SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.14Researching competences in Nursing professionals of Primary Health Care: urgent needTeaching and care actions of female surgeons: a view from Cuban society author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


EDUMECENTRO

On-line version ISSN 2077-2874

EDUMECENTRO vol.14  Santa Clara  2022  Epub Jan 01, 2022

 

CARTA AL EDITOR

Visión preventiva de José Martí en el contexto actual de la salud pública cubana

José Martí's preventive vision in the current context of Cuban public health

Teresa de los Ángeles Casanova Rodríguez1 
http://orcid.org/0000-0003-3475-5375

Caridad Casanova Rodríguez2 
http://orcid.org/0000-0002-7314-1950

Georgina María Díaz Serrano1  * 
http://orcid.org/0000-0002-3913-9013

1 Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Hospital Universitario Clínico-quirúrgico “Arnaldo Milián Castro”. Santa Clara. Villa Clara. Cuba.

2 Universidad de Cienfuegos “Carlos Rafael Rodríguez”. Cienfuegos. Cuba.

Sra. editora:

José Julián Martí y Pérez es la figura más grande de Cuba en el siglo XIX como poeta, periodista, revolucionario cabal de su tiempo y para todos los tiempos, y escritor de una vasta obra llena de inspiración y patriotismo. Sin embargo, existe una arista de este grande pensador latinoamericano, no muy conocida por la mayoría de los cubanos, incluyendo a los médicos de la actualidad.1

Incursionó en algunos aspectos de las ciencias de la salud. Escribió acerca de la higiene y la epidemiología, definió sabiamente cuál es la verdadera medicina, examinó con profundidad los problemas de la pobreza y miseria de los pueblos latinoamericanos, y fue precursor del planteamiento de la responsabilidad del Estado en cuanto a la preocupación y solución de los problemas de salud-enfermedad de los pueblos.2

El pensamiento de Martí sobre la prevención en salud, su proyección en este campo y su visión sobre los problemas salubristas que aquejaban a los pobres son palabras válidas, tanto para aquellos tiempos, hace casi 130 años, como para hoy.1

Escribió sobre la higiene en todas sus manifestaciones (urbana y rural, del trabajo escolar, de la nutrición y de los alimentos). Identificó la miseria y la situación del medio ambiente como condicionantes de enfermedades, mientras indicó el deber de los funcionarios públicos y de las instituciones representativas de ocuparse y dar atención a estos problemas graves que afectan a la comunidad.1

Expresó en 1882: “La verdadera medicina no es la que cura, sino la que precave: la higiene es la verdadera medicina”.2 Podemos aplicar esta idea a la situación actual que atraviesa el enfrentamiento a la COVID-19, una crisis no imaginada en el mundo donde ningún país o sector ha podido escapar de ella. Enfrentar la pandemia en el campo sanitario, uno de los más afectados de manera general, ha requerido un gran esfuerzo organizativo y de recursos del que no ha estado exento ninguna nación.3

El ideario martiano está presente en el fundamento de la medicina cubana actual que, desde el inicio del gobierno revolucionario cambió su óptica de curativa a preferentemente preventiva. Los diferentes programas de salud planificados, organizados y controlados en el país son muestras de ello.3

La universidad cubana actual tiene la misión de formar integralmente a los profesionales cubanos de la salud y de otras latitudes para prestar servicios de excelencia y cumplir compromisos salubristas, formados en los valores fundamentales: dignidad, patriotismo, humanidad, solidaridad, responsabilidad, laboriosidad, honradez, honestidad y justicia. Todo ello permitirá alcanzar un pensamiento científico-técnico que permita satisfacer las necesidades globales de salud.3

Los profesionales de la salud demuestran cada día el cumplimiento de los preceptos martianos cuando realizan misiones internacionalistas y son capaces de enfrentar grandes retos y peligros para ayudar a otros seres humanos que lo necesitan, ejemplo de ello son las brigadas del Contingente “Henry Reeve”, que han laborado tanto en Cuba como en el exterior. Es importante destacar los tres componentes que definen el modelo cubano de gestión sanitaria para el enfrentamiento a la COVID-19: el área epidemiológica, la organización de los servicios de salud y la gestión desde la ciencia y la innovación.4

En cuanto a la responsabilidad del Estado en la solución de los problemas de salud, Martí representa uno de los pioneros en el continente americano que relacionó la miseria y la pobreza con la salud y la enfermedad.1 La estrecha unión del médico y la enfermera con la comunidad y la participación de las masas en la solución de sus problemas de salud continuarán determinando los cambios positivos y posibilitará alcanzar nuevas metas en los indicadores de salud de la población.

El pueblo cubano goza de la protección del gobierno y su partido comunista, los que han dispuesto una serie de medidas, algunas de las cuales han tenido sin duda un alto costo económico, y es que no puede olvidarse que en este país, asediado por el más cruel bloqueo, cada vida cuenta, porque justamente: “En prever está todo el arte de salvar”,2) como señaló José Martí. La aparición de la COVID-19 no tomó al gobierno cubano por sorpresa en la tarea de salvar vidas porque fueron adoptadas las medidas pertinentes.

En síntesis, al estudiar el ideario martiano y la materialización de lo más puro de su pensamiento se comprueba que está presente en cada obra de la Revolución en el sector de la salud: en cada motivación, propósito, objetivo o accionar; en la aplicación del método científico, en la actualización y desarrollo en la enseñanza y la práctica médicas; en su extensión a otros continentes echando la suerte con los pobres de la tierra como hombres sinceros de donde crece la palma; cultivando rosas blancas y propiciando la comunicación dialógica y llevando la ciencia unida al mejor medicamento: el amor, el cual ha hecho posible el reconocimiento del mundo a la Cuba solidaria; porque con el sentido de pertenencia enseñado por Martí y la continuación impregnada por el líder heroico e imperecedero de la Revolución, se ha demostrado el concepto de patria, que no se circunscribe al archipiélago cubano, sino que como dijera el apóstol: “Patria es humanidad”.2

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Toledo Curbelo GJ. El pensamiento preventivista en José Martí. Rev Cubana Hig Epidemiol [Internet]. 2005 [citado 06/10/2020];43(1):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-30032005000100008Links ]

2. Valdés Galarraga R. Diccionario del pensamiento martiano. 4ed. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales; 2007. [ Links ]

3. Elizarde Gálvez MG, Plá García A, Friera Bacallao A, Solares Carreño J C, Nieves Sardiñas BN. El pensamiento de José Martí en la salud pública cubana. Rev Med Electron [Internet]. 2016 [citado 06/10/2020];38(3):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242016000300025Links ]

4. Portal Miranda JA. Intervención del Dr. José Ángel Portal Miranda, Ministro de Salud Pública, en la Asamblea Nacional del Poder Popular. [Internet]. Infomed: Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud; 2020. Disponible en: https://instituciones.sld.cu/socientificas/2020/10/29/intervencion-del-dr-jose-angel-portal-miranda-ministro-de-salud-publica-en-la-asamblea-nacional-del-poder-popular/Links ]

Received: October 29, 2020; Accepted: February 20, 2021

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: georginads@infomed.sld.cu

Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

Conceptualización del artículo, confección y revisión del informe final: Teresa de los Ángeles Casanova Rodríguez, Caridad Casanova Rodríguez y Georgina María Díaz Serrano.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons