. La tutoría. Aspectos que permean el binomio tutor-residente desde la perspectiva del estudiante. Rev Cubana Reumat. 2014; 16(Supl 1): 405-11. [ Links ]

8. Carrasco Feria MÁ, Labrada García M, Velázquez Zúñiga GA, Guevara Guerrero H, Cruz Casaus M. Atención a la función docente educativa en la formación del médico general. CCM. 2016; 20(4): 714-28. [ Links ]

9. Ramos Hernández R, Díaz Díaz A, Valcárcel Izquierdo N, Ramírez Hernández BM. Las competencias profesionales específicas en la formación de los especialistas en Medicina General Integral. Educación Médica Superior. 2018; 32(1): 130-140. [ Links ]

10. Martínez Uriarte E, Sanchéz Pérez M, Yu Parra M. Control de la enseñanza tutelar: su caracterización en la Disciplina de Medicina General Integral. Facultad de Ciencias Médicas "Manuel Fajardo", 2012-2015. Revista Habanera de Ciencias Médicas. 2017. 16(3): 428-438. [ Links ]

11. Balseiro Rodríguez J, Mella Herrera L, Errasti García M, Mesa Alfonso L, Herrera Perdomo D, Ramos Díaz A. La actividad de la tutoría en las carreras de las ciencias médicas. Revista médica electrónica. 2018. 40(6): 2186-2202. [ Links ]

Recibido: 25 de Marzo de 2020; Aprobado: 14 de Abril de 2020

*Autor para la correspondencia. Email: herimaray@nauta.cu

Los autores no declaran conflictos de intereses.

Herick Daniel Martínez García, como autora principal originó la idea del tema sobre: El rol del tutor en Medicina General Integral. Policlínico Jimmy Hirzel.2019. Realizó el diseño de la investigación y contribuyó en los resultados y discusión.

Derlin Gamboa Suárez, contribuyó en el diseño de la investigación, en la parte estadística y participó en la redacción y corrección del artículo.

Daiana Pérez Marín, contribuyó en el diseño de la investigación y en la búsqueda de información actualizada.

Oscar Luis Martínez Regalado, contribuyó en el diseño de la investigación, participó en el procesamiento de la información del artículo.

Manuel Edel Salina, participó en el diseño de la investigación, contribuyó en la discusión del estudio.

Yo, Herick Daniel Martínez García,en nombre de los coautores, declaro la veracidad del contenido del artículo: El rol del tutor en Medicina General Integral. Policlínico Jimmy Hirzel. 2019.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons