SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17 issue3Investigative abilities in medicine students. University of Medical Sciences of Sancti Spiritus. Academical year 2013-2014Flujogram for the realization of the family field in Primary Health Attention author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Gaceta Médica Espirituana

On-line version ISSN 1608-8921

Gac Méd Espirit vol.17 no.3 Sancti Spíritus Dec. 2015

 

INVESTIGACIÓN EN CIENCIAS DE LA SALUD

 

El Centro Provincial de Información de las Ciencias Médicas de Sancti Spíritus. Evolución histórica (1980-2012)

 

Provincial information Center of Medical Sciences. Sancti Spiritus. Historical evolution (1980-2012)

 

 

Dra.C Felicia Pérez MoyaI, Lic. Carmen Sánchez SánchezI, Lic. Amiris Llano GilI, Lic. Odalys Castillo ReyesI.

I Universidad de Ciencias Médicas. Sancti Spiritus. Cuba.

 

 


RESUMEN

Fundamento: La memoria histórica de los Centros Provinciales de Información favorece la comprensión del presente y la proyección del futuro del Sistema Nacional de Bibliotecas Médicas en Cuba.
Objetivo: Determinar el papel que históricamente ha desempeñado el Centro Provincial de Ciencias Médicas  de Sancti Spíritus en el desarrollo del sistema de salud entre 1980 y 2012
Metodología: Se empleó la perspectiva epistemológica cualitativa, apoyada en el método histórico-lógico, el análisis documental y la entrevista en profundidad.
Conclusiones: La exploración aporta nuevos conocimientos sobre las características que distinguen al Centro Provincial de Información: Su alcance, limitaciones, inserción en los principales problemas de salud en el territorio y sus manifestaciones concretas. Enriquece los estudios regionales sobre el fenómeno informacional y su relación con los procesos asistenciales, educacionales y científicos del sistema de salud.

Palabras clave: Bibliotecas médicas; historia; centros de información.

DeCS: CENTROS DE INFORMACIÓN/historia; BIBLIOTECAS MÉDICAS/historia.


ABSTRACT

Background: The historical memory of the Provincial Centers of Information favors the understanding of the present and the projection of the future of the National System of Medical Libraries in Cuba.
Objective: To determine the role that historically has carried out the Provincial Center of Medical Sciences of Sancti Spíritus in the development of the system of health from 1980 and 2012.
Methodology: The epistemological perspective qualitative was used, supported in the historical-logical method, the documental analysis and the interview in depth.
Conclusions: The exploration contributes new knowledge on the characteristics that distinguish to the Provincial Center of Information: their reach, limitations, insert in the main problems of health in the territory and their concrete manifestations. It enriches the regional studies on the informational phenomenon and their relationship with the assistance, educational and scientific processes of the system of health.

Keywords: medical libraries; history; centers of information.

MeSH: INFORMATION CENTERS/history; LIBRARIES MEDICAL/history.


 

 

INTRODUCCIÓN

“En los Centros Provinciales se generaron iniciativas que deben registrarse en los documentos históricos de la red” 1

Con el triunfo revolucionario del primero de enero de 1959 en Cuba, se reconoció la salud pública como un derecho social, expresado en programas para todo el país, descentralizados y consolidados estos a partir de la nueva división política administrativa en 1976. El despliegue del abarcador propósito exigió el contínuo manejo de la información científica, por consiguiente, la creación  del  sistema nacional de información científico-técnica de salud, conformado  entre 1965 y 1985 e integrado por los CPICM (Centros Provinciales de Información de Ciencias Médicas) de las 14 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, las bibliotecas de las distintas unidades asistenciales y otras llamadas libreros.

El primer CPICM se creó en la antigua provincia de Las Villas en 1969, el cual contribuyó a la organización y a la creación de las primeras unidades de información  de la región. Sancti Spíritus, fue una de las provincias que introdujo el patrón de salud pública centrado en la atención primaria, concebida y ofrecida, esencialmente en el policlínico y más tarde, también, en el consultorio del médico de la familia, por tanto, dentro del conjunto de valores que conformaron el panorama  sociocultural  espirituano se destacaron las bibliotecas médicas. Entre 1960 y 1980 en Sancti Spíritus se crearon y avanzaron a la par, los tres subsistemas principales del sistema nacional de información: Bibliotecas públicas, escolares y especializadas.

El Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas, fundado el 2 de febrero de 1980 ha desempeñado un importante papel en el desarrollo del sistema de salud espirituano durante treinta y cinco años ininterrumpidamente. Las investigaciones realizadas en el 2007 por Sánchez, Carmen sobre la evolución de las bibliotecas médicas en Cuba en la era de la información, y una reseña histórica del 2012 ofrecen  una visión histórica de la creación y funcionamiento del CPICM, pero es necesario estudiarlo holísticamente, de forma lógica y cronológica, como proceso de continuidad y ruptura, con sus saltos, retrocesos, avances; su funcionamiento en vínculo con los procesos asistenciales, educacionales, académicos e investigativos del sistema de salud en el territorio. Especialmente, a partir de la década de 1990, momento en que se produjo un cambio en sus servicios con el advenimiento de las tecnologías de la información y la comunicación.

Los argumentos ofrecidos confirman la formulación de la siguiente pregunta científica: ¿Cuál ha sido la significación del Centro Provincial de Información de las Ciencias Médicas en el desarrollo del sistema de salud espirituano? Como objetivo la investigación pretendió: Determinar el papel que históricamente ha desempeñado el Centro en el desarrollo del sistema de salud en el territorio entre 1980 y 2012 y especificar los rasgos esenciales que caracterizaron su creación, funcionamiento y evolución a partir  del análisis e interpretación de la información obtenida en el proceso de investigación.

 

DESARROLLO

Técnicas cualitativas fundamentales empleadas para la recogida de información.

Como parte del proceso metodológico se aplicó la perspectiva epistemológica cualitativa que comprendió el establecimiento de nexos, reconocer particularidades, describir acontecimientos, personas y la interpretación del fenómeno como un todo, en diferentes etapas de su devenir histórico. El método histórico-lógico para analizar el marco socio-histórico particular que condicionó la gestación y evolución del Centro Provincial de Información, para indagar y comprender la interrelación del entorno regional y circunstancial espirituano con el contexto nacional y poder discernir de manera longitudinal la conexión histórica entre la evolución del sistema de salud cubano y el proceso de creación, sostenimiento, funcionamiento y transformaciones de la actividad científico informativa en Sancti Spíritus.

El análisis documental comprendió la lectura interpretativa de las sinopsis, reseñas, ponencias y otros trabajos sobre la creación de las distintas bibliotecas y el comportamiento de la actividad científico informativa del sistema de bibliotecas médicas, además  se analizó la investigación de Sánchez y  Castellón (1995) sobre la importancia de la revista provincial,  la de Sánchez (2008) que aborda la evolución de las bibliotecas médicas en Cuba en la era de la informatización y el de Linares (2009) que estudió al Dr. José A Varela Marcelo como personalidad médica espirituana. También se revisó y analizó el fondo de fotografías, disposiciones estatales y papelería diversa. Fueron detallados los programas de eventos, convenios y proyectos institucionales, informes anuales y las actas de colectivos técnicos.

La entrevista en profundidad se realizó al director del Centro de 1988 al 2003 y fundador de la Revista de Ciencias Médicas 3 de Diciembre Dr. José Manuel Castellón y a dos  profesionales de la información: Emelina Amiris Llano Gil -con más de 30 años en el sistema de bibliotecas médicas- y Mireya González Gómez -jubilada del sistema y una de las tres fundadoras del Centro Provincial de Información. Para las entrevistas se tuvieron en cuenta elementos generales que guiaron los diálogos con los sujetos sobre acontecimientos, fechas, actividades y otros asuntos esenciales, como: redes axiológicas en las experiencias, vivencias, juicios y actuaciones humanas construidas en los usos, prácticas y roles de los bibliotecarios, forma o modo de interrelación de los usuarios con los servicios que ha ofrecido el CPICM, maneras en que ha logrado armonizar sus fines y objetivos con los principales problemas de salud en el territorio espirituano y los  significados y valores acerca del papel que históricamente ha desempeñado en el desarrollo de los procesos asistenciales, educacionales, académicos e investigativos del sistema de salud en el territorio espirituano.

La investigación permite identificar las características que distinguen al CPICM: Su alcance, limitaciones, inserción en los principales problemas de salud en el territorio y sus manifestaciones concretas. Enriquece los estudios locales y regionales sobre el fenómeno informacional  y su relación con los procesos asistenciales, educacionales, académicos e investigativos del sistema de salud.  Además, los resultados obtenidos brindan la posibilidad de enriquecer el estudio del campo informacional nacional con elementos particulares regionales.

Preámbulos

La conformación del Sistema Nacional de Información de Ciencias Médicas implicó la organización de las bibliotecas de los hospitales en todo el país, cuestión que motivó el nacimiento de la biblioteca del Hospital Provincial de Sancti Spíritus, inaugurada entre noviembre y diciembre de 1970  y la del Hospital Pediátrico en 1974. Estas incipientes unidades iniciaron lo que con posterioridad se convertiría en toda una red y se subordinaron al CPICM de la antigua provincia de Las Villas. “Con Sancti Spíritus, mantuvimos  un contacto muy estrecho desde que las primeras bibliotecarias, Mireya y Eva comenzaron en un almacén a seleccionar las publicaciones que allí se guardaban y continuaran su labor en la biblioteca del Hospital Provincial hasta el acto de inauguración de su centro, al que asistimos tuvimos  el honor de inaugurar¨1.  

Los cambios producidos en el encargo científico-técnico de los profesionales y técnicos de la salud repercutieron en el sistema de información de la provincia. Fue necesario disponer de un Centro de Información que cumpliera con dos funciones principales: La de ofrecer servicios de información territoriales en apoyo a la actividad docente, la investigación científica y la asistencia médica  y la de órgano rector metodológico, por consiguiente, desde su creación, el 2 de febrero de 1980 contó con fondos de la mayoría de las especialidades médicas e incidió metodológicamente en el resto de las unidades de información del territorio. (Fig. 1)

Asentado en sus inicios en la calle Céspedes n.o 71 entre Sobral y Pérez Luna el Centro constituyó un hecho cultural sobresaliente en el apoyo a los procesos docentes, científicos y asistenciales del territorio.

Fig.1 Acto de creación del Centro Provincial de Ciencias Médicas

Su primer director fue el Lic. Marcelo Velázquez Valdés que junto a las técnicas en Bibliotecología Médica, Mireya González Gómez, Eva Companioni Sánchez, Ana María Abad García y otros trabajadores incorporados paulatinamente, iniciaron su organización  y la prestación de servicios.

En esta etapa se recibían los documentos tanto internacionales como nacionales de forma centralizada del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, de acuerdo con los intereses de los usuarios y de sus especialidades. Fueron numerosas las publicaciones periódicas que se recibieron,  entre ellas se encontraban muchos de los mejores títulos médicos a nivel internacional. También, se disponía de un fondo de duplicados de las copias de las revisiones bibliográficas realizadas sobre diferentes temas según solicitud de los usuarios, recuperados a través de los index médicus para el servicio de búsquedas bibliográficas. Estos repertorios recogían de forma retrospectiva la producción científica del mundo desarrollado y las citas recuperadas se chequeaban en un catálogo nacional a través del fax y se solicitaban las fotocopias de los artículos que resultaban de interés para los usuarios. En 1985 la Institución fue trasladada para la escuela de Capacitación de salud, ubicada en Avenida de los Mártires entre las calles Cuartel y Lepanto.

Los títulos de revistas se multiplicaron paulatinamente y en los años 1987-1988 fue significativo debido a la creación del Departamento de Indización del Centro, en el que se confeccionan las fichas analíticas de las publicaciones nacionales e internacionales recibidas, se dejaba copia con la localización de estas y las revistas indizadas eran enviadas a las unidades. Además fueron editados boletines informativos sobre las nuevas adquisiciones.

La  prevalencia de literatura en idioma inglés, francés y ruso hizo necesario contar con un área de traducción integrada por un colectivo de profesionales  que ofrecieron este importante servicio con la entrega de un producto que consistía en una copia mecanografiada.

En la tabla 1 se sintetizan los principales servicios ofrecidos entre 1980 y 1989.

Tabla 1. Principales servicios ofrecidos por el  CPICM entre 1980 y 1989.

En abril de 1989 por orientación del Ministerio de Salud Pública en Cuba, el Centro de Información se adjunta a la Facultad de Ciencias Médicas, creada en 1986. Se inicia la descentralización de sus fondos, cambia su forma de subordinación, asumida por el Vicedecanato de investigaciones y posgrado y se unifican sus servicios con la Biblioteca de la Facultad. A partir de 1991 la biblioteca se convierte en su sala de lectura, aunque el Centro mantuvo sus funciones fundamentales. (Fig. 2)

A partir de 1989 dada la situación económica que comenzó a confrontar el país, además del incremento de los precios de las publicaciones, fue imposible mantener el ritmo de adquisición de las fuentes de información de procedencia extrajera por la vía comercial. ¨Entre 1988 y 1990, decreció la adquisición de revistas internacionales, solo se recibían las nacionales, muchas veces desactualizadas, eso produjo un retroceso en la calidad de los servicios y es por ello que se recurrió a la utilización de otras vías¨ (González Gómez, Mireya. Entrevista concedida a Felicia Pérez Moya el 12 de mayo. 2015)

Fig. 2   Estructura organizacional del CPICM (1989).

Descripción: C:\Users\ely\Pictures\Nueva imagen.png

Luego de realizar el análisis de los intereses informativos de los usuarios en el año 1990, mediante las entrevistas a jefes de grupos, de departamentos, de servicios e investigadores, el CPICM inició la solicitud de artículos a través de los currents contents, documento secundario diseñado para la búsqueda y adquisición de la información bibliográfica y documentaria en biomedicina. Esta constituyó una de las vías más eficaces para la adquisición de literatura de interés en el período 1990-2001. Un estudio sobre su impacto económico demostró que se solicitaron aproximadamente 30000 reprints y se recibieron 21000 lo que representó el 70 % de respuestas.

Por estos años, la relación permanente de la vida médica con la sociedad se engrandece y se convierte paulatinamente en una realidad objetiva y constante.  La actividad de personalidades de la medicina incidió en el salto cualitativo del movimiento bibliotecario, debido a que el médico es un trabajador público con una función de servicio social, de diferentes radios y niveles de acción que sirve a la sociedad, sin perspectiva de lucro 2. Algunos profesionales ejercieron la labor de dirigir los procesos bibliotecarios que contribuyeron al desarrollo de la salud espirituana desde los primeros años hasta el 2010. (Tabla 2). En el 2010 la Lic. Carmen Sánchez Sánchez se reincorpora en la dirección del Centro hasta la actualidad.

Tabla 2. Directores del CPICM.

Período

                  Director

1980-1981

Marcelo Velázquez Valdés

1981-1983

José Antonio Varela Marcelo

1984-1985

Reinaldo Rodríguez Camiño

1985-1988

José Antonio Varela Marcelo

1988-2003

José Manuel Castellón Mortera

2003

Dany de J. Rodríguez Hernández

2003-2008

Carmen Fidelina Sánchez Sánchez

2008-2010

Dany de J. Rodríguez Hernández

2010 -

Carmen Fidelina Sánchez Sánchez

El Dr. José Antonio Varela Marcelo entre 1981 a 1983 y 1885  a 1987  contribuyó significativamente al desarrollo de la Bibliotecología Médica espirituana y en particular en la dirección y conformación del Centro Provincial de Información y la red de bibliotecas médicas.

Linares Méndez, Yaneisy en el 2009 realizó una investigación sobre el Dr. José A Varela Marcelo en la que considera que es  una personalidad médica por su ¨ (…) trayectoria docente, asistencial, social, política y las actividades científicas e investigativas desarrolladas (…)¨ . Por la integridad de su labor desarrollada, el Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido en Sancti Spíritus aprobó después de su fallecimiento, ocurrido el 29 de abril de 1997, que su nombre le fuera otorgado al Centro Provincial de Información el 17 de junio del 2004; los trabajadores aprobaron la propuesta del Departamento Ideológico. (Fig. 3)

 Fig. 3 Nombramiento del Centro Provincial de Ciencias Médicas.

Sánchez C. en su trabajo Evolución de las bibliotecas médicas en Cuba en la era de la informatización del 2008, considera que por su carácter de coordinador de una red de bibliotecas distribuidas en todo el territorio nacional, ¨el Centro tuvo necesidad de contar con facilidades de comunicación y aunque ya se había introducido la computación para mejorar los servicios, estos esfuerzos se habían dirigido fundamentalmente a la automatización de los procesos, sobre todo, a la explotación de discos compactos y a la utilización del catálogo colectivo de publicaciones seriadas en el campo de la salud ¨. En la década de los 90, a pesar de las dificultades económicas, se dieron los primeros pasos en la introducción y uso de la computación en un grupo de unidades del sistema y la consolidación de recursos de información importantes.

La llegada al presente: Formación de profesionales, producción y divulgación científica

El primer peldaño

Con la creación en 1992 de la red Telemática de Salud (INFOMED) se ascendió en distintas direcciones de la actividad del Centro Provincial se intensificó el intercambio de información científica por vías no convencionales en las ciencias de la salud con una perspectiva nacional, lo cual permitió el acceso a bases de datos importantes como MEDLINE y LILACS, recuperándose información no editada sobre web y con libre acceso para los usuarios.

Por otra parte, la creativa red de información se convirtió en coordinadora para Cuba de la red latinoamericana y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud (BIREME) lo que significó un vínculo externo importante en las exigencias de comunicación nacional e internacional y propició la  participación del CPICM en proyectos colaborativos de servicios bibliotecarios.

Los servicios constituyen el resultado de un conjunto de prácticas culturales y sociales, cuyo ¨consumo se realiza en el punto de contacto con el usuario ¨ 3. Por lo tanto, la creación y modernización de los productos o servicios incidió en la forma o modo en que el Centro de Información se  interrelacionó con los usuarios  y en los significados y valores que estos le han otorgado en distintas épocas.

A finales de la década del 90 el CPICM participó en proyectos que le proporcionaron una mejora a la actividad de gestión de información como el Proyecto SCAD que fue una iniciativa de la biblioteca regional de Brasil cuyo objeto era promover el acceso a los documentos del área sobre las ciencias de la salud con fines académicos y de investigación y con respeto a los derechos de autor. Por esta vía se tramitaron solicitudes de artículos en 32 regiones nacionales. El proyecto CUMED, permitió que los trabajos publicados o presentados a eventos internacionales depositados en el CPICM obtuvieran el sello CUMED, acreditado para la categorización profesional.

Por otra parte, el Proyecto Sida propició el desarrollo de una red de puntos de presencia en las bibliotecas, sanatorios, en los centros de información y centros de higiene y epidemiología. Asimismo, Secimed, (seriadas en las ciencias médicas) o catálogo colectivo de revistas biomédicas  recibió la contribución del Centro Provincial para la conformación de la base de dato nacional quien, a su vez, contribuyó a la localización y divulgación del recurso informativo.

El nuevo modelo no centrado únicamente en el recurso o en la información sino en la importancia de la orientación del servicio a las necesidades del usuario, significó un salto cualitativo en la misión del Centro, en su estructura, composición y número de profesionales así como en la tipología de los servicios, reflejado en los cambios experimentados en su estructura organizacional. (Fig. 4)

Fig. 4 Estructura organizacional del Centro (2010).

El Departamento de Gestión de la Información reconfortó y creó diversos servicios: La diseminación selectiva de la Información evolucionó a la par del desarrollo de los portadores de información y las crecientes exigencias de los usuarios, este fue uno de los servicios que con las posibilidades de conectividad y ampliación de las redes telemáticas adoptó disimiles formas, se diversificó, creció y también fue valorizado por los profesionales de manera significativa. Algunos ejemplos de estos productos son los boletines informativos, diseñados y distribuidos desde el Departamento de Gestión por correo electrónico para los jefes de cátedra.

Aunque este tipo de producto tenía sus antecedentes desde los inicios del Centro, los primeros números con estas características vieron la luz con periodicidad bimensual en enero-febrero del 2009 y abarcaron diferentes tópicos relacionados con el VIH/sida; en el 2010 se agregaron los epidemiológicos y posteriormente de estomatología, MNT, discapacitados y de otras especialidades en correspondencia con  los principales problemas de salud del territorio. Los productos o servicios territoriales a partir de la irrupción de Infomed se diversificaron notablemente y otros ya existentes se modernizaron. (Tabla 3)

Tabla 3 Síntesis de los principales servicios que ofreció el CPICM entre 1990 y 2012.

De la Bibliotecología Médica a la Gestión de Información en Salud (GIS)

Los antecedentes de la formación de los profesionales de la información en salud provienen del  año 1968, etapa en que se  creó  en La Habana el  curso  para  técnicos medios en información científica. En 1969 se graduaron en el país los primeros 13 técnicos en información científica y a partir de esa fecha se iniciaron los cursos de Bibliotecología Médica en la escuela de técnicos, adscrita al Ministerio de Salud Pública con una duración de dos años y un semestre de práctica en una unidad de información.

De ese grupo, en el año 1970 se graduaron Eva Companioni Sánchez y Mireya González Gómez, primeras técnicas en Bibliotecología Médica de Sancti Spíritus, quienes iniciaron la organización de los fondos de la biblioteca del Hospital Provincial en 1969 y fueron sus fundadoras.

Estos cursos se prolongaron por 20 años, por lo tanto, las bibliotecas que ya existían y las que comenzaban a organizarse en las unidades asistenciales en todo el territorio espirituano, se nutrieron de un personal preparado con los requisitos establecidos por el Ministerio de Salud.¨ En el orden personal estoy satisfecha de la preparación técnica que he recibido. Considero que puedo desarrollar una efectiva labor en el trabajo informativo¨ 4.

La preparación del personal sobre el cual recargaría la mayor responsabilidad de la organización, ampliación y consolidación del Centro Provincial de Información posibilitó que  las bibliotecas de  las unidades de  salud  tuvieran un personal de nivel medio con conocimientos sobre terminología médica y técnicas aplicables en esta  rama del saber.  En 1981 el Centro Provincial de Información se convirtió en unidad docente de la escuela nacional de técnicos y en ese año ya se habían graduado ocho técnicos en Bibliotecología Médica en La Habana y en 1983 se produjo la primera graduación en la provincia.

En 1985 se graduaron  26 técnicos medios  y en  1988, 34. ¨(…) los bibliotecarios adiestrábamos y tutorábamos todas las actividades de los estudiantes conjuntamente con el Politécnico de La Salud.¨ (Testimonio. Mireya González Gómez.  Entrevista concedida a Felicia Pérez Moya el 12 de mayo. 2015.) Como puede apreciarse, ese fue el centro de estudio principal de los profesionales que incidieron directamente en la formación y evolución del sistema de bibliotecas en distintas etapas  de su desarrollo.

Estudios sobre la representatividad de las distintas categorías ocupacionales en la red de bibliotecas médicas de Sancti Spíritus, han mostrado la prevalencia de los técnicos medios graduados por el Ministerio de Salud en el desarrollo de la información científico-técnica, en la décadas del 80 y los 90 por encima de los grupos de administrativos, traductores, licenciados y dirigentes, quienes también jugaron un papel fundamental en la red.

En el año 1992 se produjo la última graduación de técnicos medios en Bibliotecología Médica. A partir de entonces comenzó la incorporación ascendente de técnicos de otros subsistemas de información al sector, al mismo tiempo, surgió Infomed, lo cual generó  la necesidad de ampliar y profundizar la capacitación de los profesionales, sobre todo, en el manejo de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.  Así, en el 2004 se creó nacionalmente la Licenciatura en Gestión de Información en Salud (GIS).

El Centro de Información incidió mediante diferentes vías en la formación de los universitarios que en su mayoría, actualmente, laboran en la red. La nueva carrera universitaria se organizó como curso regular para trabajadores y curso regular diurno. En Sancti Spíritus, se realizaron cuatro graduaciones, consecutivas entre el 2008 y 2011, en la Universidad de Ciencias Médicas.

Editorial Provincial de Ciencias Médicas

La Gaceta Médica Espirituana es uno de los productos informativos generados por el Centro de Información que en los últimos años adquirió mayor visibilidad nacional e internacional y publica números seriados cuatrimestralmente, además de suplementos y números especiales dedicados a diferentes temas científicos de interés. Su vertiginoso posicionamiento pudiera extrañarle a algunos, pero debe recordarse que su gestación se produjo en 1987 con la publicación del primer número de la Revista de Ciencias Médicas 3 de Diciembre,    (Fig. 5), denominación escogida en conmemoración al natalicio del ilustre médico Carlos J. Finlay. Sobre el logro de tan grandioso empeño, el Dr. José Manuel Castellón Mortera, nombrado como director considera que la principal causa fue haberse rodeado de personas que ayudaron mucho y que ¨(…) los compañeros del Centro realizaron una labor muy grande, aquí en Santi Spíritus no había experiencia ninguna de hacer una revista; fui a la imprenta varias veces, pero que va, no había forma, entonces se nos ocurrió la idea de hacerla en mimeógrafo, una revista en mimeógrafo y así  fue que logramos que  desde  septiembre del 87 que comenzamos la tarea, ya en diciembre teníamos  la revista en la mano¨  (Testimonio.  Castellón Mortera, José Manuel)

Fig. 5 Portada del primer número de la Revista de Ciencias Médicas 3 de Diciembre

Descripción: C:\Users\ely\Pictures\Nueva imagen.png

Desde su inicio, hubo preocupación porque en la revista estuvieran presentes todas las especialidades médicas de la provincia, incluyendo Estomatología y Enfermería. El Dr. José Manuel Castellón Mortera,  opina que por la calidad de los trabajos alcanzó prestigio internacional, sirviendo de canje con importantes publicaciones del continente americano y europeo, además de ser útil para la promoción de especialistas de 2do grado y cambios de categoría docente a un grupo de profesionales, en tanto, divulgaba los logros de la salud en la provincia. El envío de la revista a países de habla hispana, a instituciones y comités editoriales de revistas de América Latina y España dejó un saldo positivo pues con esta iniciativa se adquirió un importante número de revistas y libros puestos a disposición del personal de la salud del territorio. (Tabla 4)

Tabla 4 Obtención de literatura médica a través de la Revista de Ciencias Médicas 3 de Diciembre.

Canje

Donativo

Títulos

Ejemplares

n.o de

países

Institucional

Por solicitud de

autores

Títulos

n.o de

países

Títulos

n.o de

países

189

1700

19

33

11

23

5

A pesar de aquellos esfuerzos, la difícil situación del período especial provocó la interrupción de la revista en 1994. Los profesionales que participaron en su organización primero impresa en un mimeógrafo y después en la imprenta provincial, consideran que la experiencia del Comité de redacción compuesto por personalidades avalado por su trayectoria científica, valieron para que posteriormente a partir de 1999 se comenzara a editar la revista Electrónica Gaceta Médica Espirituana (GME) considerada una continuación de la Revista de Ciencias Médicas 3 de Diciembre. (Fig. 6)

El Centro Provincial de Información de las Ciencias Médicas y el Consejo Provincial de Sociedades Científicas de Sancti  Spíritus, acordaron editar la Gaceta Médica Espirituana (GME) en soporte electrónico aprovechando las facilidades que para ello ofrecieron los recursos automatizados y teniendo en cuenta que la edición, impresión y distribución de los documentos por los medios tradicionales es un proceso largo y costoso.

Fig.6  Revista electrónica Gaceta Médica Espirituana

Descripción: C:\Users\ely\AppData\Local\Microsoft\Windows\Temporary Internet Files\Content.Word\Nueva imagen.bmp

De esta manera, mediante artículos originales, presentación de casos, comunicaciones breves, editoriales y cartas al editor, se divulgó el quehacer científico y los resultados de investigaciones de la salud de la provincia la cual desde entonces, ha circulado por la red de Información nacional de Infomed, también con una periodicidad cuatrimestral.

Jornada provincial de bibliotecas médicas

Desde su creación el Centro Provincial de Ciencias Médicas formó parte del Programa de fortalecimiento del Sistema de Información Científico Técnica del territorio. El 28 de diciembre de1985  efectuó la primera Jornada de bibliotecas médicas en el Salón de actos del Hospital Provincial Docente Clínico Quirúrgico, surgida con el objetivo de evaluar los resultados de la actividad científica informativa en el territorio. (Fig. 7)

En esa edición también participaron técnicos y especialistas del Centro Nacional que expusieron experiencias y ponencias encaminadas a fortalecer la organización y reorganización de la red, como: La compatibilidad lingüística en las Ciencias Médicas, el Proyecto técnico del sistema automatizado nacional, las experiencias sobre la colaboración y la educación continuada en las ciencias de la salud.

Fig.7 Primera Jornada Bibliotecológica Médica

Descripción: C:\Users\ely\AppData\Local\Microsoft\Windows\Temporary Internet Files\Content.Word\Nueva imagen.png

Consecutivamente, mediante diversas modalidades de presentación de trabajos que mostraron el quehacer bibliotecario de la red provincial, entre 1985 y el 2012 se efectuaron 12 jornadas provinciales. (Tabla 5)

Tabla 5 Ediciones de la Jornada Provincial de bibliotecas médicas (1985-2012).

Cuadro de texto: 1985                  Primera. Con participación del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas (CNCM) 1986 y 1987      Segunda. Con carácter territorial 1988                  Tercera.  Desarrollada en la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) 2004                  Cuarta.    Coincidió con el nombramiento del CPICM 2005                  Quinta.    En homenaje a los 25 años de fundado el CPICM 2006                  Sexta.      Dedicada a los 20 años de fundada la FCM 2007 al 2012      Séptima a  la docena

Legado

Las investigaciones realizadas entre el 2000 y el 2010 reflejan que el principal legado del Centro Provincial de Información fue la percepción positiva de los usuarios sobre su principal misión. El personal médico, de enfermería, estomatólogos, técnicos, los estudiantes y otros profesionales de la salud reconocieron que el Centro dio oportunidades al desarrollo creativo, incidió en el mejoramiento del rendimiento académico y en la capacitación general de los usuarios, asimismo, facilitó el desarrollo de habilidades  para el uso de las tecnologías de la información y el apoyo a la educación en todos los niveles. (Fig. 8)

Entre las cuestiones subjetivas de importante envergadura que aportaron los usuarios sobresalen los criterios de distintos profesionales acerca de los motivos de asistencia a la biblioteca con el objetivo de obtener conocimientos sobre temas específicos y los estudiantes para profundizar en textos que les propiciaba una preparación docente general. También redimensionaron el entretenimiento y la práctica de la lectura de temas del agrado, así como para la profundización de la labor docente, la cotidianidad y para la realización de un mejor trabajo en la comunidad.

Fuente: Datos obtenidos en investigaciones realizadas entre el 2005 y 2010.

Los  cambios tecnológicos profundos que impactaron especialmente al CPICM: La creación de Infomed y la digitalización de la información, hicieron que desde mediados de la década de 1990 fuera transformándose, reorientándose y poniendo en práctica opciones que generaron nuevos usos e influyeron en el desarrollo profesional, académico, científico, personal e institucional. Uno de esos aciertos que hoy constituyen un amplio campo de desarrollo informacional es la creación de la red provincial mediante iniciativas emprendidas por grupos de trabajo cooperado. (Fig. 9)

Fig 9 Red Provincial de Salud

Concebir la obtención de información en otros soportes y hacerla asequible, produjo cambios en la manera en que interactuaron sus elementos esenciales y en las formas en que los usuarios percibieron los servicios, especialmente el de Alfabetización Informacional.

El legado laboral y profesional del Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas quedó cifrado en varios galardones recibidos, entre los que se destacan  los de Unidad Modelo de la salud, Certificado del IV Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), y la bandera Héroes del Moncada. También el Certificado como Mejor Centro a nivel provincial en el 1er trimestre de 1983, y Mejor Centro del Municipio en el cumplimiento del plan de ese año.

CONCLUSIONES

El Centro Provincial  de Información de Ciencias Médicas desde su creación se convirtió en una organización líder en el campo de la información científico técnica en ciencias de la salud en Sancti Spíritus, sustentado en la dinámica red de alto valor profesional y humano que ha creado, potenciado y estimulado.

Por las vivencias, descripciones, confesiones y apreciaciones que los sujetos han ofrecido y las indagaciones realizadas mediante el análisis documental, se puede aseverar que el Centro Provincial de Información por más de tres decenios constituyó un eslabón activo de producción de información y conocimientos. Que propició el acceso oportuno, eficiente y confiable a la información científica-técnica para la asistencia, la administración, la educación y la investigación de salud. Su decurso histórico se sustentó en una red humana  debidamente calificada, profesional, docente y científicamente comprometida con el bienestar y la salud en el territorio espirituano.  

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Del Valle Molina D. Sistema Nacional de Información de Ciencias Médicas: el inicio.  Acimed [Internet]. 2005 [citada: 25/05/15];13 (5). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol13_5_05/aci12505.htm

2. Percovich E, Ricardo J. Formación de la personalidad del médico latinoamericano. La Habana: Editorial Ciencias Sociales;1989 p.36-50.

3. Tardón E. Gestión de servicios bibliotecarios. En: José Luis Rojas Benítez (Comp.). Diseño de servicios de información. Selección de lecturas .La Habana: Editorial Félix Varela; 2003.p.91-105.

4. Cuba. BMN. Nueva graduación de técnicos medios en Bibliotecología Médica. Opiniones de las alumnas. Entrevista a Carmen Sánchez Sánchez. Boletín Información Corriente. 1978; XIII(27): 2.

Agradecimientos:

Se agradece la colaboración de Yanet Ríos Naranjo y  Mario Ángel Crespo Delgado, estudiantes de la carrera de medicina de la Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus, así como la del Dr. José Manuel Castellón y la de Mireya González Gómez (bibliotecaria), estos últimos jubilados del sector.

 

 

Recibido: 2015-11-02
Aprobado: 2015-11-10

 

 

Dra.C Felicia Pérez Moya. Universidad de Ciencias Médicas. Sancti Spiritus. Cuba.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License