SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número1Factores relacionados con la retención de los contenidos de Genética Médica en la formación médicaLa Didáctica en la preparación del personal docente: sugerencias del Dr. Juan Virgilio López Palacio índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


EDUMECENTRO

versión On-line ISSN 2077-2874

EDUMECENTRO vol.12 no.1 Santa Clara ene.-mar. 2020

 

ARTÍCULO DE POSICIÓN

El proceso investigativo desde una mirada cuestionadora, problematizadora y dialéctica

The research process from a questioning, problematizing and dialectical perspective

Janette Velazco Guelmes1  * 

Esperanza Lucía Guelmes Valdés2 

Yakelín Gómez Morales2 

1Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba.

2Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Villa Clara. Cuba.

RESUMEN

Introducción:

la investigación resulta un proceso complejo si las personas que la realizan son maestros noveles que intentan dar solución a problemas identificados en su práctica pedagógica.

Objetivo:

analizar desde una mirada problematizadora y dialéctica el proceso investigativo tomando como referencia “los seis humildes sirvientes” de Rudyard Kipling.

Métodos:

se presenta el resultado de la experiencia de las autoras obtenido a través de su participación en eventos, discusiones, debates científicos, asesoría de tesis de maestrías y tribunales en defensa de doctorados. Se consultaron textos de Rudyard Kipling (1865-1936), de donde se seleccionó el analizado, artículos elaborados por las autoras y publicados en revistas internacionales; además de otras fuentes impresas y digitalizadas de pertinencia con el tema, utilizando buscadores reconocidos.

Desarrollo:

se enfatiza en la necesidad de enfrentar el proceso investigativo desde el inicio con una actitud cuestionadora que encamine un proceso de problematización desde la práctica y la teoría. Las autoras se apoyan en las seis preguntas básicas formuladas por Kipling quien, aunque no las formuló con el propósito de orientar el trabajo de investigación, les atribuyó un valor inapreciable en la adquisición del conocimiento y han sido utilizadas con este fin por diversos autores en disímiles ramas y especialidades.

Conclusiones:

se demostró la eficacia de aplicar “los seis humildes sirvientes” del escritor inglés Rudyard Kipling (1865-1936) al vincularlos con categorías específicas de la investigación y su utilidad para emprender este difícil proceso, sobre todo dirigido a maestros noveles que intentan dar solución a problemas identificados en su práctica pedagógica pero sin experiencia como investigadores.

DeSC: conducta exploratoria; investigación; proyectos de investigación; aprendizaje; educación médica

ABSTRACT

Background:

researching is a complex process if the people who carry it out are new teachers who try to solve problems identified in their pedagogical practice.

Objective:

to analyze the researching process from a problem-solving and dialectical perspective, taking as reference "the six humble servants" of Rudyard Kipling.

Methods:

the result of the experience of the authors obtained through their participation in events, discussions, scientific debates, advice on master´s thesis and examining boards in defense of doctorates is presented. Texts by Rudyard Kipling (1865-1936) were consulted, from which the analyzed one was selected, articles prepared by the authors and published in international journals; In addition to other printed and electronic sources of relevance to the subject, using recognized search engines.

Development:

the need to face the researching process from the beginning is emphasized with a questioning attitude that guides a problem-solving process from practice and theory. The authors rely on the six basic questions asked by Kipling who, although he did not ask them for the purpose of guiding the research work, he attributed them an invaluable value in the acquisition of knowledge and they have been used for this purpose by various authors in dissimilar branches and specialties.

Conclusions:

the effectiveness of applying “the six humble servants” of the English writer Rudyard Kipling (1865-1936) was demonstrated by linking them to specific categories of research and their usefulness to undertake this difficult process, especially aimed at novice teachers trying to give solution to problems identified in their pedagogical practice but without experience as researchers.

MeSH: exploratory behavior; research; research design; learning; education, medical

INTRODUCCIÓN

Todos los comienzos son difíciles, mucho más si se trata de una actividad compleja como es la investigación, especialmente si las personas que la realizan no son investigadores expertos, sino maestros comprometidos con su profesión que intentan dar solución a problemas identificados en su práctica pedagógica.

Las experiencias en este sentido demuestran el posible desaliento de un investigador novel, la sensación de estar ante un obstáculo superior a sus fuerzas, lo cual en ocasiones conducen a la idea de que faltan aptitudes para incursionar en este campo; sin embargo, no pueden obviarse cualidades como la perseverancia, la tenacidad, la voluntad y la paciencia, sin olvidar, desde luego, el talento.

Machado Bermúdez1, Chávez2 y Pérez Rodríguez et al.3 resaltan la importancia de la vinculación con las necesidades concretas del desarrollo económico y social, y reiteran que ninguna investigación puede justificarse por satisfacer la curiosidad personal del investigador o sus aspiraciones sociales; posición que comparten los autores de este artículo ya que el objetivo de una investigación no puede verse al margen de la transformación de la realidad, sino ofreciendo solución a una necesidad concreta que en el caso de los maestros se deriva de su práctica pedagógica.

En el período inicial resulta indispensable que el maestro-investigador adopte una posición cuestionadora que lo vaya llevando a discriminar bien el problema científico a diferencia de otros que con este se interrelacionan en la realidad, y al mismo tiempo aprovechar todas las experiencias de su práctica pedagógica a fin de enmarcar de manera adecuada las aristas del problema y determinar a cuál de ellas dirigirá el estudio propuesto.

Se requiere además situar las posiciones teóricas existentes con relación al problema y tomar una serie de decisiones iniciales que repercutirán durante todo el proceso investigativo. Es en este período inicial donde comienza un proceso de problematización que conducirá, no solo a formular adecuadamente el problema científico, sino que irá revelando características esenciales del objeto de la realidad que estudiará desde el prisma del sujeto que investiga, y que ayudará a dirigir el proceso investigativo para conducirlo como eso: un proceso con carácter sistémico, con un fin determinado y que puede favorecer procesos posteriores.

Estas reflexiones conducen a las autoras a cuestionamientos que resultan básicos para cualquier profesional no experimentado en el campo de la investigación que pretenda resolver por esa vía los problemas de su práctica. Es en esta cadena de razonamientos viene a la mente el famoso escritor inglés Kipling (Bombay, India Británica, 30 de diciembre de 1865-Londres, Reino Unido, 18 de enero de 1936) quien fuera escritor y poeta, autor de relatos, cuentos infantiles, novelas y poesías. Sus detalles biográficos pueden ser consultados en el URL: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/k/kipling.htm. En 1902 escribió una colección de cuentos cortos para niños en su obra “Just So Stories for Little Children”,4 los cuales tienen un carácter fantástico. En uno de ellos formuló seis preguntas básicas que han sido utilizadas por diversos autores para configurar una buena información en diferentes ramas y especialidades. A ellas el escritor les atribuyó un importante papel en la adquisición del conocimiento, y así lo han demostrado los que se han inspirado en él y han utilizado sus “seis honestos sirvientes” de manera consecuente y en correspondencia con objetivos concretos; a continuación el fragmento de interés para este artículo:

Tengo seis honestos sirvientes

(me enseñaron todo lo que sé);

sus nombres son Qué y Por qué y Cuándo

y Cómo y Dónde y Quién.

Las autoras se propusieron como objetivo: analizar desde una mirada problematizadora y dialéctica el proceso investigativo tomando como referencia “los seis humildes sirvientes” de Rudyard Kipling.

MÉTODOS

Se presenta el resultado de la experiencia de las autoras obtenido a través de su participación en eventos, discusiones, debates científicos en el marco de varios cursos posdoctorales, asesoría de tesis de maestrías y doctorados, y como tribunales en defensas del doctorado en ciencias pedagógicas desarrollados en la región central del país. Se consultaron textos escritos por el escritor inglés Rudyard Kipling (1865-1936), de donde se seleccionó el que es motivo de análisis, artículos previamente elaborados por las autoras y publicados en revistas internacionales; además de otras fuentes impresas y digitalizadas de pertinencia con el tema, utilizando los buscadores más reconocidos.

DESARROLLO

La primera pregunta Qué parece reflejar directamente el momento en que el maestro identifica un problema en el ejercicio de su práctica pedagógica; pero todos necesitan ser investigados para su solución. En algunos casos se deben a diversas razones y no necesariamente se resuelven a través de la investigación sino de la adopción de medidas profesionales o administrativas; en otros, la solución depende más bien de la preparación o superación del maestro para acometer con éxito su trabajo.

Al respecto, manifiestan Ruiz Aguilera,5 Sánchez Valtierra6 y Grau et al.7 que el problema de investigación es el inicio o detonador de toda indagación, es lo que desencadena el quehacer científico. Regularmente constituye una dificultad, lo que se quiere averiguar, explicar y/o resolver. En la práctica diaria se confunde la definición de problema cotidiano, social o científico.

Para cualquier persona el desconocimiento o la carencia de algo puede ser un problema desde el punto de vista individual; por otra parte, una situación dada, bien sea en las instituciones escolares o en un territorio determinado, puede ser un problema para la educación, pero no necesariamente constituye un problema científico desde el punto de vista epistemológico.

“El problema no representa un momento estático, inicial; da origen a un conjunto de operaciones determinadas a partir de él, orientadas a la producción de un resultado entendido como respuesta a las hipótesis que se derivan del problema”, según plantea González Rey.8. Este autor lo define como parte activa e inseparable de todo el proceso de construcción del conocimiento, se desarrolla dentro del propio curso de la investigación, se modifica, e incluso puede formar parte de otro problema dentro de este proceso.

Para poder determinar qué se investiga, el maestro debe poseer experiencia suficiente, de manera que cuente con un grado de familiarización elemental y con antecedentes significativos que les permitan la identificación personal con la tarea. No puede olvidarse que es en la práctica donde surgen las necesidades y dificultades, y que a ella corresponde el primer eslabón de la construcción del conocimiento, por lo que se debe hacer un estudio pormenorizado del problema que se observa en la realidad; no de forma aislada, sino dentro del contexto en que este se da, ya que por lo general, no existe solo un problema sino un sistema de problemas interrelacionados que no pueden obviarse a la hora de organizar un estudio investigativo.

Ahora bien, esa misma práctica de donde surgen las necesidades y dificultades no puede aislarse de la teoría, por lo que el investigador debe encaminar sus acciones no solo a analizar y esclarecer el problema desde la práctica, sino a precisar sus manifestaciones en la situación determinada, y posteriormente discriminar las condiciones existentes tanto en el plano práctico como teórico, lo que le propiciará el conocimiento esencial para la solución del problema, le permitirá determinar las insuficiencias o carencias del conocimiento existente para establecer la dirección de la actividad investigativa, e incluso llegar a pensar en soluciones anticipadas sobre la base de la exploración realizada.

Las posiciones anteriores llevan a las autoras a reflexionar nuevamente sobre el inicio de la investigación y a considerar la pertinencia de referirse a su proceso de problematización, visto este no solo como la formulación del problema científico -aspecto que describen todos los textos de metodología de la investigación-, sino como todo un proceso a través del cual el investigador, situado en el contexto en el que se da el objeto, realiza toda una serie de acciones encaminadas a analizar, esclarecer el problema en el marco de espacio y tiempo en que se da, precisar sus manifestaciones en la situación determinada, discriminar las condiciones y las relaciones implícitas en el objeto, determinar las condiciones existentes tanto en el plano teórico como práctico sobre la base de la necesaria vinculación teoría-práctica, determinar qué tipos de conocimientos resultan esenciales para su solución del problema, precisar cuáles son las insuficiencias del nivel de conocimientos a fin de establecer los puntos centrales acerca de los cuales deberá recaer de manera priorizada la actividad investigativa, y anticipar y proyectar posibles soluciones sobre la base de su indagación y exploración.

Este proceso de problematización no se limita a la determinación y formulación del problema, que lo incluye; sino que como todo proceso se mantiene en los diferentes momentos de la investigación, aun en el resultado que se obtenga.

Desde la dialéctica, los procesos lógicos en la investigación se manifiestan a través de todo su desarrollo y esa unidad es la que permite la obtención del nuevo conocimiento. Esto solo es posible a partir de la interrelación entre lo teórico y lo empírico, lo sensorial y lo racional, lo objetivo y lo subjetivo, lo lógico y lo histórico. Por ello es posible obtener un nuevo conocimiento en el proceso de ascenso de lo abstracto a lo concreto. En consecuencia, se asume el proceso de problematización como un contenido que inicia conjuntamente con la investigación y que permite el tránsito desde lo conocido hacia lo desconocido para obtener un nuevo conocimiento, el cual es el resultado de la investigación como un todo, y por ende, constituye la solución al problema que se ha venido transformando. En la Figura 1 se muestra cómo se manifiesta este proceso.

Fig. 1 Proceso de problematización en la etapa inicial de la investigación. 

Por otra parte, durante todo este proceso inicial en torno al problema, va emergiendo otra parte sustancial del Qué investigar: el objeto de la investigación, el cual debe verse como el referente a partir del cual surge la investigación y hacia el que debe dirigirse la búsqueda científica.

En esta línea de razonamientos, el investigador debe llegar a establecer una adecuada relación entre el objeto real que existe independientemente de la voluntad del investigado y se da en un contexto determinado, y el conocimiento existente en su teoría. Esta relación, mediada por el sujeto a través de sus posiciones, experiencia, conocimientos y a través de una actividad teórico-valorativa permitirá determinar con precisión el objeto de la investigación, representado en la Figura 2.

Fig. 2 Determinación del objeto de la investigación 

El problema puede verse como la situación propia de un objeto que provoca una necesidad en un sujeto, el cual desarrollará una actividad para transformar la situación mencionada y resolver el problema. Es objetivo por ser una situación presente en el objeto; pero es subjetivo pues para que exista el problema, la situación tiene que generar una necesidad en el sujeto. Se manifiesta externamente en el objeto y es consecuencia del desconocimiento de elementos y relaciones que existen en él. El planteamiento del problema científico es la expresión de los límites del conocimiento científico actual que genera la insatisfacción en el sujeto: la necesidad.

De acuerdo con Marx:9 “La investigación debe apropiarse pormenorizadamente de su objeto, analizar sus distintas formas de desarrollo y rastrear su nexo interno. Tan solo después de consumada esta labor, puede exponerse adecuadamente el movimiento real. Si esto se logra y se llega a reflejar idealmente la vida de ese objeto, es posible que al observador le parezca estar ante una construcción apriorística”.

Según plantean Ruiz Aguilera,5) Sánchez Valtierra6 y Martínez Llantada10) la problematización es un proceso cuestionador del investigador, una clarificación del objeto de estudio y/o un trabajo de localización/construcción del problema de investigación. Añaden los referidos autores que el investigador interroga, cuestiona, discute, polemiza. En relación con la clarificación del objeto, el investigador debe definir el marco de referencia (contexto de su problema, espacio y tiempo), establecer relaciones entre componentes (de causalidad, de antecedente-consecuente, temporal, esencia-accidente, acción-reacción, causa-efecto) localizar, y construir sobre la base de lo observable.

Los problemas que identifica el maestro en su contexto como resultado de su experiencia práctica son manifestación del fenómeno desde lo empírico, particular y concreto pero también son reflejos de lo abstracto y general que subyace en la teoría. El método dialéctico asume que no se pueden desconocer las condiciones concretas en las que se manifiesta el objeto, lo que conlleva considerar las condiciones, lugar y tiempo en que se manifiesta el fenómeno, de ahí que el estudio de un determinado objeto con fines investigativos implique el establecimiento de los niveles de generalidad implicados, en otras palabras, precisar a qué nivel, dentro del sistema educativo, corresponde el estudio en cuestión. Esta clarificación facilitará la predicción hipotética y la previsión del alcance y nivel de generalización del resultado esperado en la investigación.

La problematización como proceso central durante el desarrollo de una investigación, se aprecia en la Figura 3. Permite ver la investigación como un proceso donde se parte de un problema identificado en la práctica y donde a través de la actividad teórico-valorativa del sujeto se llega a establecer el objeto de la investigación o del conocimiento. Y es a partir de ahí que van emanando los llamados elementos del diseño teórico-metodológico de la investigación como proyecto de lo que se planifica hacer durante el tiempo disponible para la realización del estudio.

Fig. 3 La sistematización dentro del proceso investigativo. 

El planteamiento hipotético anuncia la posible solución del problema y será más o menos categórico en dependencia del objeto de la investigación y de la concepción metodológica general o camino metodológico que se asuma. Es a partir de estas definiciones que el investigador seleccionará los métodos particulares que necesite para encauzar un proceso investigativo que deberá ofrecer cierto resultado dirigido a influir positivamente sobre el problema identificado inicialmente en la realidad o resolverlo y que contendrá en sí mismo los elementos necesarios para nuevas investigaciones.

El problema que se estudia puede ser determinado a partir de la práctica pedagógica, pero en el análisis y problematización con respecto al objeto de estudio deben quedar bien delimitados sus rasgos esenciales, lo que permite valorar elementos concretos y abstractos, prácticos y teóricos, siempre en correspondencia con el nivel de generalización determinado. De tal forma, el abordaje investigativo de un problema que a primera vista pudiera parecer eminentemente práctico, puede reflejar las leyes y regularidades del objeto y ofrecer determinada elaboración general a partir de lo particular; así tributaría también a la teoría, constituyendo todo un sistema de conocimientos sobre el objeto en estudio donde se vinculan lo teórico y lo práctico.

La teoría no deja de ser válida para los contextos locales, pero cada objeto tiene sus manifestaciones singulares y las que se revelen pueden asumirse como teoría con relación al objeto. Aunque no representen una teoría general, se obtiene un nivel de teorización puesto que ella no es siempre un sistema mediato, abstracto, con relación al conocimiento que se genera, que se produce en relación con lo general-particular, lo abstracto-concreto.

La pregunta Por qué vinculada a la anterior, apunta hacia la transformación de la realidad que se espera obtener mediante una intervención que posibilite la solución o mejoramiento del problema en ella identificado; aspecto que resulta de importancia en el momento de problematizar dado por la proyección inicial que hace el investigador con respecto a los resultados que pretende alcanzar a través de la investigación, y que generalmente se expresa en el objetivo. Para tener claridad en un posible resultado resulta imprescindible el análisis de lo existente, sus limitaciones, insuficiencias y carencias. Esta negación de lo viejo, lo existente, permite una aproximación al estado deseado, siempre visto como una transformación que representa una etapa superior en el desarrollo del objeto estudiado (negación de la negación) y que no puede ser considerada como definitiva pues es susceptible a nuevos cambios y transformaciones posteriores, según Sánchez Valtierra.6

Directamente relacionadas con las preguntas Qué y Por qué, las respuestas a Cuándo, Cómo, Dónde y Quién deberán proyectarse al inicio de la investigación e irse develando durante el proceso investigativo teniendo como centro la problematización permanente; apuntan a decisiones sobre el tiempo y lugar en que se ejecutarán las acciones (Cuándo y Dónde), el método general, Añorga Morales,11 Guelmes Valdés et al.,12 Guelmes Valdés et al.,13 Guelmes Valdés et al.14) y Fernández González,15 el camino metodológico que se seguirá en la investigación, así como los métodos particulares que se asumirán durante el proceso (Cómo) y hacia las personas que participarán o intervendrán durante el desarrollo de la investigación (Quién).

Las respuestas a cada uno de estas interrogantes irán revelando elementos básicos para el desarrollo investigativo: problema, objeto, planteamiento hipotético, determinaciones de tiempo y lugar para el cumplimiento de las tareas investigativas, método general y métodos particulares en correspondencia con el camino metodológico asumido, sujetos que participarán en la investigación: población, muestra, grupo de estudio u otras variantes según el tipo de investigación, criterio coincidentes en los estudios de Hernández Sampieri et al.,16 Ponce Vargas JM.,17 Rodríguez Gómez et al.18) y Guelmes Valdés et al.14

Independientemente de que con toda seguridad Rudyard Kipling no pensó en un proceso investigativo al aludir a sus “seis humildes sirvientes”, las preguntas por él formuladas de hecho resultan básicas para acceder al conocimiento, y útiles para un maestro-investigador que se empeña en transformar la realidad educativa para su mejoramiento a través de la ciencia. Vinculadas a esta situación, quizás pudieran sugerirse nuevos sirvientes tales como Cuánto, Cuál(es), Para qué, y otros que apunten directamente a nuevos elementos de la investigación; pero los seis mencionados por el escritor inglés en su poema, tienen plena vigencia y resultan útiles al realizar un estudio sobre la base de un espíritu cuestionador y problematizador sin perder de vista el carácter dialectico que debe caracterizar a las investigaciones que se realicen en el contexto educacional cubano. Según Lorences González et al.19 y Lorences González20) un resultado proveniente de un proceso investigativo, organizado y desarrollado de esta forma, logrará resultados que satisfagan las necesidades educativas inherentes a la sociedad cubana actual.

CONCLUSIONES

En el presente artículo se han abordado cuestionamientos necesarios para orientar e impulsar el trabajo de los maestros con vistas a provocar cambios y transformaciones que contribuyan a elevar la calidad de la educación sobre la base de un quehacer científico orientado desde una mirada cuestionadora, problematizadora y dialéctica del proceso investigativo. Se sugiere por tanto, un inicio cuestionador que tiene como escenario la práctica pedagógica de los maestros y un proceso orientado hacia la problematización permanente partiendo del abordaje de las categorías: proceso de problematización, problema científico, objeto real y objeto de la investigación, planteamiento hipotético, método general y métodos particulares de la investigación, entre otras tomando en consideración las experiencias de sus autoras.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Machado Bermúdez R. Cómo se forma un investigador. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1985 [ Links ]

2. Chávez J. La investigación educativa en América Latina. La Habana: ICCP; 1996. [ Links ]

3. Pérez Rodríguez G, García G, Nocedo I, García M. Metodología de la investigación educacional. Primera parte. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1996. [ Links ]

4. Kipling R. Just So Stories. UK: British Library Add; 1902. [ Links ]

5. Ruiz Aguilera A. Fundamentos de la Investigación Educativa. En: Metodología de la Investigación Educacional. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2005 [ Links ]

6. Sánchez Valtierra J. Práctica docente. Métodos de investigación mixto: un paradigma de investigación cuyo tiempo ha llegado. México: Generación Googleinstein; 2013. [ Links ]

7. Grau R, Rojas M, Correa C. Metodología de la investigación. Colombia: Universidad de Ibagué; 2004 [ Links ]

8. González Rey F. Epistemología cualitativa y subjetividad. La Habana: Editorial Pueblo y Educación. 1997. [ Links ]

9. Marx C. El Capital. t.2. Moscú: Editorial Progreso; 1976. [ Links ]

10. Martínez Llantada M. Los métodos de investigación educacional: lo cuantitativo y lo cualitativo. En: Metodología de la Investigación Educacional. Desafíos y polémicas actuales. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2005. [ Links ]

11. Añorga Morales J. Apuntes sobre el enfoque dialéctico en el modelo teórico de la investigación. Información para investigadores de la Educación Avanzada. Bolivia. Sucre. La Habana: Instituto Superior Pedagógico "Enrique José Varona"; 1999. [ Links ]

12. Guelmes Valdés E, Salmerón E. Concepción dialéctico-materialista sobre el proceso de problematización en la investigación pedagógica. En: El tutor en la formación de aspirantes a grado científico. La Habana: Editorial Educación Cubana; 2010. [ Links ]

13. Guelmes Valdés EL, Carballo Barco M. Reflexiones actuales en torno al camino metodológico en las investigaciones pedagógicas. Revista Universidad y Sociedad [Internet]. 2017 [citado 25/06/2019];9(3):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2218-36202017000300045&lng=es&tlng=esLinks ]

14. Guelmes Valdés E, Nieto E. Algunas reflexiones sobre el enfoque mixto de la investigación pedagógica en el contexto cubano. Universidad y Sociedad [Internet]. 2015 [citado 25/06/2019];7(1):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/rus/v7n1/rus03115.pdfLinks ]

15. Fernández González AM. La investigación educativa desde un enfoque dialéctico. [CD-ROM]. La Habana: Memorias del Congreso Pedagogía 2005; 2006. [ Links ]

16. Hernández Sampieri R, Fernández Collado C, Baptista Lucio P. Metodología de la Investigación. 6ed. México: McGraw-Hill Interamericana; 2014. [ Links ]

17. Ponce Vargas JM. El método dialéctico en la formación científica de los estudiantes de pedagogía. Actualidades Investigativas en Educación [Internet]. 2018 [citado 23/05/2019];18(3):[aprox. 21 p.]. Disponible en: https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-47032018000300147Links ]

18. Rodríguez Gómez GJ, Gil Flores E, García Jiménez E. Metodología de la Investigación Cualitativa. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2008. [ Links ]

19. Lorences González J, Santana G. Fundamentos filosóficos, pedagógicos y epistemológicos de la concepción dialéctico-materialista de la investigación pedagógica. El tutor en la formación de aspirantes a grado científico. Santa Clara: Universidad de Ciencias Pedagógicas; 2010. [ Links ]

20. Lorences González, J. Concepción dialéctico materialista sobre la elaboración de resultados en la investigación pedagógica y de su introducción en la práctica. El tutor en la formación de aspirantes a grado científico. Santa Clara: Universidad de Ciencias Pedagógicas; 2010. [ Links ]

Recibido: 16 de Octubre de 2019; Aprobado: 04 de Diciembre de 2019

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: yanettevg@infomed.sld.cu

El autor declara no tener conflicto de intereses

Janette Velazco Guelmes: recopilación de información y redacción de informe final de investigación.

Esperanza Lucía Guelmes Valdés: recopilación de información y redacción de informe final de investigación.

Yakelín Gómez Morales: recopilación de información y redacción de informe final de investigación.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons